¿SE HA PREVARICADO Y MALVERSADO FONDOS PÚBLICOS PARA DESTRUIR ARRAIJANAL? (20.04.2018)

Posted on abril 19, 2018

0


Publicado, este viernes, 20.04.2018, en la Revista El Observador:   http://www.revistaelobservador.com/opinion/51-tribuna-abierta/13581-se-ha-prevaricado-y-malversado-fondos-publicos-para-destruir-arraijanal

¿SE HA PREVARICADO Y MALVERSADO FONDOS PÚBLICOS PARA DESTRUIR ARRAIJANAL?

Ignacio Trillo

Arraijanal lo que ha venido siendo en su virginidad hasta el inicio de las obras para la construcción de una Academia de fútbol en más de cien mil metros cuadrados de superficie sobre terrenos protegidos por sus valores ambientales y culturales. 

Dios me libre de certificar semejante acto delictivo como el que se pudiera deducir por el contenido del titular del artículo porque solo es competencia de los tribunales de justicia. Sin embargo mi confesión va destinada a hacer memoria de lo que he vivido y dar lectura a algunas normas jurídicas y administrativas dándole un sentido racional como cualquier profano en la materia. Y por eso me atrevo a aseverar y asevero:

La fechoría que se viene cometiendo en Arraijanal a raíz de la construcción de la Academia de fútbol que está originando no solo la desaparición de la cubierta del suelo sino a la vez, al no plantear el Plan Especial ninguna limitación para arrasar y extraer arena para construir debajo del subsuelo, las afecciones de todo tipo que se suceden, entre ellas que aflore el acuífero o la intrusión marina. Cuando se hacen extracciones excesivas de un acuífero provoca una depresión en la línea piezométrica, depresión que aprovecha el agua salada para introducirse en el acuífero e incrementar el grado de salinidad del mismo hasta convertirlo en inadecuado en algunas ocasiones. Foto: Asociación Ciriana.

Que como muchos malagueños ando perplejo estos días porque para salvaguardar un espacio privilegiado del municipio como fachada litoral única sin construcciones, donde hay un ecosistema húmedo y dunar singular a proteger junto a la huella arqueológica de nuestro pasado remoto, antes haya que destruirlo. Y para que sea así en el Estado de derecho que nos ampara, más estupefacto aún me hallo porque se tengan que manejar al antojo, según mi modesto entender, mecanismos normativos y procedimentales que pretenden dar cobertura legal al desaguisado. Digo pretenden, porque como más adelante muestro, todo chirría con demasiado moho en Arraijanal.

No hay, a estas alturas de la sinrazón cateta, conociendo ya las primeras afecciones al entorno con las actuaciones agresivas con que se han iniciado las obras, más argumentos de que todo es legal, obviando previamente que hay sobradas alternativas en el municipio para realizar una actividad constructiva y deportiva que transforma radicalmente el suelo donde se ubica, valor precisamente a preservar, y sin las limitaciones de toda índole (ambientales, arqueológicas, aeroportuarias, de tráfico circulatorio en su acceso a la antigua N-340, de inundabilidad, contaminación acústica…) que ofrece el espacio de Arraijanal.

Finca san Cayetano al norte del Puerto de la Torre y a pie de la segunda ronda de circunvalación de Málaga, lugar adecuado para la Academia de Fútbol cuyos terrenos aún sin intervenir están calificados para equipamientos deportivos, y sin limitaciones legales que la interfieran. Fuente: Map-google.

Y como solo sé que nada sé, como diría el platónico filósofo, me veo sorprendido además cuando leo los documentos oficiales para vestir y bendecir a la santa Academia.

Dígase pues si tienen algo que ver con la protección del suelo de Arraijanal, objetivo fundamental que figura en el POTAUM y en el PGOU para esos terrenos, que en la primera fase iniciada de la Academia figure un edificio principal, llamado A, con 1.279,36 m2 construidos sobre rasante y 1.080,72 m2 bajo rasante, la cimentación de 234,69 m2 para elevar una nave, y otro edificio de 84,84 m2 para control e instalaciones. Así mismo, que en los mismos se instalen: salas para masaje, administración, recepción, cafetería, gimnasio, lavandería, oficinas, sala de fisioterapia, sala de doping. De igual forma, que se asiente un campo de fútbol con césped natural, una grada de 525,32 m2 para mil espectadores y 579,42 m2  de vestuarios, ambos construidos sobre rasante. Además, dos campos más de césped artificial (total de ocupación de suelo de los tres campos: 23.939 m2) y una zona de entrada con 311 aparcamientos para coches y 5 para autobuses, aparte de otro subterráneo para 34 plazas de estricto uso privado.

Acceso principal a la Academia de fútbol donde se eleva el cemento y el asfalto sobre los terrenos que tanto en el POTAUM como en el PGOU aparecen protegidos y donde se contraviene que no puede figurar con barreras que dificulten o impidan el acceso de la ciudadanía para su ocio y esparcimiento. Foto diario SUR.

Dígase también si tienen algo que ver con la protección del suelo de Arraijanal, objetivo fundamental que figura en el POTAUM y en el PGOU para esos terrenos, que en la segunda fase que se iniciará de la Academia figure otro edificio, llamado B, de 1.080,72 m2, en este caso sobre rasante, y 1.112,32 m2 bajo rasante, con ampliación a 35 plazas privadas de aparcamientos, una grada 2 sobre rasante de 525,32 m2 y bajo rasante de 569,42 m2, así como 3 campos de fútbol de césped natural más, ocupando nueva superficie de 19.724,70 m2, y otro campo de fútbol con hierba artificial con grada de 8.1140 m2 de superficie.

Dígase también si tienen algo que ver con la protección del suelo de Arraijanal, objetivo fundamental que figura en el POTAUM y en el PGOU para esos terrenos, que en una tercera fase que continuará a la segunda, se construirá otra planta en el edificio B de 834,15 m2 (para descanso, comedor y dirección) y otro nuevo edificio de 425,25 m2 para médicos y gimnasio. De igual forma, una tercera grada de 216, 84 sobre rasante y 562,62 m2 bajo rasante, a la vez que dos campos de fútbol más de hierba artificial y uno con grada que ocuparán otros 15.924 m2.

Una de las salas interiores de la Academia de fútbol ¿Para proteger el suelo, la flora o para analizar restos arqueológicos, fines de la protección de Arraijanal? Imagen: Diario la Opinión de Málaga

Pero si cabe alguna duda sobre la preservación de las “condiciones ecológicas- geomorfológicas del resto de los terrenos del futuro parque, con los criterios que se establecen en este Plan Especial”, ¿por qué en el proyecto de urbanización Academia de fútbol del insolvente (según condena judicial del TSJA sobre el puerto de Marbella) jeque Al Thani, presidente de la Fundación Málaga CF, se ha omitido en su tramitación el trámite de prevención ambiental según exige la normativa en vigor de la Junta de Andalucía?

Dígase también si tiene algo que ver con el uso público, a disposición de toda la ciudadanía malagueña, objetivo fundamental que de igual manera se formula en el POTAUM y en el PGOU, cuando el acceso a esas instalaciones deportivas en Arraijanal, cerradas y valladas, en parte por construcción y otras por setos, es exclusivamente privado, modalidad así reconocido en el documento municipal de concesión a la Fundación del Málaga CF cuando se exije que se dejará entrar a los funcionarios del Ayuntamiento de Málaga, titular de los terrenos, que así lo acrediten y lleven autorización expresa de la Corporación local para labores de inspección y vigilancia.

Y ante tanto despropósito con los fines de un espacio público natural y abierto, que no se diga, derrochando aún más ignorancia, que solo afecta a 108.368 metros cuadrados(21%) de los 500.889 metros cuadrados del paraje, puesto que todos esos terrenos, sin exclusión alguna, están calificados en el PGOU, POTAUM y Plan Especial, como parque metropolitano de carácter supramunicipal.

Comienza la operación Academia de fútbol con el corte de árboles adultos en Arraijanal, no importa la especie que sea, en este caso un eucaliptal que cumple su función de estabilización y fijación del suelo, porque estorban para la construcción de aparcamientos, edificios, campos de fútbol y accesos a las instalaciones deportivas, oficinas, de masajes, comedores, de dirección…, a construirse. Foto: Asociación Ciriana.

Parafraseando al llorado poeta de Orihuela, nos quieren seguir meciendo con cuentos y tomándonos por tontos.

Pero no vayamos tan de prisa y empecemos por el Plan Especial de Arraijanal que dicen que sirve para amparar legalmente los desmanes que ya se vienen produciendo con el inicio de las obras en una parte importante de esos terrenos. Entiéndase por ejemplo: arrasar la cubierta arenosa de carácter dunar y la vegetación superficial que aflora, a lo que ciertos garrulos urbanitas llaman pastizal, para simultanearlo con la eliminación de los árboles adultos que estorban a las nuevas edificaciones de la Academia a elevarse, a los accesos y a las instalaciones deportivas a construirse, cuando es la materia ambiental y la arqueológica, y no lo segundo, lo que prueba la necesidad de protección de ese espacio.

Las zonas declaradas en Arraijanal de protección cultural desde el punto de vista arqueológico y que afecta a los terrenos de la Academia de fútbol. Plano del PGOU de Ayuntamiento de Málaga. 

Comencemos la casa por el tejado para acabar en los cimientos, o sea, de lo último a lo primero, del Plan Especial de Arraijanal, al interés rabiosamente contenido en las sendas revisiones de los PGOU de Málaga que se inician en el año 1996 y en el 2006 tendentes a construir un puerto deportivo y urbanizarlo con edificios y hoteles para acabar con la virginidad de esa fachada del litoral del municipio de Málaga, afortunadamente por el fallido de la pretensión hoy aún libre de moles constructivas y además no necesitada su estabilizada playa de ser objeto anualmente de restauración artificial.

La playa de Arraijanal una de los escasos tramos del municipio que no necesita por ahora de restauración artificial al hallarse consolidada y virgen de construcciones y otras intervenciones humanas en su retaguardia. Foto: BOJA.

¿Quién redacta ese Plan Especial de Arraijanal de interés público a la medida del interés privado conocido ya hoy por nombre y apellidos cataríes? Pues el Ayuntamiento de Málaga.

¿Quién se lo pide? Nadie. Lo inicia de oficio en el año 2012 el propio concejal de Ordenación del Territorio y de la Vivienda del Ayuntamiento de Málaga ¿Cómo lo motiva? Por proyectarse sobre: “un lugar privilegiado de la ciudad que permanece abandonado e inhábil”. Queda claro, la sabia naturaleza, en mentalidad provinciana y desarrollista, es algo abandonado sin cemento ni asfalto.

11.04.2018 a las 13 horas 30 minutos. Cómo está siendo destruida la cubierta arenosa de dinámica dunar y la vegetación en el Arraijanal, fuera inclusive del perímetro del proyecto de la Academia de fútbol del Jeque Al Thani presidente del Málaga CF, con maquinaria propia del Ayuntamiento de Málaga, actuando en la zona de Protección Marítima Terrestre sin permiso de autorización por la Junta de Andalucía, para evitar según manifestación del operario municipal, que se generen charcos donde se reproduzcan mosquitos que molesten al vecindario de Guadalmar. Rota la cadena del ecosistema donde ya no juega el suelo arenoso y la vegetación por inexistentes en la zona donde se construye la Academia el papel de esponja y creado un escalón con el dominio público de playa, las aguas pluviales no encuentran salida ni infiltración, con lo que todo es posible. Foto propia. 

¿Qué pretende? Darle uso ¿En base a qué? A que, vestido de la ejecución de un parque metropolitano que viene impuesto por el POTAUM de la Junta de Andalucía y al que se opuso frontalmente en su día el Ayuntamiento de Málaga, o sea aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, realizar un uso complementario.

¿Qué complemento? “Una iniciativa existente en la ciudad para la zona con probabilidad de ejecución inmediata” ¿Y cómo lo llama? Academia de Fútbol ¿Y qué concurso público ha habido por parte del Ayuntamiento para descubrir “la iniciativa existente” de cara a ubicar en dicha zona esa anónima idea? ¿Se sabe si es o no sostenible en ese entorno y si no habría otras alternativas? Nada se explicita ¿Las administraciones no se mueven por los principios de publicidad, transparencia, igualdad de oportunidades y libre concurrencia? ¿…?

La Academia de fútbol que quiere el Jeque Al Tani sin poner un euro en una zona teórica y legalmente protegida sobre la que se eleva un proyecto totalmente agresivo al entorno que recibe las bendiciones urbi et orbi tanto del Ayuntamiento de Málaga en manos del PP como de la Junta de Andalucía en poder del PSOE, contando, no faltaría más, con mayor entusiasmo aún si cabe por parte del partido Ciudadanos. Página del diario SUR. 

¡Ah, qué milagro! Cómo aguanta todo el papel. Pareciera esa Academia un maná caído desde el cielo aunque esta vez no por autoría divina sino bajo un incógnito sueño del edil que más pareciera en este Plan Especial inicial ser del desorden del territorio y de la construcción.

Pero, en el sentido onírico, ni en eso este edil era original.

Recuerdo a la cabeza de lista socialista en las municipales de la capital del 2007, precisamente vecina colindante a Arraijanal, que también tuvo un sueño, pero ser alcaldesa de Málaga, presentando este espacio natural en su programa electoral como un gran parque metropolitano a realizar, aunque pocos meses después por mor de una pesadilla le llevó a coger las de villadiego con destino a Sevilla, al hospital de las Cinco Llagas donde aún sigue, aunque actualmente sin decir nada sobre la Academia del jeque a implementarse en ese mismo lugar. Tampoco era inédito la alucinación. Estaba plagiado, salvando las distancias debidas, del “I HaveDream” de Martin Luther King.

31 de julio 2010. Traspaso de derrotas. Las dos últimas cabezas de listas por el PSOE de Málaga capital, vencidas en las elecciones municipales del 2007 y 2011, sin que asumieran responsabilidad política alguna, llevaban en sus programas electorales Arraijanal como parque metropolitano sin tiestos académicos por medio que lo prostituyera. Hoy el PSOE de Málaga como la Junta olvidan su propia memoria histórica. Foto: PSOE de Málaga.

Vamos a ver en qué lugar acaba este ensoñado edil en su onírica erótica con la Academia.

Ni el nombre, Fundación Málaga CF, ni el apellido Al Thani, figuraron explicitados entonces en ese inicio del Plan Especial. Sería para no adelantarse a los acontecimientos y por tanto no estropear la catalogación de interés público de esos terrenos, porque a continuación tenía que llegar el Ayuntamiento para disponer de esas fincas expropiando a sus titulares y justificñandolo para un fin superior al de la permanencia en el lugar de unos propietarios particulares que no podían tocar ese suelo y menos especular con él.

Año 2011. Los planes que ansió el jeque al Thani en Arraijanal incluso llevándose el estadio de la Rosaleda a dicho lugar cuando la ciudad ofrece otras alternativas viables.

Ahora bien, una vez expropiados o compensados por el Ayuntamiento, ya se puede sin problemas arrasarlo, construir sobre su superficie y su subsuelo, poner césped y acotarlo para uso privado. Es como una nueva versión moderna del término protección que hasta ahora pareciera que estaba en su definición chapado a la antigua.

Así metido con vaselina aparece en la exposición de motivos el inicio de la aprobación del Plan Especial la Academia de fútbol como motor real de las actuaciones “protectoras” del parque metropolitano de carácter supramunicipal Arraijanal, que irónicamente así traduzco por mi sesgo teclado, como sinónimo de cargarse la virginidad de ese entorno; más, una vez conocido lo que ulteriormente ha venido trascendiendo y que era de prever a la vista de los antecedentes de que goza este Ayuntamiento en su inquina reiterada desde hace más de dos décadas contra ese noble espacio.

La zona de inundabilidad del río Guadalhorce, del cual hace omisión el Plan Especial, afectaba en el momento de su publicación, 6 de agosto 2015, a las fases dos y tres de construcción de la Academia de fútbol. Fuente: Diario la Opinión de Málaga.

Sin embargo, la prensa recogía en el verano del 2015 la rapidez con que se había efectuado la aprobación por parte de la Junta de Andalucía y la publicación en BOJA del Plan Especial (con estío vacacional y alevosía) Esta prisa, eso se omitía por desconocimiento entonces, estaba motivado por la cercana aprobación de los planes de gestión de riesgo por inundación y los mapas de peligrosidad también por inundación que se estaban tramitando por la administración autónoma donde aparece ya al 100% como inundable Arraijanal, lo que hubiera dificultado la aprobación del Plan Especial conteniendo la Academia de Fútbol. Así, la imagen obtenida por la Red de Información Ambiental de Andalucía de la Consejería de Medio Ambiente (REDIAM) que solo daba parcialmente inundable la parcela actualmente en los mapas de riesgo por inundación está al 100%. En consecuencia, el Plan Especial no dice nada de inundación sobre el Parque Metropolitano de Arraijanal.

En este sentido, menos de tres meses después del Plan Especial es aprobado inicialmente el Plan de Gestión de Inundación de la Demarcación Hidrográfica de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas donde podría aparecer con riesgo de inundabilidad el 100% de Arraijanal. O sea, que haría incompatible la Academia de Fútbol. Fuente: BOJA.

Cinco meses después de la publicación del Plan Especial sobre Arraijanal se publicaba el mapa por inundación de las cuencas mediterráneas andaluzas que afecta ya al 100% a la Academia de fútbol. Fuente: BOJA.

Pero sigamos desgranando ese empiece del Plan Especial.

¿Cómo es posible que tratándose de un Plan Especial de carácter supramunicipal sea el Ayuntamiento de Málaga y no la Junta de Andalucía quien lo inicie y lo tramite? Añado más palmariamente, ¿cómo es posible que el zorro se encargue de proteger el gallinero? O más finamente expresado: ¿cómo el Ayuntamiento de Málaga que ha llevado a cabo actos administrativos presuntamente prevaricadores y de forma continuada, sobre todo desde 2006 al 2009, y en constante contradicción y conflicto con la Junta desde 1996 al 2011 porque ha pretendido siempre la programación de los suelos de Arraijanal para levantarle la condición de no urbanizable de cara a crear un puerto deportivo interior, urbanizar el resto con viviendas y hoteles, va, y perdido el pulso con la administración autónoma, se pone a redactar de oficio un Plan Especial que encubre, bajo otro formato de ocupación, urbanizar un buen bocado de esos terrenos?

¿Y cómo lo avanza el Ayuntamiento en base a la filosofía de las ordenanzas municipales, y no con normativas autonómicas referido a lo que realmente se trata, un parque metropolitano de carácter supramunicipal, y no jardines y zonas verdes que fijan una ocupación del 10% y hasta del 25%, como es más cercano con el asunto que nos ocupa, para equipamientos a lo bestia, en lenguaje próximo para mejor entendimiento, sin ser impugnado o anulado por la Junta? ¿Y cómo la administración autonómica se lo ha consentido y tras leves modificaciones a su pretensión acaba dándole la conformidad y publicándolo en el BOJA el 6 de agosto del 2015?

Y como no, en el periodo preferente de vacaciones, cuando siempre durante ese mismo tiempo fueron los intentos del Ayuntamiento de urbanizar Arraijanal. Todo se pega, menos la hermosura; en esta ocasión: el equilibrio y la sostenibilidad de este espacio. Málaga es diferente. El urbanismo, a diferencia de las bicicletas, últimamente siempre fue en verano, como para no marear a la ciudadanía con la necesidad de interponer recursos o alegaciones.

Panorama de los campos de fútbol  que se pretende implantar sobre los suelos teórica aunque legalmente protegidos. Fuente: Diario Sur

Pero hay más ¿Cómo es posible que en el Plan Especial se exija a la Academia de Fútbol el uso restringido del agua así como en la restauración del espacio la apuesta por especies vegetales arbóreas, arbustivas y de matorral, autóctonos al entorno, que no necesiten mantenimiento, y en cambio a la inversa aparecen en el proyecto deportivo autorizado: campos de fútbol con césped natural ajeno al medio y que precisa de constantes cuidados como derroche del líquido elemento? Así mismo: ¿cómo es posible que en el Plan Especial se prohíba el uso de fitosanitarios y en cambio se dote de una vegetación que como el césped obliga a su uso y con ello a la contaminación de los acuíferos?

Uno de los campos de fútbol de la Academia de la Fundación del Málaga CF  que se pretende construir en Arraijanal donde se comprueba la “protección” del suelo originario que se ha operado ya con la implantación de un césped crecidito como Dios manda. Foto: Diario Sur 

Y mucho más ¿Cómo aparece una instalación para uso privado acotado hasta con puerta de entrada y muro de obra con fachada arquitectónica nada simulada, como figura realmente la Academia en los planos a ejecutar, si se ubica en un espacio de zona libre para uso público como zona de ocio y esparcimiento metropolitano y supramunicipal para toda la ciudadanía malagueña?

Sigo ¿Cómo es que se autoriza sí contraviene el POTAUM y el propio PGOU de Málaga donde se manifiesta: “el parque metropolitano del Arraijanal se ubica en el único frente litoral no urbanizado entre Málaga y Torremolinos, por lo que su ordenación, según se contempla en la legislación vigente, debe dirigirse al fomento del uso público, la implantación de actividades de ocio junto a la protección de las características de territorio y la conservación del patrimonio cultural facilitando el acceso mediante transporte público y vehículos no motorizados”?

¿Cómo es posible que la ubicación de la Academia se establezca en zona inundable, además de que se pueda construir sin limitaciones en el subsuelo -según también contempla el Plan Especial en contra del POTAUM y también del propio PGOU del ayuntamiento de Málaga que se vio obligado a incluir-, más aún, encontrándose el acuífero y la intrusión marina a escasa distancia de profundidad, casi a ras de la superficie del suelo, y sin ser emitido el informe por Agua de la Junta? ¿No se aprendió de los efectos causados por las torrenciales lluvias de 1989, 1996…?

¿Es que Agua de la Junta de Andalucía no ha emitido informe sobre el proyecto de urbanización llamada Academia de fútbol, si ya es aprobado tras ser publicada y siéndole de aplicación la Orden de la consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio del 14 de enero del 2016 firmado por José Gregorio Fiscal López que fija el 100% de los terrenos de Arraijanal como inundables? ¿Dónde están los informe sobre el desagüe y la evacuación de las aguas pluviales procedentes del aeropuerto y su posible incidencia sobre la zona que se va a ver sometida a una transformación radical, como se le han exigido desde tiempo atrás a las grandes superficies comerciales del mismo entorno? ¿Y los informes de prevención y autorización ambiental integrada como requiere la normativa en vigor?

José Luis Ruiz Espejo, delegado del gobierno en Málaga de la Junta de Andalucía, compatible con llevar simultáneamente la secretaría general del PSOE de Málaga, no por ser Superman sino por esa moda establecida en el socialismo andaluz para favorecer la existencia de redes clientelares que aseguren la permanencia en el poder, tendente a que se tenga que fusionar en un dios verdadero la cabeza de la institución pública y la dirección del partido político. Aquí lo vemos a mano derecha de la imagen acompañado del consejero de medio ambiente y ordenación del territorio de la Junta de Andalucía, José Fiscal. Ambos artífices de la transfiguración operada en la Junta y en el PSOE de Málaga y de Andalucía sobre lo que se ha venido entendiendo por sostenibilidad ambiental, para estar en sinfonía, tanto en Arraijanal como en el rascacielos del Puerto, con el PP y con Ciudadanos. 

Y por si tantos despropósitos no colmaran demasiados vasos comunicantes de aguas turbias, hay que reseñar además el giro copercanicano de insostenibilidad ambiental y cultural que en tan pocos años ha realizado la Junta de Andalucía, encima sin quererlo reconocer, así como la torpe actitud política de un naufragado grupo municipal socialista que hace aguas por todas partes, carente de proyecto y de liderazgo, y que en el despiste e ignorancia que muestra, parece aspirar, -al igual que con su entusiasto apoyo al rascacielos del Puerto, también de insolvente iniciativa catarí, proyectado sobre el dominio público portuario que también se ofrece gratis- en leal competencia con el PP y Ciudadanos, a ganarse a un mismo elector conservador de nula conciencia ambiental, con clara vocación por tanto de quedarse en la próxima cita electoral municipal, debido a su orfandad progresista y de izquierda, como un esperpento extraparlamentario.

Daniel Pérez, el gran timonel del grupo municipal socialista, y, si el todopoderoso Francisco Conejo no lo impide en sus trapicheos habituales de quita y pon, futuro candidato socialista a enfrentarse a Francisco de la Torre, en esa vocación titánica a la vez que suicida que lleva el PSOE de Málaga para ser cada día más marginal y con menor nivel de competencia.

Concluyendo, sin entrar en este momento en profundidades sobre la tramitación habida en el posible trato diferenciado  con permutas de terrenos a los propietarios de Arraijanal, como con las tasaciones, donde, como ha exclamado uno de los afectados, a unos se les ha compensado con suelos urbanos, construcciones de viviendas, o derechos de VPO, y a otros con un justiprecio distinto al que fijó el Ministerio de Medio Ambiente en el 2006, fecha en la que estuvo este ente central a punto de adquirir suelo en dicho lugar pero no a cualquier precio, ante un Ayuntamiento que alentaba la especulación sobre los mismos con continuas declaraciones de que esos terrenos, una vez que los calificase de urbano a través de un Plan de Sectorización, que llegó hasta a figurar con posterioridad, se iban a destinar a construcciones e infraestructuras hoteleras y portuarias por lo que tendrían que valorarse a mucho mayor precio.

plan bahía guadalmar

Actuaciones que el Ayuntamiento de Málaga pintó en la revisión de su PGOU sobre 65 has de Arraijanal que la transformaba totalmente dentro de lo que denominó Plan Bahía Puerto Marina de Arraijanal, consistente en ir de la mano de la empresa constructora Vallehermoso para la construcción de un puerto deportivo interior para mil atraques y urbanización para 1250 viviendas, hoteles y centros comerciales, con una inversión estimada de 150 millones de euros que fue tumbada por la Junta de Andalucía y la Demarcación de Costas del Ministerio de Medio Ambiente. Fuente: Diario 20 Minutos. 08/10/2007

Tampoco entro, por ahora, en la cesión y otras “donaciones” habidas por el Ayuntamiento de Málaga a la Fundación Málaga CF, que es tanto o sinónimo a Al Thani, bien en El Viso o en la Colina del Limonar ¿también de interés público?, que, junto a lo anteriormente expresado, podrían ser motivos suficientes para originar hipotéticos derechos de reversión a favor de los primitivos titulares, de incalculable quebranto para las arcas municipales, basado en la dudosa utilidad general que para la ciudadanía malagueña suscita la Academia de interés privado bajo la titularidad concesional del siniestro y caprichoso Jeque.

21.02.2017. Informe negativo de la Gerencia de Urbanismo desde el punto de vista de solvencia económica para la concesión de la Academia deportiva a la Fundación Málaga CF que preside como máximo accionista el jeque Al Thani. Se ignora cómo sería hoy ese informe económico a la vista del irremediable descenso del Málaga CF a Segunda División. 

Tres meses después de la emisión por la Gerencia de Urbanismo del informe advirtiendo que la concesión administrativa de la concesión “puede considerarse de alto riesgo”. 26.05.2017. Entrega gratuita y por 75 años por parte del alcalde del ayuntamiento de Málaga, Francisco de la Torre, a la Fundación que encabeza el jeque catarí, presidente del Málaga CF y siempre desagradecido, Al Thani, como cesión demanial de uso, de 108.369 metros cuadrados de Arraijanal adquiridos por la institución local, y donde está previsto una zona deportiva con construcciones que ocupan 12.500 metros cuadrados de suelo, residencia turístico-hostelero, 300 aparcamientos, y diez campos de fútbol, con césped natural y artificial ¿Para los niños malagueños o también como negocio catarí para alquiler a clubes extranjeros en tiempos de inactividad competitiva invernal en gran parte de Europa? Foto: diario La Razón.

Por tanto, lo de Arraijanal huele tan mal como a poca distancia nos puede llegar el pestilente aire contaminado producto de la depuradora de aguas residuales del Guadalhorce, o la misma ventolera proveniente del estadio de la Rosaleda donde el Málaga CF lamentablemente está en puertas de descender de categoría gracias a la gestión del Jeque, al que se le premia no solo con una bananera rotonda a su nombre sino también con una concesión -más después del fiasco de la concesión de las obras de ampliación y gestión del puerto deportivo de Marbella, la Bajadilla, a su empresa, “Nas Marbella SA”, actualmente, 26.02.2018, en quiebra- para 75 años de uso y disfrute, mermando a la ciudadanía malagueña el disfrute de ese suelo en lo que no obstante sigue siendo íntegramente, aunque sea ya solo sobre el papel, parque metropolitano de interés supramunicipal Arraijanal en aras a la protección de su suelo natural ya “vándalomente” transfigurado.

Espero que tras la lectura de cuanto antecede, lo de la prevaricación y la malversación de fondos públicos no suenen tan fuerte como al inicio del texto.

Concluyendo, hay motivos sobrados para que urja más que nunca, luz y taquígrafos, señores y señoras munícipes y demás integrantes de la Junta de Andalucía.

Posted in: Solo Blog