IBN’ASHIR, EL JIMENATO MUSULMÁN UNIVERSAL (01.09.2017)

Posted on agosto 30, 2017

0


Introducción: Haciendo una pausa sobre las biografías de los sanitarios del municipio de Jimena que aún quedan algunas pendientes de ser publicadas, abordo a continuación la interesantísima trayectoria de un autodidacta jimenato de religión musulmana, desconocido actualmente entre la población de la tierra que le vio nacer y que en su exilio en Marruecos vivió en profundidad la espiritualidad del Islam y logró sin aspirarlo, desde su muerte acontecida en la ya lejana fecha de 1363 y de forma ininterrumpida hasta nuestros días, ser reconocido como personaje histórico de relevancia internacional. 

IBN’ASHIR, EL JIMENATO MUSULMÁN UNIVERSAL

Ignacio Trillo

Con el trágico panorama al que asistimos estos días tras el bárbaro episodio trágico de Barcelona y sus secuelas igualmente de intolerancia y de atentado a la convivencia, quizás sea de lo más oportuno reseñar sin más espera la biografía de un jimenato universal que he tenido congelado en el tiempo aunque nunca abandoné la toma de datos indagando con enorme interés su azarosa biografía.

De su existencia, inmensa labor realizada y fama adquirida, tuve inicial conocimiento no exento de una gran sorpresa en la década de los años ochenta del siglo pasado.

Sucedió en tanto me encontraba en Rabat en una de las múltiples visitas realizadas al Reino alauita, donde, independientemente de las singularidades políticas y sociales que ofrece con cierta penumbra, siempre me atrajo por ese embrujo que envuelve disponer de un entorno tan cerca geográficamente pero a la vez tan lejos en su entendimiento así como por el tiempo en que continúa hallándose a pesar de los grandes progresos alcanzados desde entonces.

La capital política de Marruecos, Rabat: Fuente:     writingsfromrabat.blogspot.com.es

Además, una vez que me hallaba allí siempre tenía la sensación de que las manillas del reloj corrían de forma distinta, o como si se hubiesen parados a su llegada. Una terapia contra las prisas y el stress que reporta nuestra agitada civilización occidental, porque en ese país se respira: sosiego, belleza, paz, y el silencio solo interrumpido con periodicidad precisa por la sonora voz de un clérigo convocando desde los minaretes de las mezquitas al rezo.

En la Córdoba musulmana, muecín llamando a la oración. Hoy sustituido por sonoros altavoces situados en lo alto de los minaretes de las mezquitas. Fuente: “Las Muecines en Córdoba”, Web, http://www.ocforo.com

Así, cada jornada, entre las seis de la mañana y las diez de la noche, suena el muecín por los altavoces cinco veces al día, durante tres minutos cada vez, para llamar a la oración.

En esas primeras visitas que realicé al otro lado del Estrecho, aún tenía muy presente como reciente, la huella de los rostros de los jimenatos, algunos de los cuales veía reflejado en otras tantas caras de esos pobladores magrebíes de pasado andaluz, sobre todo en los adultos.

Jimena de la frontera en aquel tiempo, inicios de la década de los ochenta. Cada vez que llegaba a Marruecos no podía evitar que me acordara del pasado morisco de Jimena así como de sus gentes. Fuente: Cristóbal Navarro Mena “Caín”.

En ausencia de estar acompañado por algún paisano para comentarlo o compartirlo, en mis recorridos por sus calles y aldeas, era una constante decir para mis adentros: ese se parece a tal o cual jimenato que vive en la calle…

Un mediodía, estando embelesado, sentado en un cafetín saboreando un té a la menta con una pastela de miel, junto a las murallas de color ocre que envuelven una parte de Rabat, separando la Medina del bulevar Hassan IIº por donde transcurría un caótico tráfico, observaba el trajín de gentes que pasaba a mi alrededor, a la vez que me fijaba en el paisaje constructivo urbano que ofrecían sus proximidades.

El Muro de los Andaluces que separa la Medina del bulevar Hassan IIº por donde transcurre el tráfico rodado por el centro de Rabat. Fuente: Blog, writingsfromrabat.blogspot.com.

Estaba situado frente a la centralidad de Rabat, la gran avenida Mohamed Vº. Una amplia alameda de clara tipología constructiva francesa como herencia de su pasado colonial. Hasta 1956, Marruecos no logró la independencia. Mucho antes, en el año 1912, Francia fue quien la había designado ya como capital política de su Protectorado.

Avenida Mohamed V, calle principal de Rabat, frente al Muro de Los Andaluces que da acceso a la Medina y separado entre ambos por el bulevar Hassan IIº por donde transcurre el tránsito rodado. Al fondo del todo en el ángulo superior a mano derecha se puede contemplar la villa de Salé. Fuente: Web, pinterest.com.

Pues bien, una muestra importante de esos muros situados a mis espaldas, cercaba la Medina, siempre presentando su interior atiborrado de gentes y repleta de tiendecitas y puestos de venta, algunos con cubierta de cañizos, conteniendo todo tipo de alimentos, alfarerías, marroquinerías, tapices o especies, en un laberinto de callejuelas estrechas.

Cafetín junto al Muro de los Andaluces: Fuente: Web, joaoleitao.com.

Al abrir la guía de historia que siempre me acompaña en los viajes, hallé la denominación de esa muralla: El Muro de los Andaluces o las Murallas de los Andalusíes, que no hay que confundir con las otras también existentes en Rabat y que corresponde a las de los Almohades que fueron construidas muy anteriormente, en el siglo XII.

En el texto del libreto se narraba que muchos andaluces del antiguo Reino nazarí de Granada, al que pertenecía Jimena, en su huida ante los avances de las tropas cristianos de Castilla, encontraron en Rabat un lugar seguro.

Llegados a este lugar, lo primero que hicieron fue construir sus casas en un espacio poco accidentado con una superficie de un centenar de hectáreas.

La derrota militar de los territorios pertenecientes al Reino de Granada con la expulsión de los primeros moriscos de Andalucía y con destino al Magreb: Fuente: Gabriel Puig Roda. Grabado de 1894.

Más tarde (siglo XVII), arribarían en masa los moriscos conversos expulsados por el rey Felipe IIIº del antiguo Al-Andalus ya cristianizado. Entonces, rodearon esas construcciones de Rabat de una fortaleza de kilómetro y medio a su alrededor por si a los castellanos les daba por seguir conquistando tierras más abajo de Gibraltar  (Gibral Tariq, traducido en árabe por: “Montaña de Táriq”) o atacaban la ciudad por su costa atlántica.

La nueva expulsión masiva de los moriscos de España en el siglo XVII. Fuente:  Christian

Le pregunté a un anciano autóctono que tenía cerca de mí si conocía Andalucía. Tras una afirmación realizada con su cabeza, a continuación me respondió con un solo vocablo: “hermanos”.

Igualmente, le enseñé en el mapa el lugar donde nací, Jimena de la Frontera, cerca de Algeciras. Se releyó para sí mismo y de forma simultánea los términos: “Shimana”,  “Al-Yazira al-Jadra” (que significa: Isla o Península Verde)

Mapa del Estrecho de Gibraltar y Marruecos. Ubicación de Jimena, Algeciras, y Gibraltar, y ya en Marruecos (Morocco) Rabat, Salé, Meknes y Fes, recorrido que posteriormente me enteraría que hizo en total, sumando antes y después de haber estado en la Meca, el jimenato musulmán, Ibn ‘ Ashir, objeto de esta biografía. Fuente: Google.

Seguidamente, en un torpe francés, me dio a entender que precisamente pasado el río que está situado a las afueras de Rabat y en dirección a Algeciras, pero muy cerca de donde nos encontrábamos, se halla una ciudad muy espiritual, llamada Salé, en cuya grandeza reluce la gran huella de un vecino de Jimena, por lo que el pueblo marroquí estaba muy orgulloso de él y lo consideraba como hijo propio y además descendiente de la divinidad.

Siglo XVII. La villa de Salé, a la izquierda. El río, Bou Regreg, por el centro desembocando en el océano Atlántico. A la derecha, la ciudad de Rabat, también fortificada. Fuente: Librería de la Universidad Nacional Hebrea de Jerusalén.

No di crédito al relato e insistí que me lo repitiera otra vez por si lo había entendido mal. Ratificado, le dije que me apuntara en árabe su nombre para preguntar por él. Me faltó tiempo para avisar a los colegas de viaje y coger mi R-5 de entonces para tomar la ruta a Salé y contrastar ese prodigioso hallazgo.

Efectivamente, tal como me aseveró el anciano aborigen, Salé está muy cerca de Rabat, emplazada en la orilla derecha del río, Bou Regreg, que los separa, por lo que a la salida de la capital para aproximarme al nuevo destino tuve que subir por unas calles y pasar por delante de la torre de Hassan IIº para a continuación bajar y tomar un viejo puente que atravesaba el ancho cauce de agua.

Torre de Hassan IIº en Rabat que la tomé como obligada carretera a sus pie para atravesar el puente sobre el río, Bou Regret, que conduce a Salé. Fuente: Bernard Gagnon

Fue fácil localizar Salé sobre un montículo a tan solo unos tres kilómetros de Rabat. Se trataba de una pretérita villa, con vocación en su expansión futura de acabar convirtiéndose en un barrio más de la capital marroquí. Hoy de hecho ya es la segunda ciudad más poblada de Marruecos, tras Casablanca, en parte porque actúa de dormitorio de Rabat.

Al fondo, la ciudad de Salé. Fuente: Web de joaoleitao.com

Sin bajarme del coche me adentré en el interior de Salé y recorrí lentamente sus calles nada ordenadas, observando los numerosos monumentos y ruinas de todas las épocas que alberga.

Salé, fue fenicia, cartaginesa y romana, y hasta llegó a estar ocupada temporalmente por castellanos. Siempre muy ambicionada por el lugar estratégico de su emplazamiento, a pie de un gran estuario.

A la vez que me iba fijando en algunas de sus construcciones, a pesar de estar culminadas con azoteas en vez de por tejas, me recordaban un cierto aroma jimenato. A mí me lo  parecía, no sabría bien diferenciar sí ya por sugestión.

Destacaban, la  puerta Bab el Mrisa, del siglo XIII, entrada desde el pequeño puerto y que con preciosa fachada de piedra figura como acceso principal para traspasar la muralla que rodea también a su Medina.

Año 2013. Puerta de Bab el Mrisa a la entrada de la Medina de Salé. Fuente: elmundoatuspies.es.

Asimismo, pasé, entre otros, por el santuario de Sidi Ahmed el Tijani y por el morabito (ermita) de Sidi Abdallah ben Hassoun, patrono oficial de Salé.

Aparqué en la Gran Mezquita que estaba abierta al culto, penetrando en el espléndido patio interior de la Medersa, escuela coránica, que se sitúa como anexo y que en su día fue ornamentada por excelentes artesanos.

Villa de Salé. La torre y el minarete de la gran mezquita. Fuente: Blog, elmundoatuspies.es.

Allí pregunté por el musulmán jimenato llamado, Ibn ‘ Ashir. Como dije, lo había tomado por escrito en alfabeto árabe del anciano en la propia factura del té que previamente saboreé en Rabat, así que tan solo me bastaba, si lo pronunciaba mal y no me entendían, mostrar el manuscrito para hallar respuesta.

Las habitaciones de la Medersa, Abul Hasan, de Salé. Fuente: Blog, elmundoatuspies.es.

No hizo falta, todos los presentes lo conocían. Me indicaron, antes pasándose la mano por el pecho y a continuación besándola con los labios, el lugar cercano donde se ubica su Mausoleo. Entendí con ese gesto que era considerado por ellos como una persona sinónima de santidad. Aproveché el momento para empezar a tomar testimonios sobre su historia.

Sale mausoleo al jimenato Ahmed Ben Aschir

Mausoleo del jimenato musulmán, Ibn `Asir, en la ciudad marroquí de Salé. Fuente: Web, wikiwand.com

Al llegar a su inmenso Mausoleo y quedar impresionado de su tamaño, mejor es que me dejé llevar ahora por su abundantes referencias y cuantiosos biógrafos que he ido acumulando a lo largo del tiempo.

Ibn ‘Ashir Al-Samniyí (o sea, “El de Jimena”), tal como se le conoce en el mundo musulmán en su forma abreviada, nació en Jimena (Samina, Simana, Samniya y hasta Sumayna, se le ha ido denominando en aquella era musulmana) de la Frontera.

Ocurrió a finales del siglo XIII de la era cristiana. Su nombre completo: Ibn Asir (o Achir) al-Samniyí (de Jimena) al-Yaziri al Jadrawi (de Algeciras) al-Salawí (de Salé) En otra biografía que he leído aparece citado también como: Abu l-’Abbas Ahmad ibn Muhammad ibn ‘Umar al-Ansari al-Andalusí (“Historia de los musulmanes en al-Ándalus. Ibn ‘âshir Al-Andalusí”)

“Ximena in Andalusia”. Grabado hacia 1740 en plancha de cobre. Procede de la obra: “Remarks on several parts of Europa; Relating chiefly to the history, Antiquities and Geography” (“Observaciones sobre varias partes de Europa; Relacionadas principalmente con la historia, antigüedades y geografía”). Londres 1726.

Según describen crónicas islamistas contemporáneas, Jimena entonces era un pequeño pueblo fronterizo entre el reino de Granada y el avance castellano por el sur de la península. Situada en el eje que une Algeciras con Ronda, hoy en pleno parque de Los Alcornocales, en aquel tiempo era un bello e inestable enclave amenazado por los cristianos.

La fecha de nacimiento de este jimenato musulmán que sería posteriormente célebre, prácticamente coincide con el primer texto escrito, año 1293 donde aparece el nombre de Xemina, haciendo referencia a que el sultán de la rama meriní,  Abu Yacub, entregó al rey nazarí del Reino de Granada una serie de territorios donde estaba incluído esta villa con su Castillo.

Muy apropiado a la figura de este jimenato musulmán es que hubiera visto la luz viviendo su familia dentro de El Castillo o en una de esas calles de la localidad que lleva reminiscencia de un pasado nazarí, como Caminete de Luna.

Acceso al Castillo de Jimena a través de la calle Caminete de Luna. Fuente: Retratos de Jimena de Ediciones OBA.

Murió en la ciudad marroquí de Salé en el año 1363, aunque solo uno de sus numerosos biógrafos lo sitúa en el año siguiente, 1364.

En la Hégira, que es la cronología del calendario de los musulmanes y que se toma como punto de partida para contar los años tomando como referencia la emigración o huida de su profeta Mahoma de La Meca a Medina, Ibn ‘Ashir, hubiera nacido a finales del siglo VII y fallecido el año 763.

Pues bien, este jimenato islámico, niño precoz, dotado de una inteligencia y memoria especial, pronto, siendo muy joven, abandonaría el pueblo para irse a vivir a Algeciras.

En el momento de ese traslado, este jimenato (samniyí, para entonces como gentilicio) ya se sabía el Corán de memoria y tenía una noción básica de las reglas elementales del Islam. Era muy austero y de vida virtuosa, entregado plenamente a su religión. Su sustento se lo ganaba en el puerto de Algeciras enseñando el Corán, libro sagrado del islam que según los musulmanes contiene la palabra de Dios revelada a Mahoma por medio del arcángel Gabriel, así como por la venta de libros sagrados que él mismo con su escritura copiaba y encuadernaba.

El Corán que acompañó al jimenato musulmán en todo su recorrido de vida, como revelación divina al profeta Mahoma a través del arcángel San Gabriel a lo largo de un período de veintitrés años. Es la Bíblia del Islam. Fuente: Página Web, 24symbols.com.

Allí se hizo discípulo de un conocido sufí (el sufismo es una forma de vida basado en el islam que conlleva una vida de contemplación y meditación espiritual hacia Dios (Al-lah) con rechazo y renuncia a los bienes materiales) llamado, Abu Sarham, de afamado renombre entonces entre los mahometanos campogibraltareños.

Bien pronto, le aconsejó al joven jimenato que ante el avance conquistador de los cristianos, dejase Algeciras (“Hermano esta ciudad caerá pronto. Sal pues de ella antes de que llegue la aflicción”; dice el propio Ibn ‘Ashir que le manifestó) y obedeciéndole, se marchó. “Así lo hice, dándole crédito y fiándome de la luz de su visión interior”, dejó igualmente por escrito el jimenato.

El pronóstico del maestro se cumplió posteriormente y Algeciras, tras sufrir un asedio de veintiún meses a sus entonces 30.000 pobladores, entre civiles y soldados bereberes, fue tomada por el rey Alfonso XI de Castilla y León que además necesitó para tal fin la ayuda de las flotas de la Corona de Aragón y de Génova.

Sucedió, el 26 de marzo de 1344, víspera del domingo de Ramos para los cristianos, de ahí que lo primero que hicieron los conquistadores fue convertir la mezquita en iglesia y dedicársela a la virgen Nuestra Señora de la Palma.

Grabado donde se muestra destruída Algeciras tras su toma por los cristianos. Realizado con posterioridad en 1716 y publicado en 1726 en la obra Remarks on Several Parts of Europe de John Durant Breval. EEUU. Fuente: Wikipedia.

Tras atravesar el Estrecho, Ibn ‘Ashir pasó a Marruecos y seguidamente hizo el viaje de los viajes, peregrinando a la tierra por excelencia sagrada para los musulmanes, La Meca.

El islam se fundamenta en 5 pilares como obligaciones principales: Atestiguar que no hay otra divinidad con derecho a ser adorada, sino Dios, y que Muhammad es su mensajero, observar las oraciones, pagar el zakat (dinero para los pobres), ayunar en Ramadán y peregrinar a la Casa (Ka’aba) de la Meca si se cuenta con los medios. Bien pronto, esto último, lo llevó a cabo el jimenato musulmán.

A su vuelta de la capital religiosa del Islam, tenida ya en aquel tiempo como la más importante de la península de Arabia, Ibn ‘ Ashir, se detuvo en la capital imperial del Sultanato marroquí, Fez (Fes), y después se trasladó a Meknes (Mequinés), ambas hoy pertenecientes al Reino de Marruecos, donde vivía una de sus dos hermanas , ambas también nacidas en Jimena. La otra hermana en tanto seguía viviendo en Jimena.

En Meknes asistió a la boda de esa hermana y vivió en su casa familiar, en el barrio donde habitaban los andalusíes emigrados. Allí tuvo que dejar su impronta espiritual ya que después de su muerte le fue erigida una mezquita que desgraciadamente hoy no se conserva a consecuencia de una remodelación urbanística que siglos después sufrió esta bella ciudad.

Poco tiempo después, el jimenato, Ibn ‘ Ashir, volvió a caminar y fijó su nueva morada, tras llegar a la villa de Salé, en la necrópolis de Chellah, pero junto a Rabat, en un antiguo emplazamiento romano, sobre la orilla izquierda del río Bu Regreg y muy cerca de su desembocadura en el océano Atlántico. No se puede olvidar que Marruecos, como Jimena (Oba), antes de ser musulmana fue romana, y en su caso perteneciente a la provincia Mauritania-Tingitania del imperio de los césares.

Año 2017. Restos de la ermita de Chellah, antiguo emplazamiento romano, cerca de Rabat donde entregado a la meditación estuvo el jimenato, Ibn’ Ashir, junto a su nuevo maestro sufí, Abu ‘Abdallah. Fuente: Web joaoleitao.com.

Allí conoció a otro gran sufí, llamado, Abu ‘Abdallah, que era de la lusitana, Évora, del que se hizo discípulo. Con gran estima, le llamó al jimenato: “muchacho virtuoso y feliz”, y le ofreció, aceptándolo, un retiro espiritual en la ermita islámica que dirigía, asignándole una celda, que como escuela coránica había fundado en el interior de un cementerio. Pero como el jimenato musulmán quería ganar su sustento, se puso a dar clases a niños enseñándoles el Corán.

Al fallecimiento del de Évora que había tomado como otro maestro sufí, el jimenato, Ibn ‘ Ashir, dejó ese lugar de paz y sosiego, tan idóneo para la reflexión y la meditación que tanto le encantaba, trasladándose a continuación a otra ermita, muy próxima pero que se hallaba ya en el interior de la ciudad de Salé, sobre la otra orilla derecha del río Bu Regreg, en un lugar muy cercano a la gran mezquita. Su llegada a Salé coincide con la toma de Algeciras por los cristianos, año 1344.

Más tarde, con algunos ahorros obtenidos por su dedicación a seguir copiando y encuadernando obras que consideraba sagradas del Islam, como El Kitáb al´Umbay, tras releerlas procedía a su venta por el precio de su trabajo, compró un terreno donde cultivó trigo que él mismo molía y amasaba para hacer pan. Así llegó posteriormente a adquirir una humilde casa, gozando definitivamente de la independencia económica que siempre procuró, pues se impuso a sí mismo como regla inquebrantable, vivir del trabajo de sus manos.

Siglo XII. Morisco llevando pan. Fuente: Blog, Norba Caesarina de Jesús Sierra Bolaños. Autor: Weiditz Trachtenbuch.

La modesta casa que adquirió estaba situada en la parte noroeste de la ciudad de Salé, frente a la puerta al-Mu’allaqa que se abre al cementerio y donde sería edificado posteriormente a su muerte, su actual mausoleo.

Es a partir de esta etapa de su vida, cuando el jimenato, Ibn’ Ashir, empieza a recibir, procedente de diversas geografías -Fes, Mequinés y tierras más lejanas- numerosas visitas, a la par que va gozando de un prestigio ascendente entre las personalidades de aquel tiempo procedentes del mundo islamista que empiezan a anhelar su compañía e intercambio de conocimientos.

Y ello se producía a pesar de sus constantes desplantes por los incesantes retiros que llevaba a cabo en el cementerio emplazado junto su casa, en su amor por la soledad y de rechazo a la notoriedad.

Predicamento del Corán. Fuente: “Islam y Mezquitas”. Web de fuldestambul.wordpress.com.

Ibn ‘Ashir, a pesar de su saber enciclopédico sobre el Islam, no era un intelectual, ni tampoco se consideraba un sabio. No se le conoce ningún libro publicado y si su basto y profundo conocimiento del sufismo y del derecho musulmán para que se discerniera entre lo lícito y lo ilícito (halal y haram) que levantó un gran debate en aquel tiempo en el mundo islámico. Siempre quiso ser conocido en todo caso como un enseñante o servidor del Corán.

No se casaba con nadie, nunca se vinculó a escuela alguna, por más admiración que se le profesase y su aversión al mundo en general y a lo material en particular era manifiesto, todo lo contrario a estar en su meditación en la compañía de los muertos enterrados en el cementerio situado en el mismo Salé junto a la playa Boca Sebta.

Era por tanto un asceta, vestía muy humildemente y se cuidaba en extremo de no aceptar nada de nadie, sometiéndose diariamente a un riguroso y exagerado análisis de conciencia donde Jimena, por algún leve percance que le sucedió cuando niño, siempre le rondaba. Muy austero, un día comía y el siguiente hacía ayuno. Proponía desertar de la maledicencia, el insulto y la mentira, esforzarse por vivir en armonía y evitar los excesos y las innovaciones peligrosas. Su ejemplo de vida era la prueba evidente de cuanto predicaba. Le gustaba decir: “La ciencia sin las obras es como un árbol sin fruto”.

No obstante, a pesar de su carácter solitario y no gozar de buen humor, por su ejemplo de vida, la temple y moderación que le acompañaba en sus predicamentos, se fue extendiendo su fama entre las gentes, atrayendo a la ciudad de Salé cada vez a más sufíes, convirtiendo esta localidad en una referencia internacional entre el mundo musulmán, lugar propicio para el recogimiento y refugio de paz para los aspirantes a vivir de forma reflexiva el Islam.

Este hecho llegó a conocimiento del poderoso Sultán y Califa de Marruecos de aquel tiempo y que había nacido en 1329. De nombre, Abu ‘Inan Faris al-Mârinî (periodo gobernando: 1348-1358, en que fue llamado, “el comandante de los creyentes”) que en el año 1355 pretendió sin éxito llevar al jimenato musulmán a su Corte.

En esa fecha, dicho Sultán desde su poder en Marruecos había llegado a unificar el Magreb con sus conquistas de Túnez y Argelia, hecho que tan solo lo habían logrado los almohades en el año 1160.

La madraza, escuela coránica, de Bou Inania, mandada a construir por el poderoso sultán meriní, Abu Inan Faris, en 1351 en la antigua medina de Fes, Marruecos, donde tenía su sede imperial. El jimenato musulmán Ibn ‘ Ashir no llegaría a recibirlo, cuatro años después de esta edificación, a pesar de su poder político y de su insistencia. Fuente Blog: alamy.com. 

Resulta curioso saber igualmente que en ese tiempo, mientras el Sultán quería atraerse al jimenato musulmán, los gobernantes nazaríes del Reino de Granada, del que seguía formando parte Jimena de la Frontera –Xemina, tal como se denominaba en aquel tiempo- andaban enormemente preocupados con el poder que estaba adquiriendo. Consideraban que si el sultán, Abu ‘Inan, consolidaba su dominio total sobre el Magreb pronto lo invadiría. Así que llegaron hasta alquilar barcos a Castilla con los que seguía en guerra para hacerle frente. Además. para debilitarlo conspiraron contra él a través de su hermano que ambicionaba sucederle.

La villa de Xemena no llegaría a ser ocupada por primera vez por los cristianos hasta el año 1431. Fue bajo el reinado de Juan IIº de Castilla y de León, padre de Isabel la Católica, cuando el Mariscal, Pedro de García Herrera, en una hábil gesta, logró tomar por sorpresa dicha plaza, arrebatándoselo al  rey de Granada, Muhammad IX, e incorporándola al Reino de Castilla,

Año 1431. Toma de la Jimena nazarí del Reino de Granada por las tropas cristianas dirigidas por el mariscal. Pedro de García Herrera. Fuente: Asociación Tanit. XXIII Jornadas de Historia y Arqueología. Abril 2016.

Pues bien, siendo la educación en la nobleza una de las obligaciones principales del Sultán para ser transmitida a sus príncipes, junto a la protección de sus súbditos que estaban bajo el amparo de Dios, así se consideraba ya al jimenato musulmán, quiso contactar directamente con él para así saludarlo y conocerlo en persona. Fue inútil. Incluso cuando se presentó en la puerta de su casa y a pesar de estar esperando allí pacientemente para que fuera recibido, se tuvo que ir sin lograrlo. El jimenato era reacio a tratar con gentes investidas de autoridad y menos con el que había destronado a su progenitor, tal vez haciéndolo matar, el sultán, Abu Al-Ḥasan ‘ Alī.

A continuación, el propio gobernante, Abu ‘Inan Faris, a través de su hijo le trasladó al religioso jimenato, Ibn ‘ Ashir, una misiva en solicitud de audiencia. Recibió como respuesta, aparte de afearle el concepto que tenía de la justicia social, una guía de instrucciones y recomendaciones para que, antes de que la justicia divina le golpeara, llevase una vida acorde con la ley revelada por el Todopoderoso, así como la obligada lectura de dos tratados clásicos del sufismo, de Al-Muhasibi: Al-Riaya y Al-Nasaih.

El Sultán, convencido de que el jimenato era un santo, así como un designio del propio Al-lah (Dios) no poderlo ver, le agradeció inmediatamente la deferencia aunque discrepando de que quienes detentan el poder tengan que ser inevitablemente injustos y despóticos, expresándole no obstante su firme propósito de cumplir todos los consejos recibidos de él.

El Sultán le pondría una paga vitalicia a la hermana del jimenato, Ibn ‘ Ashir, que seguía viviendo en Meknes y que le sobreviviría. Un año después de recibir la misiva del jimenato, Inan Faris fue asesinado por su Visir (primer ministro)

Moneda acuñada en Fes durante el reinado del sultán, Abu Inan Faris. Fuente: Web, www.cngcoins.com. Autor: GNC

Estos hechos relacionados con el Sultán acrecentaron todavía más la fama de santidad del personaje, Ibn ‘ Ashir, entre los musulmanes que ya le seguían.

Sin embargo, a diferencia del Sultán, tuvieron acceso al jimenato musulmán, algunos hombres que después fueron fundamentales en el conocimiento de su biografía y de sus predicamento.

Entre ellos, el mayor poeta de Al-Andalus, además de prosista, filósofo, político, historiador y polígrafo descifrando escritos secretos. Se trata de, Ibn Al-Jatib de Loja, aunque de origen yemení, nacido en el año 1313, y que desde muy joven se instaló y vivió en Granada. Se exilió a Salé ante las intrigas palaciegas existentes, donde conoció. confraternizó, a la vez que se impresionaba cada vez que hablaba con el jimenato, Ibn’ Ashir, del que sentía una enorme admiración y al que le dedico cuantiosos versos.

En el año 1374, Ibn Al-Jatib de Loja, sería ejecutado por rencilla y rivalidad política en Fes. Luego, ha sido totalmente rehabilitado y la Alhambra de Granada alberga hoy su poesía en sus muros. 

Ibn Al-Jatib de Loja, discípulo del jimenato, Ibn´ Ashir, cuya contribución a la poesía está grabada en la Alhambra, donde pueden verse algunos de sus poemas tallados en la piedra de las paredes. Fuente: Al-Andalus en el siglo XX. Blog, andalusactual.blogspot.com.es.

Asimismo, destaca como discípulo del jimenato musulmán, su biógrafo principal, Al-Hadrami, así como el historiador de origen argelino, Ibn Qunfud, de Constantina. Y como discípulo más querido de todos: Ibn Abbad Ar-Rundi (“El de Ronda”)

Año 2017. Ronda donde nació Ibn Abbad-al-Rundi y está muy presente la huella andalusí. La Puerta de Almocabar y sus murallas, que separan el Barrio de San Francisco, de la Ciudad, dando acceso a la Alcazaba y a la propia villa. Fue construida en el siglo XIII. Su nombre, Almocabar, procede del árabe al-maqabi, que significa: cementerio. Fuente: Web Ronda.net.

Este último citado, Ibn Abbad al-Rundi, nació en Ronda en el año 1333 y fue uno de los doctores del sufismo más trascendentes de su tiempo. Atraído a Marruecos por las escuelas coránicas más famosas, emigró a este territorio siendo muy joven. Se hizo teólogo del Islam. Vivió en diferentes ciudades  marroquíes (aparte de Salé, también luego en Marrakech, Fes …) y en su final de vida fue enterrado en el cementerio de Bab al-Futuh, sito en la capital imperial de Fes. Ocurrió en el año 1390.

Dijo tras la muerte de su gran maestro, Ibn’ Ashir el jimenato: “(…) su conducta se ajustaba al pie de la letra de las exigencias contenidas en la ley revelada, sin exceso ni defecto”.

Año 2017. Baños árabes del siglo XIII de la ciudad de Ronda, donde nació el teólogo sufi, Ibn Abbad al-Rundi, que murió en Fes (Marruecos) Fuente: Web Ronda.net.

Para entonces, 1390, hacía veintisiete años que había fallecido su maestro, el jimenato, Ibn Ashir. Sucedió en el mes del Ramadán, que es el séptimo mes del calendario musulmán, del año 1363, envuelto de una aureola de santidad. Tras su muerte, las peregrinaciones a su tumba fueron masivas y constantes. Se le empezó a atribuir milagrosas curaciones de enfermedades mentales y se le conviertió en uno de los patronos de Salé.

El Mausoleo levantado en homenaje al jimenato musulmán se encuentra en el extremo occidental de la villa de Salé. El nombre al bastión también es conocido como Borj Adoumoue.

Más de cuatro siglos después, su figura seguía siendo recordada así como las peregrinaciones a su tumba seguían siendo una constante, por lo que en el año 1.733, el sultán ´alawi ´Abdellah b Isma´il, construyó un gran mausoleo sobre el lugar en que fue enterrado. Y un siglo más tarde, en concreto en 1831, en tiempos del sultán Abderrahman, se acrecentó su recuerdo con la construcción de un hospital con treinta camas, con una mezquita y dos salas de abluciones con agua corriente y que continúan en servicio hasta la actualidad. Así su beneficio, dicen sus discípulos de hoy, sigue derramándose entre las gentes de Salé y visitantes.

Actualmente, la familia Ammar (A ‘ mār), que vive en Salé, desciende del Santo musulmán jimenato. Y una de las herederas del tronco familiar de origen del afamado sufí, cuyo nombre es, Meryem C. Amar, de formación ilustrada y con la que pretendo contactar, en reciente información, por el cronista oficial, Regueira, y por la Asociación Tanit, ya se personó en Jimena, junto a su padre fallecido, para conocer la tierra de su histórico antepasado.

Concluyendo, al igual que no olvidamos a nuestras gentes ni a los lugares de acogida adonde se tuvieron que trasladar forzosamente en su diáspora laboral, o antes como refugiados políticos tras la derrota de la Segunda República, y que como auténticos embajadores han sabido hacer patria jimenata allí donde acabaron, tampoco, desde el mismo punto de vista y esta vez por razones religiosas y de espiritualidad, podemos ignorar a la ciudad de Salé y a este refugiado jimenato, musulmán y universal, Ibn’Ashir, gran personalidad de nuestro linaje que abrazó el culto sufista al que dedicó toda su ajetreada vida, ambulante en parte, a pesar de los medios de transportes existentes en aquel tiempo, porque el Islam en Al-Andalus tocaba a su fin, alcanzando tan notoria celebridad al otro lado del Estrecho.

Año 1996. Jimena, donde siete siglo antes nació el musulmán, Ibn Ásir Al Samniyí. Fuente: “…Y al Sur, Jimena”. Fernando Quiñones. Foto: Josep Capellá. Ediciones OBA.

Así lo hizo también rememorar el escritor y poeta gaditano por excelencia, Fernando Quiñones, desde la privilegiada atalaya de la jimenata Fonda La Perla de María Rodríguez, en calle Sevilla, donde fue a pasar sus penúltimos días para dejarnos su maravillosa obra, “… Y al Sur, Jimena”, y donde expresa: “Jimena muestra una estructura urbana perfectamente ajustada a sus inclinaciones de ladera. Alguna puerta noble, algún escudo, dan cuenta de caídas grandezas o traen al recuerdo la relación de hechos militares librados por Jimena contra el Islam, así como lo mucho que de su cultura recibió y permanece hoy en lo que pueda quedarnos  a los andaluces de aquella `alma de nardo del árabe español´. Como la del muy afamado Ibn Ásir Al-Samniyí, (`El de Jimena´), místico y sabio nacido en esta villa a finales del siglo XIII para morir el año 1363 frente a Rabat, en el puerto marroquí de Salé, del que es patrono tutelar”.

torre del reloj jimena castillo

La Jimena mora donde nació, Ibn Ashir. La Torre del Reloj o Torre de Albarrán, entrada al complejo fortaleza de jimena. Al fondo, la Torre de Homenaje. Fuente: Web oficial “Turismo de Cádiz”

Bibliografía consultada:

 “Una Historia del Magreb en el Período Islámico”. Fuente: Abun-Nasr, Jamil M. (20.08.1987) Prensa de la Universidad de Cambridge.

“Ibn Ashir de Jimena, wali de Salé”. Web islamhoy.com

“Islam y organización de las mezquitas”. Fuente: Blog “fuldestambul.wordpress.com”.

“Ibn `Âshir Al-Andalusí. Sufi de la época marînî”. Fuente: http://www.webislam.

“Tratado teológico del Imam Al Muhasibi”. Fuente: WikiVisually.com.

“Principales monumentos de Ronda”: Fuente: http://www.ronda.net.

“…Al Sur, Jimena”. Fernando Quiñones. Año 1996. Editorial OBA.

“Las Murallas de Rabat”. Fuente: Guía Viajeros.com

Asociación TANIT del Patrimonio Histórico y Arqueológico de Jimena de la Frontera. Relatos Históricos: Fuente, Web tanitjimena.es

“Los moriscos corsarios de Hornachos (Badajoz) y la República Independiente Andaluza de Salé-Rabat (Marruecos)”. Fuente: Blog, Norba Caesarina de Jesús Sierra Bolaños.

“Historia de los musulmanes en al-Ándalus. Ibn ‘âshir Al-Andalusí”. Fuente: Blog, elcalderonazari.blogspot. Año 2012.

“La puerta de Ibn Al-Jatib”. Al-Andalus en el siglo XXI. Fuente: Blog: andalusactual.blogspot.com.es. Año, 2013

“Ibn Ashir, de Jimena de la Frontera a patrón de Sale”. Blog: sidinur.wordpress.com. 2010

El Sufi de Jimena y Patrono de Salé, Ibn´ Asir y su afinidad con la Escuela Chadili”. Revista al-Andalus y el Magreb. Braulio Justel Calabozo, Profesor en la Universidad de Cádiz. Año 1993.

Historia. “Significado del nombre de Jimena y su aparición en la historia”. Martín Bueno Lozano

“El origen de lo Halal y lo Haram en el Islam”. http://www.musulmanesandaluces.org.

“LOS SANTOS DE AL-ANDALUS y LOS MAQAMS DE AL-ANDALUS”. web, santosdealandalus.blogspot.com.es. 2010.

“Salé, la hermana olvidada de Rabat”. Fuente: Web, viajeros.com

ANEXO I: POST AUTOBIOGRÁFICOS RELACIONADOS CON MI VIVENCIA EN LA JIMENA DE LA FRONTERA QUE ME VIO NACER Y TRANSCURRIR HASTA MI ADOLESCENCIA.

IBN’ASHIR, EL JIMENATO MUSULMÁN UNIVERSAL (01.09.2017): La aventurera biografía de un afamado paisano musulmán nacido a finales del siglo XIII, cuya huella perdura en el tiempo con una significativa y de cuyo conocimiento causal tuve en la ciudad marroquí de Salé junto a Rabat.  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/08/30/32690/

EL PRACTICANTE REPUBLICANO DE JIMENA, JUAN ARJONA GIL (23.08.2017): La vida de un sanitario librepensador con un gran compromiso social y político con la época que le tocó vivir, la Segunda República y su derrocamiento por las armas, por lo que tuvo que empezar de nuevos varias veces en los distintos y desiguales exilios que lo acogieron.  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/08/23/32607/

ARAGONCILLO, FARMACÉUTICO EN JIMENA (15.08.2017): Higinio Aragoncillo Sevilla, estuvo durante un corto periodo de tiempo ejerciendo el oficio de boticario en la localidad (desde finales de 1950-1953) Su biografía, la de sus antecesores familiares, también farmacéuticos, y los vínculos parentales de este apellido con el municipio gaditano:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/08/14/32536/

EL FARMACÉUTICO DE JIMENA, JOSÉ SÁNCHEZ DE MEDINA (07.08.2017)  La vida del boticario, dentro de una saga familiar de la misma profesión, que procedente del gaditano municipio de Ubrique ejerció en la localidad durante un dilatado periodo de tiempo (1917-1969) desde su primera plaza hasta su jubilación:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/08/07/32465/

El DOCTOR MONTERO, LA VIDA ROTA DE UN HOMBRE BUENO (01.08.2017) Los avatares ampliados y exhaustivo por las que atravesó el médico Montero, que tras una dichosa biografía inicial sin embargo con el alzamiento militar de 1936 vio destrozada su profesión así como la propia vida y la de toda su numerosa familia.  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2014/09/13/23993/

EL MÉDICO LASTRES DE LA ESTACIÓN (23.07.2017) Una historia que va más allá de una mera biografía médica. Ilustre galleguista, descendiente de una saga de prestigiosos facultativos, aterrizó en la Estación de Jimena con el silencio sobre su pasado republicano y con la modestia y la discreción que caracterizó su personalidad así como el ejercicio de la profesión:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/07/22/32226/

EL MÉDICO JUAN MARINA (2ª PARTE) (15.07.2017) Continuación referido a la esposa del médico y familia, su descendencia así como a la vida del hermanastro, Antonio Marina Gutiérrez:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/07/14/32147/

EL MÉDICO MARINA DE JIMENA (10.07.2017) La biografía del jefe de la saga de los Marinas, José Medina Soria, así como la del médico que ejerció en el municipio, su hijo, Juan Marina Bocanegra:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/07/10/32092/

LA SANIDAD DE JIMENA (1950-1970) 2ª PARTE (03.07.2017) Segunda parte de la Conferencia pronunciada el 19.05.2017 en el Salón de Actos de la antigua iglesia de la Misericordia en las XXIV Jornadas De Historia y Arqueología:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/07/02/31989/

LA SANIDAD DE JIMENA (1950-1970) 1ª PARTE (26.06.2017) Parte inicial de la Conferencia pronunciada el 19.05.2017 en el Salón de Actos de la antigua iglesia de la Misericordia en las XXIV Jornadas De Historia y Arqueología:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/06/25/31802/

EL BAILE EN “LOS TRES SALTOS” DE JIMENA (15.06.2017)  En la última década de los años cincuenta e inicios de la década de los sesenta del pasado siglo hubo un salón de baile que marcó a una generación. Cómo se divertían, la música de entonces, lo que se bebía…  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/06/15/31855/

LA JINCALETA EN LA FINAL DE MADRID (09.06.2017) Sucedió a finales del año 1956. Jimena como única representante de Andalucía compitió con su baile de origen local, la Jincaleta, en la final de los Coros y Danzas de la Sección Femenina que se celebró en Madrid. Las peripecias que acontecieron:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/06/09/31809/

LA CASA DEL JUZGADO DE JIMENA (01.05.2017) Destacaba una gran mansión que existe frente a la casa donde nací. Me adentro aquí para recorrer lo que no se supo de las biografías familiares que la habitaron y el origen histórico de este noble inmueble:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/05/01/31675/

LA CALLE Y CASA DE JIMENA DONDE NACÍ (26.03.2016) La calle San Sebastián de aquel tiempo. Cómo eran las tiendas donde comprábamos y cómo nos la arreglábamos cuando las cocinas aran de leña, no existía la calefacción, el agua no corría por las casas, no había ni lavadoras ni tampoco frigoríficos:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/03/25/31449/

“LAS PLAYAS” DEL MUNICIPIO DE JIMENA (16.03.2017) Cómo eran de primitivas las playas adonde los primeros jimenatos nos desplazábamos para bañarnos. Las odiseas de esos primeros viajes. Cuál era el paisaje físico y humano que ofrecía aquel litoral:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/03/13/31303/

COCHES Y CARRETERAS DE AQUELLA JIMENA (06.03.2017) Un recorrido de época sobre los primeros coches que llegaron al mercado, cómo se conducían, qué reacción provocaba entre la población y como eran las infernales carreteras por donde transitaban:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/03/06/31255/

LA MUERTE DE LOS PAPAS DE ROMA DESDE JIMENA (25.02.2017) Al igual que pudo suceder en cualquier otro punto del medio rural en aquella España tan profunda y de tan obligada religiosidad oficial, relato aquí desde el prisma de la infancia cómo se vivió en el pueblo que me vio nacer la muerte en tan solo cinco años de dos Pontífices del Vaticano, Pío XII y Juan XXIII:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/02/25/31152/

EL CUENTO DE LA CIGÜEÑA Y LA REPRODUCCIÓN (17.02.2017) La historia de una infancia donde la escuela para la enseñanza de la hechos mas elementales, considerados por la moralina estrecha imperante como delicados y no aptos para menores, se aprendían en la calle a través del contacto directo de los amigos, tales como de donde venían los recién nacidos y como las parejas engendraban a sus descendientes:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/02/17/31102/

UN JIMENATO EN LA FERIA DE TESORILLO (15.02.2017): Un recorrido por las relaciones entre personas de distinto sexo acontecido a lo largo de una gran parte del siglo XX, tomando como hilo argumental de la narrativa la historia real sobre los avatares que le acontecen a un jimenato que fue a ligar a la feria del Corpus de la entonces pedanía y hoy entidad local autónoma, San Martín del Tesorillo:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/02/15/30992/

LOS ÁNGELES Y JIMENA CON LA FAMILIA LASTRES (05.02.2017): Pasado más de medio siglo, un recorrido por la Jimena y su Estación de tren de los Ángeles acompañado de una familia de octogenarios que así la vivieron en su tiempo de juventud y que tras marcharse del municipio han viajado de nuevo para volverla a recordar:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/02/05/30708/

BARBERÍAS Y PELUQUERÍAS DE JIMENA (27.01.2017): La sociología que envolvía a la clientela, tertulias y prensa que se leía en aquellas barberías de la década de los cincuenta y principios de los sesenta del siglo pasado, así como lo que significó la irrupción en el pueblo de las peluquerías para señoras:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/01/25/30573/

LA GRAN NEVADA DE 1954 EN JIMENA (20.01.2017):  (El 3 de febrero de 1954) Jimena de la Frontera amaneció como nunca, con una inmensa nevada que casi todo lo cubría. Y en este caso desconocido y que no se ha vuelto a reproducir, narro cual fue la reacción de sus habitantes hasta que primero se heló y luego se derritió:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/01/19/30456/

LA DIVISIÓN AZUL EN JIMENA (09.01.2017): El relato de esta aventura del franquismo en apoyo a Adolfo Hitler, adonde llegaron dos jimenatos que atravesaron sinsabores múltiples por las penurias que padecieron:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/01/08/30335/

LOS ORÍGENES DEL FÚTBOL EN JIMENA (21.12.2016): La historia de la creación del club deportivo Jimena de fútbol asi como sus antecedentes, reconstruido a través de unos recortes familiares que casualmente hallé: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/12/19/30130/

LA TELEVISIÓN LLEGÓ A JIMENA A TRAVÉS DE SAN PABLO (21.10.2016): Las peripecias que ocurrieron cuando aparecieron los primeros televisores y cómo contribuyó a cambiar ciertas pautas del comportamiento de las gentes del pueblo:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/10/19/29752/

LA NOVENA QUE VIVÍ (01.09.2016): Cómo fueron a lo largo de mi infancia los nueve días dedicados a la patrona de la localidad, la Reina de los Ángeles, en la barriada que lleva su nombre y estación de tren, culminada el fin de semana de la primera semana de septiembre:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/09/01/29468/

TRAGEDIA TAURINA EN ALCALÁ LA REAL (26.08.2016): En el jienense pueblo de Alcalá La Real, cuatro años antes de que se hundiera la plaza de toros de Jimena de la Frontera, también había ocurrido un episodio de similares características:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/08/26/29375/

DESGRACIA TAURINA EN JIMENA (17.08.2016): El hundimiento de la plaza de toros de Jimena acontecido el 17 de agosto de 1961, donde hubo cinco muertos y cientos de heridos, entre ellas la hija del Primer Ministro de Reino Unido:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/08/17/29346/

EL PREGÓN A JIMENA QUE NO FUE (01.06.2016): En el año 2003 el ayuntamiento me nombró pregonero de aquella feria de Agosto. Cuando subí al escenario, me olvidé del guión que llevaba escrito para entregarme a las historias de mi infancia y adolescencia que me inspiraban los vecinos presentes. Ahora, localizado el texto que llevada redactado porque se me extravió, lo hago público :  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/05/29/28784/

EL CINE DE VERANO EN JIMENA (13.05.2016): Recorrido por lo que fue esta sala cinematográfica en la temporada veraniega y calurosa:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/05/13/28738/

EL CINE CAPITOL (25.04.2016): Radiografía sobre la sala cinematográfica y espectadores de invierno en Jimena:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/04/25/28693/

BARES DE JIMENA (04.04.2016): Descripción sobre bares y clientes que lo visitaban para beber, tapear y charlar:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/04/04/28375/

LA GASTRONOMÍA JIMENATA QUE FUE (03.03.2016): Un recorrido por los platos tradicionales, con el recetario de sus ingredientes y su evolución hasta hoy:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/03/03/28125/

ENTRAÑABLE AURELIO (19.02.2016) De la mano del taxista de Jimena recorriendo aquellas carreteras, paisajes y paisanajes de mi infancia en los coches de la época:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/02/19/27623/

LA MIRADA A LA GUERRA DESDE LA NIÑEZ (01.12.201): Cómo viví desde chico la Guerra Fría que se desarrollaba, como el accidente de bombas atómica caídas en Palomares, el bloqueo a Cuba por el despliegue de los misiles soviéticos o la carrera espacial:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2015/12/01/26981/

TOROS EN LA JIMENA DE 1957 (16.09.2015):  Crónica de una historia local que recupero limpiando bolsas de recortes de prensa y apuntes manuscritos del pasado:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2015/09/15/26318/

CÓMO ÉRAMOS: ADOLESCENCIA, SCOUT Y MÚSICA (01.11.2012) Contiene las relaciones y vivencias de aquellos jóvenes y la música que oíamos de Radio Gibraltar así como los discos de vinilo que nos llegaban desde El Peñón:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2012/11/01/12928/

HACIA EL IIº REENCUENTRO DE LOS CLUBES DE JIMENA (18.04.2015): Tal como somos, medio siglo después de aquella adolescencia:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2015/04/17/25415/

CUANDO DE NIÑO ME FUI DE CINE  (02.10.2012): Un apunte biográfico de mi infancia con la actriz sueca, Anita Ekberg, el español Fernando Fernán Gómez y el italiano, Vittorio de Sica:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2012/10/02/11624/

CÓMO LLEGÓ LA IIª REPÚBLICA Y SU PRIMER ALCALDE A MI PUEBLO (13.04.2014) La sencilla historia sobre cómo se enteraron radiofónicamente de la llegada de este acontecimiento histórico:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2014/04/13/22541/

LA HISTORIA DEL DOCTOR MONTERO (13.09.2014): Una sacrificada y sufrida biografía la del médico de mi pueblo comprometido con la causa de la democracia y la IIª República:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2014/09/13/23993/

CRISIS Y EMIGRACIÓN EN EL MEDIO RURAL (24.02. 2015): Cómo fue y las secuelas dejadas por la emigración de la décda de los sesenta del pasado siglo:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2015/02/24/25187/

MI PESADILLA CON WERT (18.03.2012): El relato a través del sueño sobre el modelo de enseñanza bajo el franquismo y que al parecer tenemos que volver con la LOMCE:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2012/03/18/6032/

GIBRALTAR, ESA GRAN COARTADA DE RAJOY (12.08.2013): No solo le sirvió el estribillo, “Gibraltar español”, a Franco para desviar las tensiones contra su Régimen, sino que también lo ha empleado Rajoy para tapar su corrupción:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2013/08/12/18762/

ANEXO II: TRILOGÍA SOBRE CASTELLAR DE LA FRONTERA.

DE JIMENA A CASTELLAR PARA VER MI PRIMERA NOVILLADA (06.11.2016): Cómo percibí el lugar en que se celebró y el transcurso de mi primera asistencia a una peculiar corrida taurina:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/11/06/29871/

LA CASTELLAR QUE CONOCÍ EN 1960 (06.12.2016): En qué situación de extremo subdesarrollo se encontraba este municipio y el cambio espectacular que se produjo en tan poco tiempo:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/12/06/29970/

CASTELLAR Y LA CASA DUCAL DE MEDINACELI (26.12.2016): Historia de Castellar y de la casa nobiliaria que la dominó durante un largo periodo con prácticas semifeudales y las distintos avatares divergentes que les vinieron sucediendo:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/12/25/30239/ 

 

 

 

Anuncios
Posted in: Solo Blog