PERSONAJES ENTRAÑABLES DE AQUELLA JIMENA: PAQUIRO (08.04.2018)

Posted on abril 8, 2018

0


Personajes entrañables de aquella Jimena: Paquiro

Ignacio Trillo

Francisco Reyes García, Paquiro

Si me preguntaran por tres personajes populares y muy particulares de aquella Jimena que viví, y que estuvieran perfectamente integrados en el paisaje de sus gentes, plazas, calles y callejones, no tendría dudas en citar a los jimenatos, Francisco Reyes García, `Paquiro´, y Perico Godino `Pichán´, el betunero, así como al foráneo de Torreguadiaro, el pescaero, Juan Sánchez Benítez, `El Chillón´.

Hablaré hoy del primero.

Hombre muy parco en palabras, de gran nobleza, pésimo carácter, alto, fino como una espiga, fibroso sin un gramo de grasa por currante y por “la jambre” que por entonces pasaban tantos como él, siempre dispuesto a buscárselas, acarreando lo que fuera. Un porteador a pie.

Así era, Francisco Reyes García, “Paquiro”.

Con su silencioso y pesado trabajo eventual como “autónomo” sin papeles, que por entonces se estilaba tanto en aquella Jimena de economía sumergida, de la precariedad, el subempleo, el paro y la emigración.

Carretera de Jimena a la Estación de tren. A mano derecha, en la parte inferior de la imagen, el puente sobre el arroyo de Garcibravo, travesía obligada para Paquiro en sus portes de la Estación a Jimena y viceversa. 

Bulto a la cabeza, maletas en mano y capachas o canastos a sus espaldas, cuesta arriba camino del pueblo si venía cargado desde la Estación, cruzando el estrecho puente sobre el arroyo Garcibravo, para a continuación, a la altura del Calvario, seguir cuesta arriba, sudando a la gota obesa en esos tórridos veranos o empapado de agua en los largos y húmedos inviernos, subiendo con sus alpargatas embebidas en tanto tiritaba de frío. Y desde lo más alto para abajo, desde Jimena a la Estación, para otra vez de la Estación a Jimena.

bar la parada 1 jimena

Bar La Parada de Francisco Jiménez Herrera “Orellana”, al comienzo de calle Romo, lugar obligado como parada de taxis o muy cercano el autobús La Valenciana, uno de los tajos de Paquiro. Fue abierto en 1959.

O en sus esperas en el bar La Parada de Orellana, al comienzo de calle Romo, a que llegara el autobús de la Valenciana, o un coche o taxis cargado con lo que fuera. También en el banco de madera listado en el apeadero junto a la vía de tren, como mozo dispuesto a cargar las sacas, fardos o lo que con destino domiciliario dejara en el andén: el Corto, El Correo o la Cochinita.

Así se ganaba la vida Paquiro.

Estación de Tren de Jimena de la Frontera, el segundo tajo en importancia para Paquiro, tras el bar La Parada. Foto: OPF

Pertenecía a esa generación de la posguerra que en su mayoría y desde pequeño obligatoriamente tuvo la calle como única escuela.

Nunca le faltaban encargos, más aún conforme “La Barrunta” que conducía Aurelio Collado Riquelme, primer taxis que existió, por envejecimiento, se fue averiando cada dos por tres o se le salía una rueda en su corto pero lento recorrido de dos kilómetros. Ahí siempre se encontraría Paquiro, el primero en enterarse, para sustituirle en el transporte de la carga sobre lo que llevara en la baca o entre los asientos si el menoscabo iba para largo.

Año 1951. Aurelio Collado Riquelme, taxista, primero a la izquierda, con 18 años, recién sacado el carnet de conducir, aún conservando el cabello, junto a un grupo de amigos. Ya conducía dicho vehículo un año antes con un permiso que obtuvo solo para hacer el trayecto de ida y vuelta del pueblo a la estación sin poderse salir de ese itinerario. Detrás, “La Barrunta”, primer vehículo de fabricación jimenata, en el taller de Sebastián Zarza y en la carpintería de Práxedes Gómez y de Sarrias. Era tal el grado de estima de Aurelio Collado a Paquiro, que todos los años el 1 de noviembre, día de los difuntos, le lleva una flor a su nicho en el antiguo cementerio sito en el Castillo.

Ahora bien, como se metieran con Paquiro, siempre habría guasones que le provocaban, salía a raudales su primario genio y fuerza interior, pero tan solo como perro ladrador y nada mordedor, salivando como respuesta su fuerte contenido verbal de cabreo, expresado en su trabalenguas particular, y, las más de las veces, en ese cerrado jimenato come palabras que solía emplear, ininteligible hasta para los autóctonos, no digamos para los yanitos gibraltareños que siendo recibidos por el chiquillerio como si fueran extraterrestres comenzaban a visitarnos.

La expectación que liaban los `yanitos´ de Gibraltar cada vez que salían del Peñón estaba fundamentada en los despampanantes coches que llevaban para esa época. Así, apenas llegaban a cualquier población del Campo de Gibraltar la misma escena se repetía. Eran rodeados principalmente por la chiquillería que además no paraba de pedirles peniques con lo que obligaba a la presencia de los policías municipales para poner orden y no fueran acosados. Incluso observé una vez cómo los municipales jimenatos, Hormigo y Rondón, tuvieron que emplearse a fondo dando vergajazos, a modo de porra alargado de material flexible que llevaban enfundados y colgando de la correa, contra los pesados niños que no paraban de molestar a los guiris forasteros. Curioso hubiese resultado haber grabado una conversación del trabalenguas Paquiro, figura fija a la entrada al pueblo. siendo preguntado por esos habitantes de la colonia de la Gran Bretaña, despistados al inicio de calle Romo sin saber por adonde dirigirse para llegar al Castillo. Foto: Portal de Facebook de La Línea de la Concepción en Blanco y Negro.

Paquiro, en su singularidad, honradez y dignidad, ponía precio a su transporte y se negaba a recibir propinas. Así que para acabar bien en los encargos encomendados, lo único que aceptaba era que le pagaran justo el precio previamente fijado por su cometido. Unos céntimos de más, tendría como respuesta, la devolución inmediata del añadido, con una mala cara y hasta con posible reproche verbal.

En este sentido, una mañana, pasado el mediodía, Paquiro trajo a cuesta desde la Estación de tren a Jimena dos maletas con muestrarios pertenecientes a un representante de comercio. Realizado el porte, por considerar el foráneo que las dos pesetas acordadas con anterioridad era poco para el esfuerzo humano realizado en el largo itinerario de dos kilómetros y teniendo que subir cuesta, procedió a darle cinco, con una moneda de un duro. Paquiro le respondió que no era lo convenido, a lo que el comercial le insistió en que se quedara con lo que le había dado ya que además no tenia suelto. Paquiro, enrabietado, cogió las dos maletas y salió corriendo hasta la Estación, en tanto su titular gritaba para que volviera, dejándolas, justo donde una hora antes se las había echado a sus espaldas, en el andén donde paró La Cochinita.

Año 1959. La Cochinita con destino final en Ronda saliendo en esta imagen de la estación marítima de Algeciras, donde lo había tomado el corredor de comercio que se bajó en el andén de Jimena a las 13 horas, 20 minutos. Fuente: Portal de facebook: “Memoria de Algeciras”

Eso mismo se lo hizo Paquiro al cura del barrio arriba, cuando le subió dos bultos desde el bar la Parada, inicio de calle Romo, hasta el Llano de la Victoria, encontrando por parte del roñoso padre espiritual como desembolso la bíblica frase: “Que Dios se lo pague”, lo que llevó a que el porteador no tardara en salir pitando hacia el punto de origen y situar allí los dos paquetes para que fuera el sacerdote a recogerlo.

3 etc Coronel Iglesia del barrio de arriba hospital

Año 1959. Iglesia de la Victoria del barrio arriba adonde Paquiro a petición del cura subió desde el bar La Parada dos paquetes para a continuación dejarlo en su punto de origen ante el no acoquine del cura.

Una gélida mañana de invierno, Paquiro llegó a la bodega de Antonio Cuenca Cobalea, sería la hora del aperitivo, para pedir un par de vasos de agua. No tendría en el bolsillo para más, aparte de que era hora, como casi todas, de servicio. Había hecho tres viajes seguidos de ida y vuelta a la Estación y estaba sequito.

Los auténticos tratantes `oficiales´ en el bar. Los jimenatos, José López Sarrias, Fernando Navarro Ferrer, Diego Reyes Reyes y Antonio Andana que era un tratante de Casares. Foto: Retratos de Jimena. Ediciones OBA

Uno de los aspirantes a corredor o tratante, oficio no regulado con mucho intrusismo y donde la palabra era sagrada, que todas los días se las pegaba de un bar a otro, de Antonio a Ernesto Cuenca, de ahí a Becina (Vecina) y más tarde al de Rebolledo, siempre husmeando a ver si le caía algún trato, y donde a lo largo de esas interminables mañanas, más largas que un día sin pan, solo consumía y se entretenía con un palillo de diente pasándoselo de una parte de la comisura de la boca a la otra, no tuvo otra cosa que ocurrírserle que meterse con Paquiro en tanto paliaba en ese momento su sed.

Pacientemente, Paquiro aguantó la primera embestida bajo formato gracioso, pero a la segunda, se revolvió contra él y le lanzó su maldición, no urbi et orbi, sino con un ademán de pose de puños boxísticos con un estilo un tanto destartalado, como mal imitando una película de matiné en blanco y negro visto en el cine Capítol que estaba tan próximo, sin atreverse a lanzarlos a rostro ajeno, en tanto hacía torpe juego de piernas acompañado de la siguiente frase: “Me zúan loz jüevo de lo que digaz de mi”…”atrévete a venirti aquí…”, cuando solo le separaba un metro.

En la bodega de Cuenca: Su dueño, Antonio Cuenca Cobalea, Andrés Macías Sánchez, Fernando Medina y Lucas Caballero Espejo, tal vez riendo las gracias que le estaban gastando a Paquiro. Foto: Retratos de Jimena. Ediciones OBA

A lo que de inmediato salió al quite el tranquilo y paciente conductor de camiones coreanos y poseedor de un taller de reparación de vehículos, Juan Lobillo Martínez, que desde la barra con dificultad al andar, propiciado por los abundantes callos que le torturaban los dedos de los pies, se le acercó y sin despojarse de la gorrilla, siempre caída sobre su frente, con la sorna que le caracterizaba e interponiéndose entre los dos litigantes, le dijo: “Paco, con el frío que hace esta mañana, cuéntame ¿cómo coño es que te zúan los huevos…?”. A lo que una carcajada colectiva puso fin al incidente, restableciéndose la paz y rehusando Paquiro a ser invitado a un vaso de vino blanco ante el mal trago vivido.

Juan Lobillo Martínez, dueño de un taller de coches, quizás dirigiéndose a apaciguar la reacción de Paquiro a las provocaciones que le hacían. Foto: Toni Cuenca.

Lógicamente al oír esos tacos, el niño creyente de la única religión oficialmente existente entonces, que se hallaba contemplando la escena, no tuvo otra cosa que pensar, que retener en su memoria para que no se le olvidase que en la primera ocasión que tuviera que ir a la iglesia debía de confesarse ante el padre Alegre por encontrarse en grave pecado mortal, al haber contravenido el sexto mandamiento por haber escuchado tan gruesas palabras impuras con presunto contenido pornográfico.

Por la calle Sevilla, llegandencima de las cuatro esquinas del barrio arriba. A mano izquierda, Juan Ignacio Trillo Huertas, hijo del médico, el testigo que tuvo que confesarse tras oír en la bodega de Cuenca los pecaminosas tacos procedentes de la boca de Paquiro. Aquí en posterior acto de penitencia durante el siguiente domingo de Ramos. Acompaña también con báculo en primera línea, Sebastián Jiménez Bueno `Orellana´, detrás, Teodoro Zar Alcoba, hijo del veterinario, a su derecha con corbata, Manuel Pajares Pajares. Detrás de quien porta la palma y tocando un tambor, Antonio Domínguez Cobalea. A mano derecha de la imagen entre los espectadores figuran: Manolín Cárdenas, Ángel Quirós, `Botija´, y Anastasio Sánchez Beffa.

Paquiro, entre viaje y caminatas de porte, tenía una vocación que ejercía en sus minutos de asueto. Consistía, cuando no estaba el policía municipal en las cuatro esquinas en labores de vigilancia, en dirigir la circulación de coches, así que los escasísimos automóviles o camiones que entonces transitaban, se hallarían con la seguridad de que no se iban a encontrar con otro vehículo, sobre todo para los que subiendo por la cuesta de calle Romo tenían después que doblar para coger a la derecha la otra pendiente del primer tramo de calle Sevilla. El aspirante a agente de tráfico avisaría y con la mano y un pito de pasta adquirido en el kiosco de Ortiz cedía el paso.

Para entonces ninguna calzada era dirección única porque eso aún no existía esa regulación en las estrechas y pronunciadas travesías de Jimena.

El cura Luis Alegre, que gozaba de información privilegiada en el pueblo gracias al secreto de confesión, subido en un borriquito a la altura de la fachada del cine Capitol, en calle Sevilla, cuando era doble dirección para todo tráfico rodado que pasara por allí. 

Este espontáneo gesto de autoridad por parte de Paquiro en las cuatro esquinas, encontraba como contestación la mofa y las travesuras de los niños salvajes de aquel tiempo cuyo deporte favorito era meterse con él. No tenían piedad y se reían ante la histriónica escena de falso municipal a la vez que no paraban de tirarle piedras, materia prima imprescindible para el esparcimiento de aquellos chavales, que, junto a las hondas y las chichas artesanales, en tiempos de carencia de otros juguetes más sofisticados, cubrían el tiempo de su rudimentario ocio.

Año 1962. Las cuatro esquinas del barrio abajo. A mano izquierda el bar de Ernesto Cuenca con las mesas y clientela en su puerta. Enfrente, la tienda y panadería de Luis Luque, y antes la de Manolo Castilla Barranco.  Y en la otra esquina en línea con la fachada de Luque, el bar Carrillo, especialidad en Thé y en botellas y sifones vacíos. En el centro de las cuatro esquinas, la figura de Paquiro de pie, atento por si venía algún coche para dirigirlo. Foto: Retratos de Jimena. Ediciones OBA.

Los chiquillos, siempre situados a una prudencial distancia de Paquiro y teniendo cubiertas las espaldas, esperaban el momento que el portador del silbato se cabreara y lanzara el grito de: “maldito niño, la madre que te parió, que te cojo”, y como un zagal pero en grande como un toro que sale por la puerta del toril emprendía una carrera de persecución.

Año 1958. Visto desde las cuatro esquinas, el antiguo Paseo antes de remodelarse y construirse la actual plaza, hoy llamada de la Constitución. Lugar desde donde los malvados chiquillos le tiraban piedras a Paquiro cuando se ponía de guardia de tráfico en las cuatro esquinas. El cine de verano al fondo a mano derecha y el barranco en la ladera anterior al eucaliptal que se observa. A mano derecha, el chambao existente sobre la acera correspondía a la churrería de Frasquita Ortiz, a pie del bar Becina. Y enfrente, a mano derecha de la imagen, la central de teléfono de Pepa Gómez Sánchez. Foto: Retratos de Jimena. Ediciones OBA. 

Teniendo en cuenta la forma física que gozaba Paquiro, al objeto de que no fueran apresados en dos zancadas, los guasones se situaban en una prudente distancia. El incidente se saldaba por parte de los que le huían, con algún drible futbolero o pase taurino que lo dejaba en dique seco y aún más malhumorado, o tirándose el menor por la roaera del barranco de basura, situado al final del Paseo, para librarse así de algún que otro cogotazo procedente de los dos pedazos de manos que tenía el portador, aún a costa de sufrir alguna que otra magulladura en su cuerpo en las volteretas hasta “el llanito”.

Paquiro, era tan pacífico que en la mili se negó a coger un arma de fuego, argumentando que con ese pertrecho habían matado a muchas gentes en el pueblo durante la guerra. Y a los mandos solo les cabía, meterlo en los calabozos o, a la vista de la particularidad que ofrecía y de que no era ningún subversivo, hacerle caso. Así que Paquiro hizo la mili con un fusil de caña.

CABEZUDOS

Paquiro haría todos los años en la feria de agosto de cabezudo en el papel de rey

Las ferias de agosto tampoco habrían sido iguales sin Paquiro, que desde primera hora de la mañana iba disfrazado de gigante (su estatura lo propiciaba) y cabezudo, paseante de calle en calle, haciendo levantar de la cama a los  niños y mayores con la banda de música que le acompañaba junto a los cohetes que iba tirando Fernando Carrión.

carrion-tirando-cohetes-jimena

Fernando Carrión Durán, con la carcasa de cohetes lanzándolos en la feria de agosto. Detrás José Antonio Mena.

Esas historietas acompañaron al bueno y trabajador de Paquiro que en contra de lo que algunos pensaban no tenía un pelo de tonto.

ANEXO I: POST AUTOBIOGRÁFICOS RELACIONADOS CON MI VIVENCIA EN LA JIMENA DE LA FRONTERA QUE ME VIO NACER Y TRANSCURRIR HASTA MI ADOLESCENCIA.

A) LA COTIDIANIDAD Y LOS HITOS MÁS SIGNIFICATIVOS TRANSCURRIDOS EN JIMENA A LO LARGO DEL SIGLO XX

JIMENA CERRADA (2): LOS INCENDIOS FORESTALES (19.03.2018) Corresponde esta entrada a las reacciones que se producían en pueblo porque había surgido un gran incendio en la sierra. También en esta ocasión se clausuraban temporalmente los negocios y se encerraba la población en sus casas. Si era de noche, se apagaban las luces para dar la sensación de que no había nadie en sus interiores: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/03/18/34571/

JIMENA CERRADA (1): EL FISCO (12.03.2018) La llegada a la localidad procedente de Cádiz del fisco -la administración fiscal, lo que ahora es la Agencia Tributaria- originaba el cierre de las puertas de las casas, temerosa su población bajo una economía sumergida de supervivencia, ser objeto de su inspección:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/03/12/34551/

CHOQUE DE TRENES EN JIMENA (27.02.2018) A través de un accidente de tren sucedido en el año 1941 a la salida de la estación de San Pablo en dirección al municipio de Gaucín, se va poniendo al descubierto en aquel periodo de posguerra, la fuerte presencia militar y de presos republicanos que había en el municipio, así como las relaciones de pareja que empezaban a tener con las nativas de la localidad:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/02/26/34286/

EL BAILE EN “LOS TRES SALTOS” DE JIMENA (15.06.2017)  En la última década de los años cincuenta e inicios de la década de los sesenta del pasado siglo hubo un salón de baile que marcó a una generación. Cómo se divertían, la música de entonces, lo que se bebían:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/06/15/31855/

LA JINCALETA EN LA FINAL DE MADRID (09.06.2017) Sucedió a finales del año 1956. Jimena como única representante de Andalucía compitió con su baile de origen local, la Jincaleta, en la final de los Coros y Danzas de la Sección Femenina que se celebró en Madrid. Las peripecias que acontecieron:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/06/09/31809/

LA CASA DEL JUZGADO DE JIMENA (01.05.2017) Destacaba una gran mansión que existe frente a la casa donde nací. Me adentro aquí para recorrer lo que no se supo de las biografías familiares que la habitaron y el origen histórico de este noble inmueble:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/05/01/31675/

LA CALLE Y CASA DE JIMENA DONDE NACÍ (26.03.2016) La calle San Sebastián de aquel tiempo. Cómo eran las tiendas donde comprábamos y cómo nos la arreglábamos cuando las cocinas aran de leña, no existía la calefacción, el agua no corría por las casas, no había ni lavadoras ni tampoco frigoríficos:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/03/25/31449/

“LAS PLAYAS” DEL MUNICIPIO DE JIMENA (16.03.2017) Cómo eran de primitivas las playas adonde los primeros jimenatos nos desplazábamos para bañarnos. Las odiseas de esos primeros viajes. Cuál era el paisaje físico y humano que ofrecía aquel litoral:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/03/13/31303/

COCHES Y CARRETERAS DE AQUELLA JIMENA (06.03.2017) Un recorrido de época sobre los primeros coches que llegaron al mercado, cómo se conducían, qué reacción provocaba entre la población y como eran las infernales carreteras por donde transitaban:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/03/06/31255/

LA MUERTE DE LOS PAPAS DE ROMA DESDE JIMENA (25.02.2017) Al igual que pudo suceder en cualquier otro punto del medio rural en aquella España tan profunda y de tan obligada religiosidad oficial, relato aquí desde el prisma de la infancia cómo se vivió en el pueblo que me vio nacer la muerte en tan solo cinco años de dos Pontífices del Vaticano, Pío XII y Juan XXIII:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/02/25/31152/

EL CUENTO DE LA CIGÜEÑA Y LA REPRODUCCIÓN (17.02.2017) La historia de una infancia donde la escuela para la enseñanza de la hechos mas elementales, considerados por la moralina estrecha imperante como delicados y no aptos para menores, se aprendían en la calle a través del contacto directo de los amigos, tales como de donde venían los recién nacidos y como las parejas engendraban a sus descendientes:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/02/17/31102/

UN JIMENATO EN LA FERIA DE TESORILLO (15.02.2017): Un recorrido por las relaciones entre personas de distinto sexo acontecido a lo largo de una gran parte del siglo XX, tomando como hilo argumental de la narrativa la historia real sobre los avatares que le acontecen a un jimenato que fue a ligar a la feria del Corpus de la entonces pedanía y hoy entidad local autónoma, San Martín del Tesorillo:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/02/15/30992/

LOS ÁNGELES Y JIMENA CON LA FAMILIA LASTRES (05.02.2017): Pasado más de medio siglo, un recorrido por la Jimena y su Estación de tren de los Ángeles acompañado de una familia de octogenarios que así la vivieron en su tiempo de juventud y que tras marcharse del municipio han viajado de nuevo para volverla a recordar:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/02/05/30708/

BARBERÍAS Y PELUQUERÍAS DE JIMENA (27.01.2017): La sociología que envolvía a la clientela, tertulias y prensa que se leía en aquellas barberías de la década de los cincuenta y principios de los sesenta del siglo pasado, así como lo que significó la irrupción en el pueblo de las peluquerías para señoras:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/01/25/30573/

LA GRAN NEVADA DE 1954 EN JIMENA (20.01.2017):  (El 3 de febrero de 1954) Jimena de la Frontera amaneció como nunca, con una inmensa nevada que casi todo lo cubría. Y en este caso desconocido y que no se ha vuelto a reproducir, narro cual fue la reacción de sus habitantes hasta que primero se heló y luego se derritió:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/01/19/30456/

LA DIVISIÓN AZUL EN JIMENA (09.01.2017): El relato de esta aventura del franquismo en apoyo a Adolfo Hitler, adonde llegaron dos jimenatos que atravesaron sinsabores múltiples por las penurias que padecieron:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/01/08/30335/

LOS ORÍGENES DEL FÚTBOL EN JIMENA (21.12.2016): La historia de la creación del club deportivo Jimena de fútbol asi como sus antecedentes, reconstruido a través de unos recortes familiares que casualmente hallé: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/12/19/30130/

LA TELEVISIÓN LLEGÓ A JIMENA A TRAVÉS DE SAN PABLO (21.10.2016): Las peripecias que ocurrieron cuando aparecieron los primeros televisores y cómo contribuyó a cambiar ciertas pautas del comportamiento de las gentes del pueblo:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/10/19/29752/

LA NOVENA QUE VIVÍ (01.09.2016): Cómo fueron a lo largo de mi infancia los nueve días dedicados a la patrona de la localidad, la Reina de los Ángeles, en la barriada que lleva su nombre y estación de tren, culminada el fin de semana de la primera semana de septiembre:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/09/01/29468/

TRAGEDIA TAURINA EN ALCALÁ LA REAL (26.08.2016): En el jienense pueblo de Alcalá La Real, cuatro años antes de que se hundiera la plaza de toros de Jimena de la Frontera, también había ocurrido un episodio de similares características:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/08/26/29375/

DESGRACIA TAURINA EN JIMENA (17.08.2016): El hundimiento de la plaza de toros de Jimena acontecido el 17 de agosto de 1961, donde hubo cinco muertos y cientos de heridos, entre ellas la hija del Primer Ministro de Reino Unido:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/08/17/29346/

EL PREGÓN A JIMENA QUE NO FUE (01.06.2016): En el año 2003 el ayuntamiento me nombró pregonero de aquella feria de Agosto. Cuando subí al escenario, me olvidé del guión que llevaba escrito para entregarme a las historias de mi infancia y adolescencia que me inspiraban los vecinos presentes. Ahora, localizado el texto que llevada redactado porque se me extravió, lo hago público :  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/05/29/28784/

EL CINE DE VERANO EN JIMENA (13.05.2016): Recorrido por lo que fue esta sala cinematográfica en la temporada veraniega y calurosa:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/05/13/28738/

EL CINE CAPITOL (25.04.2016): Radiografía sobre la sala cinematográfica y espectadores de invierno en Jimena:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/04/25/28693/

BARES DE JIMENA (04.04.2016): Descripción sobre bares y clientes que lo visitaban para beber, tapear y charlar:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/04/04/28375/

LA GASTRONOMÍA JIMENATA QUE FUE (03.03.2016): Un recorrido por los platos tradicionales, con el recetario de sus ingredientes y su evolución hasta hoy:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/03/03/28125/

ENTRAÑABLE AURELIO (19.02.2016) De la mano del taxista de Jimena recorriendo aquellas carreteras, paisajes y paisanajes de mi infancia en los coches de la época:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/02/19/27623/

LA MIRADA A LA GUERRA DESDE LA NIÑEZ (01.12.201): Cómo viví desde chico la Guerra Fría que se desarrollaba, como el accidente de bombas atómica caídas en Palomares, el bloqueo a Cuba por el despliegue de los misiles soviéticos o la carrera espacial:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2015/12/01/26981/

TOROS EN LA JIMENA DE 1957 (16.09.2015):  Crónica de una historia local que recupero limpiando bolsas de recortes de prensa y apuntes manuscritos del pasado:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2015/09/15/26318/

CÓMO ÉRAMOS: ADOLESCENCIA, SCOUT Y MÚSICA (01.11.2012) Contiene las relaciones y vivencias de aquellos jóvenes y la música que oíamos de Radio Gibraltar así como los discos de vinilo que nos llegaban desde El Peñón:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2012/11/01/12928/

HACIA EL IIº REENCUENTRO DE LOS CLUBES DE JIMENA (18.04.2015): Tal como somos, medio siglo después de aquella adolescencia:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2015/04/17/25415/

CUANDO DE NIÑO ME FUI DE CINE  (02.10.2012): Un apunte biográfico de mi infancia con la actriz sueca, Anita Ekberg, el español Fernando Fernán Gómez y el italiano, Vittorio de Sica:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2012/10/02/11624/

CÓMO LLEGÓ LA IIª REPÚBLICA Y SU PRIMER ALCALDE A MI PUEBLO (13.04.2014) La sencilla historia sobre cómo se enteraron radiofónicamente de la llegada de este acontecimiento histórico:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2014/04/13/22541/

LA HISTORIA DEL DOCTOR MONTERO (13.09.2014): Una sacrificada y sufrida biografía la del médico de mi pueblo comprometido con la causa de la democracia y la IIª República:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2014/09/13/23993/

CRISIS Y EMIGRACIÓN EN EL MEDIO RURAL (24.02. 2015): Cómo fue y las secuelas dejadas por la emigración de la décda de los sesenta del pasado siglo:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2015/02/24/25187/

MI PESADILLA CON WERT (18.03.2012): El relato a través del sueño sobre el modelo de enseñanza bajo el franquismo y que al parecer tenemos que volver con la LOMCE:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2012/03/18/6032/

GIBRALTAR, ESA GRAN COARTADA DE RAJOY (12.08.2013): No solo le sirvió el estribillo, “Gibraltar español”, a Franco para desviar las tensiones contra su Régimen, sino que también lo ha empleado Rajoy para tapar su corrupción:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2013/08/12/18762/

B) LA MEDICINA Y LA SANIDAD DE JIMENA A LO LARGO DEL SIGLO XX.

EL EXILIO DEL DOCTOR ORTEGA Y EL RETORNO DE DOÑA PURA (3ª PARTE) (08.02.2018) En esta tercera y última parte de la biografía, se relata la traza del facultativo en el exilio hasta que acontece su fallecimiento en Caracas; acompañado siempre de la historia que paralelamente fue acaeciendo a su entorno familiar:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/02/08/34163/

EL DOCTOR ORTEGA DURÁN Y LA GUERRA CIVIL (2ª PARTE) (29.01.2018) Los hechos más significativos que le sobrevinieron a este médico de Jimena durante la contienda bélica, desde que tuvo lugar su inicio, 18 de julio, hasta el final, 1 de abril de 1939 con su salida por la frontera de Port Bou al exilio, primero a Francia:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/01/29/34056  

LA BIOGRAFÍA DEL MÉDICO DE JIMENA, GUILLERMO ORTEGA DURÁN (22.01.2018): Los antecedentes familiares y los acontecimientos vividos por el médico, Guillermo Ortega Durán -originario del malagueño pueblo de Montejaque que ejerció de facultativo en el gaditano municipio de Jimena de la Frontera- que sucedieron desde su nacimiento hasta que estalla el alzamiento militar el 18 de julio de 1936:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/01/20/33940/

EL PRACTICANTE REPUBLICANO DE JIMENA, JUAN ARJONA GIL (23.08.2017): La aventurada vida de un autodidacta que empezando por barbero fue el practicante y dentista en Jimena hasta verse por su condición de cenetista y masón teniendo que huir de España para conocer otras miserias en el Túnez del norte de África como fue el campo de concentración donde fue recluido y colateralmente otra guerra, esta vez mundial, hasta marchar a Venezuela donde hallaría al la paz y el reencuentro feliz con su familia jimenata pero lejos de su tierra y de los suyos:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/08/23/32607/

ARAGONCILLO, FARMACÉUTICO EN JIMENA (15.08.2017): Higinio Aragoncillo Sevilla, estuvo durante un corto periodo de tiempo ejerciendo el oficio de boticario en Jimena (desde finales de 1950-1953) Su biografía, la de sus antecesores familiares, también farmacéuticos, y los vínculos parentales de este apellido con el municipio gaditano:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/08/14/32536/

EL FARMACÉUTICO DE JIMENA, JOSÉ SÁNCHEZ DE MEDINA (07.08.2017)  La vida del boticario, dentro de una saga familiar de la misma profesión, que procedente del gaditano municipio de Ubrique ejerció en la localidad de Jimena durante un dilatado periodo de tiempo (1917-1969) desde su primera plaza hasta su jubilación:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/08/07/32465/

El DOCTOR MONTERO, LA VIDA ROTA DE UN HOMBRE BUENO (01.08.2017) Los avatares ampliados y exhaustivo por las que atravesó el médico Montero, que tras una dichosa biografía inicial sin embargo con el alzamiento militar de 1936 vio destrozada su profesión así como la propia vida y la de toda su numerosa familia.  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/08/01/32388/

EL MÉDICO LASTRES DE LA ESTACIÓN (23.07.2017) Una historia que va más allá de una mera biografía médica. Ilustre galleguista, descendiente de una saga de prestigiosos facultativos, aterrizó en Jimena con el silencio sobre su pasado republicano y con la modestia y la discreción que caracterizó su personalidad así como el ejercicio de la profesión:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/07/22/32226/

EL MÉDICO JUAN MARINA (2ª PARTE) (15.07.2017) Continuación referido a la esposa del médico y familia, su descendencia así como a la vida del hermanastro, Antonio Marina Gutiérrez:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/07/14/32147/

EL MÉDICO MARINA DE JIMENA (10.07.2017) La biografía del jefe de la saga de los Marinas, José Medina Soria, así como la del médico que ejerció en jimena, su hijo, Juan Marina Bocanegra:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/07/10/32092/

LA SANIDAD DE JIMENA (1950-1970) 2ª PARTE (03.07.2017) Segunda parte de la Conferencia pronunciada el 19.05.2017 en el Salón de Actos de la antigua iglesia de la Misericordia en las XXIV Jornadas De Historia y Arqueología:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/07/02/31989/

LA SANIDAD DE JIMENA (1950-1970) 1ª PARTE (26.06.2017) Parte inicial de la Conferencia pronunciada el 19.05.2017 en el Salón de Actos de la antigua iglesia de la Misericordia en las XXIV Jornadas De Historia y Arqueología:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/06/25/31802/

C) HITOS MÁS SIGNIFICATIVOS DE JIMENA ANTERIOR AL SIGLO XX

IBN’ASHIR, EL JIMENATO MUSULMÁN UNIVERSAL (01.09.2017): La interesante trayectoria de un autodidacta jimenato de religión musulmana que en su exilio en Marruecos vivió en profundidad la espiritualidad del Islam y logró sin aspirarlo, desde su muerte acontecida en la ya lejana fecha de 1363 y de forma ininterrumpida hasta nuestros días, ser reconocido como personaje histórico de relevancia internacional:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/08/30/32690/

ANEXO II: TRILOGÍA SOBRE CASTELLAR DE LA FRONTERA.

DE JIMENA A CASTELLAR PARA VER MI PRIMERA NOVILLADA (06.11.2016): Cómo percibí el lugar en que se celebró y el transcurso de mi primera asistencia a una peculiar corrida taurina:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/11/06/29871/

LA CASTELLAR QUE CONOCÍ EN 1960 (06.12.2016): En qué situación de extremo subdesarrollo se encontraba este municipio y el cambio espectacular que se produjo en tan poco tiempo:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/12/06/29970/

CASTELLAR Y LA CASA DUCAL DE MEDINACELI (26.12.2016): Historia de Castellar y de la casa nobiliaria que la dominó durante un largo periodo con prácticas semifeudales y las distintos avatares divergentes que les vinieron sucediendo:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/12/25/30239/ 

Anuncios
Posted in: Solo Blog