9ª parte. MEMORIAS de Juan López Morales (21.07.2021)

Posted on julio 21, 2021

0


Año 1992. Juan López Morales en su penúltima estancia en la Jimena de sus amores desplazado desde su residencia de Mont-de Marsan (Francia) que aprovechará también para visitar la Expo de Sevilla donde disfrutará de lo lindo. Contaba con setenta y siete años, a cuatro de que nos dejara. Foto: Helios López Lamothe.

INTRODUCCIÓN

Ignacio Trillo

Aquí finaliza el legado escrito en formato autobiográfico que nos dejó Juan López Morales tras su fallecimiento el 26 de noviembre del año 1996, recién cumplidos los ochenta y un años, en Mont-de-Marsan (Francia), lugar donde se exilió tras el derrocamiento de la II República a la que defendió como voluntario acorde con los ideales que profesaba.

Nacido el 29 de octubre de 1915, Juan López siempre se consideró un jimenato -de Jimena de la Frontera (Cádiz)- allí por donde pasó o se estableció. Vivía apacible y felizmente con su numerosa familia en la Barriada de la estación de tren de Jimena, trabajando con el padre, casado dos veces por enviudar, que regentaba un patio de corcho, hasta que sucedió el fatídico día 28 de septiembre de 1936, contando con veinte años y teniendo que huir dejándoselo todo, hasta una novia, acompañando a su familia ante la ocupación militar con bombas y disparos de la localidad por las tropas africanistas coloniales sublevadas contra el ordenamiento constitucional. Enrolándose en su ejército popular participó en las batallas del Jarama, del Ebro y en la defensa de Cataluña hasta acabar, tras la derrota, exiliado en Francia para caer en los campos de concentración donde las autoridades francesas encerraron a los españoles refugiados y luego sufrir la invasión alemana y las peripecias de la Segunda Guerra Mundial.

Habría que ponerse en la piel de este republicano ya jubilado después de todo lo que había sufrido las sensaciones que tuvieron que pasar por su mente y la alegría recibida cuando a través del gobierno español que presidía Felipe Gonzáles le fueron reconocidos sus derechos como suboficial del ejército de la II República donde llegó a la categoría de sargento. Fuente: Helios López Lamothe.

Este epílogo no quiere decir que acabe esta serie relacionada con el protagonista y las personas que le rodearon o tuvo contacto con él en esta odisea, en tanto tendrá más capítulos dedicados donde afloren apartados no contemplados en su autobiografía y que me he ido encontrando en la investigación que paralelamente he venido realizando en la contrastación de sus contenidos y en la contextualización de los hechos narrados así como otros adicionales que son citados en la misma de pasada y que por su interés histórico merecen un desarrollo más pormenorizado. Puen bien, en esta conclusión nos aparece un Juan López Morales en su madurez de manera reflexiva no solo sobre el pasado sino igualmente referido al incomprensible por injusto presente que también le ha tocado vivir, comunicándolo a través de su poesía como arma de denuncia.

Después de enviarme generosamente su hijo Helios, francés con doble nacionalidad compartiéndola con la española pero formado en Francia, el contenido íntegro de la autobiografía del padre, atendiendo a mi petición de publicarla en este Blog para que fuera conocida, me acompañaba unas notas donde me expresaba, entre otras cuestiones, el orgullo que sentía de su padre en esa superación constante que le caracterizaba, la de un obrero cque había llegado por su afan de aprendizaje constante a tener una capacidad intelectual que era de admirar.

En estos poemas de Juan López hay recuerdos de aquel terrible pasado, como ese llanto sin llorar por todo lo que hizo perder la guerra, perdonar sí pero no olvidar, o el paso de los españoles republicanos por la frontera francesa y lo que les esperaba, o cómo conservaba el impacto que le causó el asesinato de Federico García Lorca, con treinta y ocho años, en plena producción literaria, asimismo el dedicado al crimen que efectuaron contra la vida de Blas Infante. También, aborda otras cuestiones vitales como el otoño, la llegada de un nuevo año, la dignidad llegada la Tercera edad... y siempre su "rincón", Jimena de la Frontera. Y entremedio, la amargura e indignación por el Planeta que se dejaba con una preocupación medioambiental de lo más loable adelantándose al tiempo, al igual que el triste panorama de una sociedad destrozada, rota por la desigualdad, las injusticias y las guerras como negocio que continuaba. No olvidemos que eran momentos del liberalismo salvaje puesto en marcha en la esfera internacional por Ronald Reagan y Margaret Thatcher, la caída del muro de Berlín, la desintegración con guerra de Yugoeslavia... en fin, un mundo convulso que marchaba en sentido contrario a su ideario libertario anarco-sindicalista puesto al día y que le acompañaría como persona de compromiso solidario, pacifista y fraternal, desde su más temprana adolescencia hasta su último día.

Hay que tener en cuenta en la lectura de esta poesía, aparte de su carácter de autodidacta, que está escrita en lengua castellano después de llevar más de medio siglo viviendo en Francia empleando en su cotidianidad el idioma del país galo.

Poemas y Pensamientos

Juan López Morales

             «¿Llorar?»

                ¿Por qué llorar?

                si un día lo perdí todo.

                Perdí a la familia,

                perdí a los amigos,

                perdí mi juventud,

                en fin, todo lo perdí,

                y no llore jamás.

                Fui solitario por el mundo,

                sin olvidar jamás,

                fui siempre pensando

                y me dicen ahora olvidar.

                Perdonar, si se puede,

                pero siempre recordar

                aquellos tiempos pasados

                que no podemos ignorar

                aunque la pavea nos lleve

                y volvamos a resucitar.

                Pensamos en el pasado

                para poder impedir

                que lo pasado

                volvamos a repetir.

***************

«El Planeta que me dejo»

                Terremotos, inundaciones, sequias,

                fuegos, cambios climatológicos,

                catástrofes por todas partes del planeta.

Las broncas en el deporte.

                En terrenos de deportes,

                fanatismos y violencias.

                Miseria, mucha, miseria, miseria

                por todos los países pobres

                de esta dichosa tierra.

                Guerras, que solo hacen victimas

                a la clase obrera

                y enriquecen las grandes

                compañías y patrones

                de fábricas de guerras.

                Atentados por todas partes

                victimas inocentes

                sin que sepamos cuales son

                los fines perseguidos

                ni las gentes que los cometen.

                Niños esclavos en los pueblos

                del planeta, llevados a la

                prostitución infantil

                sin que nadie los proteja

                en lugar de frecuentar

                las escuelas.

                Destrucción masiva de todos

                los lugares ecológicos

                que adornaban paisajes

                de bosques magníficos

                y hermosos de la tierra,

                refugios de todas clases de aves

                que nos limpian la atmosfera

                de insectos.

                Drogas y otros vicios similares

                que embrutecen una juventud

                ya martirizada por el paro

                que la sociedad les impone.

                                                        Desde el hospital de Mont-de-Marsan

                                               El 3 de febrero 1996

«Otoño»

                Cielo nublado y lluvioso,

                frío con vientos húmedos,

                triste en los campos mojados

                y las hojas por el viento

                llevadas de un lado a otro.

                Los árboles se balancean

                meneando sus raíces

                mientras los raros pájaros

                cantan en lo alto de sus ramas.

Aves soportando o resguardándose entre ellas del cambio de temperaturas por el paso del verano al otoño

                Parecen que están llorando

                o implorando sus tristezas

                del tiempo que se avecina

                y pidiendo a la naturaleza

                que pase pronto el invierno

                y llegue la primavera.

**************

«El destierro»

                   Unos cojeando van

                como pueden y con muletas,

                otros, cabezas vendadas

                tirados en la cuneta,

                heridas infectadas,

                minados por la miseria.

Todos caminan igual

                para pasar la frontera.

                ¿De dónde venís?

                pregunta alguien

                que a la columna

                se acerca.

                Venimos de un hospital

                que a pesar de su cruz roja

                los aviones facistas

                acaban de arrojar

                sus bombas.

Siguen tristes su camino

                sin pensar

                lo que les espera.

                al otro lado de Francia

                cuando pasen la frontera.

Y detrás vienen otros

                por montes y carreteras

                siguiendo el mismo camino

                quizás sus padres, o hijos,

                   hermanos, o compañeros

                que no piensan encontrarlos

                entre alambradas y arena

                guardados por gendarmes

                senegaleses y moros

                todos de conciencia negra,

                negra como sus colores

                y cerdas en los corazones.

                Quien lo hubiera pensado

                ni al mismo tiempo creído

                que en un país como Francia

                que creímos amigo.

                Entre alambradas y arena

                guardados por asesinos

                de ese modo recibiría

                a las mujeres y niños

                que detrás de los heridos

                van pasando la frontera

                creyendo encontrar en Francia

                aquellos derechos humanos

                de los que tanto se habla

                y jamás fueron cumplidos.

                                               El 9 de febrero de 1989

***************

«En memoria a Blas Infante,

asesinado en Sevilla, en 1936 por Queipo de Llano»

Con Andalucía en el alma

                   quisieron que en el olvido

                se perdiera tu memoria

                y que tu nombre en la historia

                fuera un recuerdo perdido.

                Te quisieron siempre hundido

                en la oscuridad inerte

                sin sospechar que al perderte

                aquí siempre quedarías

                y que al morir triunfarías.

                De tu muerte con tu muerte

                tuvo de tu alma la calma

                un sueño singular,

                no fuiste tú sino llevar

                ¡Andalucía en el alma!

                La cruz de un pueblo que empalma

                canto y llanto, sombra y luz,

                que enternece su historia

                en los brazos de su cruz,

                más no pudo la traición

Los felones militares que juraron lealtad, acatamiento y la defensa del ordenamiento constitucional republicano ante cualquier ataque y que acabaron provocando ellos mismos un golpe de Estado y una guerra contra un importante sector de la población que se opuso, contando los insurrectos como el mejor aliado, aparte del eje nazi-fascista a la iglesia católica que bien supo mancillar su doctrina cristiana de paz y concordia mirando al otro lado cuando no con entusiasmo apoyando el genocidio, con puntuales excepciones entre ellos una parte del clero vasco. En esta foto, Franco, Queipo y el cardenal Ilundain en Sevilla, el 15 agosto 1936, a escasos días del fusilamiento sin juicio alguno, entre otros miles de republicanos, de Blas Infante.

                ahogar la luz inmortal

                insólito, ideal

Blas Infante de joven

                que alumbró tu corazón.

                la meta de tu ilusión.

                Se durmió en la lejanía

                del alba de un torvo día

                que nunca mas despertó…

                Y en tu frente se quedó

                todo el sol de Andalucía.

***************

«Llanto a García Lorca»

             Por las orillas del Betis

                vine a buscar tu recuerdo,

                pregunté a los caracoles

                y a las espadas del viento,

                te busqué por los caminos

                de tus romances morenos

                y entre casadas infieles

                perdí el rumbo de mis sueños.

                Por las riberas del Betis

                la luna, juncos y romeros

                contrabandistas de sangre

                y plenilunios enfermos

                pronuncié a gritos tu nombre,

                loco de olvido y de tiempo:

                ¡Federico!

                ¡Ay, Federico García…!

                Los gitanos postineros

                sus frentes llenas de sombras

                sus bocas llenas de besos,

                te llaman en la furtiva

                sangre de tu último verso

                soledad la de la pena.

El "Romancero gitano" obra poética de Federico García Lorca, cantor y defensor de los gitanos publicada en 1928. Está compuesta por dieciocho romances con temas como la noche, la muerte, el cielo, la luna. Todos los poemas tienen algo en común, tratan de sobre la cultura gitana, etnia que comenzó a ser discriminada y perseguida tras la toma por los reyes católicos Isabel y Fernando de Granada. Fuente: Wikipedia

                Negra lloró un llanto nuevo

                y se enfurece el camborio

                porque no encuentra tu cuerpo

                en los tres golpes de sangre

                del cuchillo traicionero.

                En las orillas del Betis

                se quedó parado el tiempo

                ¡Federico!

                de verde luna moreno

                dime tu hora, la hora exacta

                de tu reloj en silencio

                que quiero para mí

                la sangre de tu

                último beso.

***************

«Federico»

             Han clavado el deshonor

                en las puertas de Granada,

                han cubierto de rubor

                de Iberia cada morada.

                Llenas de muerte y de terror

                de carne inocente hambrienta,

                fieras de luto y horror,

                de sangre noble sedientas.

                Verdugos patibularios

                hijos de garrote y horca

                asesinos, mercenarios

                matan a García Lorca.

                Al poeta han supliciado

                en el barranco de Viznar

                y han manchado

                a aurora en el olivar.

                Al estallido de muerte

                al alba se quedó en vivo

                y el tiempo pareció inerte.

                El aire se estremeció

                de espanto sobrecogido

                y su trino enmudeció

                el ruiseñor escondido.

                El sol a su nacimiento

                por el crimen aterrado

                cesó su ruta un momento

                tras la loma acurrucado.

                La fuente se tintó de rojo

                y los lirios se doblaron

                las mariposas de arrojos

                sus colores apagaron

                de zarzas y matorrales,

                se escaparon los suspiros

                de avecillas y animales

                que despertaron los tiros

                del pecho del inocente.

                Han surgido derramados

                arroyos de grana ardiente

                de claveles colorados.

                Y el eco en la madrugada

                por ende los olivares

                llevó el espanto a Granada

                ¡y horror! allende los mares.

                La nobleza y el talento

                vistieron luto aquel día

                y el Genil lloró el lamento

                de la flor de Andalucía.

                Han matado a Federico

                y de España desertaron

                la virtud y la conciencia

                y en su lugar se instalaron

                la infamia y la violencia.

                ¡Han matado a Federico!

***************

«Cuando yo me muera»

Federico García Lorca

Poema de Federico García Lorca sobre el tiempo inmediato en que aconteciera su muerte tranquila, nada más lejano de lo que le sucedió realmente con su horrible asesinato.

***************

«Año nuevo 1991»

Calendario nuevo año 1991.

                   Que unas vienen y otras van

                los años nuevos que vienen

                y los años viejos se van

                dejándonos los recuerdos

                buenos y malos detrás.

                Pero el uno como el otro

                como el agua de las olas

                son las mismas en realidad.

                Yo siguiendo la costumbre

                no quiero dejar pasar

                por ello hoy más que nunca

                os quisiera desear

                feliz y próspero año nuevo

                para toda la familia

                que la salud os acompañe.

Juan López Morales

                En cuanto a mí,

                como el año que se fue

                ya con 76 primaveras

                en tercera o cuarta edad

                esperando que me conserve

                al menos en primavera

                para poderos abrazar.

***************

«Mi rincón»

                   Mi padre nació en Jimena

                y mi madre en Algeciras,

                yo soy algecireño

                pero criado en Jimena.

                Llevo el orgullo en el alma

                de pertenecer a esos pueblos

                de la provincia de Cádiz

                donde están los pueblos blancos,

                los castillos árabes,

                sus maravillosos campos,

                el campo de Gibraltar,

                mi rincón.

***************

«Poesía dedicada para los pensionistas de Jimena y relatada para la fiesta el día 3 de septiembre 1994»

                ¡Fuimos algo!

                ¡fuimos alguien!

                unos ancianos del campo

                otros del gremio industrial

                del transporte, u otros gremios,

                de oficinas, qué más da.

                Hoy ya jubilados,

                venimos a recordar

                aquellos tiempos pasados,

                discutiendo en nuestro hogar

                cuando éramos algo

                útil a la sociedad.

                Hoy ya, usados por el trabajo,

                como máquinas que fueron

                pero que no marchan más,

                expuestas en exposiciones

                después de sus rendimientos

                para nunca más marchar.

Concentración de pensionistas en reivindicación de sus derechos a una pensión justa.

                Conscientes de nuestros derechos,

                aunque hoy jubilados,

                seamos alguien, seamos algo,

                para decir todos aun,

                que seguimos siendo lo que fuimos,

                hombres y seres respetados.

Nieto de jubilado

                Que el respeto y la tolerancia

                entre los unos y los otros

                permitan llevar una vida

                la mejor y feliz posible

                dentro del plazo tan corto

                desde este ultimo escalón

                que la vida nos ofrece.

                En cuanto yo, compañeros,

                os deseo larga vida,

                que podáis disfrutar

                del júbilo y la vejez

                desde allá de los Pirineos,

                y si el tiempo lo permite,

                hasta la próxima vez…

***************

Siguiente capítulo: "Las vivencias de Helios López Lamothe, hijo de Juan López Morales, y su viaje a Jimena".

AUTOBIOGRAFÍA DEL JIMENATO REPUBLICANO JUAN LÓPEZ MORALES

1ª Parte. Memorias de Juan López Morales desde el exilio (27.05.2021):   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2021/05/27/memorias-de-juan-lopez-morales-desde-el-exilio-27-05-2021/

2ª Parte. Memorias de Juan López Morales desde el exilio (01.06.2021):   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2021/06/01/2a-parte-memorias-de-juan-lopez-morales/

3ª Parte. Memorias de Juan López Morales desde el exilio (07.06.2021):   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2021/06/07/3a-parte-memorias-de-juan-lopez-morales-07-06-2021/

4ª Parte. Memorias de Juan López Morales desde el exilio (15.06.2021):  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2021/06/15/4a-parte-memorias-de-juan-lopez-morales-15-06-2021/

5ª Parte. Memorias de Juan López Morales desde el exilio (22.06.2021):  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2021/06/22/5a-parte-memorias-de-juan-lopez-morales-22-06-2021/

6ª parte. Memoriosa de Juan López Morales desde el exilio (29.06.2021): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2021/06/29/6a-parte-memorias-de-juan-lopez-morales-29-06-2021/

7ª parte. Memoriosa de Juan López Morales desde el exilio (07.07.2021): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2021/07/07/7a-parte-memorias-de-juan-lopez-morales-07-07-2021/

8ª parte. Memoriosa de Juan López Morales desde el exilio (13.07.2021): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2021/07/13/8a-parte-memorias-de-juan-lopez-morales-13-07-2021/

LAS DOS ÚLTIMAS ENTRADAS PUBLICADAS ANTERIORES A ESTA AUTOBIOGRAFÍA

FRANCISCA, POETA EN LA INTIMIDAD QUE QUISO SER PERIODISTA (26.04.2021: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2021/04/26/francisca-poeta-en-la-intimidad-que-quiso-ser-periodista/

ENTREVISTA DE MÓNICA ONCALA GIL A JUAN GIL PLATA (11.05.2021):  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2021/05/10/entrevista-de-monica-oncala-gil-a-juan-gil-plata/

BIOGRAFÍAS DE MUJERES REPUBLICANAS:

ÁNGELES VÁZQUEZ LEÓN (5ª Parte) (20.10.2020): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2020/10/17/angeles-vazquez-leon-5a-parte-18-10-2020/

ÁNGELES VÁZQUEZ LEÓN (4ª Parte) (21.09.2020): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2020/09/21/43806/

ÁNGELES VÁZQUEZ LEÓN (3ª Parte) (08.09.2020): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2020/09/08/43673/

ÁNGELES VÁZQUEZ LEÓN (2ª Parte) (19.08.2020): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2020/08/18/43318/

ÁNGELES VÁZQUEZ LEÓN (1ªParte) 06.08.2020: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2020/08/06/43170/ 

Posted in: Solo Blog