(VIº) LOS LARIOS Y LA CASITA DE CAMPO. EL TREN INGLÉS (IIº) (08.08.2018)

Posted on agosto 8, 2018

0


RESUMEN ANTERIOR 

Ignacio Trillo

En esta serie de capítulos sobre la historia de la saga familiar de los Larios, el primero:     https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/06/14/35154/, fue dedicado al vasto recorrido viajero y cambio de vida que el patriarca de la dinastía –Pablo Larios y de las Heras (nacido en 1755 en Laguna de Cameros y fallecido en 1824 en Málaga) doblemente enviudado de María Llera y García y de Gregoria Herreros de Tejada y Sáenz de Tejada- emprendió con sus cinco hijos, (Manuel Larios Llera; Pablo Eustaquio, Juan Ramón, Pascuala y Martín Larios Herreros de Tejada) a principios del siglo XIX desde la riojana localidad de Laguna de Cameros, lugar donde nacieron y se bautizaron, hasta llegar a Málaga. 

Año 1866. Puerto de Málaga, crucial para los primeros negocios de los Larios en sus iniciales exportaciones de aceites, vinos, pasas y frutos secos. Autor: Jean Laurent. Portal de Facebook. Antonio Fernández. Historia de Málaga.

Incluye igualmente, una vez asentados en el Sur, sus primeros pasos y dondepoco tiempo después, sucede el estallido de la guerra de la independencia frente a los franceses, obligando al desgaje de la familia en dos ramas, la malagueña y la gibraltareña, con una delegación en Cádiz, al objeto del buen transcurrir de sus primeros negocios relacionados con la exportación, el contrabando y el préstamo dinerario. 

En un segundo capítulo, https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/06/27/ii-la-casita-de-campo-y-los-larios-la-rama-malaguena-27-06-2018/, se fue repasando, centradas en la economía de la geografía malacitana, las distintas actividades y los sectores que fueron desarrollando las dos ramas familiares, la gibraltareña y la malagueña, íntimamente interrelacionadas a efectos de negocios e inversiones comunes en sectores productivos -textiles y azucareras, primordialmente- ferroviarios y bancarios, preservados y continuados a través de sucesivos matrimonios dentro de la misma dinastía. Asimismo, de la ulterior construcción de calle Larios y el negocio de las Bodegas Larios, acabando el relato con la adquisición y ampliación de un nuevo latifundio en Albacete.  

La privilegiada sede en el Peñon de los Larios en su rama gibraltareña, el edificio Connaught House, desde donde a partir de 1874, fecha de su adquisición, dirigían sus negocios. Las dos ramas familiares estaban íntimamente relacionadas a la vez que emparentadas. Foto: “The City Hall History”.

En un tercer capítulo,   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/07/03/35292/, fue descrito la transformación radical que durante el último tercio del siglo XIX experimentó la agricultura y la agroindustria campogibraltareña, gracias a las acciones desarrolladas por las dos ramas de este linaje, la malagueña y la gibraltareña, a través de inversiones masivas y en ejecución de préstamos no devueltos de cara a la adquisición de terrenos y constitución de colonias agrícolas situadas entre los límites de las provincias de Cádiz y Málaga. 

En un cuarto capítulo,   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/07/16/35385/, se abordó la continuación por los descendientes de la saga, de nuevas adquisiciones de fincas campogibraltareñas sobre las que levantaron diversos inmuebles que sirvieron también para la práctica de sus aficiones deportivas y cinegéticas, irradiando una estética anglosajona en la zona, reforzada por la construcción por Alexander Henderson, el inversor escocés del trazado del tren “inglés”, de las estaciones de la vía férrea, Algeciras-Bobadilla, así como de los hoteles, Reina Cristina en Algeciras y Reina Victoria en Ronda.

En el quinto capítulo, https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/07/23/35440/ fueron explicitadas las causas y primeras piedras que dieron lugar al comienzo de la construcción, de la línea de ferrocarril, Algeciras a Bobadilla, pasando por Jimena y Ronda, no previsto inicialmente por ese trazado, que atravesaban las tierras campogibraltareñas donde el setenta por ciento de su titularidad correspondía a la saga de los Larios, que mucho tuvieron que ver con la decisión y autorización para que circulara ese nuevo medio de transporte.

Año 1945. Las tesorilleras, Isabel Vázquez Gómez, Purificación Lobato Montero, Agustina Sánchez y Milagros Lobo Trigo, a la entrada de la Casita de Campo. Fuente: Rosa Estorach.

Como eje transversal del relato se vuelve a subrayar la puesta en valor de la Casita de Campo que los Larios construyeron en 1882, como mansión rural y de recreo en la entonces Colonia Agrícola de San Martín del Tesorillo, para su puesta en valor a través del conocimiento por la ciudadanía de la rica historia que alberga, al hallarse actualmente en fase de restauración, de cara a volver a ser vivida por la presente y las futuras generaciones sobre cuanto en el entorno geográfico sucedió, porque lo que somos hoy se lo debemos a los que fueron antes, y lo que llega a conocerse en profundidad contribuye de forma categórica a su preservación.

(VIª) LOS LARIOS Y LA CASITA DE CAMPO. LA BRITANIZACIÓN DEL CAMPO DE GIBRALTAR (IIIª)

(IIº) Los Larios y el ferrocarril inglés, Algeciras-Jimena-Ronda-Bobadilla.

Ignacio Trillo.

Abordado en el capítulo anterior los prolegómenos que dieron lugar a la construcción del ferrocarril, Algeciras-Bobadilla, se trata aquí de detallar su puesta en funcionamiento y los avatares de su transcurso.

En este sentido, el tramo construido de ferrocarril, Algeciras-Jimena de la Frontera, aunque sus obras quedaron terminadas el día 13 de septiembre de 1890, sin embargo no fue inaugurado hasta el siguiente 6 de octubre.

Un año después, octubre de 1891, se abrió al tráfico de trenes el otro extremo de la línea, correspondiente a la travesía, Bobadilla-Ronda; y al fin, el 27 de noviembre de 1892, un convoy hacía por primera vez el recorrido completo entre Algeciras y Ronda, el tramo más complejo en su realización por la accidentada orografía de su recorrido, poniéndose fin a lo previsto inicialmente en el proyecto.

Año 1911. Tren correo, Algeciras-Bobadilla, sobre el puente del Malillo, entre las estaciones de Gaucín y San Pablo de Buceite, que visualiza lo complicado del trazado ferroviario desde Jimena de la Frontera a Ronda, el último en finalizarse. Archivo Revista Adelante nº 15, 25.06.1911. 

A partir de dicha fecha, tras la puesta en funcionamiento del total de las vías, seis trenes diarios recorrerían la línea, Algeciras-Bobadilla, en su trazado completo de 178 kilómetros, que a la vez conectaba en la citada pedanía antequerana con el vial, Málaga-Córdoba  y más allá con Madrid, el resto de España y con Francia.

No obstante, la obra no fue totalmente culminada hasta finales de 1893, con la construcción de un ramal ferroviario de 857 metros que unió la estación de Algeciras, por aquel tiempo en la actual avenida Agustín Bálsamo, con un muelle de madera que la misma compañía inglesa instaló en la margen derecho del río de la Miel y que entraría en servicio a principios de 1894.

Ramal de vía que partía de la estación de Algeciras hasta el muelle de madera del río de la Miel. En esta imagen, el tren procedente del muelle de madera en dirección a la estación de Algeciras sobre el puente de dicho afluente. Fuente: Google-Pintorest.

Y es que al negarse las autoridades españolas que esta línea de tren, tal como aspiraba el accionariado anglosajón, conectara directamente con Gibraltar, basada la denegación en razones logísticas de defensa nacional para impedir una hipotética invasión británica desde el Peñón, el enlace con la Roca se hacía vía marítima en régimen de monopolio a través de una Compañía de Vapores, titular también del británico concesionario de la línea de ferrocarril, Sir Alexander Henderson.

Era por tanto el muelle maderero construido por la compañía británica en Algeciras, en el margen derecho de la desembocadura del río de la Miel, la estación término para los viajeros gibraltareños. No poseía control aduanero alguno en la parte española, por lo que era un coladero para el contrabando. La distancia con la Roca era de 9 kilómetros.

Finales del siglo XIX. Algeciras. Muelle de madera con red viaria y estación terminal para los viajeros de la Roca que se hallaba situado en el margen derecho de la desembocadura del río de la Miel. En la imagen, uno de los tres “vaporcitos” que hacía el trayecto marítimo entre Gibraltar y Algeciras para los viajeros “yanitos” usuarios del tren. Los tres barcos que atendían esa demanda, se llamaban: “Margarita”, “Elvira” y “Aline”. Fuente: Blog “La Gente de Gibraltar”.

La llegada del primer tren inaugural a la estación de Jimena fue apoteósica. Sucedió el histórico evento a bombo y platillo orquestada por la banda de música venida desde San Roque que fue costeada por su ayuntamiento con un presupuesto aprobado en su Pleno de ochenta pesetas.

Año 1890. Estación de tren de Jimena de la Frontera cuando su inauguración, enmarcada finalmente en la línea de conexión del ferrocarril, Algeciras-Bobadilla. Foto que apareció en 1975 en un contenedor de basura en Algeciras. Fuente: Juan Carlos Pardo González y José Manuel Sampedro Guerrero.  

Esa mañana inaugural del día 6 de octubre de 1890, partió el primer convoy ferroviario a temprana hora de la estación de Algeciras con destino a Jimena de la Frontera, previa bendición del obispo católico de Gibraltar. Fue despedido por unas siete mil personas que acompañaron con euforia desbordada el histórico acontecimiento.

Año 1890. Estación de Algeciras. Fuente del grabado: Illustrated London News.

Llegaría la expedición con cierto retraso a la estación de Jimena. Fue debido a que efectuó una parada no prevista en la de Castellar, obligado ante el enorme gentío allí concentrado que deseaba saludar a los expedicionarios. Probablemente eran vecinos de Castellar y del Tesorillo que no querían perderse el acontecimiento.

También, porque, recuperada nuevamente la marcha, tuvo que volverse a detener. Esta vez de forma brusca por el freno automático, al haber pillado el convoy una vaca, bajándose de la locomotora, lugar donde viajaba, el propio ingeniero de la obra y director de la Compañía, John Morrison Macqueen, que comprobó in situ la causa del incidente. Una vez retirado de la vía el cadáver del ovino, prosiguió el viaje, no sin antes resaltar el abogado, responsable de la compañía que dirigía la comitiva, a los ilustres viajeros, lo bien que había funcionado el freno automático.

El jefe de la expedición de ese convoy por parte de la compañía inglesa, por el manejo de idiomas, era, Francisco Vicente Montero y Riera, abogado de la empresa, hijo de Francisco María Montero Delgado que era entonces un erudito escritor e historiador nacido en Jimena de la Frontera en el año 1818, de profesión también abogado a la vez que juez de paz en San Roque y que había sido diputado en el Congreso durante la legislatura 1851-1852 por la circunscripción de Cádiz, distrito de Algeciras.

Este ilustre jurista, Montero Delgado, era hermano del también jimenato, Bartolomé, que dos años después a esta inauguración fue el abuelo de José Montero Asenjo (1892-1967), oriundo y médico de Jimena, que en el periodo de 1930-1936, es decir hasta el inicio de la guerra civil, compatibilizó la sanidad pública en su localidad natal con sus servicios como facultativo en calidad privada de las mutuas de seguros que Juan March Ordines -ya entonces dueño de la “Sociedad Industrial y Agrícola del Guadiaro”, al habérsela comprado en 1929 a los Larios- tenía contratadas para la atención de la salud de sus trabajadores en las Colonias Agrícolas de San Pablo de Buceite y San Martín del Tesorillo.

Francisco María Montero Delgado, nacido en el año 1818 en Jimena de la Frontera, fue diputado del Congreso durante 1851-1852 por el distrito electoral de Algeciras. Abogado y juez de paz en San Roque, escritor, poeta e historiador, era el padre de Francisco Vicente Montero y Riera, afamado abogado de la compañía inglesa que hizo el ferrocarril, Algeciras-Bobadilla y que más tarde, en 1906, sería el primer presidente de la Junta de Obras del Puerto de Algeciras. Entre los libros escritas por Francisco María, destaca, “Historia de Gibraltar y su Campo”, editada en Cádiz en 1860 por la imprenta de la revista médica y cuyos ingresos por derecho de autor fueron destinados a los huérfanos y viudas que en 1855 había dejado en los pueblos del Campo de Gibraltar la epidemia de cólera que azotó la Comarca donde su propia esposa, Clara, también falleció. Igualmente, publicaba artículos y poemas en el diario The Guardian de Gibraltar que se editaba en la Roca en castellano e inglés. Foto: Aepa2015. Manuel José Narváez.

Volviendo a la celebración por el pueblo de Jimena de la llegada del primer tren, es de destacar que la fiesta se inició realmente veinticuatro horas antes, con repiques de las campanas de sus iglesias durante todo el día, encendido de las luces de las calles y portales durante dos horas apenas llegó la noche, y con previa corrida de un toro celebrada a plena luz solar, cuya carne de la res sacrificada fue repartida entre los pobres de la localidad, tocando a casi medio kilo (entonces se expresaba el peso en libra, igual a 453,592 gramos de kilo) de carne y de pan por cada indigente.

La entrada del tren en la estación de Jimena al mediodía fue recibida por la citada banda musical sanroqueña al toque de la marcha real y con tirada de cohetes. La parada se prolongó durante veinte minutos, en tanto la locomotora daba la vuelta con una plataforma preparada para la ocasión, siendo los viajeros agasajados con vino, cerveza y piñonate, y mientras la enorme concurrencia concentrada no paraba de responder a los vivas a España, al Rey y a la Reina de los Ángeles, patrona de la localidad.

La impronta de la descendencia de los Larios, cómo no, estuvo presente en esa comitiva. Así, entre los pasajeros de ese primer tren inaugural, figuraba el diputado a Cortes por la circunscripción de Cádiz, distrito electoral de Algeciras, durante seis legislaturas, periodo 1876-1901, Antonio Ruiz Tagle y Lasanta, hijo del matrimonio celebrado entre, Manuel Ruiz Tagle Paúl y Margarita Lasanta Larios, que era hija de Juan de Dios Lasanta Herreros, el que había sido el delegado de las empresas de los Larios, de ambas ramas, en Cádiz, siendo primo hermano de Martín, el primer marqués de Larios, y de Pablo Eustaquio, el jefe del linaje Larios de Gibraltar, habiendo nacidos los tres en Laguna de Cameros.

Año 1890. Estación de tren de la Almoraima, la única de cuarta categoría de toda la línea, Algecitas-Bobadilla, situada a pie del Convento religioso convertido ya en sede residencial y palaciega de la casa ducal de Medinaceli. Este apeadero se ubicó en una zona despoblada de habitantes porque servía para dar salida al corcho de la finca, la Almoraima, que contaba con más de 16.000 has, de superficie. Cada saca de su alcornocal producía 27.600.000 kgs de corcha, es decir, 3.066.700 de kgs al año, equivalentes al 44 por ciento de las necesidades estimadas por la “Industria Corchera” que la rama gibraltareña de los Larios había construido en 1889 en la Línea de la Concepción, junto al acceso a Gibraltar. Este latifundio de la Almoraima, en su parte de alcornocal, había sido arrendado, en abril de 1888 y para un periodo de doce años, por Ricardo Larios y Tashara, domiciliado en Gibraltar, a la casa ducal de Medinaceli a través del conde de Estrada. Este contrato fue decisivo para que la rama gibraltareña de los Larios se decidiera a entrar en el negocio de la transformación de corcho. En este sentido, al mes siguiente a su firma, Pablo Larios Sánchez de Piña, adquirió la primera parcela de los terrenos sobre los que se levantaría dicha fábrica de tapones de corcho y que correspondía al linense espigón de San Felipe donde pretendió posteriormente de forma infructuosa, al prohibirse por razones militares, que un ramal de la línea ferroviaria, Algeciras-Bobadilla, conectara esa fábrica con la estación de tren de San Roque. Foto: “El tren Algeciras-Bobadilla 3ª parte”. Manuel Correro García. 

Con el establecimiento de una estación de esta línea férrea en La Almoraima también se dejaba sentir la influencia de los Larios en su recorrido, y de camino siéndoles agradecidos por sus buenos amigos del duquesado de Medinaceli. Sirvió este apeadero para dar salida, vía ferrocarril, a la saca del corcho de la enorme producción de la hacienda de Castellar, arrendada a los Larios en 1888, con destino a la fábrica de corcho que la saga gibraltareña instaló en 1889 en la Línea de la Concepción, junto al Peñón.

Asimismo, y de camino, para los asiduos viajes de ida y vuelta de la familia ducal de Medinaceli desde la Almoraima, lugar de la mansión de recreo, a Madrid, donde moraban en el palacio que poseían en la plaza de Colón.

Palacio que la casa ducal de Medinaceli había mandado construir en Madrid  en 1866 y cuyas obras acabarían  en 1870. Estuvo situado en la plaza de Colón, entre el Paseo de Recoletos y la calle de Génova. Fuente: Web Papeles Flamencos.en Madrid dando a la hoy plaza de Colón.

Por igual, para el recibimiento en el antiguo convento de la Almoraima, convertido en residencia rural, veraniega y de ocio de la casa ducal de Medinaceli, de distinguidas visitas de la realeza, políticas y otras nobiliarias, muchas de ellas para la práctica cinegética en esos bosques, donde tantas veces se personó el rey Alfonso XIII así como, en la mayoría de las veces en solitaria, su esposa Victoria Eugenia.

El rey Alfonso XIII sería uno de los que también utilizarían ese apeadero de la Almoraima para visitar la finca y Castellar de la Frontera, invitado por la casa ducal de Medinaceli. Mantuvo una relación íntima con su XVII duque, Luis Jesús Fernández de Córdoba, con el que además había aprendido a montar a caballo, La enorme afición del monarca a la cacería, aquí en una finca sueca, practicada en sus bosques y dehesas, estaba detrás de esos desplazamientos del monarca. Foto: Foroloco.

Asimismo, se haría famosa a nivel mundial esta estación de ferrocarril de La Almoraima, así como el muelle de madera sobre el río de la Miel donde se hallaba la estación término del tren que conectaba con los viajeros de los vaporcitos procedentes de Gibraltar y ya también de los barcos venidos desde el Magreb colonial, con motivo de la presencia en el año 1906 de los delegados de trece países y numerosos periodistas desplazados a la Conferencia Internacional de Algeciras donde se produjo el reparto de una parte del norte de África entre los Estados, español y francés.

Febrero de 1906. Momentos previos al inicio de la Conferencia de Algeciras donde en el muelle de madera de la desembocadura del río de la Miel que construyó la compañía británica de ferrocarril, el cónsul de Francia en Gibraltar departe con Antonio Palmaroli, funcionario del Estado español encargado de la decoración y el mobiliario a figurar en el ayuntamiento de Algeciras para acoger los debates de los trece países participantes, hallándose ambos a la espera de recibir a la delegación de Marruecos. Foto:  http://conferencia-1906.blogspot.com/2008/08/28.

Febrero de 1906. La estación de la Almoraima sería noticia a nivel mundial al personarse en su andén, bajando del tren, los participantes y periodistas acreditados en la Conferencia Internacional de Algeciras, donde, con la representación de trece países, Francia y España se repartieron Marruecos, Estos viajeros compartieron un almuerzo en su honor organizado por el ayuntamiento de Algeciras en coordinación con la casa ducal de Medinaceli, en los jardines de su palacio-convento. Entre los periodistas que figuraron en la expedición había un destacado joven inglés como corresponsal de ciertos medios del Reino Unido Se llamaba, Winston Churchill, personaje que pasado tres décadas sería clave en el desenlace de la Segunda Guerra Mundial.  Foto: José MarÍa GarcÍa Eiras, en el portal de Facebook, “Memorias de Algeciras”.

De igual forma, nueve años después, abril de 1915, destacaría la Almoraima en la prensa nacional y británica por la presencia de la esposa del rey Alfonso XIII, Victoria Eugenia, ampliamente recogido en la prensa gráfica de aquel instante, que se desplazó para despedirse de su hermano, el príncipe británico, Alberto de Bettenberg, que marchaba, vía Gibraltar, al frente de batalla de la Primera Guerra Mundial después de haber fallecido su hermano Mauricio en el frente bélico de Bélgica.

Asimismo, el 13 de abril de 1915, se haría igualmente famosa la estación de tren de la Almoraima por la llegada, vía ferrocarril y procedente de Madrid, nuevamente de la Reina Victoria Eugenia, ya lo hizo el año anterior para descansar, esta vez también invitada por la duquesa de Medinaceli, Ana María Fernández de Henestrosa, no solo para volver a visitar su residencia, las dehesas de la finca, el Castillo-pueblo de Castellar y desconectar, sino, sobre todo, para encontrarse con su hermano, el príncipe de Battenberg, que llegaba simultáneamente procedente de un vaporcito desde Gibraltar al apeadero ferroviario del muelle de Algeciras, a pie de la desembocadura del río de la Miel  porque se marchaba al frente de batalla de la Primera Guerra Mundial, Su hermano, Mauricio de Battenberg había muerto el 14 de octubre del año anterior en el frente de batalla en Bélgica, formando parte también del ejército británico. En la imagen, la desdichada reina Victoria Eugenia, esposa enamorada pero no correspondida por su marido, el rey Alfonso XIII, un depredador sexual rodeado siempre de amantes al que los psicólogos le diagnosticaron que padecía “satiriasis”. En esta imagen, se contempla a la reina Victoria Eugenia paseando por los jardines del palacio de recreo del antiguo convento de la Almoraima, trasformada en la casa ducal de recreo, acompañado de su titular, el duque XVII de Medinaceli, Luis Jesús Fernández de Córdoba. Foto: Revista Mundo Gráfico, de 21 de abril del 1915, número 18. 

Abril de 1915. El príncipe, Alberto de Bettenberg, llegando desde Gibraltar al muelle de madera de la desembocadura del río de la Miel, donde llegaba el tren de la línea, Algeciras a Bobadilla, ya en manos de otra Compañía ferroviaria que luego que detallará. Foto: Revista Mundo Gráfico, de 21 de abril del 1915, número 18.

También los Larios influyeron para fijar la estación de Castellar de la Frontera, situada en su parte baja, dirección este, cerca del cauce del río Hozgargante y frente al cruce de camino y luego de carretera de Ronda a Algeciras que comunica con San Martín del Tesorillo. En este sentido, no tenía comunicaciones con el Castillo donde se asentaba la población de Castellar, solo conectada a través de una vereda en fuerte pendiente apto exclusivamente para ir montados a caballos o asnos. El objetivo de su ubicación era otro, servir a los intereses de las producciones en la zona de los Larios.

El tren Correo que también paraba en la estación de tren de Castellar de la Frontera donde se recibía y se llevaba las sacas de correspondencia postal del vecindario de San Martín del Tesorillo. Foto: Fondo MDA.

Y es que de lo que se trataba con la ubicación de esta estación ferroviaria era dar salida a los cultivos y a las producciones de la SIAG de los Larios y para la provisión de suministro a sus fincas e instalaciones agroalimentarias, que, como los cortijos de Barría o Montenegral Alto, se hallaban entre Marchenilla y San Martín del Tesorillo, así como, facilitado por el trazado complementario de una carretera que fue construida por los Larios, para que se transportara, vía férrea, todo cuanto saliera de las vegas del Guadiario también de los Larios.

autobús tesorillo castellar de la frontera

Año 1961. Aún hacía el trayecto Tesorillo-Estación de Castellar de la Frontera este destartalado vehículo para llevar el correo y pasajeros al tren. El tesorilero, Rafael Gutiérrez Ariza, era su propietario, más conocido como, Rafael el del Correo. Fuente: Francisco Quirós Ocaña, “Pacurro”.

En esa estación también se enviaba y se recibía a diario en el tren Correo la correspondencia postal relacionada con San Martín del Tesorillo.

La estación de tren de San Pablo de Buceite, situado a ocho kilómetros de la de Jimena, tuvo su sentido no tanto por la escasa población que aún albergaba sino por hallarse también en dicho espacio las fincas e instalaciones de la colonia agrícola de los Larios. Foto: Retratos de Jimena. Ediciones OBA.

De igual forma, sirviendo a los intereses de los Larios, de cara a dar salida a sus cosechas y fabricaciones, a pocos kilómetros de la estación de Jimena de la Frontera y en dirección a Ronda, se situó otro apeadero, la estación de San Pablo de Buceite. A pesar de contar entonces con apenas población, sin embargo poseía ya enormes producciones agrícolas en las tierras que ya habían sido puestas en regadíos pertenecientes a la Colonia Agrícola creada en 1875 e integrada desde 1887 en la “Sociedad Industrial y Agrícola del Guadiaro” (SIAG) de la misma saga familiar.

Estación de Los Barrios, lugar donde a partir del inicio del siglo XX residenciaron parte de los Larios de la rama gibraltareña. Dibujo posiblemente de Antonio Álvarez Vázquez. Fuente de la imagen: Manuel Correro García

Las estaciones de tren que finalmente fueron contempladas en el trayecto originario, desde Ronda hasta el destino final en la bahía campogibraltareña, serían: Ronda, Arriate, Montejaque, Benaoján, Cortes, Gaucín, San Pablo, Jimena de la Frontera, Castellar, Arenillas (apartadero militar), Almoraima, San Roque, Los Barrios, Algeciras, y muelle de madera portuario, como se ha indicado, en la desembocadura del río de la Miel para enlace, ya vía marítima en barco, con Gibraltar.

Estación de segunda categoría, Gaucín-El Colmenar. Tren expreso de Algeciras a Madrid. Foto contenida en su programa de festejos del 2008.

Estas estaciones edificadas de la línea, Bobadilla a Algeciras, tendrían distintas categorías, correspondiendo a Ronda y a Algeciras las de primera. De segunda y tercera categoría, figuraron los demás pueblos por los que pasaba, excepto Almoraima que era de cuarta. En función de esta clasificación, responderían sus edificaciones, tomando siempre como modelo, las estaciones de tren construidas por los ingleses en su asiática colonia de la India.

Curioso resaltar, en esa britanización que en el capítulo anterior se resaltaba sobre las construcciones de las familias nobles campogibraltareñas y en las edificaciones de los hoteles, Reina Cristina en Algeciras, inaugurado en 1902, y Reina Victoria en Ronda, en 1906, levantadas por el mismo inversor inglés, Sir Alexander Henderson, que también en ese mismo guión arquitectónico destacaran las estaciones de tren de esta línea férrea con manifiesta tipología constructiva que refleja la impronta de esa influencia anglosajona-colonial, más pronunciadas en las de primera categoría.

La mansión o palacio Monte de la Torre, sita en cortijo de La Almoguera, frente a una pequeña colina cercana al río Palmones, desde donde se veía la bahía de Algeciras y el Peñón de Gibraltar, presidida por una atalaya árabe que tenía enfrente y que juntamente sería restaurada, mandado a hacer a principios del siglo XX por Ernesto Larios Sánchez Piña de la rama gibraltareña. Lo diseñó el mismo arquitecto del hotel Reina Victoria de Ronda y Reina Cristina de Algeciras, Thomas Edward Colcutt, y en su construcción se emplearon capataces y trabajadores de la línea férrea Algeciras-Ronda y los que habían edificado el hotel Reina Cristina. Dibujo de Antonio Álvarez Vázquez.

Por cierto en esa ligazón que existió entre el inversor británico, sir Harrison, y los Larios, no puede pasar desapercibido que el hotel Reina Victoria de Ronda, llamado así en honor de la reina de España, consorte de Alfonso XIII, y el hotel Reina Cristina de Algeciras, en atención a la Regenta, viuda del rey Alfonso XII, construidos ambos alojamientos para complementar el servicio a ofrecer a los viajeros del tren, fuera diseñado por el arquitecto inglés, Thomas Edward Colcutt, contratado al efecto por el citado adinerado escocés, fuera también quién proyectó la mansión de los Larios que elevaron en el municipio de los Barrios, llamada, Monte de la Torre, donde se emplearon trabajadores y capataces de las construcciones de las estaciones de esa línea férrea y de los hoteles citados.

Mayo 1905. Alejandra de Dinamarca (Alexandra Carolina Marie Charlotte Louise Julia zu Schleswig-Holstein-Sonderburg-Glücksburg) reina consorte del Reino Unido y los dominios británicos y emperatriz de la India de 1901 a 1910, como esposa del rey británico, Eduardo VII, presente en esta imagen en visita privada efectuada a Gibraltar y donde tomó el tren en el muelle de madera de Algeciras para visitar, en primer lugar la mansión de Guadacorte donde habitaban los Larios y, posteriormente, marchar por el mismo medio ferroviario a la casa ducal de Medinaceli, donde se contempla subida a caballo y al fondo se observa entremezclado de vegetación el edificio apeadero de la estación de La Almoraima. Foto: Revista, The Graphic.

De igual manera a resaltar en esa interrelación que existía entre los Larios gibratareños, el ducado de Medinaceli de la Almoraima y los monarcas de las casas reales de España y Reino Unido, copresidentes de la Calpe Hunt que en el Peñón dirigía Pablo Larios Sánchez de Piña, maestro de los Sabuesos de la Cacería de Calpe (Gibraltar), la visita real que en la primavera de 1905 realizó a las residencias de Guadacorte y al Convento de la Almoraima, la reina consorte del rey británico, Alejandra de Dinamarca, tomando el ferrocarril en el muelle de madera de Algeciras tras desplazarse en un vaporcito desde la Roca con posteriores paradas en las estaciones de los Barrios y la Almoraima para cumplimentar sendas visitas a las que fue invitada.

Estación de tren de Algeciras de primera categoría. Foto: diario Europa Sur.

Estas estaciones de tren estaban proyectadas en plantas rectangulares con un edificio central. Solo de dos pisos y en sus dos extremos figuraban unos adosados como casas mata, en aquellos que tenían asignadas la primera categoría. En la planta baja del cuerpo principal se localizaba el vestíbulo, la báscula para el peso de la mercancía, la ventanilla expendedora de billetes, la librería y el local de la Guardia Civil. Las puertas y ventanas estaban acabadas con arco de media punta. En el resto de la planta baja y con entrada desde la propia explanada del andén, se hallaban las dependencias técnicas destinadas al Jefe de Estación, Interventor y factores, dotadas de teléfonos y telégrafos. La segunda planta estaba dedicada a viviendas del personal cualificado que trabajaba en la misma. El tejado para todos los edificios era cubierto de tejas inglesas a dos aguas. Los muros eran de mampostería y sus fachadas exteriores sin enlucir con piedra vista.

Estación de tren de la localidad de Ronda, también de primera categoría. Foto: Fondo MDA.

El coste total finalmente de la ejecución de la línea Algeciras-Bobadilla, traducido de libras esterlinas al día de hoy, podía proporcionarnos una cifra de inversión alrededor de los mil millones de euros. Entonces fue: 42.404.500 pesetas.

Fardos de corcho en el Puerto de Algeciras, probablemente de los Larios que tenían en esa fecha casi el monopolio de la Comarca, tanto en el Campo de Gibraltar como en la Serranía de Ronda, procedente del aprovechamiento del alcornocal. En esta fecha ya estaba construida la plataforma de hormigón con piedra, traída desde una cantera de Algeciras, en el margen izquierdo del río de la Miel, aunque conservándose aún el muelle de madera con el ramal ferroviario en el margen derecho de la desembocadura del citado río con un vaporcito para el transporte vía marítima de viajeros del tren con destino a Gibraltar. Fuente: Entre Dos Mares y Dos Continentes. 100 Años de Historia. Vicente Luis Sanahuja Albiñana. JPG.

En 1889, un año después de iniciarse las obras de la línea de tren, se instaló por los Larios la fábrica de corcho y de tapones en La Línea de la Concepción, que fue construida y sufragada por su rama gibraltareña. Gozaba de fácil salida exportadora a través de Gibraltar que se hallaba justo al lado. Sin embargo, estaba necesitada de un ramal de tren que conectara, vía ferroviaria, con la estación de San Roque para enlazar con la línea, Algeciras-Bobadilla, de cara a sacar sus productos elaborados así como para proveerse a menor coste de la materia prima procedente de los alcornocales de la Almoraima, de Jimena y de la Serranía de Ronda.

Ese nuevo ramal recibió la misma negativa gubernamental basada en razones militares que antes había encontrado la conexión del ferrocarril con Gibraltar, al hallarse la instalación fabril a escasa distancia del Peñón y representar un elevado riesgo para la defensa nacional porque existiera una infraestructura de comunicación rápida que pudiera servir, llegado el caso, a una invasión británica desde la Roca con la utilización de ese medio de transporte para adentrarse fugazmente por el interior de la península. La gran crisis que a partir del año 1907 sufrió esta fábrica, entre otros motivos, también tuvo que ver con su incomunicación ferroviaria.

La primitiva estación de tren de San Roque, que era conocida popularmente como “EL Loro”. Lugar donde los Larios querían conectar un ramal ferroviario que comunicara su Fábrica Corchera, sita en la Línea de la Concepción, con el ferrocarril, Algeciras-Bobadilla. Asimismo, este mismo espacio, con anterioridad había sido el lugar previsto de encuentro para el enlace y trasbordo de las dos líneas de tren, fallidas en su realización, que comunicaran el Campo de Gibraltar por la costa tanto con Málaga como con Cádiz. En 1909, a raíz de las muchas construcciones que se fueron haciendo en el entorno de esta estación, productos de su gran actividad ferroviaria de almacenes, cargas y descargas, y por ser la estación tanto de la población de San Roque como la más próxima a la Línea de la Concepción, fue declarada núcleo de población o pedanía de San Roque. Fuente: Historia de San Roque.

Tras esta línea de tren, la evolución que el tráfico ferroviario sufriría, sería muy acelerado. Así, en 1897 entró en servicio, una vez a la semana, los lunes, el tren Sud-Express que, partiendo de París y pasando por Madrid, llegaría hasta Algeciras.

En 1906, se procedió a la constitución de la primera Junta de Obras del Puerto de Algeciras, donde tanto había cambiado el escepticismo originario del ayuntamiento de esta localidad con que se construyera la línea de tren que partiendo de esta localidad llevara a Bobadilla. Lo había tomado ya como vital para su futuro tráfico portuario, negándose rotundamente, una vez que fue puesto en funcionamiento, a que se cambiara su ramal de la dársena de madera construida en el margen derecho de la desembocadura del río de la Miel, por otro que partiendo de la estación de San Roque llegara al Puente de Mallorga, perteneciente al municipio de San Roque, para que la conexión ferroviaria con el enlace marítimo con Gibraltar se hiciera en menor tiempo y su estación portuaria se hallara más próximo al Peñón, asimismo más resguardado del temible levante, y que tuviera como conexión con la Línea de la Concepción.

La polémica fue muy agria entre los ayuntamientos de San Roque y la Línea contra el de Algeciras que se negó con éxito perder su situación privilegiada.

Año 1929. La finalización de las obras del muelle de la Galera en Algeciras puso a disposición de su Junta de Obras de su Puerto nuevas superficies para muelle, líneas de atraque, posibilidad de construir naves para alquiler así como habilitar un mejor sistema para proporcionar agua a los vapores que lo solicitaran. Igualmente, el disponer de grúas para la carga y descarga, así como un control aduanero y cobro de arbitrios que no existieron en el antiguo muelle de madera que construyó la compañía inglesa de ferrocarril. Fuente Antonio Torremocha. Diario Europa Sur.

En este sentido, se procedió a construir en Algeciras una plataforma ya de mampostería en el otro margen del río de  la Miel, el izquierdo, donde acabó con posterioridad trasladándose el vial ferroviario, y al que se le llamó muelle de Galera.

Igualmente, con la constitución en 1906 de la Junta de Obras del Puerto de Algeciras, se acabó, por decisión gubernamental, tal y como estaba previsto en la autorización concedida en 1893, el régimen de monopolio que gozaba la compañía del tren británico para sus comunicaciones marítimas con la colonia de Gibraltar.

A destacar, que el primer presidente de la Junta de Obras del Puerto de Algeciras, nombrado en el año 1906 por el gobierno de España, fue el abogado sanroqueño, Francisco Vicente Montero y Rieraque lo había sido de la compañía británica de la línea de tren a Bobadilla. Era, como ya se ha indicado, hijo del abogado y juez de paz de San Roque, Francisco María Montero Delgado que había nacido, en el año 1818, en Jimena de la Frontera, diputado a nivel nacional en el Congreso y perteneciente a la saga de los Monteros cuya rama familiar descendiente de su hermano, Bartolomé, había dado lugar, en 1892, al nacimiento del médico, José Montero Asenjo.

Año 1963. El médico, nacido y facultativo en Jimena de la Frontera, José Montero Asenjo (1882-1967), con su hija mayor, en la calle Sevilla donde tenía su clínica, María Teresa Montero Núñez, que luego fue comadrona en San Roque. El doctor Montero fue sobrino del primer presidente de la Junta de Obras del Puerto de Algeciras, Francisco Vicente Montero y Riera, que antes había sido abogado de la compañía del llamado tren inglés, Algeciras a Bobadilla. Este médico lo fue  durante el periodo,1930-1936, también de las mutuas privadas de Juan March Ordines para atender la salud de los trabajadores de las Colonias Agrícolas de San Pablo de Buceite y San Martín del Tesorillo, una vez que el empresario mallorquín le compró la SIAG a los Larios. Los dos que aparecen en la imagen, murieron en la localidad de San Roque. Para conocer más sobre la sacrificada vida de este médico, José Montero Asenjo, tan perseguido por el franquismo, ver:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/08/01/32388/ Foto: Retratos de Jimena. Ediciones OBA, 

Por si hubiera alguna duda sobre el fin del monopolio de transportar a los viajeros del tren vía marítima a Gibraltar, concedido en 1894 a la empresa inglesa de ferrocarril, una ley española de 1909 sobre el tráfico marítimo de bahía e interior obligaba a las compañías navieras que prestaran este tipo de servicios a viajeros, a que tenían que ser armadores nacionales y embarcaciones con bandera nacional a la vez que tenían que transportar a todo tipo de personas, entre ellos, en esta ruta, a los españoles que trabajaban en la Roca.

plano de la estación de tren algeciras 1880.png retocado

Año 1880. Plano de la Estación de tren de Algeciras. Archivo Militar. Biblioteca Virtual del Ministerio de Defensa. 

Ello llevó a que la compañía de ferrocarriles británica se desprendiera y vendiera su flota de vapores. Asimismo, a que posteriormente se constituyera la compañía naviera, “Punta Europa”, donde participaría en el accionariado la familia de Francisco Vicente Montero y Riera, primer presidente de la Junta de Obras del Puerto de Algeciras.

Año 1910. Estación de tren de Algeciras. Fodo MDA.

En septiembre de 1911, se aprobó el proyecto del rompeolas de Isla Verde en la misma bahía algecireña, y antes, en 1908, el de la construcción de un puerto en Algeciras que contemplaba a la vez el encauzamiento del río Miel, en terrenos coincidentes en parte con los que deseaba ocupar a compañía inglesa del ferrocarril que pretendió vanamente ampliar su muelle maderero y prorrogar su monopolio marítimo.

En 1912, se puso en funcionamiento el tren “Morocco Express”, que salía de París los lunes y miércoles llegando hasta Algeciras. Para entonces, la combinación con vapores para sus nuevos viajeros con destino al continente africano hacía posible continuar a los interesados no solo el viaje vía marítima hacia Gibraltar sino también tener la opción de trasladarse en otras embarcaciones a Tánger y Ceuta.

Año 1930. Foto: La nueva estación de ferrocarril del puerto de Algeciras ya en el muelle de Galera a la izquierda de la desembocadura del Río de la Miel. En esta imagen se observa estacionado el tren que traía el correo con destino a los protectorados español y francés en Marruecos y que finalmente era transportado al continente africano a través del barco de la empresa Transmediterránea denominado, “Ciudad de Algeciras”, al que vemos atracado. Fuente: JPG

En junio de 1913, la titularidad de la línea, Algeciras-Bobadilla, es vendida por la compañía inglesa pasando a integrarse en la “Compañía de los Ferrocarriles Andaluces”, con sede en Málaga y fuerte componente de capital francés, más interesada en la comunicación de la península, también desde Francia, con los Protectorados español y francés en Marruecos, ya no tanto con Gibraltar aunque siguieron manteniendo las mismas conexiones de barcos de vapor con el Peñón pero ya, tal como se ha indicado, sin régimen de monopolio.

Año 1930. Ya construido en Algeciras y en pleno funcionamiento el nuevo muelle de Galera, situado en el margen izquierdo de la desembocadura del río de la Miel y hecho desaparecer el muelle de madera que fue construida por la compañía de tren inglesa, a la vez que encauzado el citado afluente. Los buques ya pintados de blanco, como el que aparece atracado, eran pertenecientes a la empresa Naviera, “Punta Europa”, encargada de transportar a los viajeros del tren y de los trabajadores que tenían su empleo en el Peñón. Foto: Vicente Luis Sanahuja Albiñana. JPG.

Una vez en poder la línea de tren de la nueva empresa ferroviaria, “Compañía de los Ferrocarriles Andaluces”, con fuerte peso de capital francés, procedió a adaptar los exteriores de las estaciones de tren del trayecto entre Algeciras y Bobadilla a su estética edificatoria contenidas en sus otras líneas ferroviarias, reformando el originario diseño anglosajón colonial, enluciendo y encalando sus fachadas, así como elevando con pretiles el final de sus muros, tapando con ello, en las estaciones de primera categoría, la visual de sus tejados a dos aguas.

Año 1910. Estación de Málaga capital. La “Compañía de los Ferrocarriles Andaluces” que se hizo por compra de la línea de ferrocarril inglés, Algeciras-Bobadilla, también era en esas fechas la concesionaria del ferrocarril, Málaga a Córdoba, que tanto contribuyeron los Larios, pasada la mitad del siglo XIX, a su construcción. Foto: Estación de Málaga. Colección Thomas,

Los andenes y trenes de la estación de ferrocarril de Málaga a principios del siglo XX. Autor: desconocido

Esta Compañía tuvo su sede administrativa en el malagueño Palacio de la Tinta -desde 1908, fecha de la construcción del edificio, hasta 1936 en que quebró la empresa-  llamado popularmente así porque quienes trabajaban en su interior escribían con pluma y tinta; lindo inmueble, sito en el barrio de la Malagueta, Paseo de Reding, de arquitectura francesa y cuyas vigas interiores eran las mismas traviesas de madera que se empleaban igualmente para las vías de tren.

Año 1908. Málaga capital. Palacio de a Tinta, sede durante el periodo, 1908-1936, de la “Compañía de los Ferrocarriles Andaluces”, con fuerte componente de capital francés, sito en el malagueño barrio de La Malagueta, en el Paseo de Reding. Fue construido por el arquitecto francés, Julio O´Brien, muy influenciado por la tipología edificatoria parisina de finales del XIX, Al fondo, a mano derecha, se observa la plaza de toros de la Malagueta que fue inaugurada en 1874. Foto: ¨Málaga Antigua”. 

Esa venta por la firma británica de la línea de tren, Algeciras-Bobadilla, a la empresa, “Compañía de los Ferrocarriles Andaluces”, no significó el fin de la influencia de los Larios en este ferrocarril, aunque ya se hallaban en decadencia ambas ramas familiares, la gibraltareña y la malagueña, con perspectivas de liquidaciones de sus negocios para cubrir el ritmo de gastos que llevaban y los déficit que acumulaban sus empresas.

El peso que tenían algunos de los grandes accionistas de esta empresa “andaluza” de ferrocarriles, nueva propietaria de la línea de tren, Algeciras-Bobadilla, como eran los herederos del banquero, José de la Gándara Navarro, marqués de Gándula, que en compensación de deudas con el duque del Duero se hizo en el año 1875 con la Colonia Agrícola de San Pedro de Alcántara, así como los descendientes de Jorge Loring Oyarzábal que fuera socio de la saga de los Larios cuando se construyó el tren, Málaga-Córdoba, o los descendientes del marqués de Salamanca, al que los Larios de la rama malagueña le compraron, a finales del XIX, la finca la Dehesa de los Llanos en Albacete, denotaban las relaciones de proximidad de todos ellos.

Año 1922. Los horarios de los barcos vapores de viajeros entre Gibraltar y Algeciras. Desde la creación de esta línea de ferrocarril en 1894 hasta el 27 de junio de 1969 estas embarcaciones tenían que estar adaptadas a la llegada de los trenes expresos y de correos por ser también correo postal asignadas por la Unión Postal Universal con sede en Ginebra y por tal motivo recibían una subvención. Fuente: “Viajes ferroviarios de ayer, hoy y mañana” y Carlos de las Rivas Hidalgo.

Es más, a destacar también que en el primer Consejo de Administración de esta “Compañía de los Ferrocarriles Andaluces”, constituido en 1877, se hallaba entre sus principales consejeros, Martín Larios Larios, del que ya sobradamente se ha hablado con anterioridad acerca del decisivo papel que en su condición de diputado en las Cortes jugó en la legislación y autorización para la construcción del ferrocarril, Algeciras-Bobadilla.

Para ir concluyendo este capítulo, señalar que en enero de 1941, tras la guerra civil, sería nacionalizado el transporte ferroviario a nivel nacional, entre ellas la línea, Algeciras-Bobadilla, pasando, tanto la infraestructura como los convoyes ferroviarios, a manos del recién creado ente estatal, RENFE, pero para entonces ya gran parte de las propiedades campogibraltareñas de los Larios habían sido objeto de transmisión o de cierre de sus instalaciones.

La conclusión que se puede sacar, tras este sexto capítulo de la monografía dedicada a la familia Larios, es que, al igual que no se entenderían las acciones emprendedoras de esta saga en su rama malagueña sin conocer su interrelación parental y de  negocios con su misma dinastía del Peñón, y viceversa; asimismo acontece en la interrelación que se da en la historia del nacimiento y desarrollo del ferrocarril entre la provincia malagueña y el Campo de Gibraltar, a la vez que destaca en ambos proyectos el sello de la influencia Larios en sus construcciones, aunque de forma ciertamente desigual, más directamente implicado, por su papel, junto a otros socios, como financiador directo en la realización del tren malagueño con destino a Córdoba, por coincidir además en una fecha más temprana, cerca de tres décadas antes, cuando transcurrían de forma desaforada las inversiones de esta dinastía.

(Continuará: LA RAMA GIBRALTAREÑA DE LOS LARIOS Y SU DECADENCIA)

Bibliografía consultada:

“Los Larios en Andalucía y en el Campo de Gibraltar” (I y 2) Jerónimo Sánchez Blanco. Nuestra Historia. Alameda. Diciembre. 2007.

“Historia de San Martín del Tesorillo en la España Contemporánea”. Jerónimo Sánchez Blanco. Año 2007.

“Los Larios en el Campo de Gibraltar”. José Regueira Ramos y Esther Regueira Mauriz. Revista Almoraima, número 17. Instituto de Estudios Campogibraltareño. Año 1997.

“Medina Sidonia, Larios, March: latifundios en el Campo de Gibraltar”. José Regueira Ramos y Esther Regueira Mauriz. Revista Almoraima, número 4. Instituto de Estudios Campogibraltareño. Año 1994.

“Las Reales Fábricas de Artillería de Carlos III en Jimena de la Frontera”. José Regueira Ramos.

“Los Gálvez. Una familia histórica”. Alfonso Vázquez. Diario la Opinión de Málaga. 30.07.2010.

“Cameranos en Málaga en el siglo XIX”. Manuel Muñoz Martín. Isla de Arriarán, páginas 125-134.

“Orígenes de la familia Larios”. Geneanet.org.

LARIOS. http://www.euskalnet.net/laviana/gen_hispanas/larios.html.

“José de los Mártires Serrano Valdenegro (Militar)”. Fuente: malagapersonajes.blogspot.com.

‘Málaga y los Larios. Capitalismo industrial y atraso económico 1875-1914’. Antonio Parejo Barranco. Editorial Arguval, 1990.

“Málaga Curiosidades Malagueñas: Historia de nuestra Málaga para que no caiga en el olvido”. La industria textil malagueña del siglo XIX: “Industria Malagueña S.A. y La Aurora. Junio 2011.   http://malagaysushistorias.blogspot.com.es.

“Cien años de historia de las fábricas malagueñas (1830-1930) Antonio Santiago Ramos, Isabel Bonilla Estébanez y Antonio Guzmán. Libros con acento andaluz. ISBN: 84-95012-80-4.

“Industria Malagueña S.A”. Asociación en defensa de las chimeneas y el Patrimonio Industrial. 

Imágenes.”Málaga en el siglo XIX”. Paseando por la Alameda.”Doris Day”. 2007.

“Industria Malagueña, S. A.”, Jábega, n.º 15 (1976), “El triángulo financiero Heredia-Larios-Loring”, Jábega, n.º 19, (1977), “Mentalidad empresarial y acumulación de capital de la ‘Casa Larios’ de Málaga”, Cuadernos de Ciencias Económicas y Empresariales, (1979). José Antonio Jiménez Quintero. 

 “La industria malagueña”. Málaga, ayer y hoy.  http://www.malagaayeryhoy.com.

Andalupedia. “Larios”. http://www.andalupedia.es

“Minería Industrial”. Francisco Cano García. Revista Sizigia nº 2. Diciembre 2009.

“El Banco de Málaga, el apoyo financiero para el despegue comercial e industrial del XIX”. Francisco Gutiérrez. Diario SUR. 22 abril 2018. 

“El tren a Málaga: un viaje de 150 años”. Pilar Cobos. Diario Córdoba. 30/08/2015.

“Industriales del siglo XIX. Los Larios, estirpe de empresarios”. Amanda Salazar. Diario SUR. 28.11.2007.

“Sagas familiares de Málaga que han hecho historia”. Alfonso Vázquez. Diario la Opinión de Málaga. 30.12.2011.

“Familias malagueñas del siglo XIX para recordar”. Manuel Muñoz Martín.  Editorial Autor Editor. 2006. 

 “La mirada de Málaga”. Alfonso Vazquez. A-Z Andalucía. 2011.

Historia de Málaga. “Los grandes almacenes”. Matías Stuber. Diario la Opinión de Málaga. 14.09.2014.

Fernando Orgambides. “Camino inglés”. 25 junio 2012.

“La actividad comercial en la bahía de Cádiz durante el reinado de Isabel II”. Revista de Transportes Servicios y Telecomunicaciones, número 13. María del Carmen Cózar Navarro. Catedrática de Escuela de Historia e Instituciones Económicas en la Universidad de Cádiz. Año 2007. 

“Heredia, Manuel Agustín (1786 – 1846)”. Cristóbal García Montoro. 1978.

“El Ángel I”. Antonio Luna Aguilar. Diario Sur. 20.09.09.

“Los testamentos de Carlos Larios. Empresario. Primer Marqués de Guadiaro”. Cristina Fernández Barrios, profesora IES. Mª Concepción Barrios Escalante. Investigadora y exprofesora. Isla de Arriarán, XXXV.

“El caso Larios (1888): Un polémico diagnóstico de locura” . Dr. Emilio García García. Universidad Complutense. Madrid.

“Enrique Crooke y Larios: hombre, político e industrial. Una mirada desde la prensa de la Restauración”. Carmen Bulpes Fernández.

“Los orígenes del antimilitarismo en España”. Revista digital Andalán. Eduardo Montagut Contreras. 15/02/18.

“Los diputados de la provincia de Cádiz durante la Restauración (1874-1899)” Alfonso Perales Pizarro. Universidad de Cádiz.

Archivos históricos del Congreso de Diputados y del Senado. 

“La Colonia Agrícola de San Pedro de Alcántara 1857-1910”. José L. Casado Bellagarza.  Edita: Publicaciones y Divulgación Año 2015.

“El Marqués del Duero y la azucarera de San Pedro de Alcántara”. Francisco José, Sánchez  Sánchez. Universidad de Granada. Granada, España.

Portal de la tenencia de alcaldía de San Pedro de Alcántara. “Historia”. Fuente: http://www.sanpedroalcantara.es.

Historia del automóvil en Málaga. “Taillefer. La Familia y los negocios”. 25.06.2009. blogspot.com.

Historia local. “Azúcar de San Pedro de Alcántara para las fábricas de Málaga”. Rosaverde.com.

“Azucarera Larios cumple 125 años de historia ligada al desarrollo de la provincia de Málaga”. Salsa Inmobilaria. 2 julio, 2015.

“Los Larios y la caña de azúcar. Auge y declive. La Producción del azúcar de caña”. Consejería de educación, Cultura y Deporte. Archivo Histórico Provincial de Málaga. Junta de Andalucía. Junio 2015.

“La verdadera historia de la fábrica de azúcar de Maro”. Eugenio Cabezas. 19.11. 2017.

SALSA. Grupo Sociedad Azucarera Larios, SA.

“El ferrocarril Málaga-Córdoba”. Cristóbal Gª Montoro. Diario La Opinión de Málaga. 10.08.2015.

“Crónica de la visita de Sus Majestades y Altezas, la reina Isabel IIª a Málaga y provincia en cctubre de 1862”. Por don Ramón Franquelo , vocal de la Comisión Histórica , Literaria y Arqueológica.  Málaga, 1862. Diputación Provincial de Málaga y Ayuntamiento de Málaga. Imprenta de D. Ramón Franquelo. 

“La burguesía malagueña y sus promociones arquitectónicas de carácter religioso y asistencial”. Eva María Ramos Frendo. Universidad de Málaga.

“Semblanza de San Martín del Tesorillo”. Juan Gutiérrez López. 31.01.1980. 

“Un recorrido por la historia de San Pablo de Buceite”  Andrés Beffa García. 10.05.2012.

“Historia de SPB a un click: De Buceite a San Pablo, hace 126 años”. “Pablo y Martín nombres repetidos en las distintas generaciones de los Larios”. Publicación del I Centenario San Pablo/San Martín. 1987. José Regueira Ramos. Buceite.com. 27.7. 2013.

“De Miramar a Guadacorte. La influencia inglesa en la arquitectura de recreo del Campo de Gibraltar”. Ana Aranda Bernal. Revista del Patrimonio Nacional. Reales Sitios, número 161. 3º Trimestre 2004. Servicio de Publicaciones, 2007. Diputación Provincial de Cádiz. 

“Arquitecturas perdidas VIII: Palacio de Medinaceli”. Urban Idade. Memorias de las redes urbanas. Enrique Fidel. 2 marzo, 2010.

“La piqueta, contra el «Patio de los Leones». El Palacio de Larios, en la Castellana, antes de su derribo”. Federico Ayala Sörenssen. Diario ABC. 05/10/2015. 

“Los Larios y la Industria Corchera. Un caso de industrialización fallida en el Campo de Gibraltar”. José Ignacio Jiménez Blanco. Universidad Complutense de Madrid.

“El incendio en la fábrica de corcho de la Línea de la Concepción. 13 de febrero 1894”. Historia de La Línea de la Concepción 1870-1970.  Diario de La Línea.  Portal La Línea en Blanco y Negro. Antonio Cruz de la Fuente.

La gente de Gibraltar. “1888 – Ciudad Ho Chi Minh a Algeciras – Ferrocarril del Sr. Henderson Alexander Henderson y John “Juanito” Morrison – Louis Lombard y Juan Bosano  Horatio Jones Sprague,  JA Garbarino y J. Marsden”. Neville Chipulina. 

“La estación del ferrocarril”. Diario Europa Sur. 

“El tren Algeciras-Bobadilla” (1ª 2ª, 3ª, 4ª y 5ª parte). Manuel Correro García. 2017.

“Por el valle del Guadiaro: ferrocarril en estado puro”. Viajesferroviariosblogspot.com. 17.01.2013.

“Algeciras (Gibraltar) Railway Company. Ltd”. Vida Marítima. Vicente Luis Sanahuja Albiñana. 17.03.2008.

“El Tren de los ingleses”. Crónicas de un anglófilo. Juan Jesús Ladrón de Guevara.

Euroferroviarios. “Bobadilla a Algeciras (Línea FC) Algeciras Gibraltar Railway Cº”. 

“Victoria Eugenia, la reina más desdichada”. El Confidencial. 06.02.2009.

“La Reina Victoria, en la Almoraima”. Diario de Cádiz. 14.04.1915.

“Curiosidades históricas. El Ferrocarril en Tesorillo”. Blog de Paqurro. 03.04.2018.

“Inauguración trayecto ferrocarril de Argeciras a Jimena de la Frontera”. Francisco Jiménez Jiménez “Currini”. Blog Rfx. Agosto 2008.

“Mansión de los Larios en el Monte de la Torre”. Noticias de la Villa de los Barrios. Antonio Álvarez Vázquez 09/26/2011.

“San Enrique, barriada industrial y agrícola herencia de la familia Larios”. Sanrópolis. 13.11.2016.

“Un encantador valle en el Campo de Gibraltar”. Diario de Cádiz. 13.08.2009.

“La Casita de campo, un lugar mágico”. Y. G. T. / JImena 29.10. 2010.

 “La inscripción en el Registro de la Propiedad de la Casita de Campo”. Noticias de San Martín del Tesorillo. 28. 04. 2011.

La gente de Gibraltar. “1809 – La familia Larios – Maestro de la caza”. Neville Chipulina. Septiembre 2012.

La gente de Gibraltar. “1800 – The Royal Calpe Hunt”. Neville Chipulina. Octubre 2010. 

La gente de Gibraltar. 1881 – The Polo Club”.  Neville Chipulina. Diciembre. 2013

“Historia del Polo en España”. Elma Caballero González-Gordon. AEQUE XXI SL. 2016.

“El Tesorillo. Mallorquines tras los pasos de March”. Honorat Bauçà Roig y Margalida Juan Taberner. Roig Editors S.A. Mallorca 2012.

“La primera huelga de mujeres de Málaga”. Mar Rubio. Cultopía. 08.03.2018.

“El marqués de Larios, la estatua sin sitio”. Alberto Gómez. Diario SUR, 03.12.2916. 

“¿Por qué los Larios no estuvieron en la inauguración de su calle?” Ana Pérez Bryan. Diario SUR. 15.10.2017.

“Manuel Domingo Larios. Monumento en su Honor”. Fuente: malagapedia.Wikanda.

“Prestigio bodeguero en la Málaga del XIX”. Alfonso Vázquez. Diario la Opinión de Málaga. 28.11.2016.

“La fábrica de Larios, el pasado de la industria alcoholera”. Noemí Velasco. Diario de la Mancha “Lanza”. 10.06.2017.

“Éxitos y miserias de una parte de nuestra historia”. Ángel Recio. Diario Málaga Hoy. 05.02.2011.

“La herencia envenenada”. Ramón Triviño. 09.03.2014. torrolex.blogspot.com.

Ante una nueva sentencia judicial. “Otro episodio en la herencia de los Larios”. Ramón Triviño. 24.03.2018. torrolex.blogspot.com.

“Quiero el título de marqués, soy la viva estampa de mi bisabuelo”. Alfonso Vázquez. Diario. La Opinión de Málaga. 

“La hija del marqués de Larios demandará ante la ONU a la jueza que ordenó su desahucio” El Confidencial. Silvia Taulés. 21.04.2018.

“La disputada herencia del marqués de Paul”. Álvaro de Cózar. Diario El Pais. 04.10.2014.

“Bárbara Kalachnikoff y sus dos hijas, a punto de recuperar la disputada herencia del marqués de Paúl”. Diario digital, “El Español. 28.04.2017.

“Otro episodio en la herencia de los Larios”. Ramón Triviño. 24.03.2018.

“Los descendientes de Vicenta Maturana (2) Los ricos herederos”. Heliodoro Ceballos Merino.  

“Hasta que la herencia nos separe: Litigios, pasiones y vendettas”. Jesús Salgado. 2000.

“Odio más espeso que la sangre. La complicada crónica de la herencia del marqués de Larios”. Eugenio Suárez. Diario La Nueva España. 16.05.2012. 

“El secreto del marqués de Larios”. Maite Martínez Blanco. Diario La Verdad de Murcia. 13.05.2010.

“Quiero el título de marqués, soy la viva estampa de mi bisabuelo”. Alfonso Vázquez. Diario La Opinión de Málaga. 09.01.2017.

“La Conferencia de Pizarra”. Pizarra en el Recuerdo. Centro Guadalinfo de Pizarra. Año 2013.

“Al Sur de Granada (1919-2005) Primeras Jornadas sobre Gerard Benan”. Centro de Documentación y Estudios de Sierra Nevada y la Alpujarra. Mecina-Fondales (La Taha) 2005.

“La financiación de la Guerra Civil española: una aproximación histórica”. José Angel Sánchez Asiaín. Editorial. Crítica. Año, 2012.

“La verdadera historia de las enfermeras de la Batalla de Brunete”. A. Vargas. Guerra en Madrid. 06.7.2015

“La Equitativa: un edificio emblema de Málaga”. Ángel Escalera Diario Sur.

“El álbum fotográfico de la construcción del ferrocarril, Bobadilla-Algeciras”.
Juan Carlos Pardo González / Instituto de Estudios Campogibraltareños
José Manuel Sampedro Guerrero / Asociación de Amigos del Ferrocarril de Algeciras. Instituto de Estudios Campogibraltareño. Revista La Almoraima. Número 36. Año 2008.

Fuentes orales.

Jerónimo Sánchez Blanco, José Regueira Ramos, José Manuel Algarbani, Isabel Ortega Ortega, Rosa Estorach, José María Moreno Vega, Teodosio Vargas-Machuca García, Francisco Quirós “Pacurro”. Domingo González Quintero, Rosa Escobar y Carlos de las Rivas Hidalgo.

ANEXO Iº: OTRAS ENTRADAS DE ESTE BLOG RELACIONADAS CON EL MUNICIPIO DE JIMENA DE LA FRONTERA.

A) LA COTIDIANIDAD Y LOS HITOS MÁS SIGNIFICATIVOS TRANSCURRIDOS EN JIMENA A LO LARGO DEL SIGLO XX.

A MANOLO BAUTISTA “MANOLETE” (1ª PARTE) 24.05.2019: Retazos biográficos que realizo en memoria de su reciente fallecimiento donde quedan reflejados muchas claves conceptuales del argot local asociadas al profundo entorno sociológico y familiar que le tocó vivir. Personaje cercano y singular entroncado en el paisaje urbano de la localidad: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2019/05/23/37540/

A MANOLO BAUTISTA “MANOLETE” (2ª PARTE) 03.06.2019: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2019/06/20/37692/

A MANOLO BAUTISTA “MANOLETE” (3ª PARTE): 26.06.2019: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2019/06/26/37752/

MI CHARLA CON DIEGO ROCHA (Y IIª PARTE) (30.11.2018) Continuando esa entrevista, seguidamente me centro en la historia del padre de Diego que por haber sido corresponsal del periódico “Ahora” durante la IIª República estuvo a punto de costarle la vida:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/11/30/36206/

MI CHARLA CON DIEGO ROCHA (1ª parte) (13.11.2018) En el verano del 2018 en una de mis estancias en Jimena me senté con el vecino Diego Rocha Sánchez a conversar y dio mucho de si. De ahí que me viera obligado para reflejar su contenido a dedicarle dos entradas; esta primera sobre su biografía como futbolista, emigrante, policía local…:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/11/13/36089/ 

SOBRE LA GRIPE DE 1918 EN JIMENA (10.05.2018) El año 1918 ha quedado grabado en los anales de la historia como el fin de la Primera Guerra Mundial. No tanto como el año fatídico en que tuvo lugar la mayor pandemia mortal de la historia moderna y contemporánea y donde Jimena ni Tesorillo se salvaron de su tremenda afección mortal:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/05/10/34917/

LA GUERRA DE SIDI IFNI Y JIMENA (02.05.2018) Entre 1.957 y 1.958, el régimen de Franco, ocultándolo y sin declaración de guerra alguna, estuvo en conflicto con el Reino de Marruecos por la continuidad española de sus posesiones coloniales en el África Occidental. Jimena también contribuyó con algunos de sus hijos a ese conflicto:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/05/02/34839/

PERSONAJES ENTRAÑABLES DE AQUELLA JIMENA: PAQUIRO (08.04.2018) La vida de un esforzado transportista muy particular en su personalidad que se ganaba la vida llevando como carga sobre sus manos y espaldas cuanto hiciera falta y lo mismo sustituía un taxis que un burro:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/04/08/34738/

JIMENA CERRADA (2): LOS INCENDIOS FORESTALES (19.03.2018) Corresponde esta entrada a las reacciones que se producían en pueblo porque había surgido un gran incendio en la sierra. También en esta ocasión se clausuraban temporalmente los negocios y se encerraba la población en sus casas. Si era de noche, se apagaban las luces para dar la sensación de que no había nadie en sus interiores:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/03/18/34571/

JIMENA CERRADA (1): EL FISCO (12.03.2018) La llegada a la localidad procedente de Cádiz del fisco -la administración fiscal, lo que ahora es la Agencia Tributaria- originaba el cierre de las puertas de las casas, temerosa su población bajo una economía sumergida de supervivencia, ser objeto de su inspección:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/03/12/34551/

CHOQUE DE TRENES EN JIMENA (27.02.2018) A través de un accidente de tren sucedido en el año 1941 a la salida de la estación de San Pablo en dirección al municipio de Gaucín, se va poniendo al descubierto en aquel periodo de posguerra, la fuerte presencia militar y de presos republicanos que había en el municipio, así como las relaciones de pareja que empezaban a tener con las nativas de la localidad:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/02/26/34286/

EL BAILE EN “LOS TRES SALTOS” DE JIMENA (15.06.2017)  En la última década de los años cincuenta e inicios de la década de los sesenta del pasado siglo hubo un salón de baile que marcó a una generación. Cómo se divertían, la música de entonces, lo que se bebían:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/06/15/31855/

LA JINCALETA EN LA FINAL DE MADRID (09.06.2017) Sucedió a finales del año 1956. Jimena como única representante de Andalucía compitió con su baile de origen local, la Jincaleta, en la final de los Coros y Danzas de la Sección Femenina que se celebró en Madrid. Las peripecias que acontecieron:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/06/09/31809/

LA CASA DEL JUZGADO DE JIMENA (01.05.2017) Destacaba una gran mansión que existe frente a la casa donde nací. Me adentro aquí para recorrer lo que no se supo de las biografías familiares que la habitaron y el origen histórico de este noble inmueble:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/05/01/31675/

LA CALLE Y CASA DE JIMENA DONDE NACÍ (26.03.2016) La calle San Sebastián de aquel tiempo. Cómo eran las tiendas donde comprábamos y cómo nos la arreglábamos cuando las cocinas aran de leña, no existía la calefacción, el agua no corría por las casas, no había ni lavadoras ni tampoco frigoríficos:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/03/25/31449/

“LAS PLAYAS” DEL MUNICIPIO DE JIMENA (16.03.2017) Cómo eran de primitivas las playas adonde los primeros jimenatos nos desplazábamos para bañarnos. Las odiseas de esos primeros viajes. Cuál era el paisaje físico y humano que ofrecía aquel litoral:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/03/13/31303/

COCHES Y CARRETERAS DE AQUELLA JIMENA (06.03.2017) Un recorrido de época sobre los primeros coches que llegaron al mercado, cómo se conducían, qué reacción provocaba entre la población y como eran las infernales carreteras por donde transitaban:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/03/06/31255/

LA MUERTE DE LOS PAPAS DE ROMA DESDE JIMENA (25.02.2017) Al igual que pudo suceder en cualquier otro punto del medio rural en aquella España tan profunda y de tan obligada religiosidad oficial, relato aquí desde el prisma de la infancia cómo se vivió en el pueblo que me vio nacer la muerte en tan solo cinco años de dos Pontífices del Vaticano, Pío XII y Juan XXIII:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/02/25/31152/

EL CUENTO DE LA CIGÜEÑA Y LA REPRODUCCIÓN (17.02.2017) La historia de una infancia donde la escuela para la enseñanza de la hechos mas elementales, considerados por la moralina estrecha imperante como delicados y no aptos para menores, se aprendían en la calle a través del contacto directo de los amigos, tales como de donde venían los recién nacidos y como las parejas engendraban a sus descendientes:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/02/17/31102/

UN JIMENATO EN LA FERIA DE TESORILLO (15.02.2017): Un recorrido por las relaciones entre personas de distinto sexo acontecido a lo largo de una gran parte del siglo XX, tomando como hilo argumental de la narrativa la historia real sobre los avatares que le acontecen a un jimenato que fue a ligar a la feria del Corpus de la entonces pedanía y hoy entidad local autónoma, San Martín del Tesorillo:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/02/15/30992/

LOS ÁNGELES Y JIMENA CON LA FAMILIA LASTRES (05.02.2017): Pasado más de medio siglo, un recorrido por la Jimena y su Estación de tren de los Ángeles acompañado de una familia de octogenarios que así la vivieron en su tiempo de juventud y que tras marcharse del municipio han viajado de nuevo para volverla a recordar:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/02/05/30708/

BARBERÍAS Y PELUQUERÍAS DE JIMENA (27.01.2017): La sociología que envolvía a la clientela, tertulias y prensa que se leía en aquellas barberías de la década de los cincuenta y principios de los sesenta del siglo pasado, así como lo que significó la irrupción en el pueblo de las peluquerías para señoras:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/01/25/30573/

LA GRAN NEVADA DE 1954 EN JIMENA (20.01.2017):  (El 3 de febrero de 1954) Jimena de la Frontera amaneció como nunca, con una inmensa nevada que casi todo lo cubría. Y en este caso desconocido y que no se ha vuelto a reproducir, narro cual fue la reacción de sus habitantes hasta que primero se heló y luego se derritió:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/01/19/30456/

LA DIVISIÓN AZUL EN JIMENA (09.01.2017): El relato de esta aventura del franquismo en apoyo a Adolfo Hitler, adonde llegaron dos jimenatos que atravesaron sinsabores múltiples por las penurias que padecieron:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/01/08/30335/

LOS ORÍGENES DEL FÚTBOL EN JIMENA (21.12.2016): La historia de la creación del club deportivo Jimena de fútbol asi como sus antecedentes, reconstruido a través de unos recortes familiares que casualmente hallé: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/12/19/30130/

LA TELEVISIÓN LLEGÓ A JIMENA A TRAVÉS DE SAN PABLO (21.10.2016): Las peripecias que ocurrieron cuando aparecieron los primeros televisores y cómo contribuyó a cambiar ciertas pautas del comportamiento de las gentes del pueblo:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/10/19/29752/

LA NOVENA QUE VIVÍ (01.09.2016): Cómo fueron a lo largo de mi infancia los nueve días dedicados a la patrona de la localidad, la Reina de los Ángeles, en la barriada que lleva su nombre y estación de tren, culminada el fin de semana de la primera semana de septiembre:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/09/01/29468/

TRAGEDIA TAURINA EN ALCALÁ LA REAL (26.08.2016): En el jienense pueblo de Alcalá La Real, cuatro años antes de que se hundiera la plaza de toros de Jimena de la Frontera, también había ocurrido un episodio de similares características:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/08/26/29375/

DESGRACIA TAURINA EN JIMENA (17.08.2016): El hundimiento de la plaza de toros de Jimena acontecido el 17 de agosto de 1961, donde hubo cinco muertos y cientos de heridos, entre ellas la hija del Primer Ministro de Reino Unido:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/08/17/29346/

EL PREGÓN A JIMENA QUE NO FUE (01.06.2016): En el año 2003 el ayuntamiento me nombró pregonero de aquella feria de Agosto. Cuando subí al escenario, me olvidé del guión que llevaba escrito para entregarme a las historias de mi infancia y adolescencia que me inspiraban los vecinos presentes. Ahora, localizado el texto que llevada redactado porque se me extravió, lo hago público :  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/05/29/28784/

EL CINE DE VERANO EN JIMENA (13.05.2016): Recorrido por lo que fue esta sala cinematográfica en la temporada veraniega y calurosa:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/05/13/28738/

EL CINE CAPITOL (25.04.2016): Radiografía sobre la sala cinematográfica y espectadores de invierno en Jimena:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/04/25/28693/

BARES DEL MUNICIPIO DE JIMENA (04.04.2016): Descripción sobre bares y clientes que lo visitaban para beber, tapear y charlar:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/04/04/28375/

LA GASTRONOMÍA JIMENATA QUE FUE (03.03.2016): Un recorrido por los platos tradicionales, con el recetario de sus ingredientes y su evolución hasta hoy:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/03/03/28125/

ENTRAÑABLE AURELIO (19.02.2016) De la mano del taxista de Jimena recorriendo aquellas carreteras, paisajes y paisanajes de mi infancia en los coches de la época:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/02/19/27623/

LA MIRADA A LA GUERRA DESDE LA NIÑEZ (01.12.201): Cómo viví desde chico la Guerra Fría que se desarrollaba, como el accidente de bombas atómica caídas en Palomares, el bloqueo a Cuba por el despliegue de los misiles soviéticos o la carrera espacial:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2015/12/01/26981/

TOROS EN LA JIMENA DE 1957 (16.09.2015):  Crónica de una historia local que recupero limpiando bolsas de recortes de prensa y apuntes manuscritos del pasado:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2015/09/15/26318/

CÓMO ÉRAMOS: ADOLESCENCIA, SCOUT Y MÚSICA (01.11.2012) Contiene las relaciones y vivencias de aquellos jóvenes y la música que oíamos de Radio Gibraltar así como los discos de vinilo que nos llegaban desde El Peñón:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2012/11/01/12928/

HACIA EL IIº REENCUENTRO DE LOS CLUBES DE JIMENA (18.04.2015): Tal como somos, medio siglo después de aquella adolescencia:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2015/04/17/25415/

CUANDO DE NIÑO ME FUI DE CINE  (02.10.2012): Un apunte biográfico de mi infancia con la actriz sueca, Anita Ekberg, el español Fernando Fernán Gómez y el italiano, Vittorio de Sica:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2012/10/02/11624/

CÓMO LLEGÓ LA IIª REPÚBLICA Y SU PRIMER ALCALDE A MI PUEBLO (13.04.2014) La sencilla historia sobre cómo se enteraron radiofónicamente de la llegada de este acontecimiento histórico:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2014/04/13/22541/

LA HISTORIA DEL DOCTOR MONTERO (13.09.2014): Una sacrificada y sufrida biografía la del médico de mi pueblo comprometido con la causa de la democracia y la IIª República:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2014/09/13/23993/

CRISIS Y EMIGRACIÓN EN EL MEDIO RURAL (24.02. 2015): Cómo fue y las secuelas dejadas por la emigración de la décda de los sesenta del pasado siglo:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2015/02/24/25187/

MI PESADILLA CON WERT (18.03.2012): El relato a través del sueño sobre el modelo de enseñanza bajo el franquismo y que al parecer tenemos que volver con la LOMCE:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2012/03/18/6032/

GIBRALTAR, ESA GRAN COARTADA DE RAJOY (12.08.2013): No solo le sirvió el estribillo, “Gibraltar español”, a Franco para desviar las tensiones contra su Régimen, sino que también lo ha empleado Rajoy para tapar su corrupción:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2013/08/12/18762/

B) LA MEDICINA Y LA SANIDAD DE JIMENA A LO LARGO DEL SIGLO XX.

EL POLIFACÉTICO, ANTONIO MATA GÓMEZ, FARMACEÚTICO (04.02.2019) Permaneció en la localidad de boticario desde 1952 hasta 1960. Flamencólogo, futbolista y árbitro, dinamizó la vida local:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2019/02/04/36972/

EL EXILIO DEL DOCTOR ORTEGA Y EL RETORNO DE DOÑA PURA (3ª PARTE) (08.02.2018) En esta tercera y última parte de la biografía, se relata la traza del facultativo en el exilio hasta que acontece su fallecimiento en Caracas; acompañado siempre de la historia que paralelamente fue acaeciendo a su entorno familiar:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/02/08/34163/

EL DOCTOR ORTEGA DURÁN Y LA GUERRA CIVIL (2ª PARTE) (29.01.2018) Los hechos más significativos que le sobrevinieron a este médico de Jimena durante la contienda bélica, desde que tuvo lugar su inicio, 18 de julio, hasta el final, 1 de abril de 1939 con su salida por la frontera de Port Bou al exilio, primero a Francia:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/01/29/34056

LA BIOGRAFÍA DEL MÉDICO DE JIMENA, GUILLERMO ORTEGA DURÁN (22.01.2018): Los antecedentes familiares y los acontecimientos vividos por el médico, Guillermo Ortega Durán -originario del malagueño pueblo de Montejaque que ejerció de facultativo en el gaditano municipio de Jimena de la Frontera- que sucedieron desde su nacimiento hasta que estalla el alzamiento militar el 18 de julio de 1936:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/01/20/33940/

EL PRACTICANTE REPUBLICANO DE JIMENA, JUAN ARJONA GIL (23.08.2017): La aventurada vida de un autodidacta que empezando por barbero fue el practicante y dentista en Jimena hasta verse por su condición de cenetista y masón teniendo que huir de España para conocer otras miserias en el Túnez del norte de África como fue el campo de concentración donde fue recluido y colateralmente otra guerra, esta vez mundial, hasta marchar a Venezuela donde hallaría al fin la paz y el reencuentro feliz con su familia jimenata pero lejos de su tierra y de los suyos:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/08/23/32607/

ARAGONCILLO, FARMACÉUTICO EN JIMENA (15.08.2017): Higinio Aragoncillo Sevilla, estuvo durante un corto periodo de tiempo ejerciendo el oficio de boticario en Jimena (desde finales de 1950-1952) Su biografía, la de sus antecesores familiares, también farmacéuticos, y los vínculos parentales de este apellido con el municipio gaditano: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/08/14/32536/

EL FARMACÉUTICO DE JIMENA, JOSÉ SÁNCHEZ DE MEDINA (07.08.2017)  La vida del boticario, dentro de una saga familiar de la misma profesión, que procedente del gaditano municipio de Ubrique ejerció en la localidad de Jimena durante un dilatado periodo de tiempo (1917-1969) desde su primera plaza hasta su jubilación:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/08/07/32465/

El DOCTOR MONTERO, LA VIDA ROTA DE UN HOMBRE BUENO (01.08.2017) Los avatares ampliados y exhaustivo por las que atravesó el médico Montero, que tras una dichosa biografía inicial sin embargo con el alzamiento militar de 1936 vio destrozada su profesión así como la propia vida y la de toda su numerosa familia.  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/08/01/32388/

EL MÉDICO LASTRES DE LA ESTACIÓN (23.07.2017) Una historia que va más allá de una mera biografía médica. Ilustre galleguista, descendiente de una saga de prestigiosos facultativos, aterrizó en Jimena con el silencio sobre su pasado republicano y con la modestia y la discreción que caracterizó su personalidad así como el ejercicio de la profesión:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/07/22/32226/

EL MÉDICO JUAN MARINA (2ª PARTE) (15.07.2017) Continuación referido a la esposa del médico y familia, su descendencia así como a la vida del hermanastro, Antonio Marina Gutiérrez:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/07/14/32147/

EL MÉDICO MARINA DE JIMENA (10.07.2017) La biografía del jefe de la saga de los Marinas, José Medina Soria, así como la del médico que ejerció en jimena, su hijo, Juan Marina Bocanegra:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/07/10/32092/

LA SANIDAD DE JIMENA (1950-1970) 2ª PARTE (03.07.2017) Segunda parte de la Conferencia pronunciada el 19.05.2017 en el Salón de Actos de la antigua iglesia de la Misericordia en las XXIV Jornadas De Historia y Arqueología:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/07/02/31989/

LA SANIDAD DE JIMENA (1950-1970) 1ª PARTE (26.06.2017) Parte inicial de la Conferencia pronunciada el 19.05.2017 en el Salón de Actos de la antigua iglesia de la Misericordia en las XXIV Jornadas De Historia y Arqueología:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/06/25/31802/

C) HITOS MÁS SIGNIFICATIVOS DE JIMENA ANTERIOR AL SIGLO XX

IBN’ASHIR, EL JIMENATO MUSULMÁN UNIVERSAL (01.09.2017): La interesante trayectoria de un autodidacta jimenato de religión musulmana que en su exilio en Marruecos vivió en profundidad la espiritualidad del Islam y logró sin aspirarlo, desde su muerte acontecida en la ya lejana fecha de 1363 y de forma ininterrumpida hasta nuestros días, ser reconocido como personaje histórico de relevancia internacional:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/08/30/32690/

D) SOBRE EL POETA LEOPOLDO DE LUIS.

(y IIIº) LEOPOLDO DE LUIS Y JIMENA (10.01.2019):  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2019/01/10/36683/

(IIª) LEOPOLDO DE LUIS Y JIMENA (02.01.2019):   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/12/16/36397/

(Iª)EL POETA LEOPOLDO DE LUIS Y JIMENA (17.12.2018):   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2019/01/02/36590/

ANEXO IIº: TRILOGÍA SOBRE CASTELLAR DE LA FRONTERA.

DE JIMENA A CASTELLAR PARA VER MI PRIMERA NOVILLADA (06.11.2016): Cómo percibí el lugar en que se celebró y el transcurso de mi primera asistencia a una peculiar corrida taurina:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/11/06/29871/

LA CASTELLAR QUE CONOCÍ EN 1960 (06.12.2016): En qué situación de extremo subdesarrollo se encontraba este municipio y el cambio espectacular que se produjo en tan poco tiempo:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/12/06/29970/

CASTELLAR Y LA CASA DUCAL DE MEDINACELI (26.12.2016): Historia de Castellar y de la casa nobiliaria que la dominó durante un largo periodo con prácticas semifeudales y las distintos avatares divergentes que les vinieron sucediendo:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/12/25/30239/ 

ANEXO IIIº: OTRAS ENTRADAS DE ESTE BLOG RELACIONADAS LA HISTORIA DE LOS LARIOS.

(Iª PARTE) LOS LARIOS Y LA CASITA DE CAMPO  (14.06.2018):   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/06/14/35154/

(IIª PARTE) LOS LARIOS Y LA CASITA DE CAMPO (27.06.2018): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/06/27/ii-la-casita-de-campo-y-los-larios-la-rama-malaguena-27-06-2018/,

(IIIª) LOS LARIOS Y LA CASITA DE CAMPO. LA RAMA GIBRALTAREÑA (03.07.2018): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/07/03/35292/

(IVª) LOS LARIOS Y LA CASITA DE CAMPO. LA BRITANIZACIÓN DEL CAMPO DE GIBRALTAR (Iª) (16.07.2018):   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/07/16/35385/

(Vª) LOS LARIOS Y LA CASITA DE CAMPO. LA BRITANIZACIÓN DEL CAMPO DE GIBRALTAR (IIª)  Los Larios y el ferrocarril inglés, Algeciras-Jimena-Ronda-Bobadilla (Iº):  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/07/23/35440/

(VIª) LOS LARIOS Y LA CASITA DE CAMPO. EL TREN INGLÉS (IIº PARTE) (08.08.2018): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/08/08/35477/

(VIIª) LA DECADENCIA DE LOS LARIOS EN SU RAMA GIBRALTAREÑA (30.08.2018): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/08/30/35582/

(VIIIª) LA POLÍTICA EN LOS LARIOS: PODER Y DECLIVE (25.09.2018): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/09/25/35770/

(IXª) LOS LARIOS PARLAMENTARIOS (04.10.2018): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/10/04/35854/

(Xª) LOS LARIOS Y LA LLEGADA DE LA IIª REPÚBLICA (14.03.2019): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2019/03/14/37226/

Anuncios
Posted in: Solo Blog