TOROS EN LA JIMENA DE 1957 (16.09.2015)

Posted on septiembre 15, 2015

0


Preámbulo: En tanto realizaba una limpieza de papeles y de cosas almacenadas ya sin sentido ni utilidad para desprenderme de ellas, la aparición fortuita de unas notas familiares y recortes de prensa datadas en la década de los cincuenta del pasado siglo, me ha permitido reconstruir esta crónica taurina de aquel tiempo y referido al gaditano pueblo que me vio nacer: Jimena de la Frontera.

TOROS EN LA JIMENA DE 1957

Ignacio Trillo

El trágico suceso que padeció la población jimenata, y allende la colindante comarca campogibraltareña, como consecuencia del hundimiento de la plaza de toros que acaeció el diecisiete de agosto de mil novecientos sesenta y uno, presentando el fatal desenlace de cinco fallecidos y más de ochocientos heridos, dejó en el olvido el precedente espectáculo taurómaco celebrado cuatro años antes, sin incidencias a destacar más allá de su éxito y la normalidad con que se desarrolló.

Tragedia en Jimena el 17 de agosto de 1961, tras el hundimiento de la plaza de toros portátil que recoge esta instantánea en el momento de producirse

Tragedia en Jimena, 17 de agosto de 1961, por el hundimiento de la plaza de toros portátil que recoge esta dramática instantánea. Fuente: Ediciones OBA. 

Tuvo lugar, el mismo día y siguiente, en idéntico lugar y también sobre una estructura portátil similar a la que ocurrió el drama anteriormente recordado.

Uno de los promotores. Fuente: Diario El Área

Uno de los promotores. Agosto de 1957. Fuente: Diario El Área del Campo de Gibraltar.

Sucedió por tanto en agosto. Transcurría el año 1957. Un grupo de treinta jimenatos formalizaron una empresa. Quijotes para la promoción del pueblo más que para ganar dinero.  La lógica verosímil en aquel instante, aún de penuria económica para la gran mayoría, de cara a facilitar el acceso masivo a este tipo de espectáculo y así llenar la plaza, obligaba a poner bajos precios a las entradas, por lo que solían perder quienes se aventuraban a participar en su organización.

La sociedad promotora para el evento lo constituyeron tenderos y propietarios agrícolas de la localidad. Iban, desde el ferretero Miguel Ramos, el minorista Bartolo Macías, el dueño del mix, entre tienda, destilería y panadería, Luis Luque Huertas, a Juan Gómez del comercio de “Los Huérfanos”, y Martín Álvarez, carnicero, ambos de la Estación de tren de Jimena, Los Ángeles, incluyendo al propietario de campo, Lorenzo Piñero Quirós, cuya casa situada en calle Sevilla, entonces José Antonio Primo de Rivera, servía en una improvisada taquilla dispuesta al efecto en la ventana de la fachada de su inmueble para la venta de las entradas.

Cartel anunciador de laa corridas de toros de la feria de agosto de 1957 que se celebró en Jimena de la Frontera (Cádiz)

Cartel anunciador de las corridas de toros de la feria de agosto de 1957 que se celebró en Jimena de la Frontera (Cádiz) Fuente: Diario Área.

En este sentido, estos jimenatos quisieron dar realce a la tradicional feria de agosto del pueblo, organizando dos corridas de novillos-toros, a celebrarse el sábado día diecisiete, segundo día de los festejos, y el domingo dieciocho que la cerraba.

Las reses de ambas lidias taurinas correspondió a la malagueña ganadería de los señores “Goizueta Hermanos”, y el horario de su inicio estuvo previsto para la seis y media de la tarde, siendo amenizadas por la banda de música de Estepona.

Estaba claro que en aquella época, a diferencia de la actual, primaban más las corridas de toros que los partidos de fútbol a la hora de atraer más gentes de fuera con motivo de la feria de agosto. De ahí, que, al igual que cuatro años después cuando la plaza de toros portátil acabó por los suelos, se instaló su antecedente en el campo de fútbol local, que momentos después a este agosto de 1957 pasaría a denominarse “El Cañaveral”. Este espacio deportivo, por tanto, quedaba inhabilitado temporalmente durante gran parte de ese mes de agosto para montar cualquier trofeo veraniego de balompié.

Ayuntamiento de Jimena y tramo de calle Sevilla, entonces de josÉ Antonio. Agosto 1957.

Ayuntamiento de Jimena y tramo de calle Sevilla, entonces de José Antonio Primo de Rivera. Agosto del año 1957. Fuente: Diario Área del Campo de Gibraltar.

En consecuencia, lo que hizo primar las corridas al fútbol en la feria de agosto de Jimena fue la  afición taurina superior que existía en aquella época entre sus habitantes y más allá de sus límites municipales. Tiempos en que la sensibilidad para la protección de los animales era inexistente e imposible imaginarse que algún día pudiera aparecer un movimiento antitaurino.

Anteriormente también había gozado de fama en Jimena este tipo de espectáculos que tuvo su inicio en la España del siglo XII, no exentos desde su origen de polémicas entre detractores y partidarios de sus celebraciones por distintas causas, aunque lógicamente el debate y la contestación no llegaba a los niveles cuantitativos y cualitativos existentes hoy en día.

El Papa Pío V (1504 – 1572)

El Papa Pío V (1504–1572). Fuente: Wikipedia.

Así, el papa Pío V en 1567 abominó de las corridas de toros por considerarlas paganas. Mediante una Bula, condenando con la excomunión a quienes participaran o las organizaran. Luego, siendo imposible su erradicación por las raíces existentes entre sus partidarios, serían aplicables tales reparos tan solo a los clérigos.

Sin embargo no quedó ahí la polémica. La controversia sobre su abolición tuvo otro repunte procedentes de los ilustrados, modernizadores y regeneracionistas de finales del siglo XVIII, cuando las llegaron a calificar, entre otros descalificadores epítetos extremos, de salvajadas que nos separaban de Europa.

Real Cédula de 1805, inspirada por Manuel Godoy y que fuera promulgada por el Rey Carlos IV por el que se prohibían los festejos taurinos

Real Cédula de 1805, inspirada por Manuel Godoy y que fuera promulgada por el Rey Carlos IV por el que se prohibían los festejos taurinos “de muerte”. Fuente: Wikimedia commons.

En este sentido, la discusión tuvo su cénit en 1805, cuando Manuel Godoy, mediante Real Cédula promulgada por Carlos IV, del que era su primer ministro, las prohibió en todo el territorio nacional.

Principalmente estuvo motivado, según argumentaba aquellos desafectos a la tauromaquia, por al nulo aprovechamiento en esas extensas dehesas dedicadas exclusivamente a las crías de las reses bravas para la obtención de productos agrícolas, así como al absentismo laboral que esos festejos ocasionaban entre sus aficionados, al igual que por estar contra las costumbres y tradiciones de los españoles; razonamiento este último, que por el contrario precisamente se emplea ahora para su defensa.

Cortes de Cádiz en el Teatro

Cortes de Cádiz en el Teatro. Año 1812. Fuente: cádizdigital.es

Poco después, fueron levantadas sus proscripciones por el napoleónico rey francés de España, José Bonaparte, que las legalizó para ganarse adeptos y simpatías que lo sacaran de su impopular estado de aislamiento político y social.

Posteriormente, en el año 1813 en las Cortes de Cádiz, se volvió a plantear el debate, aprobándose que continuaran sus celebraciones. Sucedió, por el voto a favor de los liberales, encabezados por el diputado por Cataluña,  Antonio Capmany,  contra los absolutistas que estaban en contra.

Ley 8/1991 de 30 de abril de Protección de los animales de la Comunidad Autónoma de Canarias. Primeros artículos

Ley 8/1991 de 30 de abril de Protección de los Animales de la Comunidad Autónoma de Canarias. Primeros artículos.

Más recientemente, ya en 1991, las corridas de toros fueron erradicadas en Canarias por la entrada en vigor de la autonómica Ley de Protección del Animal. Fue a iniciativa del isleño, político entonces independiente, Miguel Cabrera Pérez Camacho, que luego ha sido diputado del PP. Por tanto, diecinueve años antes que ocurriera en Cataluña, donde desde el año 2010 quedaron prohibidas, se había producido su supresión en la comunidad autónoma canaria.  

Dejando atrás esta pincelada histórica apuntada, que muestra que no solo ha irrumpido recientemente, sobre el recorrido de la polémica planteada desde el pasado al presente de cara a permitir o proscribir las corridas de toros, asevero que no es el eje central de esta narración sino tan solo dejar constancia.

Porque lo que se trata aquí es evitar que desaparezca la información del acto tauromáquico que se celebró en Jimena en las fechas indicadas de 1957, sin cuyo relato, gracias a los manuscritos y recortes de la prensa comarcal que casualmente encontré, tal vez más pronto que tarde se perdería definitivamente para la historia local y comarcal.

Lugar donde se celebraban las corridas de toros, a la entrada del pueblo.

Lugar donde se celebraban las corridas de toros, a la entrada del pueblo, que a partir del año 195o se transformó en jardín. Foto de principio del siglo XX. Fuente: Andrés Beffa. Ayuntamiento de Jimena.

Jimena en su pasado llegó a contar con una plaza de toros de forma permanente. Fue considerada como la primera que hubo en el Campo de Gibraltar. En el año 1837 presentaba un estado ruinoso a consecuencia de avatares meteorológicos adversos que hizo quedarse en ruina.

A pesar de ello, la celebración de corridas prosiguieron celebrándose. Era en la plaza del pueblo en El Paseo y seguía contando con la participación de numerosos vecinos y visitantes. Y en los largos periodos en que se hizo necesaria la restauración de esa plaza de toros que había a la entrada del pueblo, o en matinadas festivas, las capeas y corridas se celebraban en el mismo centro del casco histórico del barrio de abajo, concretamente en El Paseo, lo que es hoy la plaza de la Constitución, en la vertiente Este que daba a la inmensa iglesia, entonces existente, de Nuestra Señora Coronada, que desde su demolición, sucedida a finales de la década de los cuarenta del pasado siglo XX, solo se conserva el actual campanario.

A partir de los años veinte del siglo pasado, volvieron las corridas de toros a la explanada existente a la entrada a Jimena, una vez que quedó remozado su coso, que además fue su lugar tradicional para realizarlas. Fuente: Ediciones OBA.

A partir de los años veinte del siglo pasado, volvieron las corridas de toros a la explanada existente a la entrada a Jimena, una vez que quedó remozado su coso, que además fue su lugar tradicional para realizarlas. Fuente: Ediciones OBA.

De este modo se fueron sucediendo los festejos taurinos hasta que  al inicio de la década de los años cincuenta del pasado siglo dio paso a un bello jardín que cuidaba y donde vivía con su familia el empleado municipal, Antonio Pajares Rivas.

El parque que sustituyó al albero de la plaza de toros. Al fondo lo que quedó de plaza de toros que lo habitaba la familia de Pajares el jardinero. Parcela que luego, demolido la construcción, sirvió para elevar el actual Colegio de enseñanza.

El parque que sustituyó al albero de la plaza de toros. Al fondo lo que quedó de plaza de toros que lo habitaba la familia de Antonio Pajares Rivas, el jardinero. Parcela que luego, demolido la parte constructiva, sirvió para elevar el actual Centro de enseñanza, Nuestra Señora de los Ángeles. Kati Jiménez Bueno, en la feria de mayo de Jimena del año 1959, luciendo el traje de flamenco que le había hecho su prima, hermana de Antonio Jiménez Plata. Foto: Ediciones OBA. 

Con el aumento al final de esa década de los cincuenta del parque de coches adquirido por jimenatos frente a los contados que  hasta entonces existían, se empleó la parte trasera de la misma estructura edificada, que aún estaba en pie, para garajes individuales que alquilaba a particulares el ayuntamiento, propietario del recinto.

Corrida de toros, a la entrada de Jimena. 1.945

Corrida de toros, a la entrada de Jimena. Año 1.945. En el centro  y entre los dos salientes de madera, las hermanas, Isabel, María y Eugenia Ramos Gil. A mano izquierda de Isabel, Juan Rodríguez Gómez. Fuente: Ediciones OBA.

En dicho lugar, por tanto, estuvieron dándose corridas de toros desde tiempos pretéritos hasta el año 1945, última lidia que se celebró coincidente con la entonces célebre feria del ganado de Jimena, mitad del mes de mayo, que rivalizaba con la del mes de agosto.

Otra panorámica de lo espectadores de la novillada de 1945

Otra panorámica de lo espectadores de la novillada del año 1.945 en Jimena. Fuente: Ediciones OBA.

toros-ano-1946-jimena-zarza

Sebastián Zarza Vargas y su mujer, Irene Sánchez de la Torre, de la Estación de los Ángeles de Jimena antes de iniciarse el espectáculo taurino. Fuente: Ediciones OBA.

Más tarde, ya entrados en la década de los años setenta del pasado siglo, sería totalmente demolida y desaparecida la zona verde que tenía delante, levantándose en esa parcela el centro de enseñanza pública secundaria, Nuestra Señora de Los Ángeles, cuyo nombre es debido a la patrona que se halla en el santuario de La Estación y que lógicamente representó un avance en el equipamiento escolar para los estudiantes de la localidad.

El centro de enseñanza Nuestra Señora de los Ángeles

El centro de enseñanza de Jimena, Nuestra Señora de los Ángeles. Fuente: Blog El CEIP Reina de los Ángeles.

No obstante, la “moderna” y despersonalizada tipología constructiva del nuevo edificio educativo, similar a la que se edificaba en aquel momento en cualquier lugar de España, así como el inmenso volumen a lo ancho y con la altura con que se diseñó, significaron una barrera arquitectónica que acabó con una de las estampas más bellas de observación de nuestro milenario pueblo y de su Castillo desde la entrada principal que transcurre por el barrio de abajo.

Entrada a Jimena. Escalera de subida al jardín de lo que fue el llano para la corrida de toros y que el actual centro educativo no deja de ver. A caballo, Pedro Navarro Sánchez. Fuente: Ediciones OBA

Entrada a Jimena. Escalera de subida al jardín de lo que fue el llano para las corridas de toros de la antigua plaza donde ahora se ubicó el centro educativo que no deja de ver desde aquí el pueblo. A caballo, Pedro Navarro Sánchez.  Año 1956. Fuente: Ediciones OBA.

Precisamente desde ahí, se visualizaban las casas blancas esparcidas y ordenadas de forma irregular, como desparramadas y alargadas a lo ancho y en vertical a la ladera del monte San Cristóbal, teniendo la Fortaleza como montera, por lo que representó un grave atentado a ese bello paisaje urbano y tradicional que quedó tapado. No fue, por tanto, muy afortunado el espacio elegido para ese equipamiento escolar.

La fama e importancia de Jimena en el mundo taurino del pasado llevó a que notables políticos españoles de finales del siglo XIX y principios del XX se personaran como ilustres espectadores procedentes de La Corte en las corridas de toros que se celebraban en verano.

Litografía de 1878 que recoge la Iglesia de Santa María la Coronada, delante de la cual se celebraron festejos taurinos

Litografía del año 1878 que recoge la Iglesia de Santa María la Coronada, delante de la cual se celebraron festejos taurinos. Fuente: Andrés Macías Sánchez.

Paseo, delante de la iglesia Santa María Coronada, donde también se celebraron corridas

Paseo, delante de la iglesia Santa María Coronada, antes de su demolición, donde también se celebraron corridas. Principios del siglo XX. Fuente: Ediciones OBBA.

El redondel taurino era cercado en forma irregularmente circular, con burladeros situados al efecto, sin grada alguna, pero con algunos carromatos que contribuían a su cierre o servían, situados en las postrimerías de las vallas de madera, para albergar aficionados de cara a que contemplaran cuanto sobrevenía en el ruedo con mayor visibilidad y sin obstáculos humanos por delante. Otros aficionados, se situaban en los balcones y hasta colgados exteriormente de las rejas de las viviendas de alrededores desde donde se podía visualizar la faena del torero.

1947 corrida de toros estación de jimena

Novillada del domingo 7 de septiembre de 1947 que se celebró en la fiesta de la Novena de ese año. El que tiene una señal sobre la cabeza es Rafael Lastres Pardo, el hijo del médico don Manuel Lastres Abente, y el que está a su derecha, tras pasar a una joven con gafas de sol, es Gonzalo Vallecillo Soriano, el hermano de Ana y Nina, de la antigua fábrica de harina que estaba a la entrada de la Estación a mano derecha, frente a la finca El Gurugú, llegando desde Jimena y cuyo edificio de color gris oscuro aún se conserva. El camión pertenece a Gonzalo Vallecillo Soriano y había sido adquirido en Gibraltar de segunda mano al objeto de recoger el trigo de las distintas fincas para su fábrica de harina de la Estación. El camión es de origen británico de la marca Bredford y había sido utilizado por los ingleses en la Segunda Guerra Mundial que recientemente había finalizado y con el que lleno de gentes de la Estación para entrar al redondel de la plaza de toros que estaba hecha a base de ruedas de carretas. Fuente de la foto: Rafael Lastres Pardo, que estuvo viviendo en la Estación desde el año 1945 a 1950.

toros novena estación 1947

Año 1947. Novillada de la Novena a la patrona La Reina de los Ángeles, celebrada en la Estación de tren de Jimena de los Ángeles, día 7 de septiembre de 1947, en una explanada que hay más allá del paso a nivel de la vía del tren enfrente de lo que hoy es Michigán y cercana a donde estaba la Fábrica de las Pipas de los catalanes. Fuente: Foto que me ha sido facilitada por Rafael, que cuenta con 87 años, hijo del médico que estuvo domiciliado en la Estación de Jimena, don Manuel Lastres, desde el año 1945 a 1959.

Novillada en la Estación de Jimena. 1955. Los toreros Alfonso y Doncel.

Público asistente en la novillada en la Estación de Jimena, 7 de septiembre de 1.952, cercada con ruedas de carretas. Fuente: Ediciones OBA.

También en la Estación de los Ángeles de Jimena llegaron a celebrarse corridas de toros. La última, coincidente con la festividad de la patrona, la reina de los Ángeles, que sucede el primer domingo del noveno mes, tuvo lugar el domingo 7 de septiembre de 1952. Se celebró en un cercado que se instaló de ruedas de carretas atadas por una soga horizontal y ubicado en un llano existente una vez atravesado el paso a nivel de las vías del tren que está situado, a pie de la carretera, Algeciras-Ronda, frente a la entrada del barrio de Michigán, adentrándose a mano izquierda en dirección al patio de corcho que se encontraba cercano.

Novillada en la Estación de Jimena. 1955. Los toreros Alfonso y Doncel.

Novillada en la Estación de Jimena. 1952. Los toreros Alfonso y Doncel Casas. Fuente: Ediciones OBA.

Las vaquillas fueron toreadas por los novilleros, que eran dos hermanos, Alfonso y Pedro Doncel Casas, ambos campesinos originarios de Jimena y criados en la finca de La Barca, y que portaban el mote de: “Los Cañamaques”.

La Rajoneadora, Paquita Rocamora

La Rajoneadora, Paquita Rocamora. Fuente: Centro de Documentación  de la Imagen de Santander.

Volviendo a la primera, de las dos previstas, novillada celebrada en el pueblo de Jimena, sábado 17 de agosto de 1957, y que ya ha sido citada, transcurrió con una plaza de toros abarrotada que disfrutó de lo lindo sobre lo que era de su agrado.

Comenzó la lidia con una rejoneadora a caballo, la valenciana Paquita Rocamora, (Francisca Rocamora Andréu), que, según las crónicas de aquella fecha, demostró su control y veteranía con el caballo a pesar de su juventud. Colocó sobre el lomo del noble astado dos banderillas y rejoneó con gran destreza hasta que el ejemplar cayó al suelo sin necesidad de puntillero.

Paquita Rocamora, rajoneando al novillo que le tocó

Paquita Rocamora, rejoneando al novillo que le tocó. Fuente: Petreraldia.com.

Paquita,  toreó todo el tiempo montada sobre el caballo porque la dictadura franquista prohibía a la mujer rejoneadora, como otra forma de discriminación femenina respecto al varón, a ejercerlo a pie; proscripción que estuvo en vigor por el Régimen de Franco hasta 1974.  Rocamora paseó, teniendo en sus manos las dos orejas del vacuno que rejoneó como trofeo, dando dos vueltas al redondel.

A continuación, se abrió paso a un mano a mano entre los novilleros, Luis Sánchez Blanco, madrileño, y Elio Cruz, de Algeciras, cuya hermana, Rosario Cruz, regentaba el kiosco que había instalado en la “especial” -gentilicio de ese municipio- plaza Alta. Elio, falleció no hace tanto de muerte natural, el cuatro de marzo del 2012. Se trataba en este acto taurino de lidiar cada novillero una sola res y un sobrero para el que mejor faena realizara.

Así, en el ejemplar que le correspondió, Luis Sánchez Blanco estuvo discreto y al final escuchó algunas palmas. Sin embargo, el que triunfó transmitiendo incontenible éxtasis al respetable público, fue el citado, Elio Cruz.

Elio Cruz en la plaza de toros de Algeciras

Elio Cruz con El Polo en la antigua plaza de toros La Perseverancia de Algeciras. Fuente: Toreros del Campo de Gibraltar.

Comenzó Cruz toreando con buen tino con el capote, y, a pesar de que la res se colaba por su lado derecho, se marcó en un quite unas chicuelinas que hizo arrancar una gran ovación, metiéndose a partir de entonces al público en el bolsillo. Tras colocar al bovino tres pares de banderillas con gran elegancia de estilo, la segunda sería la más aplaudida, empezó con la muleta dando pases que los entendidos de estas prácticas conceptuaron de perfecta ejecución y que los presentes desde las gradas jalearon al unísono. Entró a matar al animal, y tras un pinchazo y una gran estocada acabó con el novillo.  Le valieron por la presidencia las dos orejas.

Miguelín, Elio Cruz, Paramio, José Duarte, Finito, El Águila, Clavijo, Rondeño, El Polo, Butron y Miguel Michan, entre otros.

Miguelín, Elio Cruz, Paramio, José Duarte, Finito, El Águila, Clavijo, Rondeño, El Polo, Butron y Miguel Michan, entre otros, en la plaza de toros de Ronda. Fuente; Toreros del Campo de Gibraltar.

En el vacuno sobrero para el novillero que realizara la mejor faena, quedó claro que le correspondía su lidia a Elio Cruz. La res salió enfilada al albero del ruedo desde el cajón donde estaba encerrado, empitonando con una enorme bravura y ganas de embestir a todo lo que se le pusiera por delante. Cruz, lo recibió con el capote, entre lances de frente y por detrás, recibiendo los olés acompasados de enfervorizados aplausos procedentes de los tendidos. Tuvo que saludar, montera en mano, desde el centro del redondel. Tres pares de banderillas, colocadas en lo que los cánones de esta técnica califican a la perfección, hicieron caldear aún más la euforia entre los asistentes.

Anuncio de otro promotor. Furntr: diario Área

Anuncio de otros dos patrocinadores de la corrida. Agosto del año 1957. Fuente: diario Área del campo de Gibraltar.

Seguidamente, Cruz, brindó al público que puesto en pie le correspondió con una fuerte ovación. Comenzó la faena con tres estatutarios que puso al público a temperatura de escalofríos, para pasar a citar a la res, de frente y desde la distancia, dispuesto a instrumentarle unos pases naturales de torero consagrado. Tres muletazos naturales más con la mano izquierda, siguiendo en redondo con giraldillas y pases ya de todas las marcas interrumpieron el silencio. La aclamación del gentío fue a más, ya sin parar hasta que entró a matar. Ahí cundió el delirio cuando una única estocada hizo caer de manera fulminante al noble, bravo y joven animal.

Le fueron entregados por el alguacil las dos orejas, el rabo y una pata. Fue paseado a hombros por el ruedo y salió por la puerta grande en volandas cuesta arriba por calle romo en dirección a la plaza de El Paseo del pueblo, acompañado de una muchedumbre que no paraba de ovacionarle hasta dejarlo en la puerta de su hospedaje: la pensión de Milagros, hermana de Ernesto Cuenca, situada a la entrada del pueblo, casi al inicio de calle Sevilla, oficialmente llamada José Antonio Primo de Rivera.

La corrida del día siguiente, domingo dieciocho de agosto y último día de feria, estuvo dividida en dos partes. Una primera, fue otro mano a mano, esta vez entre los novilleros, Salvador Mateo “Miguelín IIº” y Mariano Álvarez Moniche.

Miguel Mateo Miguelín, hermano de Salvador Mateo Miguelín IIº

Miguel Mateo Miguelín, hermano de Salvador Mateo Miguelín IIº.

El novillero Salvador Mateo era hermano del que entonces estaba siendo famoso espada algecireño, aunque cartagenero de nacimiento, Miguel Mateo “Miguelín”, que luego, tras tomar la alternativa el nueve de septiembre de 1958 en la plaza de toros de Murcia, teniendo como padrino a Luis Miguel Dominguín y como testigo a César Girón, sería toda una leyenda en el mundo de la tauromaquia, casi siempre en rivalidad turbulenta con Manuel Benítez “El Cordobés”.

Anuncio de otro promotor. Furnte: diario Área

Anuncio de otro patrocinador de la corrida. Agosto de 1957. Fuente: diario Área del Campo de Gibraltar.

En esta lidia de Jimena, Mariano Álvarez Moriche, también triunfó gracias a la faena que realizó, en la que estuvo muy bien asistido por su cuadrilla de banderilleros. Empezó lanceando el capote y llegó a la muleta dando pases de todas las marcas. Acabó con el novillo proporcionándole dos pinchazos y una estocada, que fue lo que necesitó para matarlo. Le concedieran las dos orejas, dando doble vuelta al ruedo, desde donde estuvo sin parar de devolver al tendido las prendas que le eran lanzadas por los espectadores en señal de júbilo.

Anuncio de otro promotor. Fuente: diario Área

Anuncio de otro patrocinador de la corrida. Agosto 1957. Fuente: diario Área del Campo de Gibraltar.

Con Salvador Mateo “Miguelín IIº”, que toreó a continuación, pasó algo parecido aunque subiendo un peldaño más el escalafón de entusiasmo. Las crónicas hablan de que el público se quedó sin aliento de tantos jaleos de comentarios lanzados al ruedo y de sus olés ante los lances de antología y muletazos de categoría superior que observaba. A pesar de los dos pinchazos y el remate por el puntillero, los pañuelos ondeando, obligaron a la presidencia a premiarle con dos orejas y rabo, dando tres vueltas al ruedo.

Y en la segunda parte del mismo espectáculo, actuaron “Los Tenorios Taurinos”, haciendo desternillarse al personal con sus engañifas al bóvido a través de payasadas gimnásticas saltando por encima de la res. Cortaron una oreja del astado al final de la pugna. Y cerró el acto, “El Chiclanero”, de nombre Villanueva, con un novillo que salió manso, dando la vuelta al ruedo.

Hasta aquí, lo que ha dado de sí este relato taurino, gracias a esos papeles que afortunadamente para la historia local de Jimena y campogibraltareña cayeron casualmente en mis manos.

ANEXO 1: POST AUTOBIOGRÁFICOS RELACIONADOS CON MI VIVENCIA EN LA JIMENA DE LA FRONTERA QUE ME VIO NACER Y TRANSCURRIR HASTA MI ADOLESCENCIA

CÓMO ÉRAMOS: ADOLESCENCIA, SCOUT Y MÚSICA (01.11.2012): Contiene, junto al inicio del primer movimiento asociativo juvenil habido en Jimena, la música que oíamos de Radio Gibraltar y los discos de vinilo que nos llegaban desde El Peñón y Algeciras:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2012/11/01/12928/

HACIA EL IIº REENCUENTRO DE LOS CLUBES DE JIMENA (18.04.2015): Tal como somos, medio siglo después de aquella adolescencia vivida en que nos volvimos a encontrar:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2015/04/17/25415/

CUANDO DE NIÑO ME FUI DE CINE (02.10.2014): Un apunte biográfico de mi infancia con la actriz sueca, Anita Ekberg, el español Fernando Fernán Gómez y el italiano, Vitorio de Sica, en el rodaje de una película en jimena:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2012/10/02/11624/

CÓMO LLEGÓ LA IIª REPÚBLICA Y SU PRIMER ALCALDE A MI PUEBLO (13.04.2014): La sencilla historia sobre cómo los jimenatos se enteraron radiofónicamente de la llegada de aquel acontecimiento histórico:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2014/04/13/22541/

LA HISTORIA DEL DOCTOR MONTERO (13.09.2014): La sacrificada y sufrida biografía del médico de mi pueblo comprometido con la causa de la democracia y la IIª República:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2014/09/13/23993/

CRISIS Y EMIGRACIÓN EN EL MEDIO RURAL (24.02.2015): El episodio emigratorio que masivamente ocurrió en Jimena, al igual que en tantos pueblos de Andalucía, a finales de la década de los cincuenta y principios de los sesenta del pasado siglo XX:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2015/02/24/25187/

MI PESADILLA CON WERT 18.03.2012): Un relato onírico sobre el modelo de enseñanza bajo el franquismo y que volvía en sueños a reaparecer de la mano del nuevo ministro de Educación, José Antonio Wert:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2012/03/18/6032/

GIBRALTAR, ESA GRAN COARTADA DE RAJOY (12.08.2012): En pleno fregado de salida a la luz de diversos casos de corrupción en el PP, centrado en lo fundamental en el Gürtel, y cuando el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, debe de dar cuenta ante el Congreso de Diputados, hace tensar las relaciones de España con Gibraltar:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2013/08/12/18762/

Anuncios
Posted in: Solo Blog