LA BIOGRAFÍA DEL MÉDICO DE JIMENA, GUILLERMO ORTEGA DURÁN (22.01.2018)

Posted on enero 20, 2018

0


PREÁMBULO

El pasado 26 de mayo, iniciando la conferencia sobre la historia de la sanidad de Jimena. En el salón de actos de la antigua Iglesia de la Misericordia. Foto: Gabriel Meléndez.

Tras una pausa motivada por cuestiones de inmediata actualidad que me han tenido atareado en la escritura durante unos cuantos meses, reanudo por su interés la serie monográfica que emprendí el pasado año sobre las semblanzas de los sanitarios que ejercieron en Jimena de la Frontera a lo largo del siglo XX, aportando esta nueva biografía sobre el médico, Guillermo Ortega Durán, que por su profuso contenido divido en varias entradas.

Al presente perfil profesional, le seguirán otros pendientes que se incorporarán también como antecedente histórico al contenido de la conferencia que pronuncié el pasado 19 de mayo en esta localidad bajo el título de: “La Sanidad de Jimena (1950-1970)”.

Debo agradecer la valiosa aportación que sobre la vida de este facultativo me ha hecho llegar desde Toulouse (Francia), Christian Ortega, su nieto, en base a las memorias personales dejadas por su padre, Alfredo Ortega Terrones, de cara a profundizar en su aventurada existencia, así como a cuantos pacientes familiares y terceros han respondido, igualmente, a mi requerimiento para la nada fácil reconstrucción casi al milímetro de este perfil histórico casi siete décadas después a su fallecimiento.

Como gran parte de aquella generación que vivió los turbulentos años de la década de los años treinta, pagó un alto precio tanto para su existencia como para la de su familia. Además, sin tener necesidad económica ni profesional alguna para que así sucediera.

La entrega hasta el final de la vida, en plan altruista, por conciencia y coherencia política, social y solidaria, por deberse a valores éticos más allá de la deontología profesional, o en el oficio que cada cual profesase, primó como compromiso personal supremo para muchos ilustres de aquella generación.

La puesta en práctica de nobles ideales de cara a la consecución del progreso y la modernización de aquella España tan atrasada y para que a la vez favoreciera a las gentes más necesitadas y humildes del pueblo, cuyo nivel de analfabetismo, de salarios de miseria y de desempleo, eran insoportables, fue por encima de todo un objetivo a lograr sin medir las consecuencias a las que se enfrentaban por poner en peligro intereses oligárquicos y caciquiles de una sociedad tradicional, clasista y desigual, que se había conservado intacta desde siglos atrás. 

BIOGRAFÍA DEL MÉDICO DE JIMENA, GUILLERMO ORTEGA DURÁN (1ª PARTE)

Ignacio Trillo

1.- Antecedentes familiares

El médico que ejerció en Jimena de la Frontera, Guillermo Ortega Durán, procedía de una larga saga familiar de facultativos. Su abuelo, Joaquín Ortega, originario del norte de España, profesó también la medicina enrolándose en una de las unidades carlistas que en el País Vasco y Navarra se sublevaron a partir de 1833 a favor del pretendiente a la Corona, el tradicionalista y absolutista, Carlos, hermano del rey Fernando VII, que reivindicaba para sí la sucesión como Rey a través de la aplicación de ley Sálica que ya había sido derogada por su fraterno monarca. Su puesta en vigor por los reyes francos se remontaba al siglo V tras la caída del imperio romano.

El príncipe Carlos, hermano del Rey, Fernando VII, que pretendía ser su sucesor con el nombre de Carlos V y que dieron lugar por sus partidarios y a partir de 1833 a las guerras carlistas. Fuente: Wikipedia.

La ley Sálica, que abarcaba diversos campos normativos, obligaba a que los varones fueran los únicos de las familias reales en ser contemplados de cara a la continuidad monárquica. Por tanto, no permitía en la sucesión, la coronación de una mujer, en este caso la hija Isabel que tuvo el monarca, Fernando, en sus cuarta nupcias donde tomó como esposa a su sobrina.

La infanta Isabel, hija del cuarto matrimonio del Rey Fernando VII que al final tras una etapa de Regencia por su madre María Cristina sería coronada Reina.

En consecuencia, se llevó a cabo tal entronización de la menor como Reina, contando con tres años y teniendo a su madre, María Cristina, como Regente, porque los liberales, apoyando la supresión de la discriminatoria norma para las descendientes de la estirpe borbónica, se superpusieron en el conflicto a los carlistas que quedaron derrotados.

El mapa de extensión del conflicto sucesorio en la primera guerra entre carlistas e isabelinos. En Jimena de la Frontera serían en 1837 totalmente derrotados y expulsados

El caso viene a cuento porque en una de esas incursiones carlistas que llegó hasta la Serranía de Ronda, más en concreto al malagueño pueblo de Benaoján, el médico carlista, Joaquín Ortega, apenas vio a una joven guapa de esa localidad, de nombre, Manuela Sánchez, popularmente conocida como “la bella doña Manolita”, se enamoró locamente de ella.

Vista parcial de Benaoján, localidad de la Serranía de Ronda famosa por sus chacinas. Localidad donde en origen surge la saga de los Ortega.

Como hecho curioso y muy acorde con la época, resultó ser, que alimentada y consolidada dicha relación amorosa desde la distancia geográfica a través de una correspondencia postal mutuamente fecunda, una vez concertada como próxima la celebración de la boda, en una de las últimas cartas halladas de Joaquín dirigidas a doña Manolita antes de que retornase para el enlace matrimonial le solicitó que le permitiera a partir de entonces tutearla. Posteriormente, la ceremonia nupcial se celebró en Benaoján

Árbol genealógico de la familia Ortega

El matrimonio tuvo dos hijos: Manuel y Joaquín Ortega Durán.

Manuel Ortega Sánchez, el hijo mayor, fue médico y alcalde en Montejaque donde aún conserva una calle a su nombre.

Manuel Ortega Sánchez, médico y alcalde de Montejaque. Fuente: Christian Ortega.

Ambos hermanos, Manuel y Joaquín, a su vez se casaron más tarde con dos hermanas montejaqueñas, María Isabel y Águeda Durán Harillo, respectivamente.

Del matrimonio entre Manuel Ortega Sánchez y María Isabel Durán Harillo, nació el médico que ejerció en Jimena y es objeto de esta biografía, Guillermo Ortega Durán, junto a otros cuatro hermanos y tres hermanas más.

madre de Terrones

María Isabel Durán Harillo, esposa del alcalde y médico de Montejaque, Manuel Ortega Sánchez, de cuyo matrimonio nació el médico que fue destinado a Jimena, Guillermo Ortega Durán, junto a otros seis hijos más. Fuente: Christian Ortega.

De entre los cinco varones de ese enlace nupcial, tres, Joaquín, Guillermo y Antonio, fueron médicos.

El hermano del que fue médico y alcalde de Montejaque y en consecuencia segundo hijo del médico carlista cabeza de la ulterior saga, Joaquín Ortega Sánchez,  por razones familiares, en cambio, no pudo estudiar.

Se dedicó al comercio, primero con un almacén volante, abasteciendo de alimento y ropa al personal de la obra de la construcción del ferrocarril, Algeciras-Bobadilla, cuya finalización aconteció en 1892, para a continuación, abrir una gran tienda de tejidos en Ronda, en la céntrica plaza hoy denominada Carmen Abela, y un banco, que llamó Siles Ortega por el otro apellido de su socio, lo que le proporcionaron una suculenta hacienda.

Entre los siete hijos que tuvo Joaquín, cinco varones y dos féminas, se encontraba, José Luis Ortega Durán, nacido en Ronda el 28 de junio de 1906. Hizo igualmente Medicina, y visitaba en vacaciones a su primo en Jimena. Fue una eminencia internacional en el campo de la psiquiatría, por lo que le dedicaré próximamente como afamado e ilustre, y sobre todo por su proximidad a Jimena, una biografía específica.

El pueblo malagueño de Montejaque durante la IIª República. Localidad donde nació el médico que ejerció en Jimena, Guillermo Ortega Durán, y fue médico y alcalde su padre, Manuel Ortega Sánchez.

Manuel Ortega Sánchez, médico y alcalde de Montejaque, murió a temprana edad por lo que su viuda, María Isabel, y sus ochos hijos se fueron a vivir con la familia del matrimonio formada por su hermano Joaquín y su esposa Águeda, con lo que niños y niñas de ambos matrimonios crecieron como hermanos, aparte de que portaban los mismos apellidos. El dinero además que ganaba Joaquín con sus negocios permitió igualmente proporcionar grandes carreras universitarias a los que gozaron de vocación de estudios así como buenas bodas.

Esa unidad de ambas ramas de la prole de los Ortega Durán se mantuvo a lo largo del tiempo y todos los años en vacaciones coincidían en la finca familiar de Aguilera, cercana a Ronda, hasta que en el verano de 1936 estalló la insurrección militar y produjo la separación y la tragedia entre sus miembros.

2.- Desde su llegada a Jimena hasta la víspera del 18 de julio de 1936

La Jimena que conoció el médico Guillermo Ortega Durán, aun con la gran iglesia Santa María la Coronada en pie cubriendo el espacio donde actualmente se sitúa la plaza de la Constitución, de la que queda tan solo el campanario, así como se percibe en el centro y parte superior de la imagen, más abajo en línea a la Torre del Reloj del Castillo, la iglesia de la Misericordia, 

El médico Guillermo Ortega Durán era originario por tanto del municipio malagueño de Montejaque, situado en la Serranía de Ronda, donde nació el 23 de diciembre de 1889. Ejerció la profesión médica en Jimena como primer destino y único con plaza de facultativo rural de asistencia publica y domiciliaria. Aconteció su nombramiento, el 9 de junio del año 1916.

Fue la personalidad más sobresaliente en la política local desde los últimos años de la dictadura de Miguel Primo de Rivera hasta su abandono del pueblo. Sucedió el 28 de septiembre de 1936 a consecuencia de la entrada en el pueblo de las tropas militares africanistas reforzadas por mercenarios magrebíes que dos meses antes se habían sublevados contra el ordenamiento constitucional republicano.

El doctor médico, Guillermo Ortega Durán, que tomó posesión de su plaza en Jimena, el 9 de junio de 1916. Fuente: Christian Ortega.

El doctor Ortega Durán era tres años menor que el médico José Montero Asenjo, quien fue su íntimo amigo en la época universitaria, luego como colega de profesión en el pueblo y más tarde por afinidad masónica y republicana en el campo de la política. Ambos realizaron la carrera en la Facultad de Medicina en Cádiz, entonces dependiente de la Universidad de Sevilla.

Guillermo Durán Ortega también fue el médico de empresa de la compañía Sevillana de Electricidad para la atención a la salud de los trabajadores y familiares asentados en el poblado de El Corchado, ubicado en la jimenata pedanía de San Pablo de Buceite.

La Central Hidroeléctrica de El Corchado, ubicada en la pedanía de San Pablo de Buceite, donde el doctor Guillermo Ortega Durán fue como médico de empresa el facultativo encargado de la atención sanitaria a sus trabajadores y familiares que vivían en su poblado. La Central Hidroeléctrica, a la derecha en la imagen, y enfrente el poblado, separados y atravesados ambos por el río Guadiaro. Fuente: Diputación de Málaga

Desde diciembre de 1906 funcionaba allí una innovadora central hidroeléctrica para el suministro de energía, inicialmente previsto para proporcionar energía a Villamartín, Jerez de la Frontera, Utrera, Dos Hermanas y Sevilla.

Jimena se unió a esa red en alta cuando fue inaugurada en 1921 la fábrica de la luz para la distribución del alumbrado a sus calles y domicilios. Dicho inmueble e instalación estaba situada a la entrada del pueblo, colindante a lo que es hoy el restaurante Cuenca. Era propiedad de José Marina Soria, padre del que a partir de 1936 fue médico de la localidad, Juan Marina Bocanegra.

Guillermo Ortega Durán Mayo 1919 negro

Foto del doctor Ortega Durán, mayo de 1919, contando con 29 años. Fuente: Juan José Montero Ortega.

Al poblado de El Corchado, atravesado su acceso por el río Guadiaro, el facultativo Ortega se desplazaba, desde la calle Sevilla de Jimena en que vivía, transportado a caballo, subido en su ejemplar de nombre `Perlita´. Una vez que llegaba, le encantaba pasar sentado sobre la montura de su équido blanco por la frágil pasarela peatonal colgante que cruzaba el río y hacía de puente, conectando la central hidroeléctrica situada al margen izquierdo del cauce con el poblado de trabajadores de la empresa Sevillana que se ubicaba en el margen derecho. Lo hacía al elegante trote lento y seguro de `Perlita´ controlando con las dos manos las riendas y presionando suavemente con las espuelas sus costados.

La pasarela que como puente colgante sobre el río Guadiaro, comunicaba las instalaciones de la central hidroeléctrica situada en el margen izquierdo del río con el poblado que se halla en su margen derecho y al que el doctor Ortega le encantaba atravesar subido en la montura de su caballo `Perlita´. Fuente: ElTiempo.es.

Como médico rural, aparte de atender la consulta diaria en su domicilio y ulteriores visitas a las moradas de los enfermos del pueblo, tenía que extender la asistencia sanitaria a cuantos pacientes enfermos vivían aisladas de la civilización, a lo largo y ancho del vasto territorio municipal jimenato, a donde acudía siempre a galope de su caballo `Perlita´, asistiendo  a aquejados pobladores de granjas, cortijos, casas de campo y montunas, así como a la vez teniendo que practicar diversas especializaciones; es decir, haciendo de todo, desde atender a partos hasta proceder de sacamuelas.

La que luego sería su mujer, la maestra de escuela, Concepción Terrones Villanueva, en adelante `doña Pura´, era siete años menor que el médico. Hija de Manuel y María, había nacido el 19 de septiembre de 1896 en Baza (Granada)

padre de Terrones

Manuel Terrones, el padre de doña Pura. Fuente: Christian Ortega.

blog ortega Isabel Duran madre ortega

María Villanueva, la madre de doña Pura.Murió joven y tuvo un total de nueve hijas de las que sobrevivieron cuatro. Fuente: Christian Ortega.

Tuvo tres hermanas más, otras seis murieron al poco de nacer, que finalmente sobrevivieron a la alta tasa de mortalidad de la época: María del Mar, que fue médica, la primera licenciada mujer de la historia de la Facultad de Medicina de Cádiz, según la sobrina Puri que vive; `la ricachona´ le apelaban porque se casó con un millonario de origen asturiano que marchó a Filipinas.

M. Mar Terrones en Madrid 1909 corto

Octubre de 1909. Maria del Mar Terrones Villanueva, hermana de doña Pura, que hizo Medicina en la Facultad de Cádiz.

Además, otras dos hermanas: Pilar y Consuelo. Ambas docentes de del magisterio como doña Pura.

Año 1921. Concepción Terrones Villanueva, doña Pura, que fue destinada a Jimena para el ejercicio del magisterio y acabó casándose con el médico, Guillermo Ortega Durán, Fuente: Christian Ortega.

Doña Pura llegó a Jimena sobre el año 1917, poco tiempo después de la toma de posesión de la plaza de médico de quién llegara a ser su esposo. También como primer destino en su profesión como enseñante.

Al llegar al pueblo, doña Pura se estableció en la pensión que regentaba la jimenata, Inés Moreno Gavilán, mucho mayor que ella. Además era comadrona. Allí se hospedaba igualmente el médico Ortega. Estaba ubicada en la calle Sevilla, número 56, casi dando enfrente con la bocacalle donde se inicia la cuesta de la calle Caminete de Luna.

La escuela donde doña Pura impartía sus clases, la tenía a muy poca distancia, en la misma acera por encima del edificio del Ayuntamiento, justo en el inmueble colindante inmediatamente más arriba al cine, propiedad del médico, Montero Asenjo.

Doña Pura estaba forjada en aquella generación de docentes renovadores inspirados en los principios educativos de la Institución Libre de Enseñanza, de contenidos laicos, antidogmáticos y modernos; proyecto pedagógico que se desarrolló en España durante medio siglo (1876-1936) y que fundara, entre otros, el intelectual e influyente profesor, Francisco Giner de los Ríos.

Institución Libre de Enseñanza. Curso 1889-1890.

Ejerció la enseñanza en el pueblo de forma continuada hasta que tuvo que huir de Jimena en septiembre de 1936, negándose a atender la petición de su marido que más de una vez le sugirió que dejara la profesión para dedicarse a las tareas familiares y domésticas. Como se comprueba, una mujer muy avanzada para su época y con un gran coraje a la hora de hacer frente a las adversidades que posteriormente le depararía la vida.

Año 1922. La maestra, Concepción Terrones Villanueva, doña Pura, con docentes y alumnas jimenatas. Casi en el centro de la foto, tercera fila, novena por la izquierda, vestida con ropa clara, agachada con vestimenta clara alzando a una bebé a la derecha. Fuente: Retratos de Jimena. Ediciones OBA.

Tras la celebración de la boda por el matrimonio en Jimena, alrededor del año 1922, los dos primeros hijos que nacieron, de nombres, Isabel y Guillermo, lamentablemente murieron a temprana edad. Fueron víctimas en aquel tiempo de la gran mortalidad infantil que aún existía, en estos dos casos por la incurable disentería epidémica.

Pura y María Isabel (1)

Año 1923. Doña Pura con su primera hija, María Isabel, que nació el 4 de julio de 1923 y falleció diez meses después, el día 20 de mayo de 1924. Fuente: Juan José Montero Ortega.

Poco más tarde de estos decesos, Inés Moreno Gavilán, la que regentara la referida fonda, se jubiló. Se fue a vivir a la vivienda que alquiló el matrimonio Ortega tras su boda, sita en el mismo llano que hace la calle Sevilla tras la empinada cuesta de su inicio, muy cercana y en la misma acera, dos casas más arriba, donde estaba la pensión, siendo a partir de entonces una más y soporte fundamental de la familia, uniendo su destino hasta su fallecimiento a los avatares que sufrió la saga Ortega-Terrones.

Inés Moreno y su marido 2

Inés Moreno Gavilán, que se iría a vivir con la familia Ortega Terrones. “Toda madrina”, le llamaban, y ejerció de abuela. Aquí con su marido que ya había fallecido. Fuente: Juan José Montero Ortega.

Inés, iba a ser, asimismo, la partera de los tres niños del matrimonio Ortega que nacieron a continuación. El primero, también llamado Guillermo, que vio la luz el 5/12/1926. Más tarde, Alfredo, nacido el 3/5/1930 y María Rosa que lo hizo el 5/4/1934. Igualmente, fue la madrina de todos, excepto de Alfredo, incluyendo a Maribel que vio la luz más tarde, año 1938, ya fuera de la península, en el exilio en Tánger. Por tal motivo, sería llamada, `toda madrina´, hasta su defunción.

El carácter francófono del médico Ortega quedó de manifiesto el 3 mayo, día de la Cruz, del año 1930, cuando nació el segundo hijo, Alfredo, poniéndole de nombre René, en contra del criterio del secretario del registro del estado civil a la hora de inscribirlo que quería traducirlo por Renato. Finalmente, el nuevo descendiente quedó anotado como: René de la Cruz Alfredo. En este caso, tuvo como padrino a Alfredo, el hermano menor de su padre que era maestro en Ronda y por el que le puso el mismo nombre, y Consuelo, hermana de su progenitora, doña Pura.

Año 1920. Doña Pura, la quinta empezando por la izquierda en la última fila, parte superior de la imagen, con otras maestras y alumnado en la escalinata del acceso a la antigua plaza de toros que estaba a la entrada del pueblo en lo que luego fue el jardín que cuidaba Antonio Pajares Rivas y donde hoy está ubicado el colegio público IES Reina de los Ángeles. Fuente: Retratos de Jimena. Ediciones OBA.

Como todo familiar de médico de pueblo, doña Pura tampoco fue ajena a la profesión de su cónyuge. Un día, según contaba, el marido le solicitó ayuda para que con una cuchara contribuyera a poderle salvar la vida a un paciente que tenía el intestino obstruido de higos chumbos debido a una ingestión bárbara que había realizado de este asilvestrado fruto, muy típico de aquella Jimena. Atendió a regañadientes la petición pero con una enorme repugnancia por los efectos evacuatorios y pestilentes del satisfactorio desenlace.

En la escuela doña Pura año 1920

Año 1919. Doña Pura con alumnas y profesoras. Fuente: Juan José Montero Ortega.

Doña Pura con el tiempo tuvo como amigas intimas en el pueblo a Conchita Pró, que siempre permaneció soltera, y a su madre, Regina, que era esposa de José Pró, y al que más adelante sus hijos llegaron a llamarle, `mama Regina´. Igualmente a Ángeles Berao, la esposa de Manuel `El Cantarero´ que tenía el oficio cercano al charco de la Tosca en el río Hozgarganta.

Jimena de la Frontera, en la parte inferior hacia la izquierda las chozas de la cantarería que existió. Fuente: Retratos de Jimena. Ediciones OBA.

El médico, Guillermo Ortega Durán, era muy culto, multidisciplinar, polifacético y enormemente inquieto. Junto con el farmacéutico, Sánchez de Medina y el abogado, Luis Medina Tovar, creo una academia de enseñanza donde impartiría clases para que los jóvenes de Jimena pudieran preparar el bachiller en el pueblo y luego examinarse por libre en los Institutos de Ceuta o Algeciras. También para los del Magisterio con exámenes de final de curso en Cádiz. Asimismo publicaba a menudo artículos en periódicos republicanos.

En la misma línea y acorde con su gran sentido del humor, creó en Jimena un periódico satírico donde fue además casi exclusivo editor. Llevaba como título, `La Voz del Mudo´. Era la voz del hombre silencioso de la localidad, e indicaba la dirección de su fina ironía que era fervientemente leída y comentada con jocosidad entre el vecindario del pueblo.

El librepensador, doctor Ortega, se inició en la masonería el 12 de noviembre de 1927 en la Logia `Autonomía nº 14´ de la Línea de la Concepción, con el simbólico nombre de `Napoleón II´, constituida el uno de enero de 1922. El 4 de diciembre de 1928, ya aparece con el grado 3º. También perteneció a la Logia `Resurrección´, de la Línea de la Concepción y a la Logia `Fénix´ de Jimena, desempeñando el cargo de Orador en el año 1933.

Año 1933. Los miembros de la logia masónica Fénix de Jimena. Fuente: Victoria Guerrero Montero

Otros jimenatos masones destacados que acompañaron en algunas de estas Logias a Guillermo Ortega Durán, fueron: el otro médico, José Montero Asenjo; el industrial, Juan Ferrer Rodríguez, que vivía en calle Sevilla 53, donde hoy se ubica la Casa de la Memoria Histórica de La Sauceda y El Marrufo; el peluquero y luego practicante, Juan Arjona Gil; el carpintero y dueño de la pensión La Perla, José Rodríguez Corzano; el comerciante Severiano “Aurelio” Gómez Díaz que vivía al final de calle Larga número 2, frente al callejón, que tras la guerra llamaron de la panadería “La Guapa”; Antonio Canas Bueno, industrial del carbón y el corcho; José Segovia Ferrer, dirigente de la CNT local; José Gónzález Montero, zapatero; Salvador Gómez García, veterinario del pueblo; Manuel Martínez-Mora Núñez, militar y teniente de Carabineros …, así hasta treinta y ocho, entre nacidos y residentes de Jimena, que sufrirían, bien la guerra o los rigores de los arbitrarios tribunales especiales franquistas creados tras la contienda bélica para la represión de estos benefactores.

Foto del año 1996. Casa Grande, sita en calle Santa Ana. Lugar de encuentro de la masonería de Jimena durante la Segunda República. Era propiedad de Fernando Medina Herrera que también era masón. Fuente: Fernando Quiñones. Foto de Josep Capellá. Ediciones OBA.

El inmueble donde formalmente se reunía la masonería local de Jimena se llamaba la Casa Grande, situada en la calle Santa Ana, aunque otros lugares de asiduos contactos y charlas más informales y cotidianas se desarrollaban en las viviendas titulares de masones y abiertos al público, como el bar que estaba en el interior, planta baja, de la pensión La Perla, en calle Sevilla, que regentaba su dueño y carpintero, José Rodríguez Corzano, así como, en el salón comedor que había tras el mostrador de la tienda de Severiano “Aurelio” Gómez Díaz, o en la ferretería de Juan Ferrer Rodríguez, enclavada en calle Sevilla, en la misma acera que hacía esquina con el callejón Caminete de Luna, antes de llegar al edificio del ayuntamiento.

Amigos del médico Guillermo Ortega Durán. Juan Ferrer Rodríguez, masón y dueño de la ferretería, en primer plano de pie justo detrás de los niños sentados. Y el farmacéutico, José Sánchez de Medina y Ayala, justo detrás también de pie, echado sobre el quicio de la puerta y con el cigarro en la mano, y con el que junto a Luis Medina Tovar tenía una academia para preparar a estudiantes de bachiller y de magisterio. Fuente: Luque Quirós Sánchez de Medina, nieta del farmacéutico.

El resto de notables del pueblo, en este caso según las memorias escritas dejada por Alfredo, el hijo segundo de don Guillermo Ortega Durán, como eran: el farmacéutico, don José Sánchez de Medina y Ayala, don Luis Medina Tovar, abogado y hacendado, el secretario del ayuntamiento, don Francisco Corbacho Sánchez y don Juan Marina Bocanegra, joven médico recién llegado como interino a Jimena antes del estallido de la guerra civil y que venía ya de vuelta de su anterior rebeldía republicana mantenida en época estudiantil, aunque siguió conservando tintes anticlericales; a pesar de la amistad que se profesaban como profesionales que habitaban en el pueblo, sin embargo en el campo de la política partidaria e ideológica de aquel agitado momento histórico se hallaban distanciados, al alinearse, los anteriormente citados, más en el campo conservador de las derechas.

José Rodríguez Corzano, jimenato. Masón y republicano. Era carpintero y también el dueño de la Fonda La Perla, donde en su interior tenía un bar-cantina.

La masonería era una especie de cofradía de carácter aconfesional cuyos miembros se dedicaban a obras de beneficencia y de solidaridad, así como a prestarse apoyo mutuo fraternal con soporte en toda la red comarcal, nacional e internacional, de que disponían y cuyo uno de los puntos fuertes era la Gibraltar británica.

La cruel y obsesiva persecución contra la masonería que emprendió el dictador, Francisco Franco, tras su golpe de Estado y hasta el último día antes de morir, asociándola a la vez al comunismo con el que nada tenía que ver, tuvo como motivo de origen el rechazo a su ingreso que solicitó en Larache en 1927. Por el contrario, la aceptación de la entrada a su hermano, Ramón Franco, famoso aviador militar y ferviente republicano, exacerbó todavía más su orgullo y los traumas que ya portaba el futuro Dictador, transformándolos en odio hacia esta organización filantrópica que nunca perdonaría.

Prólogo de la Ley franquista para la represión de la la masonería de 1 de marzo de 1941. Fuente: BOE

Además de convencido masón, el médico Ortega presidió a nivel local el partido político, Unión Republicana, que fue fundado en el año 1934 y que liderara a nivel nacional, Diego Martínez Barrio, que asimismo era el jefe de la logia masónica en España.

Poco días antes del 18 de julio de 1936 en que se inició la sublevación de un sector del ejército contra la IIª República, el médico Ortega con su familia se había ido a vivir a una casa, ya en propiedad, ubicada en la misma acera de calle Sevilla, número 62 (o, 68), un poco más arriba de la que tenía alquilada. La había construido como planta nueva justo enfrente al Ayuntamiento.

Justo en la acera de enfrente de calle Sevilla donde está en la primera planta el balcón con los mástiles para banderas, sede del Ayuntamiento, y una casa más abajo de donde se hallaba la farmacia de don José Sánchez de Medina y Ayala, que a la vez lindaba en su parte de arriba con el cuartel de la Guardia Civil que se aprecia en esta imagen a la izquierda, se ubicaba el nuevo inmueble de la familia de don Guillermo Ortega Durán. Fuente: “Y Jimena se vistió de luto”. Autor, Juan Manuel Algarbani. Edición la Diputación de Cádiz.

Fue el primer inmueble de Jimena en disponer de un cuarto de baño. Contaba además con un soberao y una cuadra cuya puerta falsa daba a la calle Ceniza. La puerta de entrada principal por la calle Sevilla era maciza. Estaba abierta durante el día y daba acceso a un vestíbulo o zaguán. A continuación, disponía de una segunda puerta de vidrio para dejar pasar la luz del día. Accedía a la sala de espera donde a su izquierda contenía la consulta médica. El vestíbulo y la calle estaban al mismo nivel, así que la acera y un escalón de entrada servían para prevenir en caso de lluvias que se inundara la vivienda.

Con gran regocijo recibió la familia de este nueva vivienda que lamentablemente tan pocos meses pudieron disfrutar y cuya incautación posterior por los franquistas tras ocupar la localidad, lógicamente sin indemnización alguna, sirvió para sus fines más siniestros.

3 hermanos Ortega Terrones en la playa

Año 1935. En la playa de Algeciras, los hermanos Terrones Ortega. Guillermo, María Rosa y Alfredo. Fuente: Juan José Montero Ortega.

Antes del estallido de la contienda civil, por las tardes, los hijos aún pequeños del médico Ortega, Guillermo y Alfredo, esperaban ansiosos, jugando mientras tanto en la calle y descampado a que daba la puerta falsa de la nueva casa, a que llegara su padre del campo de realizar las visitas a los enfermos para acompañarle a encerrar en la cuadra al caballo `Perlita´, que lo había transportado para sus quehaceres facultativos, y ver cómo le desmontaba los acarreos, lo lavaba, con un cepillo y un cubo de latón con agua, para quitarle el barro y polvo que portara y a continuación darle de comer y beber.

Guillermo y Alfredo Ortega Terrones 1935

Año 1934 en Jimena, Guillermo Ortega Terrones y su hermano Alfredo. Fuente: Juan José Montero Ortega.

Tras el triunfo del Frente Popular en las elecciones generales celebradas el 16 de febrero de 1936, cesó en Jimena una Comisión Gestora que presidía Diego Meléndez Ramos. También formaban parte, entre otros: José Castilla Ramos, Francisco Sánchez Herrera y Joaquín Gallardo Mateo. Se encargaba de llevar los asuntos del Ayuntamiento desde que el 14 de noviembre de 1935, cuando atosigado por las deudas municipales y la impotencia de paliar el grave problema de paro, dimitió el Gobierno municipal que salió elegido en la repetida cita electoral municipal que trascurrió el 31 de mayo de 1931, que anulaba por el pucherazo habido el resultado de las urnas locales de Jimena del 12 de abril de ese mismo año.

Por el contrario a lo aconteció en Jimena en esa última fecha señalada del año 1931 en que transcurrió esa cita electoral municipal, el cómputo total de votos a favor de partidos y coaliciones desafectos a la monarquía y a favor de las opciones republicanas que se contabilizaron a nivel nacional , sobre todo en las grandes ciudades donde el caciquismo no podía torcer la voluntad popular ni manipular el resultado, fue la que abrió dos días después, 14 de abril de 1931, las puertas a la llegada pacífica de la IIª República tras la marcha del rey Alfonso XIII con destino al exilio en Roma.

Año 1984. En el centro, Cristóbal Vera Saraiba “Telar” el que fuera, desde febrero al 18 de julio de 1936, en nombre del gobierno del Frente Popular, presidente de la Comisión Gestora del ayuntamiento de Jimena. Jornalero y miembro del sindicato CNT y del partido de Manuel Azaña, Izquierda Republicana. Imagen de cuando visitó Jimena tras su largo exilio en Londres. Le acompañan, Fernando Navarro Ferrer “Caín” y “Luque”, cuñado de Juan Arjona Gil, practicante y masón que vivió y murió en el exilio en Venezuela, y Francisco Gómez Sánchez de la saga “El Potaje”. Fuente: Retratos de Jimena de Ediciones OBA.

Así, el el 22.02.1936, cesada la anterior, tomó posesión una nueva Comisión Gestora para llevar el Ayuntamiento, presidida esta vez por: Cristóbal Vera Sarabia “Telar”, y donde el médico, Guillermo Ortega Durán, fue elegido vicepresidente. Otros componentes de este órgano fueron: José Sánchez Carrión, Antonio Marina Gutierrez (hermanastro del médico, Juan Marina Bocanegra), Juan Roldán Fernández, José Linares Ortigosa, Andrés Jiménez Rondón, Pedro Quiros Barranco y José Díaz Herrera.

Recibieron una Corporación en bancarrota económica.

El médico, Ortega, en esos escasos meses de mandato municipal hasta la insurrección militar, cinco meses después, se granjearía la enemistad de los poderosos caciques del municipio, al enfrentarse con ellos para que pagasen los impuestos municipales que debían desde hacía años, así como por forjarles a que contrataran trabajadores agrícolas del pueblo para hacer disminuir la enorme bolsa de desempleo existente, y no que se lo trajeran de fuera de la localidad para realizar las tareas del campo o de los montes.

Entre los que se sintieron aludidos por el doctor Ortega, figuraba el gran latifundista, el mallorquín Juan March Ordinas (que debía a las arcas municipales hasta el año 1935, la cantidad de 111.057,32 pesetas), dueño, entro otras, de las tierras de San Martín del Tesorillo y San Pablo de Buceite y que poco tiempo después sería uno de los principales artífices en la financiación del golpe de Estado del general Franco. También por tales motivos, le tenían especial animadversión, entre otros, el potentado propietario agrícola local aunque de origen sevillano y que vivía en la Estación de tren, José Luis Robledo Crespo (que debía, también hasta el año, 1935: 25.778,70 pesetas), así como Antonio Bonany, padre e hijo (con deuda de 2.778,70 pesetas)

Juan March Ordinas, el hombre más rico de España en 1936, banquero y contrabandista que con más de mil millones de aquellas pesetas financió el golpe de Estado de Franco. La prensa inglesa decía que March movía la mano y Franco se le cuadraba. Fuente: Historia de Vieja Iberia.

Hay que tener en cuenta que las cifras que expuso el vicepresidente de la Gestora, señor Ortega Durán ante la nueva Comisión Gestora, no podían ser más calamitosas. Había en la caja municipal cuando esa toma de posesión de la nueva Gestora, 1.238,22 pesetas, en tanto las deudas municipales, pendientes aún de ser aumentadas una vez se actualizara la contabilidad, al cierre del ejercicio presupuestario del año 1935, representaban, 226.924,46 pesetas. El salario entonces de un jornalero podía oscilar entre una y tres pesetas.

La gestión del doctor Ortega durante esa breve etapa de cinco meses escasos que duró, estuvo centrada en obtener fondos públicos del gobernador de Cádiz procedentes del Gobierno republicano para mejorar la infraestructuras local y de comunicaciones por carretera, así como en aumentar la recaudación de los ingresos públicos municipales, para así poder aminorar a través de la creación de empleo los numerosos problemas sociales de las familias más humildes de la localidad, a la vez que, mientras eso no llegara, ayudarles a través de los escasos fondos municipales de que se disponían para que pudieran comer los que se hallaban en situación límite de pobreza, tendente también a que se apaciguaran los ánimos para evitar una confrontación civil que ya era latente en el pueblo entre la mayoría del vecindario desesperado y la egoísta oligarquía local antirrepublicana constituida por propietarios con grandes extensiones agrarias y amparada por la iglesia.

(continúa esta biografía con: EL DOCTOR ORTEGA DURÁN Y LA GUERRA CIVIL, pinchando a continuación:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2018/01/29/34056/)

ANEXO I: POST AUTOBIOGRÁFICOS RELACIONADOS CON MI VIVENCIA EN LA JIMENA DE LA FRONTERA QUE ME VIO NACER Y TRANSCURRIR HASTA MI ADOLESCENCIA.

A) LA MEDICINA Y LA SANIDAD DE JIMENA A LO LARGO DEL SIGLO XX

EL PRACTICANTE REPUBLICANO DE JIMENA, JUAN ARJONA GIL (23.08.2017): La aventurada vida de un autodidacta que empezando por barbero fue el practicante y dentista en Jimena hasta verse por su condición de cenetista y masón teniendo que huir de España para conocer otras miserias en el Túnez del norte de África como fue el campo de concentración donde fue recluido y colateralmente otra guerra, esta vez mundial, hasta marchar a Venezuela donde hallaría al la paz y el reencuentro feliz con su familia jimenata pero lejos de su tierra y de los suyos:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/08/23/32607/

ARAGONCILLO, FARMACÉUTICO EN JIMENA (15.08.2017): Higinio Aragoncillo Sevilla, estuvo durante un corto periodo de tiempo ejerciendo el oficio de boticario en Jimena (desde finales de 1950-1953) Su biografía, la de sus antecesores familiares, también farmacéuticos, y los vínculos parentales de este apellido con el municipio gaditano:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/08/14/32536/

EL FARMACÉUTICO DE JIMENA, JOSÉ SÁNCHEZ DE MEDINA (07.08.2017)  La vida del boticario, dentro de una saga familiar de la misma profesión, que procedente del gaditano municipio de Ubrique ejerció en la localidad de Jimena durante un dilatado periodo de tiempo (1917-1969) desde su primera plaza hasta su jubilación:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/08/07/32465/

El DOCTOR MONTERO, LA VIDA ROTA DE UN HOMBRE BUENO (01.08.2017) Los avatares ampliados y exhaustivo por las que atravesó el médico Montero, que tras una dichosa biografía inicial sin embargo con el alzamiento militar de 1936 vio destrozada su profesión así como la propia vida y la de toda su numerosa familia.   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/08/01/32388/

EL MÉDICO LASTRES DE LA ESTACIÓN (23.07.2017) Una historia que va más allá de una mera biografía médica. Ilustre galleguista, descendiente de una saga de prestigiosos facultativos, aterrizó en Jimena con el silencio sobre su pasado republicano y con la modestia y la discreción que caracterizó su personalidad así como el ejercicio de la profesión:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/07/22/32226/

EL MÉDICO JUAN MARINA (2ª PARTE) (15.07.2017) Continuación referido a la esposa del médico y familia, su descendencia así como a la vida del hermanastro, Antonio Marina Gutiérrez:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/07/14/32147/

EL MÉDICO MARINA DE JIMENA (10.07.2017) La biografía del jefe de la saga de los Marinas, José Medina Soria, así como la del médico que ejerció en jimena, su hijo, Juan Marina Bocanegra:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/07/10/32092/

LA SANIDAD DE JIMENA (1950-1970) 2ª PARTE (03.07.2017) Segunda parte de la Conferencia pronunciada el 19.05.2017 en el Salón de Actos de la antigua iglesia de la Misericordia en las XXIV Jornadas De Historia y Arqueología:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/07/02/31989/

LA SANIDAD DE JIMENA (1950-1970) 1ª PARTE (26.06.2017) Parte inicial de la Conferencia pronunciada el 19.05.2017 en el Salón de Actos de la antigua iglesia de la Misericordia en las XXIV Jornadas De Historia y Arqueología:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/06/25/31802/

B) LA COTIDIANIDAD Y LOS HITOS MÁS SIGNIFICATIVOS DE JIMENA (1950-1970)

EL BAILE EN “LOS TRES SALTOS” DE JIMENA (15.06.2017)  En la última década de los años cincuenta e inicios de la década de los sesenta del pasado siglo hubo un salón de baile que marcó a una generación. Cómo se divertían, la música de entonces, lo que se bebía…  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/06/15/31855/

LA JINCALETA EN LA FINAL DE MADRID (09.06.2017) Sucedió a finales del año 1956. Jimena como única representante de Andalucía compitió con su baile de origen local, la Jincaleta, en la final de los Coros y Danzas de la Sección Femenina que se celebró en Madrid. Las peripecias que acontecieron:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/06/09/31809/

LA CASA DEL JUZGADO DE JIMENA (01.05.2017) Destacaba una gran mansión que existe frente a la casa donde nací. Me adentro aquí para recorrer lo que no se supo de las biografías familiares que la habitaron y el origen histórico de este noble inmueble:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/05/01/31675/

LA CALLE Y CASA DE JIMENA DONDE NACÍ (26.03.2016) La calle San Sebastián de aquel tiempo. Cómo eran las tiendas donde comprábamos y cómo nos la arreglábamos cuando las cocinas aran de leña, no existía la calefacción, el agua no corría por las casas, no había ni lavadoras ni tampoco frigoríficos:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/03/25/31449/

“LAS PLAYAS” DEL MUNICIPIO DE JIMENA (16.03.2017) Cómo eran de primitivas las playas adonde los primeros jimenatos nos desplazábamos para bañarnos. Las odiseas de esos primeros viajes. Cuál era el paisaje físico y humano que ofrecía aquel litoral:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/03/13/31303/

COCHES Y CARRETERAS DE AQUELLA JIMENA (06.03.2017) Un recorrido de época sobre los primeros coches que llegaron al mercado, cómo se conducían, qué reacción provocaba entre la población y como eran las infernales carreteras por donde transitaban:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/03/06/31255/

LA MUERTE DE LOS PAPAS DE ROMA DESDE JIMENA (25.02.2017) Al igual que pudo suceder en cualquier otro punto del medio rural en aquella España tan profunda y de tan obligada religiosidad oficial, relato aquí desde el prisma de la infancia cómo se vivió en el pueblo que me vio nacer la muerte en tan solo cinco años de dos Pontífices del Vaticano, Pío XII y Juan XXIII:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/02/25/31152/

EL CUENTO DE LA CIGÜEÑA Y LA REPRODUCCIÓN (17.02.2017) La historia de una infancia donde la escuela para la enseñanza de la hechos mas elementales, considerados por la moralina estrecha imperante como delicados y no aptos para menores, se aprendían en la calle a través del contacto directo de los amigos, tales como de donde venían los recién nacidos y como las parejas engendraban a sus descendientes:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/02/17/31102/

UN JIMENATO EN LA FERIA DE TESORILLO (15.02.2017): Un recorrido por las relaciones entre personas de distinto sexo acontecido a lo largo de una gran parte del siglo XX, tomando como hilo argumental de la narrativa la historia real sobre los avatares que le acontecen a un jimenato que fue a ligar a la feria del Corpus de la entonces pedanía y hoy entidad local autónoma, San Martín del Tesorillo:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/02/15/30992/

LOS ÁNGELES Y JIMENA CON LA FAMILIA LASTRES (05.02.2017): Pasado más de medio siglo, un recorrido por la Jimena y su Estación de tren de los Ángeles acompañado de una familia de octogenarios que así la vivieron en su tiempo de juventud y que tras marcharse del municipio han viajado de nuevo para volverla a recordar:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/02/05/30708/

BARBERÍAS Y PELUQUERÍAS DE JIMENA (27.01.2017): La sociología que envolvía a la clientela, tertulias y prensa que se leía en aquellas barberías de la década de los cincuenta y principios de los sesenta del siglo pasado, así como lo que significó la irrupción en el pueblo de las peluquerías para señoras:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/01/25/30573/

LA GRAN NEVADA DE 1954 EN JIMENA (20.01.2017):  (El 3 de febrero de 1954) Jimena de la Frontera amaneció como nunca, con una inmensa nevada que casi todo lo cubría. Y en este caso desconocido y que no se ha vuelto a reproducir, narro cual fue la reacción de sus habitantes hasta que primero se heló y luego se derritió:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/01/19/30456/

LA DIVISIÓN AZUL EN JIMENA (09.01.2017): El relato de esta aventura del franquismo en apoyo a Adolfo Hitler, adonde llegaron dos jimenatos que atravesaron sinsabores múltiples por las penurias que padecieron:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/01/08/30335/

LOS ORÍGENES DEL FÚTBOL EN JIMENA (21.12.2016): La historia de la creación del club deportivo Jimena de fútbol asi como sus antecedentes, reconstruido a través de unos recortes familiares que casualmente hallé: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/12/19/30130/

LA TELEVISIÓN LLEGÓ A JIMENA A TRAVÉS DE SAN PABLO (21.10.2016): Las peripecias que ocurrieron cuando aparecieron los primeros televisores y cómo contribuyó a cambiar ciertas pautas del comportamiento de las gentes del pueblo:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/10/19/29752/

LA NOVENA QUE VIVÍ (01.09.2016): Cómo fueron a lo largo de mi infancia los nueve días dedicados a la patrona de la localidad, la Reina de los Ángeles, en la barriada que lleva su nombre y estación de tren, culminada el fin de semana de la primera semana de septiembre:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/09/01/29468/

TRAGEDIA TAURINA EN ALCALÁ LA REAL (26.08.2016): En el jienense pueblo de Alcalá La Real, cuatro años antes de que se hundiera la plaza de toros de Jimena de la Frontera, también había ocurrido un episodio de similares características:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/08/26/29375/

DESGRACIA TAURINA EN JIMENA (17.08.2016): El hundimiento de la plaza de toros de Jimena acontecido el 17 de agosto de 1961, donde hubo cinco muertos y cientos de heridos, entre ellas la hija del Primer Ministro de Reino Unido:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/08/17/29346/

EL PREGÓN A JIMENA QUE NO FUE (01.06.2016): En el año 2003 el ayuntamiento me nombró pregonero de aquella feria de Agosto. Cuando subí al escenario, me olvidé del guión que llevaba escrito para entregarme a las historias de mi infancia y adolescencia que me inspiraban los vecinos presentes. Ahora, localizado el texto que llevada redactado porque se me extravió, lo hago público :  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/05/29/28784/

EL CINE DE VERANO EN JIMENA (13.05.2016): Recorrido por lo que fue esta sala cinematográfica en la temporada veraniega y calurosa:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/05/13/28738/

EL CINE CAPITOL (25.04.2016): Radiografía sobre la sala cinematográfica y espectadores de invierno en Jimena:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/04/25/28693/

BARES DE JIMENA (04.04.2016): Descripción sobre bares y clientes que lo visitaban para beber, tapear y charlar:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/04/04/28375/

LA GASTRONOMÍA JIMENATA QUE FUE (03.03.2016): Un recorrido por los platos tradicionales, con el recetario de sus ingredientes y su evolución hasta hoy:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/03/03/28125/

ENTRAÑABLE AURELIO (19.02.2016) De la mano del taxista de Jimena recorriendo aquellas carreteras, paisajes y paisanajes de mi infancia en los coches de la época:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/02/19/27623/

LA MIRADA A LA GUERRA DESDE LA NIÑEZ (01.12.201): Cómo viví desde chico la Guerra Fría que se desarrollaba, como el accidente de bombas atómica caídas en Palomares, el bloqueo a Cuba por el despliegue de los misiles soviéticos o la carrera espacial:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2015/12/01/26981/

TOROS EN LA JIMENA DE 1957 (16.09.2015):  Crónica de una historia local que recupero limpiando bolsas de recortes de prensa y apuntes manuscritos del pasado:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2015/09/15/26318/

CÓMO ÉRAMOS: ADOLESCENCIA, SCOUT Y MÚSICA (01.11.2012) Contiene las relaciones y vivencias de aquellos jóvenes y la música que oíamos de Radio Gibraltar así como los discos de vinilo que nos llegaban desde El Peñón:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2012/11/01/12928/

HACIA EL IIº REENCUENTRO DE LOS CLUBES DE JIMENA (18.04.2015): Tal como somos, medio siglo después de aquella adolescencia:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2015/04/17/25415/

CUANDO DE NIÑO ME FUI DE CINE  (02.10.2012): Un apunte biográfico de mi infancia con la actriz sueca, Anita Ekberg, el español Fernando Fernán Gómez y el italiano, Vittorio de Sica:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2012/10/02/11624/

CÓMO LLEGÓ LA IIª REPÚBLICA Y SU PRIMER ALCALDE A MI PUEBLO (13.04.2014) La sencilla historia sobre cómo se enteraron radiofónicamente de la llegada de este acontecimiento histórico:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2014/04/13/22541/

LA HISTORIA DEL DOCTOR MONTERO (13.09.2014): Una sacrificada y sufrida biografía la del médico de mi pueblo comprometido con la causa de la democracia y la IIª República:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2014/09/13/23993/

CRISIS Y EMIGRACIÓN EN EL MEDIO RURAL (24.02. 2015): Cómo fue y las secuelas dejadas por la emigración de la décda de los sesenta del pasado siglo:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2015/02/24/25187/

MI PESADILLA CON WERT (18.03.2012): El relato a través del sueño sobre el modelo de enseñanza bajo el franquismo y que al parecer tenemos que volver con la LOMCE:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2012/03/18/6032/

GIBRALTAR, ESA GRAN COARTADA DE RAJOY (12.08.2013): No solo le sirvió el estribillo, “Gibraltar español”, a Franco para desviar las tensiones contra su Régimen, sino que también lo ha empleado Rajoy para tapar su corrupción:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2013/08/12/18762/

ANEXO II: TRILOGÍA SOBRE CASTELLAR DE LA FRONTERA.

DE JIMENA A CASTELLAR PARA VER MI PRIMERA NOVILLADA (06.11.2016): Cómo percibí el lugar en que se celebró y el transcurso de mi primera asistencia a una peculiar corrida taurina:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/11/06/29871/

LA CASTELLAR QUE CONOCÍ EN 1960 (06.12.2016): En qué situación de extremo subdesarrollo se encontraba este municipio y el cambio espectacular que se produjo en tan poco tiempo:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/12/06/29970/

CASTELLAR Y LA CASA DUCAL DE MEDINACELI (26.12.2016): Historia de Castellar y de la casa nobiliaria que la dominó durante un largo periodo con prácticas semifeudales y las distintos avatares divergentes que les vinieron sucediendo:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/12/25/30239/ 

Anuncios
Posted in: Solo Blog