EL PREGÓN A JIMENA QUE NO FUE (01.06.2016)

Posted on mayo 29, 2016

2


MI PREGÓN INÉDITO A JIMENA EN SU FERIA DE AGOSTO DEL 2003

Ignacio Trillo.

INTRODUCCIÓN

jimena-medium-ximena

“Ximena in Andalusia”. Grabado hacia 1740 en plancha de cobre. Procede de la obra: “Remarks on several parts of Europa; Relating chiefly to the history, Antiquities and Geography” (“Observaciones sobre varias partes de Europa; Relacionadas principalmente con la historia, antigüedades y geografía”). Londres 1726. 

Menuda faena me hizo Ildefonso Gómez Ramos, siendo alcalde del gaditano pueblo que me vio nacer, Jimena de la Frontera. Tuvo lugar la noche del jueves, 14 de agosto del 2003, inicio de la feria veraniega en su 161º edición anual desde que allá por 1842 se viene celebrando.

Ildefonso Gómez Ramos, alcalde de Jimena de la Frontera en el año 2003.

Ildefonso Gómez Ramos, alcalde de Jimena de la Frontera en el año 2003. Fuente: Libreto de la feria. Ayuntamiento.

Cuando acabé el pregón inaugural, le faltó tiempo para ir a mi encuentro y fundirse conmigo en un fuerte abrazo mientras incontenibles lágrimas de emoción corrían por sus mejillas. En ese preciso instante, mirándome fijamente a los ojos, me pidió un favor que por ahora sigue pendiente y que más adelante explicaré en detalle el por qué.

Comienzo el relato por el principio. Transcurría la tarde de un día de marzo de aquel año del 2003. Sin esperarla ni sospecharla  recibí una llamada telefónica sorpresa proveniente del teniente de alcalde de Jimena, Andrés Beffa García, amigo hasta nuestros días desde su más tierna adolescencia, coincidente con mi juventud. Le llevo casi siete años.

Con sobrada antelación y de sopetón me invitó a dar el pregón anual de aquel año en la feria de agosto. Sin pensármelo y sobre la marcha le di respuesta afirmativa.

Andrés Beffa García, el amigo y edil que me trasladó la propuesta de que fuera el pregonero en la feria de ese año.

Andrés Beffa García, el amigo y edil que me trasladó la propuesta de que fuera el pregonero en la feria de ese año, agosto 2003. Fuente: SPB “buceite.com”, 2206.2015.

En este sentido, en la Semana Santa de aquel año, jueves de la tercera semana del mes de abril y día diecisiete, me decidí a pasarme anónimamente por Jimena sin quedar ni avisar a nadie.

Mi ausencia del pueblo de tiempos ha y con la cabeza rapada que portaba desde dos años antes, que sigo manteniendo en la actualidad, hacía que no fuera fácilmente reconocible. Asimismo, la única compañía que me escoltaba, una buena amiga de Marbella con look y realmente guiri. tampoco contribuía a desvelar mi identidad. Fue la que hizo las fotos que figuran aquí de aquel viaje. A la inversa, mi mirada sí reconocía y examinaba a cuantos paisanos me cruzaba o veía. 

Necesitaba, sin presencia autóctona, revivir en exclusividad y sin que fueran provocados, recuerdos propios del pasado que me inspiraran el futuro pregón a disertar. Por donde iba pasando no tomaba nota manuscrita sino que la iba reteniendo en la memoria. Observaba, para contrastar y almacenar, el presente a la luz del pretérito que viví, teniendo en cuenta los cambios que me aparecían en la fisonomía del pueblo y posiblemente se habrían producidos en la evolución del pensamiento de sus habitantes.

Jimena plano historia

Plano del callejero de Jimena. Fuente: Archivo del Ayuntamiento de Jimena.

En este sentido, dispuesto y furtivo paseé nuevamente por las calles y cuestas de Jimena acordándome de tantas cosas…

Visita a la calle Sansebastián y al portal que me vio nacer. Foto propia

Visita a la calle San Sebastián y al portal que me vio nacer. 17.04.2003. Foto propia.

Recorrí su caso histórico de punta a cabo. Me fui deteniendo desde el Paseo, empezando con meticulosidad por la calle y la casa donde nací, San Sebastián, hasta las cuatro esquinas, para subir por la calle San Francisco, más conocida por el callejón Canuto.

Llegué y husmeé el interior de la iglesia del barrio de abajo que estaba abierta. Solo encontré como cambio en su interior la ubicación de las filas de los bancos de los fieles.

Luego, emprendí calle Sevilla repecho arriba, fijándome portal a portal, con especial parada en la casa que sirvió de Escuela Pública, llamada Nacional, que servía simultáneamente también por las tardes noche y con los mismos maestros como privada Academia Calasanz donde comencé a preparar el bachiller para examinarme a final de curso por libre en el instituto de Algeciras.

Se encontraba de obras en fase de profunda restauración, habiéndose salvado de su ruina gracias al grupo ecologista `Agaden´. Estaba previsto según me respondió un vecino la apertura de una Casa Verde. Supuse que sería para la defensa, puesta en valor y divulgación de nuestro valioso medio natural.  

Al final del primer tramo y gran pendiente de la calle Sevilla estaba la Escuela Nacional que también servía sus dos aulas que cubrían el soberao como privada Academia Calasanz para preparar el bachiller elemental siendo los exámenes finales en Algeciras. Fuente: Agadén. Andrés Rebolledo. Casa Verde.

Al final del primer tramo y gran pendiente de la calle Sevilla estaba la Escuela Nacional que también servía sus dos aulas que cubrían el soberao como privada Academia Calasanz para preparar el bachiller elemental siendo los exámenes finales en Algeciras. Fuente: Agadén. Andrés Rebolledo. Casa Verde.

Don Antonio Pucháan, maestro que dejó un imborrable recuerdo de su buen hacer y sensibilidad social

Don Antonio Puchán Sáenz, maestro de imborrable recuerdo por su buen hacer y por su sensibilidad social. 04.06.2008. Foto: Tiojimeno

No pude evitar aquí el nostálgico recuerdo a los docentes que tuve desde pequeño, sobre todo al gran maestro de maestros, don Antonio Puchán Sáenz. Irremediablemente me vino a la mente con incontenible emotividad como signo de reconocimiento a la vez que de agradecimiento.

Don Antonio realizó una enorme labor. Pensé para mis adentros que ojalá llegara el día en que pudiera tener un merecido rincón en Jimena con su nombre, como enamorado del magisterio a la par que por su desvelo para que ningún alumno del pueblo que reuniera potenciales cualidades se quedara sin estudiar por razones infraeconómicas de sus familiares.

Continué el recorrido, pasando por la puerta del ayuntamiento. También aquí tuve un aula de enseñanza en una sala de su interior entrando por el portal trasero. Al lado estaban los calabozos y nos enterábamos a quién detenían y sí nos permitían lo visitábamos y hasta le llevábamos comida. En los recreos solíamos subir a la azotea y admirar la compleja maquinaria del reloj cuando el encargado de su mantenimiento iba a revisarlo.

Chantarela con carne de venado. 29.11.2008. Foto: Tiojimeno.

Chantarela con carne de venado. 29.11.2008. Foto: Tiojimeno.

Ayuntamiento de Jimena. año 1960. Fuente: Familia del doctor Montero cuya casa figura al lado.

Ayuntamiento de Jimena. año 1960. Fuente: Familia del doctor Montero cuya casa figura a su derecha.

Con estas evocaciones, seguí subiendo por la misma calle Sevilla hasta cubrir todo el tramo del barrio de arriba, concluyendo al final del pueblo en la salida a Las Cañillas para degustar en el camping allí establecido un plato de carne de venado con setas chantarella, obligado en el menú de la nueva gastronomía local según me recomendaron.

Patio del claustro de la iglesia del Llano de la Victoria. Foto propia.

Patio del claustro de la iglesia del Llano de la Victoria. 17.04.2003. Foto propia.

Tras el almuerzo, fui a la otra iglesia, la del Llano de la Victoria. Paseé por su patio claustral donde tantas horas y momentos vibrantes pasamos aquellos jóvenes de la época en el lúdico y musical club que constituimos, gracias a que el cura párroco nos cedió el espacio que le solicitamos, y de donde salieron tantos amoríos y parejas de novios y hasta matrimonios.

Posteriormente arribé, atravesando calle Yustos, al histórico y monumental Castillo. No podía faltar en la hoja de ruta.

Al pisarlo, pude observar en sus aledaños la restauración de nueva planta que para destino de oficina de información municipal turística y usos múltiples se había hecho de la antigua iglesia de la Misericordia que se elevó en la segunda mitad del siglo XV sobre la mezquita musulmana que pudo existir antes y que la última vez que la vi los restos que se mantenían de pie estaban a punto de desplomarse.

Antigua iglesia de la Misericordia, del siglo XV y anteriormente una mezquita, en situación de deterioro y cerrada para cultos desde los años veinte del siglo pasado. En 1997 se plantea su restauración para uso actual. Fuente: Ayuntamiento de Jimena.

Antigua iglesia de la Misericordia, del siglo XV y anteriormente una mezquita, en situación de deterioro y cerrada para cultos desde los años veinte del siglo pasado. En 1997 se planteó su restauración para el uso múltiple actual. Fuente: Ayuntamiento de Jimena.

Situación de la antigua Iglesia de la misericordia tras su rehabilitación para uso múltiple municipal. Foto: Canal Sur.

Situación de la antigua Iglesia de la Misericordia tras su rehabilitación para uso múltiple municipal. Foto: Canal Sur.

A continuación, pasé por debajo del arco apuntado de herradura que da acceso al complejo de la fortificación, donde se entremezclaron en su milenaria construcción, como se puede seguir apreciando, preciadas piedras procedentes de heterogéneos lugares y ajustadas a ciclos históricos diversos, fundamentalmente romanas, las más pulimentadas y de tonos más claros, y árabes, las más irregulares y oscuras, que de igual manera se tuvieron que alzar sobre otras más envejecidas, fenicias e íberas.

Torre del Reloj o Torre de Albarrán, entrada al complejo fortaleza de jimena. Al fondo la Torre de Homenaje. Fuente: Web oficial

Torre del Reloj o Torre de Albarrán, entrada al complejo fortaleza de Jimena. Al fondo la Torre de Homenaje. Fuente: Web oficial “Turismo de Cádiz”.

Franqueado ese Arco del Reloj de entrada, también llamada Torre de Albarrán, me fijé en el estado que ofrecía el aljibe que aún subsistía y en los otros dos que prácticamente fueron enterrados.

Uno, el que estaba más cerca de ese acceso, al parecer, en vez de haberse cercado o señalizado en condiciones por cuestiones de seguridad para los viandantes de esta zona, se tomó la errónea decisión de taparlo. El otro, más al interior, camino del camposanto, seguía cubierto por la construcción de un gran depósito de agua que se hizo para abastecimiento al pueblo. Sucedió incomprensiblemente a principio de los años setenta, cuando se podía suponer que se habría puesto fin para entonces a la práctica de semejantes despropósitos sobre el patrimonio histórico.

Aljibe Almohade jimena

Aljibe almohade en en el interior de la fortaleza de El Castillo. Fuente: La Asociación Tanit.

En este trayecto dentro de la fortificación, pasos más allá, sin tenerlo previsto, me detuve en el sitio donde se encuentra la entrada al cementerio: “Jimena, pueblo donde los muertos están enterrados encima de los vivos”, que habitan ladera abajo. Su puerta estaba abierta.

Clun Jimena Castillo Sacrosanto

Puerta de entrada al cementerio. Año 1955. Foto propia.

Manuel Bautista,

Manuel Bautista, “Manolete”. Fuente: Tiojimeno

Visita al Castillo y al cementerio que está en su interior y donde me acompañó como espontáneo guía, Manolo Bautista

Visita al Castillo y al cementerio que está en su interior y donde me acompañó como espontáneo guía, Manolo Bautista “Manolete”. En la otra imagen, la Torre del Homenaje a mi espada. 17.04.2003. Fotos propias.

Entré tomando como guía a Manolo Bautista “Manolete”. Encontrarse allí, a mi requerimiento se ofreció de inmediato. Le reconocí fácilmente. Se conservaba como si el tiempo no hubiera transcurrido íntegramente para él.

Era el único espectador de un partidito de fútbol que se estaba jugando en el rellano que hay en la antesala de la necrópolis, junto al meritorio aljibe almohade que, éste sí, sobrevive y se mantiene de igual modo en ese privilegiado enclave, aunque ya sin agua. O sea, sin las típicas mujeres para tomar o acarrear agua con cántaros de barro sobre sus cabezas, donde se ponían roetes hechos de trozos de telas para amortiguar el peso, o cubiertas por pañuelos para protegerse del sol o en señal de luto, en tanto lavaban la ropa en paneras de maderas o de corchos o la extendían para su secado sobre la vegetación del alrededor.

No era casual el partido de balompié que se competía. “No eres de Jimena si no has jugado al fútbol encima del depósito del agua del Castillo”, es un dicho local.

Le hablé a Manolo para recordarle quién era. Fue el único paisano con el que me abrí. De inmediato, antes que nada, como siempre fue usual en él, me pidió un cigarrillo. A continuación, con todo lujo de detalles, en este recorrido entre paredes con nichos y panteones en el suelo, me fue relatando varias historias necrológicas de los hijos e hijas de Jimena que yacían enterrados en paz, respondiéndome con la sencillez de su lenguaje, aunque con profundo conocimiento y desparpajo, a cuanto le iba demandando.

Fernando Carrión Durán

Fernando Carrión Durán. 1959. Ediciones OBA.

Aún recuerdo que me contó la enfermedad natural que le causó la muerte a Fernando Carrión Durán, noble trabajador y buena persona que como empleado municipal fue el encargado de recoger la basura y por tanto mantener limpio al pueblo, aparte de otros menesteres. “No eres de Jimena si no fuiste detrás de Carriòn cuando tiraba los cohetes”, es otro de los dichos que han quedado localmente en la memoria colectiva y que define otra tarea que realizó como esforzado todoterreno.

Posteriormente, completado el recorrido, descendí por la calle Sol cuesta abajo hasta la plaza de la Constitución.

Cruce de las calles Yustos con Sol por donde subí y bajé al Castillo. Año 1960. Fuente: Ediciones OBA

Cruce de las calles Yustos con Sol por donde subí y bajé al Castillo. Año 1960. Fuente: Ediciones OBA.

El mismo cruce de las calles en el año 2003. El cambio que fui percibiendo de Jimena era manifiesto. Foto propia.

El mismo cruce de las calles en el año 2003. El cambio que fui percibiendo de Jimena era manifiesto. Foto propia.

Cogí el coche en el aparcamiento de la entrada al pueblo donde me lo dejé, lugar en que se ubicó en su día el cine de verano.

Estación de tren de Jimena. Foto propia.

Estación de tren de Jimena. 17.04.2003. Foto propia.

Transitado dos kilómetros, volví a pararme para bajarme en la Estación de tren y así rememorar de nuevo su antiguo edificio, andén, vías, olores… donde tantas veces tuve que tomarlo por motivos de estudios, bien en dirección a Algeciras o a Madrid. Estaba igual, con leve toque de cambio solo por nuevo mobiliario.

A la vuelta a Málaga, lugar donde residencio, dejé pasar dos meses desde esa visita de añoranza para que la inmediatez de las emociones revividas no obnubilara el relato del guión. Dejé por tanto reposar estas percepciones que había vuelto a refrescar.

Fue a mediados del mes de julio cuando me puse en serio en la labor de pensar y modelar la forma y el contenido del pregón.

Para ello, me adentré en distintos pasajes de la historia de Jimena, de cara a redactar el tipo de intervención que correspondía, con la pretensión de darle el rigor necesario a que llegara a alcanzar la bibliografía consultada. No obstante, rehuyendo de la hueca oratoria de exaltación al pueblo y a sus gentes que estuviera teñida de chauvinismo con acompañamiento de manidas metáforas populacheras, y que tantas veces había escuchado en otras latitudes adonde asistí de espectador para presenciar este tipo de eventos.

Libreto oficial de la feria 2003.

Libreto oficial de la feria de agosto 2003. Ayuntamiento de Jimena. Ediciones OBA.

Programa de feria de agosto 2003. Ayuntamiento de Jimena. Ediciones OBA.

Programa de festejos de agosto 2003. Ayuntamiento de Jimena. Ediciones OBA.

Reseña biográfica que me hizo la redacción de la organización de la feria

Reseña biográfica que me hizo la redacción de la organización de la feria de agosto 2003. Ediciones OBA.

Y llegó el día señalado, jueves, 14 de agosto del 2003, momento para entrar en faena, siendo las veintidós horas. Subí al escenario montado para el acto. Tras producirse con antelación la coronación e imposición de bandas a las reinas y damas de la feria, el alcalde, Idelfonso Gómez, me pasó a presentarme.

Me encontraba inmovilizado, abrumado por el enorme calor y energía que, aparte del ambiente meteorológico existente, me trasmitían la múltiple concurrencia que abarrotaba la plaza de la Constitución.

Público concentrado en la plaza de la Constitución

Público concentrado en la plaza de la Constitución. Foto propia.

En tanto el alcalde proseguía en la toma de palabra, desde el escenario, empecé a reconocer entre los presentes las caras que más familiares me resultaban. Me aparecían como en una película donde a los mismos actores los hubieran caracterizados para proseguir el guión aunque situados treinta o cuarenta años después. De este modo, me fueron saltando irremediablemente de la memoria toda una serie de flashs con recuerdos intensos asociados a los personajes que observaba. En milésimas de segundos fui mentalmente recorriendo como agradable sueño tenido, a:

… mi prima Mari Luz y el torero Carlos Corbacho, que me transportaban por un instante al hundimiento de la plaza de toros portátil en aquella inolvidable por trágica tarde del 17 de agosto de 1961.

Instantes de pánico, tras el hundimiento de la plaza de toros. 17.08.1961. Fuente: Ediciones OBA.

Instantes de pánico, tras el hundimiento de la plaza de toros. 17.08.1961. Fuente: Ediciones OBA.

camión 2 toros jimena 1961

Hundimiento de la plaza de toros portátil de Jimena. 17 de agosto de 1961. Fuente Ediciones OBA.

… la casa que veía al fondo haciendo esquina, de la familia Carrión, de mi gran amigo Fernando, junto a la Posada de Ramón e Inés, que me sumergía en el rodaje de la película, “Los Tres Etc. del Coronel”.

Durante un descanso en el rodaje de la película

Durante un descanso en el rodaje de la película “Los Tres Etc del Coronel”, aquí me encuentro entre Fernando Fernán Gómez y Anita Ekberg. Noviembre de 1959. Foto propia.

Trnaformación de El Paseo y la plaza donde daba el pregón en el otoño de 1959 para el rodaje de la pilícula. Se construyó un palacete de fachada de escayola, hueco en su interior, donde al entrar se cortaba la grabación y se trasladaba a la entrada del edificio de calle San Sebastián donde estaba el juzgado. Una noche de fuerte levante amanecieron dos de sus partes en el suelo y tuvieron que volverlo a alzar. La vegetación y árboles que se observan era para tapar los cables de la luz y de teléfonos ya que a comienzos del siglo XIX donde se sitúa el film, no existían. El hombre que se ve con muletas es Alfonso Corbacho acompañada de su mujer, padres del cartero. A mano derecha de la foto el Bar Cuenca y a su izquierda el Bar Becina, ambas concurridas con sus clientelas. Fuente tiojimeno.

La transformación de El Paseo y la Plaza donde daba el pregón. Ocurrió en el otoño de 1959 para el rodaje de la película citada. A costa del presupuesto de la película, se encalaron todas las fachadas de las casas que daban al Paseo y a la Plaza, ya que la de Luis Luque, tienda y panadería, que estaba en las cuatro esquinas, chirriaba con la tradición ya que presentaba color gris. Al objeto de homogeneizar toda la panorámica cinéfila debían tener el mismo color blanco y con el mismo tono. Asimismo, a las ventanas que carecían de rejas se las dotó de madera, lógicamente pintadas en negro para fingir que también eran de hierro forjado. De la misma manera, se construyó un palacete de época con fachada de escayola, hueco en su interior, teórica residencia del coronel napoleónico ocupante, que encarnó el actor italiano Vittorio de Sica, y que es la que figura al fondo de esta imagen. Cuando se escenificaba la entrada por su puerta, se cortaba la grabación y se trasladaba la cámara al interior y patio del cercano y noble edificio de calle San Sebastián donde estaba el juzgado, al que también le hicieron obras y lo pintaron y arreglaron su suelo. Una noche de fortísimo viento de levante, habitual en aquel tiempo, hizo amanecer dos partes del palacete de escayola en el suelo y tuvieron que volverlo a alzar. La vegetación y árboles que se observaban, fueron anteriormente inexistentes. Lo pusieron artificialmente como mobiliario urbano para tapar los cables de la luz y de teléfonos, ya que a comienzos del siglo XIX, donde se sitúa la historia del film, no estaban inventados. El hombre que se ve con muletas, junto al camarero, Francisco López, con bandeja en mano a la derecha, es Alfonso Corbacho, acompañada de su mujer, padres del cartero que llevaba el mismo nombre. A mano derecha de la foto se observa dónde estaba entonces el Bar Cuenca y a la izquierda, enfrente, el Bar Becina, ambas concurridas en sus mesas en la calle cubriendo sus fachadas con sus siempre diferenciadas clientelas aunque más tiesas que la mojama. Aún eran tiempos de penurias para los bolsillos. La marquesina que se percibe más allá de la hilera de mesas de mano derecha, se hizo provisional para tapar el gran letrero redondo en negro que sobresalía al frontal de la casa de Pepa Gómez para indicar el lugar exacto donde estaba la centralita de teléfono que regentaba. Foto tiojimeno.

… la vivienda de los Ortiz y, al otro lado del Paseo, el bajo donde se ubicaba su kiosco de chucherías… También, el domicilio de mi tía Mercedes, en la que tantas tardes del tórrido verano vacacional pasé, evocándome cómo fue anteriormente esta plaza.

Año 1858. Antiguo Paseo donde figura la casa de mi tía Mercedes con el balcón más grande, entre a su derecha en Bar Becina con chambao donde Franquita Ortiz Hacia todas las mañanas los churros. Y a la derecha, la Posada de Ramón e Inés y en su bajo izquierda el kiosko de Ortiz. Fuente: Ediciones OBA.

Año 1958. Antiguo Paseo donde figura la casa de mi tía Mercedes con el balcón más grande acompañado de dos ventanas enrejadas. Más arriba, el Bar Becina con el chambao donde Frasquita Ortiz hacia todas las mañanas los churros. Y más abajo, con portal de entrada más grande, la Posada de Ramón e Inés y en su bajo izquierda el kiosko de Ortiz. Fuente: Ediciones OBA.

… la plaza en su fondo para toparme con el bar de Becina y los de los hermanos Cuencas, dónde tantas horas de televisión, tapas y biberones de cervezas aménamente pasé.

Delante de la barra: del bar de Becina: Ernesto Cuenca, Juan Aguilar e Ignacio Trillo. Detrás:, José María Macías, Javier Vargas-Machuca y Tobi Castilla, Abril 1968. Foto propia.

Delante de la barra: del bar de Becina: Ernesto Cuenca, Juan Aguilar e Ignacio Trillo. Detrás:, José María Macías, Javier Vargas-Machuca y Tobi Castilla,  Junio 1968. Foto propia.

… Juan Parra, que me catapultaba a las vivencias de los dos clubes juveniles constituidos en la iglesia del barrio arriba y a la música de aquella época.

Clubes Los Boys Scouts y Los Soñadores en el patio de la iglesia del barrio de arriba junto al cura. Foto: Paco Sprint.

Clubes Los Boys Scouts y Los Soñadores en el patio de la iglesia del barrio de arriba junto al cura. Foto: Abril 1968. Paco Sprint y propia.

En la barra del club Los Boys Scouts, J Ignacio Trillo, de espaldas, José Luis Luque, y Miguel Trillo que está abriendo una lata de conserva de anchoas. Diciembre 1967. Foto propia.

En la barra del club Los Boys Scouts, J Ignacio Trillo, de espaldas, Felipe Pajares, y Miguel Trillo, mi hermano, que está abriendo una lata de conserva de anchoas. Diciembre 1967. Foto propia.

… Aurelio Collado, el taxista, que me hacía volver a viajar por aquellas carreteras infernales, interrumpidas por obligadas paradas para arrojar a las cunetas las fatigas provocadas por los mareos.

Aurelio Collado, el taxista de Jimena. Foto de la familia Collado.

Aurelio Collado, con 46 años, taxista de Jimena. Año 1978. Foto de la familia Collado.

… las cariñosas miradas de las hermanas y vecinas Lobillos, me retrotraían a mi infancia más remota.

Cuando a mis tres años, a veces de la mano de alguna de las hijas de Encarnita y Juan Lobillo, me llevaban al Paseo. Aquí justo en 1954, con mis cuatro años. recién cumplidos en el mismo sitio en el que se iba a iniciar el pregón. Foto propia.

Cuando a mis tres años, a veces de la mano de alguna de las hijas de Encarnita y Juan Lobillo, me llevaban al Paseo. Aquí justo en 1954, con mis tres años. recién cumplidos en el mismo sitio en el que se iba a iniciar el pregón. Foto propia.

Con cuatro años, con los regalos de los Reyes Magos en el patio de mi casa. Foto propia.

Con cuatro años, año 1955, con los regalos de los Reyes Magos en el patio de mi casa. Foto propia.

… espaldas del escenario para cavilar sobre el cine de verano que existió.

El cine de verano al fondo de la plaza donde di el pregón y a espaldas del escenario que se montó. Fuente: Ediciones OBA.

El cine de verano al fondo de la plaza donde di el pregón y a espaldas del escenario que se montó. Año 1961. Fuente: Ediciones OBA.

La máquina de proyección de las películas en el cine de Jimena. Sebastián Jiménez Mateo que se encargaba de su mantenimiento. Fuente: Ediciones OBA.

La máquina de proyección de las películas en el cine de Jimena. Sebastián Jiménez Mateo que se encargaba de su mantenimiento. Fuente: Ediciones OBA.

… el campanario de la plaza, único elemento que yace de la antigua iglesia que hubo, icono de la fisonomía del pueblo y que estuvo a punto de demolerse cuando la gran remodelación que se hizo del espacio de centralidad del pueblo al inicio de la década de los sesenta del pasado siglo, para acordarme de los nidos de cigüeñas y primillas que albergaron sus cornisas…

Campanario de la iglesia Nuestra señora la Coronada que subsiste tras la demolición de la misma y en cuya cornisa y oquedades anidaban y se reproducían muchas aves. Fuente: Ayuntamiento de Jimena.

Campanario de la iglesia Nuestra señora la Coronada que subsiste tras la demolición de la misma y en cuya cornisa y oquedades anidaban y se reproducían muchas aves. Fuente: Ayuntamiento de Jimena.

Litografía de 1878 de autoría inglesa que recoge lo que fue la iglesia Santa María La Coronada de la que solo se conserva el campanario. Fuente: Andrés Macías Sánchez.

Litografía de 1878 de autoría inglesa que recoge lo que fue la iglesia Santa María La Coronada de la que solo se conserva el campanario. Fuente: Andrés Macías Sánchez.

… quizás fue en ese preciso momento cuando Idelfonso Gómez, el regidor, cortó mi vuelo onírico por aquel tiempo que fue y me pasó la palabra.

Comenzando el pregón acompañado de las Reinas y Damas de la feria de agosto 2003. Foto propia. 

Comenzando el pregón acompañado de las Reinas y Damas de la feria de agosto 14.08.2003. Foto propia.

Me aproximé al atril y pronuncié la primera frase de saludo con voz altiva: “¡¡Buenas noches, jimenatos y jimenatas!!”, arrancando la respuesta unánime de los congregados. Aproveché el murmullo provocado para hacer una leve pausa y beber agua del vaso que se me dispuso. En ese breve tiempo cambié de plan sobre lo que tenía que hablar.

El guión que afanosamente había trabajado y llevaba escrito para su lectura, contenido en un bloque de hojas mecanografiadas a una cara que había colocado sobre el atril, lo consideré frío y excesivamente académico para la ocasión. Le di la vuelta, y lo puse boca abajo, quedándose como inexistente contenido el blanco del último folio en su reverso.

De esta forma, me forcé a improvisar, al objeto de adentrarme en otras historias distintas y más próximas a las que pensaba exponer. Las cambié por aquellas otras espontáneas plenas de anécdotas que me inspiraban algunos de los presentes, así como por las de los vecinos que moraron en aquel tiempo en la arquitectura edificatoria que envuelven las casas de alrededor y cuyas fachadas observaba desde lo alto del tablado…

Y empecé… y seguí. Esos relatos no tenían fin. Creía ir pausadamente desgranándolos, pero con la brevedad de escasos segundos. Conforme transcurrían, las miradas y los gestos de la gran asistencia de público continuaban atentamente sin pestañear, concentrados sobre cuanto decía. Guardaban un escrupuloso silencio, solo roto por comentarios jocosos o de espontáneas risas ante mis desenfadados comentarios irónicos y desmitificadores sobre aquel ayer en blanco y negro que tan profundo fue vivido y hasta padecido. Esa expectación de complicidad, me espoleaba para proseguir sin límites.

Así, hasta que en una mirada a mi espaldas vi bostezar a la pobre niña, reina infantil de la feria, Roxana Gómez Cortés, que me acompañaba detrás a la derecha con su cohorte de pequeñas finalistas del certamen, y que de historia del pasado por su temprana edad nada sabía. A mi izquierda también se hallaba, María Ángeles Navarro Navarro, reina juvenil de la feria y demás damas. Me di cuenta que estaba abusando y pasando de tiempo. 

Miré el reloj y llevaba sin percibirlo más de una hora hablando. Concluí entonces modulando la voz en alto con un cariñoso hasta siempre de agradecimiento, ante un vecindario entregado que inmediatamente se levantó de los asientos que habías ocupado en su totalidad, mientras la gran mayoría estaba de pie por falta de más aforo de sillas, para aplaudir como respuesta satisfactoria al contenido del improvisado pregón.

Mi alegría no pude disimularla en mi gesto de respuesta agachando reiteradamente la cabeza en señal de gratitud y saludando al respetable con el saludo de las dos manos.

En aquel momento fue cuando el alcalde, Idelfonso Gómez, se me acercó efusivamente y me hizo la faena apuntada en este inicio, como petición de favor.

Tras el pregón, con el alcalde, Ildefonso Gómez Ramos, dando las gracias al público entusiasta que tan gratamente me acompañó. 14.08.2003. Foto propia.

Tras el pregón, con el alcalde, Ildefonso Gómez Ramos, dando las gracias al público entusiasta que tan gratamente me acompañó. 14.08.2003. Foto propia.

Al oído, en tanto apretaba sus brazos sobre mi espalda en señal de cariñoso entusiasmo, a la vez que me entregaba en nombre de la Corporación una placa de cerámica como recuerdo del acto donde se reflejaba la calle San Sebastián que me vio nacer, me dijo: “Juan Ignacio, me tienes que mandar de inmediato por correo electrónico el texto del pregón que acabas de dar. Me has hecho llorar y reír a la vez. Tiene que ser publicado por el Ayuntamiento de cara a formar parte de la historia de Jimena”.

En ese instante no le dije que no. Ni mucho menos le desvelé el secreto de lo que había ocurrido. No quise amargarle el vibrante momento. El pregón escrito que llevaba no había sido el que había dado.

Placa en conmemoración del pregón que me fue regalado por el Ayuntamiento y que refleja la calle San Sebastián donde nací. Fuente propia.

Placa en conmemoración del pregón que me fue regalado por el Ayuntamiento y que refleja la calle San Sebastián donde nací. Fuente propia.

Posteriormente, tampoco cumplí la promesa. Que me perdone igualmente por las veces que posteriormente le di el esquinazo ante la reiteración de su solicitud.

Eco informativo del pregón en el diario Europa Sur del Campo de Gibraltar. Edición del 16.08.2003.

Eco informativo del pregón en el diario `Europa Sur´ del Campo de Gibraltar, perteneciente al Grupo de prensa andaluza de origen gaditano y de propiedad de la familia Joly. Afortunadamente al no haber proporcionado previamente el texto del pregón que tenía previsto disertar, fue la jimenata, Mónica Oncala, la que recogió en vivo y de forma fidedigna lo que dije en el mismo y así quedó reflejado en la edición que fue publicado el sábado, 16.08.2003.

Para más complicación, pasado unas semanas me di cuenta que lo que llevaba escrito junto al libreto de la feria y las fotografías que me fueron remitidas los había estrapapelado. No los localicé por ningún sitio.

Eso sí, a partir de entonces esa petición del regidor me obligó, en los huecos de tiempo de que iba disponiendo, como un ejercicio práctico para el recuerdo, para ir apuntando las cuestiones que abordé en el espontáneo guión verbal. Sin grabación alguna, y con privilegiada memoria sobre cuanto dije, fui anotando, primeramente como inventario de temas tocados de cara a que no se me olvidara, desarrollándolos a continuación hasta dejarlos redactados. Añadí algunos detalles más que entonces o no tuve tiempo o me salieron sobre la marcha.

De ello, forman parte, ligados a acontecimientos coyunturales del momento en que he ido publicándolos, los post que a pie de esta entrada figuran como ANEXO.

Quedan muchos más apartados sin transmitir que registré tras ese pregón y que irán viendo próximamente la luz.

El último escrito y publicado, sobre el cine de verano de Jimena, ha servido de igual manera para que esta vez haya sido el actual alcalde de Jimena, Pascual Collado Saravia, sin que creo que conozca esta historia de su precedente, mucho menos en los extremos que aquí se explicitan por primera vez, quién me haya hecho la sugerencia de que recopile cuanto llevo publicado sobre Jimena para un libro a editarse que sirva de divulgación y conocimiento de ese pasado de Jimena que realmente fue.

Todo se andará, le he contestado. Solo falta para hacerlo posible que el tiempo para plasmarlo y la salud me acompañen.

Ahora bien, y aquí radica la novedad y el motivo último de esta entrada. Muy recientemente, el pasado mes de Marzo, un efusivo grupo de medio centenar de compañeros de lucha y de trabajo, representativo de las distintas etapas por donde ha ido trascurriendo mi azarosa y privilegiada vida, me ha rendido un grato y sencillo homenaje. Ahí han estado también presentes dos compañeras de antiguo trabajo.

Como regalo y con tan inmensa sorpresa, me han traído las fotos que aquí acompañan el acto ferial así como el texto primitivo del pregón inédito, el libreto municipal anunciador de aquel acontecimiento, y que creí haber perdido definitivamente, una vez que con resultado infructuoso tanto busqué por Jimena y en Málaga. Se lo habían encontrado revisando de papeles un archivo administrativo para una mudanza de oficina y sin saber ni ellas, ni yo ahora, cómo llegaron allí. Es por tanto lo que ahora sale aquí a la luz: El pregón que no fue.

Paqui y Mari Carmen, que han hecho posible que este pregón acompañado del material gráfico haya aparecido y por tanto el parto de que vean la luz este momento. Fuente: José Quintanillas.

Paqui y Mari Carmen, las compañeras con las que compartí trabajo en la Junta de Andalucía y que han hecho posible que este pregón acompañado del material gráfico que di por perdido, hayan aparecidos. Por tanto, con este parto que han producido de una celda de mi memoria cerebral, hacen posible que vea la luz en este preciso momento. Foto creativa: José Quintanillas.

En consecuencia, paciencia y perdonad, paisanos y paisanas de Jimena, porque sin tenerme que subir nuevamente al escenario ferial, y con el sofoco de calor que hizo, encima enchaquetado y encorbatado como mandan los cánones tradicionales, os someto para los que se os apetezca al estoicismo de tener que leer, trece años después, lo que a priori pretendía deciros como pregón.

Ojalá sí del mismo modo disfrutaráis como aquel día sucedió.

“PREGON DE LA FERIA DE AGOSTO 2003

Comienzo del pregón que no fue el que dí en el acto ferial

Comienzo el segundo pregón que no existió porque no fue el que dí en el acto ferial. Foto propia.

Plaza de la Constitución con su campanario donde se celebró el pregón

Plaza de la Constitución con el campanario que le caracteriza donde se celebró el pregón. Año 2003. Fuente: Libreto municipal de feria Ayto. de Jumena.

¡¡Buenas noches, jimenatos y jimenatas!!

¡¡La feria de agosto va a comenzar!!

Todo el año esperando este día de asueto para estrenar las mejores galas y dar paso a la diversión. Os deseo que disfrutéis de una espléndida y animada feria. Ocasión para el reencuentro familiar con los que se tuvieron que marchar para ganarse el pan o estudiar fuera, pero cuyos corazones siempre permanecieron aquí anclados. También para recibir con las puertas abiertas a cuantos desean conocernos; y para quienes, habiéndonos descubierto, regresan porque admiran tanta belleza.

Maria Jesús Cuadra con Fernando fernán gómez en el rodaje de la película Los Tres Etc del Coronel. 1959. Jimena.

Maria Jesús Cuadra con Fernando Fernán Gómez en el rodaje de la película “Los Tres Etc del Coronel”. 1959. Jimena.

Como le aconteciera a la actriz María Cuadra, que a inicios de los años sesenta del siglo pasado definió a Jimena de la Frontera en el diario ABC como el pueblo más bonito de España, adelantándose en dos décadas a la misma reflexión que sin saber el antecedente le fue referida a Víctor Márquez Reviriego por quién se convirtió por su amor a nuestra tierra en un ilustre y habitual huesped: el que fuera Presidente del Gobierno de España, Felipe González.

Es un orgullo para este jimenato de pura cepa que os habla haber sido designado por nuestro Ayuntamiento pregonero de la feria. Más para quien lleva en el alma estas raíces y las ha transportado a cuantos lugares ha tenido que asentarse o frecuentar. Siempre conservando las señas de identidad que me marcaron nuestras gentes, el blanco y armonioso paisaje arquitectónico y, sobre todo, la verde naturaleza de este privilegiado enclave en pleno corazón de Los Alcornocales.

Jimena, a pesar de no contar con salida al mar  tiene bañada su extensa superficie municipal por las aguas continentales de los ríos Guadarranque, Genal, Guadiaro, y por un Hozgarganta del que se constata que es el último afluente de ese caudal y estiramiento virgen de Andalucía.

Límite del Campo de Gibraltar, contiguo con la provincia de la Málaga que me acogió, antiguo lindero del Reino Nazarí de Granada y también colindante con el de Sevilla. Fronteras que, como el apellido que llevas, no han sido barreras sino permeabilidad y acogida. Lugar adonde el vocablo forastero por la hospitalidad que nos hermana adquiere una connotación metafóricamente cercana.

Buena gente quienes te habitaron. Sufridora, gozosa, rebelde, resignada y paciente, según  los diversos avatares por las que atravesó la historia. Zona de paso y de resguardo, antaño para bandoleros, como Pedro Machuca que en el siglo XVI con trescientos seguidores formó la primera partida de salteadores de la que se tiene constancia; y de maquis, que con más o menos infortunios a través de campos y sierras resistieron y desafiaron durante una década y media a la última tiranía.

Espacio de encuentro para cuantas civilizaciones y culturas pasaron o se establecieron en tus lares: iberos, libios-fenicios, cartaginenses, romanos, visigodos, bizantinos, árabes, hasta la irrupción de los cristianos que oficialmente se quedaron definitivamente asentados en tus posaderas desde 1456.

Pueblo trimilenario, cuya silueta accidentada en su orografía supieron disputarse los que buscaban defensa, seguridad, agua, o alimentos de tus huertas, campiñas o sierras. Reyertas que como la semblanza de cada época no siempre fueron pacíficas.

huellas castillo simplificadas jimena.png

Huellas esquematizadas en los distintos tramos históricos que te poblaron. Fuente: Asociación Tanit.

Jimena, tres mil años de presencia humana te contemplan; entre otras huellas que dan prueba de ello: vasijas y monedas encontradas, dólmenes que como arquitectura monumental neolítica aún envejecen en tu entorno (El Risco, El Salado, Lora, Chinchilla…) o como las primitivas pinturas rupestres halladas en la  cueva de la Laja Alta, a unos siete kilómetros de Jimena , al fondo de la Garganta de Gamero.

La presencia del arte rupestre en Jimena. Junta de Andalucía.

La presencia del arte rupestre en Jimena. Fuente: Junta de Andalucía.

macías laja alta jimena rupestre

Pinturas rupestres en La cueva de la Laja Alta. Fuente: Andrés Macías Sánchez

laja alta jimena

Cueva de la Laja Alta de Jimena. Pintura rupestre. Rey con armas en los brazos sobre el trono. Fuente Panoramio.

jimena ermita rupestre

Iglesia mozárabe, “Baño de la Reina Mora”, siglo X, a espaldas de El Castillo de Jimena. Fuente: Panoramio.

Y en cambio, impávida, como ajena a esa inconmensurable veteranía, permaneciendo incombustible, contemplaste franquear el tiempo como la observación de las grandiosas y variadas gentes que te dieron carácter militar y fueron anidándote.

Cerro de San Cristóbal sobre el que te asientas ¿quién iba a decir, cuando remotamente te formaste, ahora a doscientos metros sobre el nivel del mar, que serías el centro de tanta atención y codicia?

Prerromanos que te poblaron la coronilla, te bautizaron como OBA y hasta acuñaron monedas en tu nombre.

Fenicios que adentrando en tu cúspide se asentaron en el privilegiado mirador que como vigía brindas.

Mosaico romano en la pedanía de Marchenilla (Jimena)

Mosaico romano en la pedanía de Marchenilla (Jimena)

El imperio de los césares, antepasados duraderos en su permanencia que se enorgullecieron porque bajo tus dominios dio nacimiento al abuelo del emperador Marco Antonio.

Musulmanes que llamándote Ximina, Xemina y Ximena, se situaron sobre lo pretérito, dándote gran esplendor y causando la envidia de los que, en tanto duraron los ciclos que perseveraron en tu fortificada cumbre, te ambicionaban y no pudieron durante tiempo tomarte ni ocuparte.

Dibuyo de lo que fue la fortaleza del Castillo de Jimena

Dibujo de lo que fue la fortaleza del Castillo de Jimena. Fuente: Asociación Tanit.

En ese transcurrir, el Waliato de Málaga y el reino Nazarí de Granada, con los benimerines a la cabeza, que te aportaron en los siglos XIII y XIV las reliquias de tu castillo-fortaleza y mezquita que tantos esfuerzos supusieron a los cristianos para adueñarte.

toma de jimena 1431.jpg

Año 1431 d.c. Toma de la Jimena Nazarí por las tropas cristianas provenientes de Jerez. Fuente: Asociación Tanit. XXIII Jornadas de Historia y Arqueología. Abril 2016.

Primero en 1431, pretendiéndolo quiénes encabezó el Mariscal de Castilla, Pedro García de Herrera, provenientes de Jerez que te apropiaría transitoriamente.

Escenificación de la toma de Jimena en 1431:

16.04.2016. Escenificación de la toma temporal de Xemina por las huestes cristianas al mando del Mariscal, Pedro García de Herera, en 1431. Fuente: SPB “buceite.com”.

muhammad ix jimena

Muhanmand IX, “el zurdo”, Sultán de Granada, que en su pugna con el rey cristiano de Castilla, Juan II, volvió a retomar Jimena en 1451 para posteriormente perderla en 1456 ya definitivamente para los musulmanes. Fuente: “Andalucía y la Educación”.

Luego, las huestes del rey Enrique IV que concluyeron conquistándote para quedarse definitivamente en 1456, pasando a formar parte del Reino de Castilla, haciendo tabla rasa, étnico-religiosa, de quiénes tantos siglos de gloria te estuvieron mimando.

Las mismas tierras y murallas que a continuación en sus ambiciones territoriales rivalizaron  alternándose los señoríos del duquesado de Alburquerque y el de Medina Sidonia que de seguida protagonizó tu detentación para repoblarte de nuevo.

Avanzadilla de la moderna siderurgia en los límites del siglo XVIII a raíz de la pérdida de Gibraltar a manos de los ingleses. Sucedida ocasión, por otro motivo militar, cuando de la innovadora mano de Carlos III, a través de don José de Gálvez y Gallardo, malagueño del pueblo de Macharaviaya, marqués de Sonora y Visitador  del Virreinato de la Nueva España, fuiste pionera de los primeros focos de industrialización de España con las Reales Fábricas de Artillería, la popular fábrica de las bombas, primer alto horno de España, abril de 1780, catorce años antes que surgieran los de Sargadelos y cuarenta y seis primaveras precedentes a los de Marbella.

A tus pies, a orillas del Hozgarganta, yacen, contemplando como testigo, los restos de esa laboriosa arqueología industrial que sirvió durante escasos años de pervivencia, hasta 1789, para el asedio con fallida toma del Peñón, así como y sobre todo para liberar a los Estados Unidos de América de su potencia colonizadora, Gran Bretaña; en esta ocasión con gran éxito y proeza logrado por el sobrino de la misma ilustre familia, también nacido en Macharaviaya, Bernardo de Gálvez y Madrid, héroe de Pensacola y virrey de México.

¡¡ Sí los Estados Unidos de América supieran cuánto te deben…!!

Fábrica de la Bomba. 07.09.2010. Fuente: Web

Inmueble de la administración del complejo de la fábrica de la Bomba. 07.09.2010. Fuente: Web “Holidays in Jimena”.

Canalización de agua del río Hozgarganta con destino a la fundición de la Real Fábrica de Artillería de Jimena, conocida como la fábrica de la bomba.

Canalización de agua del río Hozgarganta con destino a la fundición de la Real Fábrica de Artillería de Jimena, conocida como la fábrica de la bomba. Fuente: Wikipedia.

Canalización de agua del río Hozgarganta con destino a la fundición de la Real Fábrica de Artillería de Jimena.

Canalización de agua del río Hozgarganta con destino a la fundición de la Real Fábrica de Artillería de Jimena. Fuente: Ayuntamiento de Jimena

Charco Tío Quiñones del río Hozgarganta. Paralelo la obra hidrológica para la conducción de agua a la fábrica de la bomba.Fuente: Ediciones OBA.

Charco Tío Quiñones del río Hozgarganta. Paralelo la obra hidrológica de don José Gálver en época de Carlos iiiº, para la conducción de agua a la fábrica de la bomba. Fuente: Ediciones OBA.

La Tosca, sobre el río Hozgarganta, formando parte del complejo hidráulico para la captación de agua para La Fábrica de la Bomba. Foto Sprint. Fuente Ediciones OBA.

La Tosca, sobre el río Hozgarganta, formando parte del complejo hidráulico para la producción de energía eléctrica de cara al suministro de luz a la población de Jimena. Foto Sprint. Fuente Ediciones OBA.

defensa-de-jimena-1810-global

“PLANO DE DEFENSA DE LA VILLA DE XIMENA, 1811. En la Colección José Pettenghi Estrada, existe documentación y planimetría de defensa de algunas poblaciones, como es este caso del pueblo de Jimena de la Frontera, que ahora os mostramos. Se trata de un plano de 50 x 58 cm., fechado en el Cuartel General de Gaucín un 23 de Febrero de 1811, donde se indica en las respectivas leyendas la manera más apropiada para defender la villa ante posibles ataques, aprovechando la orografía del terreno. Tambien se refleja con un lujo de detalles, las diferentes rutas por las que el enemigo podría venir, y la manera de emboscarlos y pararlos en las diferentes peñas y sierras circundantes” (Archivo Histórico Provincial de Cádiz de la Junta de Andalucía)

Inmediatamente después: continuaste siendo defensa y resistencia, esta vez contra los franceses cuyas huestes diezmaron parte de tu patrimonio cultural, y donde, bajo el mando del general Francisco Ballesteros, sancionando rastro de ese lapso, te llevó a cabo en 1811, con el formidable equipo de ingenieros del que se rodeó, la penúltima remodelación de ese bello Alcázar que rodea a la prominente Torre del Homenaje que te sobre eleva en lo más altivo de tu cresta.

Red de vías pecuarias del término municipal de Jimena

Red de vías pecuarias del término municipal de Jimena. Fuente: Junta de Andalucía.

Desamortización que en la segunda mitad del XIX te engrandeció, viendo pasar tus dominios de la nobleza de Medina Sidonia a la familia Larios. Y con esta alteración patrimonial, para que no estuvieras sola, bajo tu soberanía tendría lugar en 1869 el alumbramiento de las futuras emprendedoras poblaciones agrícolas de: San Pablo de Buceite y San Martín del Tesorillo.

San Pablo de Buceite. Rápida progresión tras la paecelación de sus tierras y la irrupción de una generación de eficientes hortelanos.

San Pablo de Buceite. Rápida progresión tras la parcelación de sus tierras y la irrupción de una generación de eficientes hortelanos. Fuente: SPB “buceite.com”.

Estación de tren de San Pablo.

Estación de tren de San Pablo de Buceite, de la línea de ferrocarril, Algeciras-Ronda-Bobadilla. Fuente: SPB “buceite.com”.

San Martín del Tesorillo. Fuente: Noticias de San Martin del Tesorillo.

San Martín del Tesorillo. Fuente: “Noticias de San Martin del Tesorillo”.

No contento, para más compañía, te llegó en 1892 donde moran los Ángeles de tu Reina con su capuchina orden que te guardó el Convento desde el siglo XV, el ferrocarril y con ello el inicio del gran desarrollo que adquirió tan cercano y estimado lugar.

fotos jimena estación al fondo

Jimena en primer plano y la Estación de los Ángeles al fondo. Fuente: SPB “buceite.com”

Estación de Jimena, al amanecer

Estación de Jimena, al amanecer. Fuente: Wikipedia.

Santuario de Nuestra Señora de los Ángeles de La Estación. Años cuarenta del pasado siglo. Fuente: Eduardo Sáenz de Varona.

Santuario de Nuestra Señora de los Ángeles de La Estación. Años cuarenta del pasado siglo. Fuente: Eduardo Sáenz de Varona.

Santuario de Nuestra Señora de los Ángeles de La Estación. Año 2002, visto desde el aire. Fuente: Eduardo Sáenz de Varona.

Santuario de Nuestra Señora de los Ángeles de La Estación. Año 2002, visto desde el aire. Fuente: Eduardo Sáenz de Varona.

Santuario de Nuestra Señora de los Ángeles de La Estación. Cuadro de óleo de Patricia Fender. Fuente: Eduardo Sáenz de Varona

Santuario de Nuestra Señora de los Ángeles de La Estación. Cuadro de óleo de Patricia Fender. Fuente: Eduardo Sáenz de Varona.

Patio del Claustro de Convento de los Ángeles de la Estación antes de la última remodelación culminada en el año 2009.

Patio del Claustro de Convento de los Ángeles de la Estación antes de la última remodelación culminada en el año 2009. Fuente Eduardo Sáenz de Varona.

Patio del Claustro del Santuario tras su última remodelación. Año 2008.. Fuente: Eduardo Sáenz de Varona.

Patio del Claustro del Santuario tras su última remodelación. Año 2009. Fuente: Eduardo Sáenz de Varona.

Santuario de la reina de los Ángeles. Estación de Jimena. Fuente: Juan León Espinosa

Santuario de la Reina de los Ángeles. Estación de Jimena. Fuente: Juan León Espinosa.

Siglo XX, donde fuiste resignado testigo de dos brutalidades humanas que padeciste para el quebranto y la emigración de muchos de tus hijos. Primero, en la sangrienta guerra colonial de Marruecos, y, después, en la fratricida contienda incivil que desataron, un dieciocho de julio, los que se alzaron contra el orden constitucional que cinco años antes tus paisanos habían abrazado en las urnas.

Otra vez, en el inicio de esa década de los treinta, igualmente fuiste testigo mudo al canje de amos de las extensas propiedades del municipio, transitando ahora desde el marquesado de los Larios a las privanzas cuentas del banquero March Ordians, para que a mitad de los años cuarenta se despojara de tan potenciales como infrautilizados latifundios alumbrando pequeños feudos que junto a nuevos agricultores valencianos y granadinos litorales que nos llegaron y poblaron para sembrar de alfombras de huertas de naranjas tus contornos sampableños y, juntas a arrozales, los tesorilleros.

Y por si hubiera sido poca tu aflicción en los crepúsculos que te oscurecieron, un masivo éxodo laboral ocurrido a términos de los años cincuenta e inicio de los sesenta del recién pasado siglo, casi te vuelve a dejar sola.

Con fortuna no fue totalmente así. Llegada la democracia y la concordia entre los vecinos, volviste a resurgir. Hoy eres paraíso del sosiego, venerada y visitada como nunca.

Sin embargo, dejada constancia de tu azarosa vida a lo largo de la impetuosa historia, no todo fueron trazas turbulentas. También hubo quiénes, aunque hubiera sido con el propósito de utilizarte para sus fines, tuvieron la gentileza de distinguirte y honrarte junto a tus gentes.

`Municipium Res Publica Obensis´, en tu transitar bajo el dominio del emperador Vespasiano, cuatro décadas después de Cristo, donde dispusiste de ágora representativa para tus gentes romanas.

Escudo de Ximena, Muy Noble. Muy Leal y Fiel

Escudo de Ximena, Muy Noble. Muy Leal, Fiel y Ciudad.

Como la del mérito con `Muy Noble´ que te fue otorgada y que dejó constancia de los dos duquesados, que desde 1451 y 1510, que se intercambiaron en tu posesión.

La `Carta de Fuero Real´, concedida en 1489 por los Reyes Católicos ante el heroico papel de tu afluencia en la toma de Granada. Y `Muy Leal´.

Dos siglos más tarde, en 1717, Felipe V donándote el legado de `Fiel´ por tu afecto en la guerra de Sucesión.

Y en 1879 fuiste declarada `Ciudad´ por el rey Alfonso XII.

Aljibes y Castillo de Jimena: Fuente: Ediciones OBA.

Aljibes y Castillo de Jimena. 1962. Fuente: Ediciones OBA.

Mujeres lavando en la panera la ropa. Fuente: Ediciones OBA

Mujeres en el Castillo lavando en la panera la ropa. Fuente: Ediciones OBA.

Mujeres en el Castillo. Fuente: Ediciones OBA

Mujeres en el Castillo esperando que se secase la ropa extendida sobre la vegetación y expuesta al sol. Fuente: Ediciones OBA.

Mujeres en el Castillo para llenar los cántaros de agua en sus aljibes. Fuente: Tiojimeno

Mujeres en el Castillo para llenar los cántaros de agua en sus aljibes. Años veinte del siglo XX. Fuente: Tiojimeno.

Acceso al Castillo a través de la calle Caminete de Luna. Fuente: Ediciones OBA.

Acceso al Castillo a través de la calle Caminete de Luna. Fuente: Ediciones OBA.

Calle Alta de Jimena, en dirección al Castillo. Fuente: Ediciones OBA

Calle Alta de Jimena, en dirección al Castillo. Fuente: Ediciones OBA.

Vista de la Torre del Homenaje desde el barrio de abajo por la calle San Francisco, más conocida por Callejón San Francisco.

Vista de la Torre del Homenaje desde el barrio de abajo por la calle San Francisco, más conocida por Callejón Canuto. Fuente: Ediciones OBA.

Casa de fachada árabe en la calle Matarracín de Jimena. Fuente: Ediciones OBA.

Casa de fachada típica árabe en la calle Matarracín de Jimena. Fuente: Ediciones OBA.

La del Acuerdo, en abril de 1983, por el flamante gobierno de Felipe González que te catalogó como, `Conjunto Histórico-Artístico´.

Y llegado a 1989, decretado por la Junta de Andalucía, formas parte con la mayor parte de tu municipio del `Parque Natural de Los Alcornocales´, entroncado en la Red de Espacios Naturales de Andalucía, cosechando el reconocimiento de los majestuosos valores florísticos y faunísticos que encierra la joya de tu medio natural.

Ante tanta historia y tanto honor, se produce este emocionante reencuentro con mis paisanos. Punto del planeta Tierra donde transcurrieron íntegramente mis primeros quince años -los más inocentes y bonitos del transcurrir por esta senda a la que llaman existencia- y que marcaron profunda y definitivamente mi carácter.

La ausencia física posterior, primero en período escolar, requerido por la carencia de Instituto de Enseñanza Media, y luego más definitivamente por razones profesionales, nunca impidieron que mi pensamiento y mi corazón declinaran permanecer fondeados en estos lares donde privilegiadamente se fraguaron mis orígenes.

Siempre tuve en mente que debía transitar un ciclo para ser nuevamente asiduo de ésta, mi inmensa pequeña patria. Quizás para que la separación física de los años me permitiera sacarte todo el jugo, para saborearte más.

Pues aquí estoy hoy de nuevo en mi casa y con mi paisanaje. Para fundirme con vuestros corazones y con los que viven y nos siguen queriendo desde la distancia, para proclamar a los cuatro vientos:

¡¡Viva la feria de Jimena del 2003, y a divertirse a lo grande!!”

A lo mejor, tendría que encargar aquel Alcalde que fue, Ildefonso Gómez, una nueva placa para este pregón que no fue. Foto propia de aquel inolvidable, 14.08.2003.

A lo mejor, tendría que encargar aquel Alcalde que fue, Ildefonso Gómez, una nueva placa de cerámica para este pregón que no fue. Foto propia de aquel inolvidable, 14.08.2003.

ANEXO: POST AUTOBIOGRÁFICOS RELACIONADOS CON MI VIVENCIA EN LA JIMENA DE LA FRONTERA QUE ME VIO NACER Y TRANSCURRIR HASTA MI ADOLESCENCIA. 

LOS ÁNGELES Y JIMENA CON LA FAMILIA LASTRES 05.02.2017): Pasado más de medio siglo, un recorrido por la Jimena y su Estación de tren de los Ángeles acompañado de una familia de octogenarios que así la vivieron en su tiempo de juventud y que tras marcharse del municipio han viajado de nuevo para volverla a recordar:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/02/05/30708/

BARBERÍAS Y PELUQUERÍAS DE JIMENA (27.01.2017): La sociología que envolvía a la clientela, tertulias y prensa que se leía en aquellas barberías de la década de los cincuenta y principios de los sesenta del siglo pasado, así como lo que significó la irrupción en el pueblo de las peluquerías para señoras: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/01/25/30573/

LA GRAN NEVADA DE 1954 EN JIMENA (20.01.2017):  (El 3 de febrero de 1954) Jimena de la Frontera amaneció como nunca, con una inmensa nevada que casi todo lo cubría. Y en este caso desconocido y que no se ha vuelto a reproducir, narro cual fue la reacción de sus habitantes hasta que primero se heló y luego se derritió:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/01/19/30456/

LA DIVISIÓN AZUL EN JIMENA (09.01.2017): El relato de esta aventura del franquismo en apoyo a Adolfo Hitler, adonde llegaron dos jimenatos que atravesaron sinsabores múltiples por las penurias que padecieron:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2017/01/08/30335/

LOS ORÍGENES DEL FÚTBOL EN JIMENA (21.12.2016): La historia de la creación del club deportivo Jimena de fútbol asi como sus antecedentes, reconstruido a través de unos recortes familiares que casualmente hallé: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/12/19/30130/

LA TELEVISIÓN LLEGÓ A JIMENA A TRAVÉS DE SAN PABLO (21.10.2016): Las peripecias que ocurrieron cuando aparecieron los primeros televisores y cómo contribuyó a cambiar ciertas pautas del comportamiento de las gentes del pueblo:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/10/19/29752/

LA NOVENA QUE VIVÍ (01.09.2016): Cómo fueron a lo largo de mi infancia los nueve días dedicados a la patrona de la localidad, la Reina de los Ángeles, en la barriada que lleva su nombre y estación de tren, culminada el fin de semana de la primera semana de septiembre: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/09/01/29468/

TRAGEDIA TAURINA EN ALCALÁ LA REAL (26.08.2016): En el jienense pueblo de Alcalá La Real, cuatro años antes de que se hundiera la plaza de toros de Jimena de la Frontera, también había ocurrido un episodio de similares características:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/08/26/29375/

DESGRACIA TAURINA EN JIMENA (17.08.2016): El hundimiento de la plaza de toros de Jimena acontecido el 17 de agosto de 1961, donde hubo cinco muertos y cientos de heridos, entre ellas la hija del Primer Ministro de Reino Unido: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/08/17/29346/

EL PREGÓN A JIMENA QUE NO FUE (01.06.2016): En el año 2003 el ayuntamiento me nombró pregonero de aquella feria de Agosto. Cuando subí al escenario, me olvidé del guión que llevaba escrito para entregarme a las historias de mi infancia y adolescencia que me inspiraban los vecinos presentes. Ahora, localizado el texto que llevada redactado porque se me extravió, lo hago público :  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/05/29/28784/

EL CINE DE VERANO EN JIMENA (13.05.2016): Recorrido por lo que fue esta sala cinematográfica en la temporada veraniega y calurosa: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/05/13/28738/

EL CINE CAPITOL (25.04.2016): Radiografía sobre la sala cinematográfica y espectadores de invierno en Jimena: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/04/25/28693/

BARES DE JIMENA (04.04.2016): Descripción sobre bares y clientes que lo visitaban para beber, tapear y charlar: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/04/04/28375/

LA GASTRONOMÍA JIMENATA QUE FUE (03.03.2016): Un recorrido por los platos tradicionales, con el recetario de sus ingredientes y su evolución hasta hoy:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/03/03/28125/

ENTRAÑABLE AURELIO (19.02.2016) De la mano del taxista de Jimena recorriendo aquellas carreteras, paisajes y paisanajes de mi infancia en los coches de la época:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/02/19/27623/

LA MIRADA A LA GUERRA DESDE LA NIÑEZ (01.12.201): Cómo viví desde chico la Guerra Fría que se desarrollaba, como el accidente de bombas atómica caídas en Palomares, el bloqueo a Cuba por el despliegue de los misiles soviéticos o la carrera espacial:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2015/12/01/26981/

TOROS EN LA JIMENA DE 1957 (16.09.2015):  Crónica de una historia local que recupero limpiando bolsas de recortes de prensa y apuntes manuscritos del pasado:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2015/09/15/26318/

CÓMO ÉRAMOS: ADOLESCENCIA, SCOUT Y MÚSICA (01.11.2012) Contiene las relaciones y vivencias de aquellos jóvenes y la música que oíamos de Radio Gibraltar así como los discos de vinilo que nos llegaban desde El Peñón:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2012/11/01/12928/

HACIA EL IIº REENCUENTRO DE LOS CLUBES DE JIMENA (18.04.2015): Tal como somos, medio siglo después de aquella adolescencia:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2015/04/17/25415/

CUANDO DE NIÑO ME FUI DE CINE  (02.10.2012): Un apunte biográfico de mi infancia con la actriz sueca, Anita Ekberg, el español Fernando Fernán Gómez y el italiano, Vittorio de Sica:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2012/10/02/11624/

CÓMO LLEGÓ LA IIª REPÚBLICA Y SU PRIMER ALCALDE A MI PUEBLO (13.04.2014) La sencilla historia sobre cómo se enteraron radiofónicamente de la llegada de este acontecimiento histórico:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2014/04/13/22541/

LA HISTORIA DEL DOCTOR MONTERO (13.09.2014): Una sacrificada y sufrida biografía la del médico de mi pueblo comprometido con la causa de la democracia y la IIª República:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2014/09/13/23993/

CRISIS Y EMIGRACIÓN EN EL MEDIO RURAL (24.02. 2015): Cómo fue y las secuelas dejadas por la emigración de la décda de los sesenta del pasado siglo:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2015/02/24/25187/

MI PESADILLA CON WERT (18.03.2012): El relato a través del sueño sobre el modelo de enseñanza bajo el franquismo y que al parecer tenemos que volver con la LOMCE:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2012/03/18/6032/

GIBRALTAR, ESA GRAN COARTADA DE RAJOY (12.08.2013): No solo le sirvió el estribillo, “Gibraltar español”, a Franco para desviar las tensiones contra su Régimen, sino que también lo ha empleado Rajoy para tapar su corrupción):  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2013/08/12/18762/

ANEXO II: TRILOGÍA SOBRE CASTELLAR DE LA FRONTERA.

DE JIMENA A CASTELLAR PARA VER MI PRIMERA NOVILLADA (06.11.2016): Cómo percibí el lugar en que se celebró y el transcurso de mi primera asistencia a una peculiar corrida taurina: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/11/06/29871/

LA CASTELLAR QUE CONOCÍ EN 1960 (06.12.2016): En qué situación de extremo subdesarrollo se encontraba este municipio y el cambio espectacular que se produjo en tan poco tiempo:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/12/06/29970/

CASTELLAR Y LA CASA DUCAL DE MEDINACELI (26.12.2016): Historia de Castellar y de la casa nobiliaria que la dominó durante un largo periodo con prácticas semifeudales y las distintos avatares divergentes que les vinieron sucediendo: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2016/12/25/30239/ 

 

Anuncios
Posted in: Solo Blog