El EMBROLLO ANDALUZ (IIª PARTE) 10.05.2015

Posted on mayo 10, 2015

0


El embrollo andaluz (IIª PARTE)*

Ignacio Trillo

La candidata socialista a presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, no superó la segunda votación para su investidura

La candidata socialista a presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, no superó la segunda votación para su investidura.

Tras las recientes elecciones andaluzas, el escándalo con fuerte algarabía estalló en el estreno del nuevo Parlamento de Andalucía, protagonizado por el PSOE-A y el PP ante el reparto de los puestos de la Mesa de la Cámara, tal como ya se describió en la primera parte publicada de este análisis sobre “el embrollo andaluz”.

No era de recibo que tras los resultados electorales habidos en las urnas no empezara la legislatura con un clima de pactos, consenso y diálogo político.

Sin embargo, esta inauguración, tuvo otras connotaciones aún más graves que las que pudieron apreciarse de manera superficial y derivadas de la bronca. Hasta pudieron pasar desapercibidos por muchas de las neófitas señorías que desconocen el fondo de cómo ha venido funcionando en la autonomía andaluza la maquinaria del poder socialista que ya perdura gobernando Andalucía treinta y tres años de forma ininterrumpida, aunque tuviera un primer ciclo político donde no fueron así sus formas y hasta con actuaciones de gloria.

Susana Díaz, aplaudiendo el nombramiento, a propuesta suya y con el único voto de los parlamentarios socialistas, del nuevo presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, secretario general del PSOE-A de Córdoba, sancionado por el Banco de España y con levantamiento ilegal de bienes.

Susana Díaz, aplaudiendo el nombramiento, a propuesta suya y con el único voto de los parlamentarios socialistas, del nuevo presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, secretario general del PSOE-A de Córdoba, sancionado por el Banco de España y con levantamiento ilegal de bienes de la Seguridad Social.

Profundizo aquí, por tanto, en el por qué se produjo y a qué obedecieron esos nombramientos para la Mesa de la Cámara, patrocinados por la presidenta en funciones, Susana Díaz, que en lógica, previamente habían sido asumidos por la dirección del PSOE-A, y que conllevaron la unanimidad en la votación del Pleno, pero por parte exclusivamente de los parlamentarios autonómicos socialistas, sin negociación alguna y en consecuencia con el rechazo de los demás. Mal inicio.

Estuvieron enmarcados en una estrategia de partido que viene de tiempo atrás y que parece que tiene visos de prolongarse. Forma parte de la misma operación que lleva a la estructura orgánica del PSOE-A a parasitar y prostituir políticamente a las instituciones andaluzas, dificultando cualquier alternancia política, incluso tragándose a quienes han osado a firmar acuerdos con la formación que, tras Chaves y Griñán, lidera ahora Susana Díaz.

Además, ha sido el caldo de cultivo para los casos de corrupción económica, como el de los ERE falsos o el de los cursos de formación, donde la propia maraña del ovillo liado, hace que en los `affaires´ habidos no sea fácil detectar ni desentrañar la interrelación de la red clientelar de la Junta de Andalucía en la que conviven y conspiran junto al PSOE-A, sectores sindicales, patronales, y empresariales, como ejes sobre la que gravita la malla existente. Tampoco colabora en esa necesaria claridad, la jueza instructora, Ayala, en las diligencias que practica, por sus excesos, interrupciones, extralimitaciones, empecinamientos interesados, acumulación de sumarios y revelación con prisma de generalización a todas las esferas. Veremos en qué acaban finalmente tantos tomos diligenciados de complejo manejo judicial.

Pues bien, no fue casualidad que para cubrir la cuota parlamentaria socialista en la Mesa de la Cámara, fueran elegidos, sin consenso y por tanto con el único voto del PSOE-A, que no logró en las pasadas elecciones autonómicas la mayoría absoluta, la propuesta que realizó Susana Díaz, consistente en designar como presidente del Parlamento, al secretario de los socialistas cordobeses, Juan Pablo Durán, de Vicepresidenta primera, a la secretaria general de los socialistas de Granada, Teresa Jiménez, y de Secretaría primera, a la secretaria general de los socialistas de Sevilla, Verónica Pérez.

Queda claro, ante lo que promete ser una compleja legislatura, que, en vez del pacto con el adversario político, el alargado entramado orgánico del PSOE-A blindaba de forma bunkeriana a la propia Susana Díaz, que a su vez, en la unicefalia que ejerce, también es la secretaria general de los socialistas andaluces, aparte de Presidenta de la Junta de Andalucía en funciones y aspirante a renovar el cargo tras la sesión próxima, o siguientes, de investidura.

Con las anteriores credenciales, resulta bien visible, subiendo un peldaño más, la continuidad de la política de fusión del PSOE-A con las instituciones autonómicas, dejando de manifiesto la labor a desarrollar en la inmediatez por los parlamentarios socialistas, lejos de cualquier veleidad de autonomía en el desarrollo de sus funciones, ser meros peones para satisfacer los fines orgánicos del aparato de su partido, extendiendo al poder legislativo esta filosofía: correa de transmisión de particulares fines orgánicos y hasta de ambiciones personales, ensayada y ejecutada ya a la perfección en la administración autonómica.

Mal trago está pasando Susana Díaz con la dificultad de su investidura, tras adelantar las elecciones con el convencimiento de que sería jauja la victoria que obtendría en las urnas.

Mal trago está pasando Susana Díaz con la dificultad de su investidura, tras adelantar las elecciones con el convencimiento de que sería jauja la victoria que obtendría en las urnas.

Y es que el PSOE hace tiempo que renunció a trabajar para el logro, en la acepción `gramsciana´, de la hegemonía política en la sociedad civil andaluza. Lo sustituyó por el concepto de dominación orgánica, que se traduce en: aterrizaje, ocupación e incrustación del aparato de partido en las instituciones de cara a su instrumentalización finalista, para desde ahí, y con el auxilio de una red clientelar, controlar la voluntad de la ciudadanía. Este objetivo es bien distinto al de trasformar las estructuras que limitan el desarrollo y el progreso económico y cultural de la ciudadanía, teniendo como base la igualdad con cohesión social. Es decir, lo que correspondería alcanzar a un partido de izquierda.

Así, el PSOE-A, como su padre federal, abandonó el trabajo político, como ética colectiva, en la calle, entre las gentes, en los distritos, en los centros de trabajo y de estudios, en el tejido de la sociedad vertebrada, declinando así contribuir a la potenciación de la participación y de la información, veraz, analizada y transmitida, para la toma de conciencia de amplias capas sociales, a la vez que para la identificación del proyecto socialista entre su potencial cuerpo electoral.

Por el contrario, desertando de ese liderazgo político y ético en el entramado societario, ha procurado simplemente centrarse y especializarse (sin contar ya con la limitada militancia que todavía conserva, terriblemente desmovilizada y desmotivada, y que cada vez tiene menor juego en su seno orgánico, limitándose al mero papel de claques palmeros) en ensamblar, desde el poder institucional y para la conservación del poder político, potentes redes clientelares que ni mucho menos tienen que ser de ideología ni pensamiento socialista sino influyentes controladores de sectores económicos o sociales claves para la captación del voto, cultivándose en medrar, convertido en oficina de colocación para el empleo público o conseguidor de tajadas de los presupuestos o de proyectos públicos, supliendo y complementando su déficit de afiliación, presencia e inserción social, por una cargante publicidad de contenido vacio a través del marketing comercial, con la colaboración de medios de comunicación bajo su onda y desideologizados profesionales afines a su alcance, como si estuvieran permanentemente en insulsa e insultiva campaña electoral.

Es tanto, como decir que la dirección del PSOE-A, que ya ocultó su sigla en las pasadas elecciones autonómicas, renunció, con su agotamiento y carencia actual de proyecto, a la consideración de partido de izquierda, líder de un programa socialdemócrata avanzado a aplicar en Andalucía, siendo la praxis que desarrolla, por similitud geopolítica, más parecida a la que empleó durante una era en México, el PRIM, de encajonamiento partidario en las instituciones públicas. En cuanto a su actual discurso, quedó extinta la raíz socialista, sustituido por un alegato de sentimentalismo primario, chauvinista y populista, que tiene como puesta en escena, y estrella única, a Susana Díaz, cuyo formato está más próximo al de una `evita-perona´, donde el término Argentina es sustituido por el de Andalucía, que, salvando la distancia y la época, a una socialista de la talla intelectual, por ejemplo, de Rosa Luxemburgo.

Asimismo, no se sabe sí de forma intencionada, Susana Díaz, se dirige en sus pláticas a los sectores sociales más desinformados o más atrasados de la sociedad andaluza, porque no es de recibo que mitinee con que es intolerable la cifra de parados que tiene Andalucía, como si no tuviera nada que ver su partido ni ella con la gobernanza de esta comunidad autónoma, o, dirigiéndose al público, reivindica que ya es hora de que se devuelvan los derechos recortados o usurpados a los andaluces por mor de la presente crisis económica, cuando es en Andalucía y bajo su mandato, la única de las administraciones públicas españolas donde aún no ha abonado la Junta a los funcionarios los cuarenta cuatro días que le fueron recortados en la extra de Navidad del año 2012, y que está reconocida inclusive como obligación de pago por sentencia judicial firme. En la misma línea, las acusaciones recientes a la oposición de querer desestabilizar a Andalucía con el no apoyo a investidura cuando el adelanto electoral ha sido de su exclusiva decisión.

Igualmente, para hacer frente a las medidas neoliberales, Susana Díaz, emplea el defensivo verbal del victimismo, sin alternativa, para acabar imponiéndolas como mal menor y bajo el agravio de que lo exige Rajoy, aunque en el debate de investidura se haya desnudado, quizás a lo `zapaterista´, anunciando una rebaja de impuestos, cuando las necesidades de Andalucía, arrasada por la desigualdad y la pobreza que está generando el saqueo que acompaña a la actual crisis económica, hacen más necesario que nunca los ingresos públicos para paliar tanta penuria.

Y no hablemos también del anuncio de Susana Díaz, en el mismo debate de investidura, de reformar la ley electoral, sumándose a la que hace meses intentó vanamente imponer Rajoy, para introducir un sistema presidencialista que apuntale el `status quo´ de un modelo bipartidista que yace en lecho de agonía, ante la aparición de nuevas fuerzas políticas que trastocan su cómoda situación frente a la estéril oposición del PP-A que ha venido disfrutando. Y todo ello, sin importarle a Susana Díaz lo que con ese sistema electoral mayoritario le pueda ocurrir al PSOE allende Despeñaperros, donde podría desaparecer su representación institucional en cuantiosos lugares. De ahí que la reacción de Ferraz, que ha vuelto a ser sorprendido por la dirigente andaluza que va a su ventolera, no haya sido de plausible aprobación.

Lo que no querían las patronales y los sindicatos mayoritarios está ocurriendo. Que como recoge la revista de humor, El Juevas, Susana Díaz se quedara compuesta y sin novio para lograr la investidura.

Lo que no querían las patronales y los sindicatos mayoritarios ya está ocurriendo. Que como recoge la revista de humor, El Jueves, Susana Díaz se quedara compuesta y sin novio para lograr la investidura.

En este desvarío andaluz, lo que ha quedado, asimismo, nítidamente marcado, ante la insatisfactoria e insuficiente victoria de Susana Díaz obtenida en los recientes comicios, es lo observado en los días previos al debate de investidura. Tanto la patronal como las dos principales centrales sindicales, espoleados por el aparato del PSOE-A en la Junta, se lanzaron en tromba, con intencionalidad manifiesta de presionar y arrimar el ascua a su sardina, para demandar públicamente que la oposición no bloquease la formación de un nuevo Gobierno, más o menos que proporcionase un cheque en blanco a Susana Díaz. No se pararon a analizar, porque no les debe interesar, que es la propia Presidenta en funciones la responsable de la cosecha habida en las urnas por su adelanto electoral, rompiendo con la anterior y estable situación gubernamental que gozaba, generando asimismo como precedente una gran desconfianza en las demás formaciones políticas sobre su seriedad a la hora de cumplir lo derivado de la firma de acuerdos, encima para obtener del cuerpo electoral los mismos parlamentarios que tenía, componiéndose un nuevo mapa político donde las formaciones emergentes que aparecen por primera vez acarrean un mandato de sus votantes de cara a que las cuestiones a dilucidar se aborden de forma distinta a como han venido sobreviniendo hasta la fecha.

No es inocente este apremio de las patronales y las cúpulas sindicales para que los demás grupos parlamentarios apoyen a Susana Díaz en la investidura, sino que viene motivado, no por el interés general de Andalucía, como también se le suele llenar la boca a la líder socialista andaluza, sino por el beneficio propio, para que nada de fondo cambie, para seguir con el maná de subvenciones y ayudas públicas que han venido recibiendo del poder político bajo el eufemismo de Acuerdos de Concertación, que además no deben haber colmados los insaciables apetitos materiales que albergan cuando también asoman sus largos tentáculos metidos en el panel de miel de los fregados de la corrupción, como parece que demuestran los casos de los ERE falsos y los fondos de formación. Por tanto, no solo no son objetivos estos lobbies cuando empujan el carro en apoyo a la investidura acelerada de la candidata socialista a la Presidencia de la Junta, sino que temen la llegada de un nuevo tiempo político.

Este hecho, que determinadas fuerzas económicas y laborales sean tan dependientes del calor que reciben del poder, denota, asimismo, otro de los males de esta Comunidad Autónoma: la carencia de un eficiente modelo productivo con cobertura social claramente definida y que para su competitividad no tenga que estar tan subordinada al ejecutivo andaluz; o sea, lisa y llanamente, al dinero público que concede la Junta.

Pues bien, mediante este modelo bananero, el PSOE-A ha venido siempre culminando su objetivo, la permanencia en el poder. Igualmente, en caso de necesidad de muletilla política para su continuidad, ha demostrado sobradamente que sabe engatusar, a la vez que pulverizar o deglutir, a la representación parlamentaria de cualquier otro partido político que se aventure a entrar a formar parte de esa mayoría política, realizado hasta la fecha mediante acuerdos teóricos que ni se han cumplido ni han ido al fondo de los males del actual sistema clientelar imperante. Lo sucedido en el pasado con el Partido Andalucista, o últimamente con Izquierda Unida, es bien elocuente sobre cuanto expreso. De ahí que los nuevos partidos no deseen caer en la misma trampa, sin que aseguren la garantía de la ejecución de los acuerdos a que lleguen, o sepan los andaluces a quién responsabilizar o penar en caso de su incumplimiento. Por tanto, se tientan la ropa y se cuidan muy mucho, antes de repetir más historias de suicidios políticos por mor de calentar temporalmente algunos asientos o de cara a aparecer para algunos como los buenos en el guión de la película de la gobernabilidad, para a continuación tener que pagar los platos rotos de quienes realmente la ejercen.

Susana Díaz con teresa rodríquez de Podemos, a la que no le contesta por escrito a sus peticiones sobre desahucios y `adelgazamiento´ de la administración autónoma

Susana Díaz con Teresa Rodríquez de Podemos, a la que no le contesta por escrito a sus peticiones sobre desahucios y `adelgazamiento´ de la administración autónoma

No obstante, para que se produzca ese desmantelamiento del actual sistema, los nuevos partidos, Cs y Podemos, deberían exigir, al menos, el fin de la instrumentalización de la administración pública de la Junta por el aparato del PSOE-A, con la irrupción en su seno de la profesionalización, la eficiencia y el apartidismo. Para ello, es fundamental abordar una reforma en profundidad del ente público autonómico para que la nueva administración que surja esté en línea con los modelos de gestión de los países europeos más avanzados y que gozan de mínima corrupción, donde la carrera funcionarial incluye los puestos de directores generales y por ende también lo que serían los delegados territoriales del gobierno autonómico andaluz, que ahora vienen siendo cubiertos u ocupados en la mayoría de los casos por grises y mediocres componentes del aparato `psoista-a´.

En la misma dirección, también sería obligado, avanzar en un modelo económico distinto al meramente dependiente y de corto ciclo, como es el basado en la especulación, la estacionalidad y la subvención o ayuda pública. Por el contrario, se hace imprescindible cambiar la reinante deriva para que el mayor peso recaiga en la economía productiva y del conocimiento, en el sector industrial, en los bienes humanos, en la vocación exportadora, en los servicios de mercado y en la especialización diferenciada, junto a la dotación de un potente sector financiero propio, y con una apuesta decidida, no por los burócratas de las cúpulas patronales, sino por una clase empresarial de futuro, seria, formada, competitiva, dinámica e innovadora, de cara a que se ponga fin a la desvergüenza de que Andalucía figure como la última región de la Unión Europea por su número de parados, con bajos salarios y rentas, mayor brecha de desigualdad, escasa productividad y menor consumo.

Pachi e Idígoras, sacándole punta a la dificultad de encontrarle novio político a Susana Díaz, a pesar del esfuerzo de Juan y Medio en su programa de Canal Sur, para superar su investidura.

Pachi e Idígoras, sacándole punta a la dificultad de encontrarle novio político a Susana Díaz, a pesar del esfuerzo de Juan y Medio en su programa La Tarde de Canal Sur, para superar su investidura.

De un tiempo acá, el deterioro y la paralización de la administración autónoma andaluza, así como sus efectos negativos, frenando incluso el potencial de desarrollo de los recursos humanos y materiales existentes en esta Comunidad Autónoma, son tremendos. Esta situación, no tiene tanto que ver con el adelanto electoral habido o porque tarde un mes más o menos en formarse el nuevo Gobierno, sino que viene de más atrás, y su causa incluso va más allá de la inestabilidad generada por el partido gobernante, el PSOE-A, por los tres cambios habidos de presidentes de la Junta en seis años. Primordialmente son debidas, a la forma de organización de la administración autónoma, a su funcionamiento y sobre todo, por la transversalidad que en sus actos ejerce la injerencia externa partidaria del PSOE-A, violentando su estructura funcionarial así como siendo determinante en el reclutamiento y la nominación de altos cargos de condición apagada que se viene imponiendo, así como el peso de su influencia en las decisiones trascendentales.

Así, las designaciones de altos cargos, de asesores, y hasta de determinadas tomas de decisiones significativas, llegan a la administración autónoma procedentes de las ejecutivas del PSOE-A, entiéndase provinciales y regional. Las nominaciones de la cúpula de la Junta, responden últimamente a simples liberados orgánicos o controladores de agrupaciones o comités donde sus nóminas pasan a ser abonadas con el dinero público de los presupuestos oficiales, en lo que se puede considerar una fragante financiación ilegal del partido gobernante con los impuestos de todos. No son seleccionados, por tanto, por su carácter de expertos especializados en la materia a gestionar, sino en función de la importancia que tienen en el entramado orgánico partidario. Abundan los Ni-NI, o ex cargos locales que perdieron las elecciones o sus asientos bien remunerados en las Diputaciones, llegándose a casos de no contar con estudios medios o superiores y sin embargo aparecer con desfachatez como directores generales o asesores de Consejeros que por el contrario pueden ser doctores o catedráticos. Se ha convertido este sistema en una tabla de salvación económica para algunos donde es premiada la lealtad sumisa a la vez que aviso de navegantes para críticos al aparato o sesudos versados en la gestión pública. Las carencias de evaluación de resultados, rendimientos de cuentas o exigencias de responsabilidades, explican el resto de cuanto sucede.

Bajo esa perspectiva, la instrumentalización que hace el PSOE-A de la maquinaria administrativa que sirve al ejecutivo andaluz, y basada en la mediocridad, lleva a que la función pública andaluza no responda en todos sus actos al carácter de objetividad al servicio del interés general con que debería actuar.

Además, en el inicio de la presente legislatura, Susana Díaz, parece que ha querido transmitir que pretende que esta filosofía partidaria sea visualizada más allá, con el gesto que significan sus descarados nombramientos de dirigentes orgánicos del PSOE-A para la Mesa del Parlamento de Andalucía, como para que no se observe en la práctica el fondo que hace imposible acabar con los vicios reseñados.

Esa negación de ser consciente del inicio de un nuevo ciclo político, más allá de los gestos, palabras o promesas, cuyos tiempos tan bien controla Susana Díaz, continua igualmente, sin miramientos, en cuanto a la moralidad de sus designaciones.

La presidenta en funciones de la Junta de Andalucía y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, promete su cargo como parlamentaria, en presencia del recién elegido presidente de la Cámara autonómica, el socialista, Juan Pablo Durán , secratario general del PSOE-A de Córdoba, y detrás la vicepresidenta del Parlamento, Teresa Jiménez y secretaria general del PSOE-A de Granada, durante el pleno constitutivo del Parlamento Andaluz. EFE/Raúl Caro

La presidenta en funciones de la Junta de Andalucía y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, promete su cargo como parlamentaria, en presencia del recién elegido presidente de la Cámara autonómica, el socialista, Juan Pablo Durán , secratario general del PSOE-A de Córdoba, y detrás la vicepresidenta del Parlamento, Teresa Jiménez y secretaria general del PSOE-A de Granada, durante el pleno constitutivo del Parlamento Andaluz. EFE/Raúl Caro

Así, el socialista Juan Pablo Durán, flamante Presidente del Parlamento autonómico andaluz, fue elegido a pesar de recaer en su persona, con anterioridad a ser incluido en las listas del PSOE-A, que siguen por tanto sin estar impolutas, una sanción por el Banco de España por su condición de ex Consejero de la entidad financiera, Caja Sur. En la misma línea, Durán también tuvo antes otro asunto turbio por fraude, con alzamiento de bienes que habían sido embargados por la Seguridad Social, y que, al ser detectado por la Tesorería y calificada de ilegal la compra que realizó, con su rectificación a tiempo impidió la consumación del delito con resolución judicial.

BOP de la provincia de Córdoba, El PP denunció en mayo de 2010 que el entonces máximo responsable del PSOE en Córdoba, Juan Pablo Durán, cobró entre 2003 y finales de 2008 una nómina del Ayuntamiento como asesor del grupo municipal socialista pese a trabajar, primero, como secretario de Organización de su partido y, a partir de mediados de julio de 2008, como su secretario provincial, en la sede de esta formación en la avenida del Aeropuerto

BOP de la provincia de Córdoba donde se recoge el levantamiento ilegal de bienes dictado por la Tesorería de la Seguridad Social, En la misma noticia del periodista Pedro de Tena se recoge que el PP denunció en mayo de 2010 que el entonces máximo responsable del PSOE en Córdoba, Juan Pablo Durán, cobró entre 2003 y finales de 2008 una nómina del Ayuntamiento como asesor del grupo municipal socialista pese a trabajar, primero, como secretario de Organización de su partido y, a partir de mediados de julio de 2008, como su secretario provincial, en la sede de esta formación en la avenida del Aeropuerto. Nada nuevo por tanto en esa fusión partido institución y que pague el erario público.

¿Significa, por tanto, el paquete anticorrupción y de regeneración ética anunciado por Susana Díaz en su investidura, que se va a volver a nombrar un nuevo presidente para este Parlamento que no arrastre casos de irregularidades? ¿Significa el paquete anticorrupción y de regeneración ética anunciado por Susana Díaz en su investidura, que se va a volver a nombrar una nueva Mesa de la Cámara que sea incompatible con personas que ejercen cargos orgánicos de máxima responsabilidad en los partidos, de cara a la exclusiva dedicación a la labor legislativa y de control al ejecutivo por quienes han sido elegidos en las urnas y cobran para ello del erario público?

Susana Díaz, hija política de Manuel Chaves y josé Antonio Griñán. Eran otros tiempos. Foto Europa Press

Susana Díaz, hija política de Manuel Chaves y José Antonio Griñán. Eran otros tiempos. Foto Europa Press

Para más inri, ocurrieron estos nombramientos, más que polémicos, en el Parlamento de Andalucía, cuando simultáneamente estaban saliendo a la luz las contradictorias declaraciones sobre el caso de los ERE falsos, que tanta incidencia está teniendo también en el panorama actual de la política andaluza, producidas en las distintas comparecencias ante los magistrados que diligencian el citado sumario en el Tribunal Supremo y en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía por los sumos dirigentes andaluces socialistas aforados, y donde están incursos los socialistas, ex presidentes de la Junta, que llevaron las riendas del poder autonómico desde 1990 al 2013, precediendo a la propia Susana Díaz, hija política de ambos.

No olvidemos, asimismo, que en este fregado judicial, uno de los principales imputados es José Antonio Viera. Se le considera autor material de la fórmula aplicada para burlar la fiscalización por la Intervención General de las partidas económicas que fueron objeto de fraude. Viera se despacharía en el Supremo con el exabrupto: “Yo soy maestro de escuela y de Derecho no sé nada”, demostrando con ello, además de algo tan elemental como que la ignorancia no exime la responsabilidad, la hipoteca que representa para el propio PSOE-A y para la Junta que se cubran los puestos de los altos cargos de la Junta por gestores tan iletrados que hacen sonrojar a cualquiera y que proceden de su aparato.

Continuando, hay que recordar que Viera cesó de consejero de Empleo (2000-2004) para hacerse cargo de la máxima responsabilidad del PSOE-A de Sevilla (2004-2012), en esa puerta giratoria que, asimismo, hay entre la Junta y el PSOE-A. En esa misma ejecutiva provincial, Viera designó, para ser su segunda en la jerarquía orgánica a Susana Díaz, como responsable de organización de esa ejecutiva. Lo llevaría a cabo por ser mujer de aparato de partido desde su más temprana juventud y bien conocedora de las cloacas orgánicas, no porque fuera estudiante de Derecho durante dieciséis años, y no diez como se empeña en atribuirse.

José Antonio Viera, cuando era secretario general del PSOE-A de Sevilla, con Susana Díaz, su segunda y Griñán, secretario general del PSOE-A y presidente de la Junta de Andalucía

José Antonio Viera, cuando era secretario general del PSOE-A de Sevilla, con Susana Díaz, su segunda y Griñán, secretario general del PSOE-A y presidente de la Junta de Andalucía

En ese transcurso de tiempo que Susana Díaz ejerció como secretaria de organización del PSOE sevillano, parece que con más aplicación que con los estudios de Derecho, adquirió el Máster en Dirección de Empresa, así consta en su propia biografía, que le fue emitido por el Instituto San Telmo, escuela de negocio del empresariado andaluz, entidad que fue subvencionada para realizar esos cursos con los fondos ERE, sin control o fiscalización alguna por parte de la Intervención General de la Junta. Aparece así en la partida del apartado de Formación para el reciclado de trabajadores de empresas en crisis, aunque al mismo concepto que se le aplicó aquí, en cambio se le denominó: “Mejorar la gestión, el desarrollo tecnológico y la comercialización de las empresas andaluzas”, recibiendo, el citado Instituto, con fuerte peso `opusino´, y en el transcurso que va desde el año 2001 al 2009, más de un millón de euros (1.052.000), según fuentes allegadas a la investigación de la juez Alaya, de cara a formar realmente a personas seleccionadas por el PSOE y la Junta. De este modo, se beneficiaron con esos Másteres a unos 200 cargos socialistas andaluces, entre ellos, como ya se ha referido, a la hoy presidenta en funciones, Susana Díaz.

En esos cursos de alta dirección que se organizaron entre 2004 y 2009 para instruir a estos pseudos directivos empresariales, figuraron, asimismo, como beneficiarios en la provincia de Málaga: los alcaldes socialistas de Mijas, Cártama y Benalmádena. De igual manera: la entonces delegada del Gobierno de la Junta en Málaga y actual cabeza de la lista socialista que se presenta a las elecciones municipales para el ayuntamiento de Málaga capital, la delegada de la Junta de Salud, la de Obras Públicas, el de Hacienda, el de Empleo, la de Medio Ambiente, el Gerente del Consorcio de Bomberos de la Diputación… percibiendo la citada Fundación 380.000 euros, según la propia entidad, aunque la contabilidad de la consejería de Empleo de la Junta reflejó pagos por importe de 772.000 euros.

Pues bien, como en el paquete anticorrupción de Susana Díaz aparece la necesidad de que sea el patrimonio de cada cual, o con carácter subsidiario el partido al que se pertenezca, quien tenga que devolver el dinero público empleado irregularmente para otros fines a los consignados, y además se plantea alargar el periodo de prescripción, ¿va a ser el patrimonio de su persona quien pague el coste que al erario público le significó ese título, o lo va a devolver el PSOE-A? ¿Va a exigir igualmente que suceda por igual con esos 200 casos de cargos socialistas aludidos?

También, Susana Díaz ocupó ese segundo puesto orgánico en la ejecutiva del PSOE-A de la provincia de Sevilla a lo largo del periodo 2004-2010, precisamente cuando se repartió el dinero de esos fondos de falsos ERE en los pueblos de la sevillana comarca de la Sierra Norte, de hegemonía socialista, entre ellos al ayuntamiento de El Pedroso, lugar de origen de Javier Guerrero, máximo imputado en el sumario que sigue la juez Ayala, de donde fue alcalde socialista antes de marchar, coincidiendo casi con el cambio de siglo, con rumbo a la capital de Andalucía para hacerse cargo de la dirección general de Trabajo de la Junta e iniciar desde allí sus tropelías.

Javier Guerrero, exalcalde de El pedroso y exdirector general de Trabajo de la unta, uno de los máximos imputados en el caso de los falsos ERE, en el momento de salir del juzgado de la juez Ayala, esposado, con destino a la cárcel.

Javier Guerrero, exalcalde de El Pedroso y exdirector general de Trabajo de la Junta, uno de los máximos imputados en el caso de los falsos ERE, en el momento de salir del juzgado de la juez Ayala, esposado, con destino a la cárcel.

De la misma manera, con esos fondos ERE, se financiaron, entre otras cuestiones, prejubilaciones falsas de afiliados socialistas y ugetistas, así como se concedieron subvenciones sin control alguno a numerosas empresas sin actividad, algunas de ellas a nombre del chófer del director general de Trabajo, Javier Guerrero, y a ayuntamientos de ese entorno, comarca de Sierra Norte de Sevilla, bajo gobiernos locales del PSOE-A.

Cuando el escándalo salió a la luz, fueron disueltas sus agrupaciones socialistas, medida que se efectuó en la primavera del 2011 y que parece que representó un paripé para la galería de cara a que la sigla socialista no sufriera más desgaste, ya que dos años después dichos afiliados seguían organizados y no tuvieron inconveniente alguno en firmar, y así se contabilizó, sus avales a favor de Susana Díaz, de cara a las primarias sin urnas que tuvieron lugar, ya en la fecha de julio del 2013, y que alzaran a la dirigente socialista, Susana Díaz, a la máxima representación política del PSOE-A en sustitución de Griñán, que ahora dice reconocer ente el Supremo que ese “affaire” de los falsos ERE “fue un gran fraude” a la vez que manifiesta que asumió entonces su responsabilidad política dimitiendo, hecho que en aquel tiempo negó disociando su marcha del citado escándalo y achacándolo a cuestiones familiares?

Pues bien, igualmente, en base al trasfondo ético de ese paquete anticorrupción que ha prometido la propia Susana Díaz ¿va a proceder la autoría de ese predicamento regenerativo a la devolución de esos avales de presuntos implicados por los ERE que obtuvo de las agrupaciones socialistas disueltas de Sierra Norte de Sevilla, para aquella convocatoria de primarias y que le reportó su acceso directo a la secretaría general del PSOE-A sin que tuviera que pasar por las urnas ya que acaparó la mayoría de las firmas de los militantes, y tras estar nombrada nueva secretaría general del PSOE-A, pasó un mes más tarde a ser a la vez Presidenta de la Junta, al dimitir también de ese cargo José Antonio Griñán?

Es más, aunque se pudiera considerar legal la consecución de esos avales, según las normas internas del PSOE-A para la convocatoria de aquellas primarias porque se podía interpretar cogiéndoselas con un papel de fumar que estaban disueltas las agrupaciones socialistas pero no la condición de afiliado de sus militantes, ¿razona Susana Díaz que esa legalidad es ética a la luz de la nueva filosofía que inspira el actual paquete de medidas regeneracionistas que ahora plantea? ¿De qué porcentaje de avales que logró de los militantes de esas Agrupaciones disueltas, estamos hablando? ¿Va a plantear por tal hecho, y enmarcado en el trasfondo ejemplarizante que ahora muestra ese paquete anticorrupción que ha presentado, alguna autocrítica personal y de perdón dirigida a sus compañeros aspirantes, Luis Planas, José Antonio Rodríguez y Marco Antonio Encina, que por carecer del aparato del partido para acaparar los avales no llegaron a los cerca de los siete mil exigidos, mientras veían como su compañera aspirante arrasaba hasta con las firmas de prejubilados falsos o de `empresarios´ sin empresas, financiados por los fondos de los ERE?

Susana Díaz enrocada con milongas sobre el perro del hortelano, de que no gobiernan ni le dejan gobernar, sin reconocer que ella sola metió a Andalucía en su avispero.

Susana Díaz, erre que erre, enrocada con milongas sobre el perro del hortelano, de que no gobiernan ni le dejan gobernar, sin reconocer que ella sola rompió la estabilidad que gozaba metiendo a Andalucía con su adelanto electoral en el avispero y que ahora no ofrece acuerdos con suficiente credibilidad para que se lleven a cabo. Y solo le piden Podemos y CS que firme lo que dice que está de acuerdo de lo que le han propuesto.

Concluyo. En ese voto de confianza a Susana Díaz para la investidura hay materias más que suficientes para que la desconfianza cunda en aquellas fuerzas políticas que le deben de dar su apoyo para la investidura. No va a ser fácil sin reportar costes. También por lo que ha hecho con su aliado IU en el Gobierno autonómico anterior y por la arrogancia que muestra, sin ánimo de rectificación, en este comienzo de nueva legislatura. Siendo claro que no hay ninguna alternativa de Gobierno, por la composición heterogénea de la oposición, que no pase por el PSOE-A, en minoría y dialogando permanentemente o en coalición, tampoco es de recibo que no responda por escrito a lo que le ha sido planteado por Cs y Podemos para llegar a acuerdos. A la vez, que continúe la Presidenta en funciones en campaña electoral reprochando a la oposición que no esté por la estabilidad de Andalucía, cuando ha sido ella quien la rompió con el adelanto electoral. O, que increpe a los demás de que estén más atentos a las elecciones municipales o autonómicas del próximo día 24, cuando pudo convocar ese adelanto electoral coincidente con esta misma fecha, ya que tenía que olerse que en situación preelectoral la negociación de pactos se hace casi imposible.

Pero Susana Díaz, ha ido con demasiadas prisas a las urnas en su cuento de la lechera de que daría un paseo triunfal sacando esa mayoría suficiente para gobernar que al final no ha sido, y quién sabe si esa velocidad de la cita con el cuerpo de votantes era con el propósito de dar el salto a Madrid antes que Pedro Sánchez se le escape aún más lejos. Por ahora no lo sabremos porque ha quedado atrapada en sus propias redes de la ambición.

La cara de Susana Díaz dicen todo de su mala relación actual con Pedro Sánchez al no cumplir el papel de títere de la dirigente socialista andaluza, autora principal de que ganara las primarias del PSOE

La cara de Susana Díaz dice todo de su mala relación actual con Pedro Sánchez, al no cumplir el papel de títere de la dirigente socialista andaluza, autora principal de que ganara las primarias del PSOE

No más galimatías ni falsos tacticismos que no llevan a ningún sitio. Más humidad y empiece a practicar una cultura de pactos y de cambio de rumbo de Andalucía, es lo que urge, señora Díaz. Mueva pues ficha y comience a recuperar la confianza de los demás. Y si, por soberbia o flaqueza, no se ve en condiciones, ceda el testigo a otro parlamentario de su grupo socialista con cultura de pacto, que sea dialogante, para que pueda ser investido como nuevo o nueva presidente de la Junta de Andalucía.

* Este artículo ha sido publicado en el diario digital PUBLICOSCOPIA:  http://www.publicoscopia.com/opinion-politica/item/4093-el-embrollo-andaluz-segunda-parte.html

OTRAS ENTRADAS DE ESTE BLOG RELACIONADAS CON ESTE TEMARIO

EL EMBROLLO ANDALUZ (1ª PARTE) (01.05.2015):  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2015/05/01/25464/

¡PALABRA DE SUSANA DÍAZ, TE ALABAMOS PODER! (29.01.2015):  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2015/01/29/24991/

SUSANA DÍAZ, ¿CAMINO DE LA MONCLOA? (26.01.2015): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2015/01/25/24951/

SUSANA DÍAZ VERSUS PEDRO SÁNCHEZ (20.12.2014): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2014/12/20/susana-diaz-versus-pedro-sanchez-20-12-2014/

CONGRESO DE PODER DE PEDRO SÁNCHEZ SIN `PODEMOS´(05.08.2014): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2014/08/05/23644/

¿POR QUÉ NO HA GOBERNADO EL PP EN ANDALUCÍA? (07.03.2014): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2014/03/04/21702/

SUSANA DÍAZ, ¿UN TIEMPO NUEVO? (02.10.2013): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2013/10/02/1930

Anuncios
Posted in: Solo Blog