DENLE UNA OPORTUNIDAD A PEDRO SÁNCHEZ CON UN PASO ATRÁS (08.03.2019)

Posted on marzo 7, 2019

0


DENLE UNA OPORTUNIDAD A PEDRO SÁNCHEZ CON UN PASO ATRÁS*

EL PSOE OFICIAL DE MÁLAGA Y DE ANDALUCÍA SON UNA PERMANENTE PROVOCACIÓN FRENTE A SU CUERPO ELECTORAL Y UN DESAFÍO SIN DISIMULO CONTRA PEDRO SÁNCHEZ

Consejo de Ministros del Gobierno Sánchez celebrado en Barcelona

Las listas que han sido distribuidas por las ejecutivas malagueña y andaluzas del PSOE para ser votadas en las agrupaciones territoriales de cara a las elecciones generales del 28 de abril, bien para el Congreso o para el Senado, son claros ejemplos del enorme divorcio existente en el socialismo español entre la línea que viene marcada por el PSOE que preside Pedro Sánchez, donde prima la excelencia, la inteligencia y una nítida praxis política para ambicionar la victoria, y aquellas otras que no salen de su letargo marginal, en su tono de grisácea mediocridad permanente, cargadas de personalismos achicharrados y carentes de proyectos socialistas para sus respectivos ámbitos territoriales.

La batalla de Susana Díaz contra Pedro Sánchez no acabó ni  con su derrota de la sevillana en las primarias ni con la pérdida de la presidencia de la Junta de Andalucía. Apenas surge un tema con Cataluña o ahora con formar las listas al Congreso de Diputados o al Senado, resurge de nuevo una Susana Díaz carente de sentido común y de generosidad que se niega a aceptar la llegada de un tiempo nuevo donde ya es un obstáculo.

En este debate presente sobre la confección de las listas electorales para las próximas generales, las organizaciones socialistas andaluzas y la malagueña se ubican ilegítimamente contra la línea política del PSOE federal, siguiendo sin reconocer el resultado de las primarias de mayo del 2017 que llevó al triunfo a Pedro Sánchez con la consiguiente derrota del `susanismo´ y por ende, en lo que afecta a Málaga, del `heredianismo-pensamiento conejil vacío´.

Ambas organizaciones territoriales, la andaluza y la malagueña, continúan empeñadas al día de hoy en situarse a espaldas de su cuerpo electoral de izquierda y progresista, sin importarles las consecuencias de sus egoístas conductas para el rotundo triunfo del proyecto socialista de Pedro Sánchez el próximo 28 de abril, que permita la gobernabilidad de España bajo un prisma del progreso social, la eficiencia y la igualdad en las políticas sociales, aferradas cómo están en perpetuarse por puros intereses particulares, en un combate sinsentido contra su líder nacional para ir de derrota en derrota hasta su hecatombe final.  

No tuvieron bastante con las elecciones andaluzas del pasado 2 de diciembre donde el `susanismo´, con la inhibición del órgano federal del PSOE, presentó por cada provincia andaluza una lista infumable y realizó una campaña electoral de pena, el caso de Málaga quizás fuera límite, forzando a que gran parte del electorado socialista le diera la espalda con su abstención y ciertas fugas, trayéndonos como consecuencia la formación en Andalucía por primera vez desde la instauración de la autonomía de una coalición de las derechas, PP y Cs, con el apoyo y la dependencia de la extrema derecha de Vox.  

Una Susana Díaz con su guardia pretoriana, la noche de autos de su derrota como presidenta de la Junta de Andalucía, pero sin asumir con su dimisión la posibilidad de que se abriera un nuevo tiempo en el socialismo andaluz. 

Pareciera que esta caterva de impresentables dirigentes socialistas, provincianos y anodinos, se negasen a dar el paso atrás, por sus dificultades para reintegrarse en la vida civil y laboral donde han estado ausentes desde la más tierna adolescencia en que se vienen dedicando a la política, prefiriendo, por el contrario, en la guerra absurda que mantienen contra el `pedrismo´, morir quemando la nave del proyecto socialista aunque ello signifique acabar con la esperanza y la ilusión de millones de españoles de izquierda y progresistas, atemorizados además con la amenaza de lo que nos puede venir.

En este sentido, la política que viene realizando el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, caracterizada por salir al alero electoral para ganar la cita con las urnas contando con los mejores, como formó la composición de su Gobierno, consiguiendo, con sus medidas sociales y de otras índoles desarrolladas y la selección de liderazgos, el apoyo de la casi todalidad del campo electoral de la izquierda, creándose además la oportunidad, ante la situación bunkeriana y montaraz en que se hallan atrincheradas las tres derechas, PP, Cs y Vox, el consenso de sumar a importantes sectores centristas y de personalidades ilustradas, posibilitando el logro de un gran triunfo y acabando con el aislamiento, la decadencia y la pendiente en que estaban sumidos los socialistas españoles tras la última etapa del Gobierno de José Luis Zapatero.

Sin embargo, esta actitud se ve empañada por las contraofensivas de otras secciones de su organización, como lo significan la andaluza y la malagueña, que, por el contrario, sin anhelar victoria alguna o renunciando a la misma, solo pretenden permanecer anclados en sus puestos, resignándose a seguir tirando hacia adelante por mera inercia, siendo consciente de partida que su sola presencia en las listas no solo no va a contar con el beneplácito de su cuerpo electoral progresista sino tampoco de gozar de la unanimidad orgánica de su militancia cuya composición interna es plural y por tanto no responde ni tan siquiera al carácter monocorde con la composición de las candidaturas que se proponen.

Cuando más necesita la ciudadanía malagueña y andaluza visualizar unas listas electorales de cambio, renovación y regeneración, que generen el revulsivo y la participación masiva de los votantes de izquierda y progresistas antes las urnas, menos es la disposición de estas castas aparatiles de dar ejemplo con su interrupus temporal o definitivo en la vida política respondiendo a una ética socialista.

Diciembre 2016. El gran estadista de altura, Miguel Ángel Heredia, clausurando en Cortes de la Frontera, la célebre Jornada dirigida a las Juventudes Socialistas que dio toda la vuelta a España, en la que calificó de «hijaputa» a la magistrada, Margarita Robles, apeló a la disolución del PSC para montar el PSOE catalán y llamó a Podemos enemigo a no confundir con el adversario Partido Popular. Toda una lección magistral, donde descalificó igualmente a Pedro Sánchez, protagonizada por quien pretende volver a ser parlamentario.

¿Cómo es posible que vuelva a seguir apareciendo por el Congreso o el Senado el vecino malagueño de Mollina, Miguel Ángel Heredia, que llamó `hijaputa´  a la jueza en servicios especiales y actual ministra de Defensa, Margarita Robles? ¿O planteó disolver el PSC  que dirige Miquel Iceta? ¿O denostó y ridiculizó a Pedro Sánchez? ¿Tan poca dignidad tiene a estas alturas este personajillo de no haberse retirado de la política con destino a su tierra natal, y si no sirve como investigador porque no llegó a iniciarse al menos para dedicarse a comercial de sus valiosos vinos?

Antonio Pradas, representante de los avales al servicio de lo que diga Susana Díaz, bien a favor de Pedro Sánchez o en contra de él, que pretende ser el cabeza de lista por Sevilla para las próximas elecciones generales frente a la ministra de Hacienda en funciones, María José Montero.

Al igual sucede con el que el `susanismo´ pretende imponer en Sevilla frente la brillante ministra de Hacienda, María Jesús Montero, de nombre, Antonio Pradas, otro que viene viviendo de la política desde su más verde juventud, que, en su actitud política camaleónica, no lo digo por su físico ocular, lo mismo sirve para presentar avales de primarias en la sede de Ferraz a favor de Pedro Sánchez, que un año y pico después exhibir esos mismos avales pero a favor de Susana Díaz contra Pedro Sánchez?

En tiempos oportunistas de mudanzas, de pieles y cabezas, donde el transfuguismo más deleznable vuelve a resurgir, ahí está el último caso de la indigna y carroñera, Soraya Rodríguez, si el Comité Federal del PSOE volviera a transigir dando lugar a futuros grupos parlamentarios socialistas en el Congreso y en el Senado donde el gallinero predominase, estaría cavando la fosa de un posible triunfador Pedro Sánchez, en una legislatura donde además el valor de un diputado o de un senador va a ser crucial.

Y si no, que se lo pregunten a Rafael Simancas con lo que le sucedió en el año 2003 en la Asamblea de Madrid. El que avisa no es traidor.

*Este artículo se publica en la revista digital malagueña “El Observador”: http://www.revistaelobservador.com/opinion/51-tribuna-abierta/14539-denle-una-oportunidad-a-pedro-sanchez-con-un-paso-atras

OTRAS ENTRADAS EN ESTE BLOG CON TEMARIO INTERRELACIONADO

¿ALBERT RIVERA ES FROILÁN? (25.02.2019): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2019/02/24/37162/

AZNAR ROMPE ESPAÑA (08.02.2019): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2019/02/08/37007/

LOS DIEZ ERRORES QUE CONVULSIONARON A PODEMOS (30.01.2019): https://ignaciotrillo.wordpress.com/2019/01/30/36914/

LAS TRIPAS DE LAS ELECCIONES ANDALUZAS 2018 (13.12.2018):  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/12/13/36341/

 

Posted in: Solo Blog