EUSKADI Y GALICIA (13.07.2020)

Posted on julio 13, 2020

0


EUSKADI Y GALICIA

Ignacio Trillo

Elecciones autonómicas julio 2020 en Euskadi. Comparativa 2016. Distribución de escaños

Elecciones autonómicas julio 2020 en Galicia. Comparativa 2016. Distribución de escaños

Nada nuevo este lunes al tórrido sol sobre el mapa político conformado en Euskadi y en Galicia tras las elecciones de este 12 de julio bajo el Covid-19 en cuanto se refiere a la continuidad de la misma gobernanza que venía desarrollándose hasta ahora en ambas comunidades históricas.

Sí, en cambio, en los movimientos internos que se van a generar en determinadas fuerzas políticas por la nueva composición de sus parlamentos.

Tanto a Feijóo como a Urkullu, finalmente le han salido para sus fines las cuentas deseadas con ese adelanto electoral. 

Basta observar la baja participación habida, casi la mitad del electorado; que era más que previsible que ocurriría en esas prisas por ser convocadas en pleno verano y con riesgos de rebrotes pandémicos por parte del PNV y de Feijóo, respondiendo a intereses de partido y personales, respectivamente, de cara a consolidar sus posiciones y alejarse de la próxima cita con las urnas que tendrá lugar en la inestable y torrera Cataluña; para suponer de antemano que no habría cambio.

Los vuelcos electorales que provocan relevos en los gobiernos suelen venir acompañados de fuerte participación electoral.

Mitin de Alberto Núñez Feijóo sin que haya huella alguna de la marca PP en su puesta en escena. 

En consecuencia, el PNV en Euskadi, con tres diputados más, y en Galicia, Alberto Núñez Feijóo, con uno más, que demás ha ocultado de forma interesada en su campaña electoral personalizada la desgastada sigla del PP de Pablo Casado-Aznar, han sido los grandes vencedores.

Por contra, traerá cola el hundimiento del PP en Euskadi con la marca de Génova en su candidatura, que pasa de 9 diputados a 5, al haberse cargado Pablo Casado a Alfonso Alonso, cambiado en la penúltima hora por un Carlos Iturgaiz procedente de la prehistoria, yendo esta vez para más inri unido a Ciudadanos, .

Carlos Iturgáiz junto al árbol de Guernika, dándole los aplausos a Pablo Casado, que lo colocó de cabeza de lista defenestrando a Alfonso Alonso, y la espalda a Inés Arrimadas, tan antiforalista y en contra del concierto económico, en lo que no se sabe si será éste su último negocio ruinoso con el PP.  Tras la debacle de la coalición en Euskadi, los cinco diputados obtenidos corresponden cuatro al PP y uno por Álava para Ciudadanos.

En este sentido, es de suponer que después de las elecciones catalanas, donde el PP volverá a sufrir otro descalabro, será la sexta derrota electoral consecutiva lograda por Pablo Casado en su corta etapa de mandato, se producirá su relevo para ser sustituido por Feijóo.

Otro hecho que tampoco pasa desapercibido en ambas citas con las urnas es el descalabro sufrido por Podemos, que en Galicia, de ser la segunda fuerza política en representación parlamentaria con 14 diputados, desaparece. Esta vez iba separado de En Marea que ha quedado más marginal aun.

Aviso de navegantes en Andalucía para Teresa Rodríguez y al resto de «Adelante Andalucía» de cara a que tomen nota que el electorado castiga sin piedad las broncas y divisiones.

El voto que ha perdido Podemos en Galicia, también en Euskadi donde resta de 11 a 6 diputados, pasa casi íntegramente, aparte de a la abstención, a los nacionalistas del BNG, que dan un enorme salto, de 6 a 19 diputados, y a Bildu, que pasa de 17 a 22 diputados.

podemos Galicia 0

Más que pésimo el resultado obtenido por Podemos en Galicia que de segunda fuerza política yendo junto a «En Marea» hace cuatro años donde lograron 14 diputados, ahora tras la bronca habida y presentándose por separados pasan ambas fuerzas políticas a quedarse sin ninguna representación mudando sus votos al BNG y a la abstención. 

Por otro lado, el PSOE se queda prácticamente igual que estaba hace 4 años, aumentando levemente el porcentaje de voto y con un diputado más en ambas comunidades.

Aunque no sufra castigo por la gestión de la pandemia, tampoco creo que fueran los resultados deseados por los socialistas, aun a sabiendas que estos dos territorios, más en elecciones autonómicas, son muy particulares.

En cuanto a Vox, entra en el parlamento vasco con un solo diputado por Álava debido a la escasa participación habida y porque la distribución de escaños por provincia en la ley electoral vasca no es proporcional a la población sino que se reparte por igual, veinticinco por cada una de las tres provincias.

Pablo iglesias no ha dejado de asistir a los mítines por su formación tanto en Euskadi como en Galicia, aunque con pésimos resultados y en medio de una campaña de hostilidad mediática sin precedentes.  

Sobre el hundimiento de Podemos. La coyuntura que se dio para el nacimiento de esta formación morada, es bien distinta a la actual. Lo digo para los nostálgicos del 15-M que harán la lectura de pretender retornar al origen del recorrido llevado a cabo en su reciente pasado y que le proporcionó tanto éxito como efímero.

Podemos se enfrenta tras este fracaso no sorpresivo a varios dilemas.

Uno, haber ido a un modelo confederal de partido que no se lo ha creído ni el propio Pablo Iglesias, que es el que ha hecho y deshecho a su antojo cuanto ha querido, de ahí que haya compuesto lo que le ha convenido en Euskadi y en Galicia, armando y destejiendo direcciones a su imagen y semejanza cuando considerarba que se le desmadraba la situación y no controlaba. Ahora ha pagado los trastos rotos.

Hay que tener en cuenta que la formación ideológica de Iglesias, basada en el «centralismo democrático», marca y mucho, y brota como sarpullido a la primera de cambio en lapsus freudiano.

No obstante, el olvido del segundo apellido de esa tesis: organización, organización y organización, ha hecho que no lo ha llevado a la práctica. Y no hablemos de la máxima de que las organizaciones se fortalecen con la depuración de los disidentes.

El pronto abandono de conformar partido, no sabiendo canalizar y consolidar las sinergias de ese aluvión de ilusiones que en su momento generó, sustituido prioritariamente por una praxis meramente electoralista, ha llevado a Podemos, a ser, más allá de la dirección central, un ejército de Pancho Villa, distinto según territorio y ya con mediocres y particulares liderazgos ante la merma cuantitativa y cualitativa sucedida con su militancia.

Es lo que ha pasado factura. También esa forma personal y caprichosa de dirigir Podemos, con esos referendos de adhesiones inquebrantables dirigidas a sus inscritos, venidos cada vez a menos, para hacerlos cómplices de sus arrebatos u ocurrencias.

La foto de Vistalegre Iº que sigue explicando muchas cuestiones relacionadas con este fracaso electoral.

La foto rota a pedazos de los líderes unidos en su primer Congreso de Vistalegre, donde solo queda él y Juan Carlos Monedero aplaudiéndole, igualmente le ha abrasado.

Podemos es hoy Iglesias, y lo ha construido de tal forma que lleva a que, siguiendo el rico refranero castellano: Ni contigo ni sin ti, tienen mis males remedio.

Y eso que no lo está haciendo mal en el Gobierno de coalición donde cada vez más reluce la estrella de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y menos la de Irene Montero, en tanto ensombrecida se percibe la imagen de un responsable, Alberto Garzón.

Yolanda Díaz, una estrella ascendente en UP frente a un controvertido Pablo Iglesias en declive.  

Y aquí hilo con Izquierda Unida. Se ha plegado excesivamente al quehacer de Iglesias hasta anularse. No aparece generando luz con un discurso propio sino apagado.

En fin, le urge a UP un Congreso de refundación, porque los batacazos de Galicia y Euskadi han sido demasiados fuertes, para que se replantee su forma de hacer política y su liderazgo, harto difícil en este instante por el tiempo que corre, aunque el siguiente fracaso que le espere sea Cataluña. No sé sí de proponérselo, llegará a tiempo para que se visualice en la sociedad ese cambio que introduzca, o el día menos esperado tal vez salte por los aires.

Pedro Sanchez, presidente del Gobierno y secretario general del PSOE. José Luis Ábalos, ministro de Fomento, Movilidad y Agenda Urbana, a la vez que secretario de organización del PSOE ¿No es hora de cambiar el modelo organizativo de los socialistas? 

En cuanto al PSOE, tiene un problema organizativo y generacional muy fuerte, de ahí también que no haya recibido votos jóvenes que se han marchado de Podemos, y que, aparte que les caiga más o menos bien Pedro Sánchez, o procedan de otras culturas distintas a la hora de teorizar y practicar sus ideales, contempla a la formación socialista  como un partido falto de frescura, como muy viejo e institucionalizado -en el caso de Euskadi, asimismo, con una fuerte componente de la inmigración laboral de hace décadas- alejado, no próximo, por haber abandonado el contacto directo y el trabajo político, dinamizador y pedagógico-formativo y de concienciación como intelectual colectivo en el tejido societario de cada barrio, localidad, ciudad y capital.

Esos votos han ido a los nacionalistas periféricos, BNG y Bildu, y a la abstención, en tanto el voto tradicional socialista, tal vez en esta ocasión también por el miedo al Covid-19, al pertenecer gran parte de sus votantes, por edad, a una franja de cierto riesgo para contraerlo, no ha acudido a las urnas.

Urge pues una revolución organizativa en el seno del PSOE para que halle su propia autonomía como partido, con voz propia ante sus gobiernos y como oposición allí donde no esté en el poder, y no mera base de cuadros para ocupar cargos institucionales o como un sindicato para el empleo público o plataforma para presentarse a unas elecciones.

Asimismo, urge un código de buenas prácticas que incluya incompatibilidades de simultanear cargos públicos y orgánicos, así como evitar la acumulación de responsabilidades a la vez que la necesidad de introducir ciertas exigencias de especialización para cubrir determinadas tareas, de cara a reforzar la eficacia en la gestión.

Separar en los partidos políticos el entramado orgánico de su presencia en las instituciones, es capital. Lo conseguido como modelo organizativo y de reinserción social en Euskadi por el PNV -con la excepción de que, como la santa madre iglesia católica, de donde surge también su origen, las mujeres apenas cuentan, siendo sus dirigentes, y portavoces más conocidos, pertenecientes al sexo masculino- es un ejemplo que, al margen de las diferencias ideológicas, podrían seguir, tanto el PSOE como Podemos.

No es de recibo, por poner un ejemplo, que un ministro de Fomento, Movilidad y Agenda Urbana, súper atareado en sus competencias gubernamentales, más en tiempos pandémicos, en los escasísimos momentos de que dispone, aparte de tener que ir al baño, dirija una potente organización y gestione sus agendas y sus conflictos.

Carmen Calvo Poyato, cordobesa, peso pesado en el gobierno de Pedro Sánchez, como vicepresidenta primera, que fue consejera de Cultura en la Junta de Andalucía. Susana Díaz Pacheco, sevillana, desdibujada y perdida en la oposición desde que perdió la presidencia de la Junta ante el Trifachito en diciembre de 2018.

Y que se ate Pedro Sánchez los cordones en Andalucía, donde la derecha está sacando el cuello a flote, frente a una Susana Díaz totalmente desdibujada, amortizada, y una organización regional a oscuras que no ha sabido reaccionar, por no saber hacer oposición tras décadas en la Junta de Andalucía, desde que el Trifachito llegó al gobierno autonómico.

El PSOE, está perdiendo un tiempo precioso en Andalucía, para su renovación y con nuevo liderazgo, que lo lamentará, porque sus dos territorios que le han dado las mayores glorias electorales en el pasado han sido Andalucía y Cataluña, donde es de suponer que la estrella que como ministro brilla en el Gobierno, Salvador Illa, será el futuro candidato, en las autonómicas catalanas a celebrarse, para la presidencia a la Generalitat.

Salvador Illa, ministro de Sanidad, el más requerido por las bases y sus direcciones socialistas para participar en los mítines en las pasadas elecciones de Galicia y Euskadi.

Ojo a este dato, el que avisa no es traidor, y más teniéndose en cuenta cómo se está propagando en esas tierras catalanas el Covid-19, ante la incompetencia e ineptitud del gobierno de los independentistas de camino a ninguna parte, con un victimista púgil para la confrontación  Quim Torra, que va de desastre en nulidad, y que en su reivindicado mando único desde que lo dispone no está dando pie con bola en un tema tan delicado como es la salud de su ciudadanía.

OTRAS ENTRADAS EN ESTE BLOG DE ARTÍCULOS SOBRE EL COVID-19 Y LA GRIPE DE 1918

(4ª parte) LA DERECHA EN LA ACTUAL ERA DEMOCRÁTICA (1977-1989): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2020/07/06/42818/

(3ª Parte) COVID-19. EL FALLIDO HISTÓRICO DE LA DERECHA ESPAÑOLA (25.06.2020): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2020/06/25/42504/

(2ª Parte) TRAS EL FRACASO DEL ASALTO A LA MONCLOA, ¿QUÉ? (17.06.2020): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2020/06/17/42466/

(1ª Parte) ASALTO A LA MONCLOA A TRAVÉS DEL `COVID-8-M-20´ (03.06.2020): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2020/06/03/42216/

LOS «COVIDIOTAS» EN TIEMPOS DE PANDEMIA (2ª Parte): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2020/05/27/42045/

LOS «COVIDIOTAS» EN TIEMPOS DE PANDEMIA (1ª Parte): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2020/05/26/41992/

COVID-19. ANÁLISIS DE LAS PORTADAS DE PRENSA DE ESTE LUNES (27.04.2020): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2020/04/27/41703/

FRENTE AL COVID-19 ¿NO QUEDA NADIE CON CABEZA EN EL PP?:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2020/04/23/41666/

ANÁLISIS ESTADÍSTICO ACTUALIZADO SOBRE EL COVID-19 (26.06.2020): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2020/06/26/42676/

SOBRE LA GRIPE DE 1918: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/05/10/34917/

Posted in: Solo Blog