EL `ABRAZO DEL OSO´ CON PASEO EN EL PSOE DE MÁLAGA (30.10.2018)

Posted on octubre 29, 2018

1


Con este tercer artículo, los tres publicados en la revista digital malagueña `El Observador´ y reproducidos en este blog, cierro la trilogía dedicada a cuanto ha encerrado la fase de inicio y culminación del trámite de la elaboración de la lista electoral del PSOE de Málaga para las próximas elecciones andaluzas previstas para el próximo domingo, dos de diciembre.

Se ha tratado de desentrañar en esos tres relatos, dos escritos sobre la marcha del proceso y este último de repaso sintético y como balance, en lo que ha consistido las mañas empleadas por la dirección provincial socialista para imponer los nombres que previamente a la consulta de la militancia estaban previstos que salieran como candidatos.

EL `ABRAZO DEL OSO´ CON PASEO EN EL PSOE DE MÁLAGA*

Ignacio Trillo

El `abrazo del oso´ de Francisco Cojejo a José Luis Ruiz Espejo, en presencia de periodistas y palmeros.

Fuentes de la oficialidad del PSOE de Málaga consideran que el proceso seguido en sus Agrupaciones territoriales para la confección de la propuesta de lista de cara a las próximas elecciones autonómicas ha resultado un mero paseo y sobre la simbología que encierra la foto que ha figurado en los medios, entre José Luis Ruiz Espejo y Francisco Conejo, conceptuada como muy afectuosa, es toda una manifestación más que simboliza la unidad sin fisuras que reina en el seno de la organización provincial.

Otras voces internas no han visto el mismo hecho tan favorable para los intereses de la dirección y califican ese gesto trascendido entre los dos dirigentes socialistas malagueños como el abrazo del oso de Conejo a Espejo.

Vayamos al relato de lo sucedido.

El secretario general del PSOE de Málaga, José Luis Ruiz Espejo, que lleva un año en dicho puesto y que por sus múltiples ocupaciones en su otro cargo institucional, como delegado del gobierno de la Junta de Andalucía, o porque por su aptitud timorata no quería enfrentarse a la toma de decisiones incómodas que pudieran restarle apoyos, o porque no conozca aún suficientemente en sus intríngulis internos la organización que debiera dirigir; el caso es que encomendó a Francisco Conejo la tarea de elaborar la lista electoral a las próximas elecciones andaluzas, quién a la vez por hallarse más relacionado con la ejecutiva andaluza que dirige Susana Díaz de la que forma parte podía saber mejor los deseos políticos de dicho órgano.

Francisco Conejo, pasa en un santiamén, de ambicionar la presidencia de la Diputación, a pretender seguir sobreviviendo en la política como parlamentario andaluz. al olerse de antemano un batacazo de la candidatura de su compañero, Dani Pérez, a la alcaldía de Málaga de cuya lista tendría que haber formado parte

La cuestión es que Francisco Conejo cuenta con una enorme experiencia acumulada por haberlo hecho en otras ocasiones, siempre de la misma forma chapucera, avasallando para imponer olímpicamente lo que tuvo previsto de antemano, abusando para ello de la resignación en que se halla la disciplinaria paciencia de la mermada militancia malacitana.

Para empezar, puesto en la faena, Francisco Conejo se hizo la siguiente conjetura. Tenía que confeccionar una propuesta de lista electoral para las próximas elecciones autonómicas andaluzas que debía ser la que definitivamente se presentase ante las urnas. Para ello, debía de tener en cuenta igualmente que en el PSOE a nivel federal manda Pedro Sánchez pero en Andalucía domina Susana Díaz que tiene en esta materia la primera y la última palabra porque Madrid finalmente se inhibiría. Que la consigna dirigida a todas las provincias andaluzas desde Sevilla, más allá de escenificar formalmente que existe una distensión y hasta una superación de los enfrentamientos habidos en el reciente pasado entre la dirección y el liderazgo andaluz y el federal, es un “prietas las filas en el `susanismo´” y, “al `pedrismo´ ni agua”.

Por otro lado, Conejo, bien conocedor de su entorno, sobreentiende que el socialismo malagueño tiene, de forma mayoritariamente machadiano, helado el corazón y colmado los bolsillos de `susanismo´. Aprovecha por tanto la delicada y crispada coyuntura que atraviesa el momento político para el PSOE, y lo que se juega en esta cita electoral, para arrimar el ascua a su sardina de cara a sacar réditos para su sector.

Lanza pues como premisa, la exigencia de responsabilidad a los afiliados con el fin de que no rechisten a lo largo del trámite, al objeto de hacer una lista monocolor dura, aún sin respeto al pluralismo y a los equilibrios orgánicos internos y externos e incluso al margen de resultar impresentable para el cuerpo electoral provincial que vota el puño y la rosa, hecho que no le importa en cuanto considera que esta vez no tiene otra opción, entre la derechización extrema que padecen tanto el PP como Ciudadanos, más la crisis que sufre Podemos y su absorción de IU, pretendiendo de esta manera alargar un tiempo más la perpetuación y la de los suyos en el poder.

Asimismo, debió Conejo pensar que el trámite interno tendría que ser como otras veces, un paseo. A tal fin, como obligan las normas a la pesadez de tener que convocar formalmente las asambleas de Agrupaciones territoriales para que se pronuncien, se puso en la tarea de torearlas.

Para ello, anticipadamente a remitirles la lista que debían de votar, filtró a la prensa los nombres de los que figurarían en los puestos de salida, los cinco primeros que suelen originar más polémicas por las pugnas orgánicas que originan entre aquellos que también quieren formar parte, mandando así el recado de por dónde iban a ir las cosas y a qué debían atenerse. A la par, explicita en el chivatazo como coletilla: “son los compañeros que más suenan en las Agrupaciones para ser incluidos”,  para que igualmente sea recogido por la prensa. Todo muy típico de la marca, `made in Conejo´.

La propuesta de lista que se envió desde la dirección de Málaga a las Agrupaciones para que se votara

A continuación, ya conocida por la militancia el percal a través de los medios de comunicación, se remite ordenada la lista a las Agrupaciones sobre lo que deben votar, lanzando a la vez a su red de fieles la indicación de que debe aprobarse a nivel global, más por aclamación que postulando el sufragio, para darle la misma puntuación a todos los contemplados según el orden de la propuesta, poniendo como votos el número de asistentes, al objeto de dejar manos libre a la dirección provincial y a lo que luego dicte el Comité Director del PSOE-A que va a ser la misma.

La lista definitiva que tras el arduo proceso de participación, cambios y propuestas de nuevos nombres, más el profundo debate que hubo en la ejecutiva socialista de Málaga a añadir la del sábado en la dirección del PSOE de Andalucía se elevó a definitiva. O sea, la misma, por el arte de `birlibirloque´ y la magia que infunde Francisco Conejo

También se transmite verbalmente el argumentario de respuestas destinado a los que pretendan plantear otras alternativas distintas para la aprobación de la lista, en el sentido de alertar a los demás de que ponen  en peligro la unidad del partido y además en el momento más inoportuno, cuando el PSOE de Málaga debe dar una imagen de unidad sin fisuras porque el enemigo más que nunca acecha y está enrabietado, y porque esos nombres que se proponen ya se han hecho oficiales en la medida que figuran públicamente en los mentideros políticos, y cualquier cambio puede interpretarse como una división del partido en Málaga con los consiguientes costos electorales que ello comportaría.

En ese mismo argumentario oral se indica igualmente el trabajo previo a realizar en los pasillos previos a las reuniones tendentes a la desmovilización e impotencia de críticos o para que prevenir un episodio contrario, en la línea de que en definitiva hagan lo que hagan ya está cantado lo que va a salir.

Así por tanto se debe actuar con el objetivo de dar esta fase de la operación como concluida sin mayor incidencia; finalizando de esta forma la consigna.

Pero he aquí que en el atado y bien atado con que Conejo tenía planificada el proceso, le surge un inesperado contratiempo. La composición de la lista que propone es tan infumable que se produce una ruptura en una parte del mismo sector `susanista´ que se resiste con su inhibición a seguir las instrucciones recibidas sobre lo que tienen que hacer.

A la vez, ese conocimiento previo de los achicharrados nombres filtrados a través de la prensa, genera por indignación una cierta movilización espontánea de desafectos al oficialismo por lo que consideran un espantapájaros la composición de la propuesta y, aprovechando que siguen pagando sus cuotas y por tanto figurando en el censo del PSOE, se molestan desde sus casas, donde llevan un tiempo ajeno a los vomitivos tejemanejes de los manipuladores a la espera de que llegue un tiempo mejor, en desplazarse a las famélicas agrupaciones para exigir urnas y castigar a los nombres de la lista que sin chiquitas consideran un monumento al disparate que figuren, representando un insulto a los votantes socialistas.

¿Qué dirá ahora la militancia, por ejemplo del distrito electoral Carretera de Cádiz-Sur, cuando han visto que su debate, votación y propuesta han resultado inútil y no ha servido para nada, porque todo haya sido una tomadura de pelo, que hayan pasado a José Luis Ruiz Espejo del número 1 oficial, al 3; Javier Carnero del 3 al 6; Marisa Bustinduy del puesto número 4 al 19 y Francisco Conejo del número 5 al 26, porque no había 27; y María del Mar González Vera, alcaldesa socialista de Ardales, que la han votado para número 1, haya permanecido impasible en el puesto 16?

Y resulta que allí donde se toman en serio el proceso de elección de la propuesta, se modifica la orden de prelación, la composición de la lista y se requiere además urnas internas para su aprobación democrática, sufriendo algunos de los principales integrantes, como Francisco Conejo o Marisa Bustinduy, un severo voto de castigo, y otros, como Javier Carnero, dejándolo en el ostracismo, sin pena ni gloria. Léase si no, el resultado habido en las agrupaciones de Carretera de Cádiz o en el Palo, pertenecientes a Málaga capital; o en Archidona, Cártama, El Burgo, Estepona, o Fuengirola, en lo que respecta a la provincia.

A pesar de la incidencia anterior, ha dado igual. La lista que previamente se ha presentado ante Sevilla y la que definitivamente se ha aprobado allí es la misma que previamente era la contemplada para que saliera aprobada y fue la que se remitió a las Agrupaciones malagueñas. Ni un solo cambio. Los números de votos que la justifican y sus torpes argumentos lo aguantan todo.

En cuanto a la ruptura que se haya producido en el bloque `susanista´ se considera en fuentes oficiales una chorrada. También se lo pasan por el forro los inquilinos de los Arcos, sede de la ejecutiva `psoista´ malagueña.

Consideran que dura en el tiempo, lo que dura un dulce en la puerta de una escuela de parvulitos, sea de Castilla-León o de Andalucía, porque en su mayoría, bien por su dependencia económica o porque su ambición futura está centrada, también como Conejo o Espejo, en vivir un día hasta el fin de sus vidas a costa de la política que es lo que motiva su afiliación. En consecuencia, a las pocas horas se darán cuenta que no deben proseguir por esa peligrosa senda que les conduce a sus suicidios políticos, por posicionarse contra sus propios intereses personales, en cuanto significa lo misma que tirar piedras sobre sus propios tejados, jugándose, en el caso de proseguir en ese desafío, la pérdida irreparable de todo lo acumulado como méritos serviles prestados hasta la fecha, por lo que su voluntaria reconducción al redil se produce de forma automática.

Así vienen funcionando los mecanismos internos de este partido reconvertido desde un tiempo en sindicado para el empleo público o para la obtención de favores.

Y en lo que se refiere a los `pedristas´ cabreados porque no aparezcan ninguno en la lista de candidatos con opciones de ser futuro parlamentario por más que posteriormente se corran las listas, les da también igual. La dirección federal del PSOE no iba a intervenir en estas lides y si algunos, en ese chorreo de abandonos de afiliados que es una constante en el socialismo malagueño desde hace años, cae en la tentación darse de baja y tirar el carnet, mejor, así disponen para el inmediato futuro de menos oposición interna que la insignificante de ahora.

Paco Conejo, según sus profundas reflexiones interiores con la mano metida en el bolsillo de su pantalón vaquero, tiene calculado que puede vivir del PSOE malagueño siempre que no baje del 20% y ya, en las últimas del 2015, quedando como la última provincia  andaluza, obtuvo el 30,11% de los votos, -cuando se hallaba en un 47,11% cuando le dio por bajar desde Alhaurín el Grande, su pueblo natal, como consecuencia de su fiasco electoral municipal, a la capital malagueña- por lo que piensa que todavía cuenta con un cierto margen de tiempo para su supervivencia.

Que ni la ciudad ni tampoco el voto urbano y rural es para lo suyo, no debería jurarlo.

En consecuencia, la lectura que resalta sobre lo ocurrido en el PSOE de Málaga es bien simple: desprecio, una vez más, a la participación democrática de la afiliación, desprecio al cuerpo electoral socialista y desprecio a los más elementales valores y principios éticos del socialismo. Pero también les da igual. Piensan que con eso no se come ni se consigue un empleo estable y de calidad en el partido o en las instituciones.

Y para rematar y como brindis por el cierre con “éxito” de ese bodrio de operación, ante la falta de proyectos y nuevas ideas que ofrecer al electorado malagueño, qué mejor que escenificar, ante los periodistas entremezclados con sus palmeros, ese `abrazo del oso´ tan necesitado por el muñidor de la lista, Francisco Conejo, ante el nuevo desgaste padecido en ese proceso, que le hace aparecer fusionado a José Luis Ruiz Espejo, el de la delegación de la misión, para hacerle corresponsable sobre cuanto vaya a suceder la noche día dos de diciembre a la hora del recuento.

Porque en este `abrazo del oso´ el que realmente sale trastocado de este trance, -más que el lazarillo de Espejo, que no de Tormes sino alhaurino de nombre, Francisco Conejo, más achicharrado imposible-  es el propio secretario provincial y delegado del Gobierno, el primero de la fila de candidatos, al reafirmarse a un año de su elección como mero peón continuista de las indolentes prácticas con que el PSOE de Málaga se ha venido hundiendo desde sus dos anteriores ejecutivas; por cierto, la primera de ella presidida por la que vuelve a aparecer en la lista como cuarta, la perpetua superviviente, Marisa Bustinduy.

Mensaje en twitter que lanzaba Francisco Conejo para hacer público que la lista electoral que había confeccionado en su día, era la que misma que definitivamente aprobaba este sábado día 27 de octubre la dirección del PSOE-A que encabeza Susana Díaz.

¿De verdad queda alguien en el socialismo malagueño que no vea lo impresentable de esa podredumbre de candidatos que se proponen? ¿Tan ciego y alejado de la realidad anda ese siniestro submundo interno?

*Este artículo ha sido publicado en la Revista El Observador de Málaga, este martes, 30 de octubre del 2018: http://www.revistaelobservador.com/opinion/51-tribuna-abierta/14133-el-abrazo-del-oso-con-paseo-en-el-psoe-de-malaga

OTRAS ENTRADAS EN ESTE BLOG RELACIONADA CON LAS PRÓXIMAS ELECCIONES AUTONÓMICAS ANDALUZAS

28.09.2018.- A COLACIÓN DE LA CANDIDATA PARLAMENTARIA CUNERA, TERESA RODRÍGUEZ:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/09/28/35814/

22.10.2018.- EL ESPEJO DE JUAN PALOMO CON CONEJO: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/10/22/35944/

24.10.2018.-¿SE HA ROTO LA UNIDAD DEL `SUSANISMO´ EN EL PSOE DE MÁLAGA?:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/10/24/35971/

Posted in: Solo Blog