TRAGEDIA TAURINA EN ALCALÁ LA REAL (26.08.2016)

Posted on agosto 26, 2016

0


TRAGEDIA TAURINA EN ALCALÁ LA REAL

Ignacio Trillo

En tanto indagaba en el hundimiento de la plaza de toros portátil durante la corrida que tuvo lugar el 17 de agosto de 1961 en el gaditano municipio campogibraltareño de Jimena de la Frontera, me hallé con otro desgraciado episodio de similitudes muy parecidas. 

Cartel de esta corrida de toros

Cartel de esta corrida de toros

Entrada a los toros de Alcalá

Entrada a esta corrida de toros.

Sucedió en el jienense pueblo de Alcalá La Real, cuatro años antes. Fue el 22 de septiembre de 1957, celebrándose la tradicional Feria de San Mateo, con una plaza de toros portátil, instalada en “La Magdalena”, junto a la Carretera de Granada, que paliaba la que existió tiempo atrás como coso taurino de obra cercano al antiguo convento de San Francisco.

En el cartel figuraban: el rejoneador Bernardino Landete y los novilleros Rafael García y José Urquiza “Pepete”, el ídolo de la localidad.

Los precios rondaron entre las 35 pesetas del tendido de sol a las 75 en barrera con sombra.

"Pepete" con la muleta

“Pepete” con la muleta

La plaza estaba casi llena, más de tres mil espectadores. La corrida empezó a las 5 de la tarde. Al tercer toro, en novillero, Pepete, le había cortado dos orejas, rabo y una pata. Se encontraba saludando desde el centro del ruedo al respetable, que eufórico se mantenía de pie sobre las gradas aplaudiendo: El novillo aun se encontraba muerto sobre el albero sin haber sido retirado por las mulillas. Pocos momentos después, seis y cuarto de la tarde, se oyó un crujido seco.

"Pepete" mostrando los trofeos cinco minutos antes del derrumbe de la plaza de toros portátil.

“Pepete” mostrando los trofeos cinco minutos antes del derrumbe de la plaza de toros portátil.

Había reventado el cinturón de acero que afianzaba el armazón de la plaza y toda ella se abrió por el cerco de tablones que fue cayendo como un abanico se abre haciendo atrapar sobre sus hierros y maderas a los miles de alcalaínos que se encontraban en su interior, formándose un remolino antes de caer en tierra y quedar todo envuelto en una polvareda. A continuación, se hizo un silencio total, para de inmediato oírse voces, lamentos y gemidos.

En este otro siniestro, se contabilizaron al final seis muertos, uno más que en Jimena de la Frontera cuatro años más tarde, y más de cien heridos. Los fallecidos fueron: Pedro Lizana Veja de sesenta años, Juan Antonio

Estado en que quedó la plaza portátil de Alcalá

Estado en que quedó la plaza portátil de Alcalá

Sánchez Salas de setenta años y vecino de Montefrío, y Juan Garrido Martín de veintidós años, se encontraba de permiso de la mili que como voluntario lo hacía en Madrid, todos ellos en el Hospital Civil de la calle Rosario. Pocos días después, lo hicieron en los sanatorios de la Salud y de la Purísima de Granada, Marcelo López Castillo y José Romero Nieto, mientras Francisco Ramírez Ruíz fallecía en Jaén.

El diario "Ideal" de Granada, al día siguiente

El diario “Ideal” de Granada, al día siguiente

Pepete, el ídolo local, que estaba en vísperas de cumplir dieciocho años, nunca llegaría a tomar la alternativa, y se achacó a esta pesadumbre que así quedara a partir de este siniestro truncada su carrera taurina.

He traído a colación este precedente de lo que ocurrió en Alcalá la Real porque prácticamente se reproduce el mismo episodio dantesco que sucedió en Jimena. Estaba claro que en aquella oscura época este tipo de grave accidente no significaba precedente alguno para que se tomaran medidas de cara a que no se volviera a repetir.

OTRA ENTRADA EN ESTE BLOG RELACIONADO CON EL TEMARIO:

DESGRACIA TAURINA EN JIMENA (17.08.2016):  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/08/17/29346/

 

 

Anuncios
Posted in: Solo Blog