NOCHE DE BOHEMIA Y DE MAMANDURRIA ELECTORAL (29.05.2015)

Posted on mayo 29, 2015

1


Noche de bohemia y de mamandurria electoral *

Ignacio Trillo

TORRELODONES (MADRID), 30/03/2015.- La presidenta del PP de Madrid y candidata a la Alcaldía de la capital, Esperanza Aguirre (d), junto a la candidata a la Presidencia de la Comunidad, Cristina Cifuentes (i), durante el acto de presentación de 32 nuevos candidatos a las alcaldías de municipios de la zona oeste, hoy en Torrelodones. EFE/Juan Carlos Hidalgo.TORRELODONES (MADRID), 30/03/2015.- La presidenta del PP de Madrid y candidata a la Alcaldía de la capital, Esperanza Aguirre (d), junto a la candidata a la Presidencia de la Comunidad, Cristina Cifuentes (i), durante el acto de presentación de 32 nuevos candidatos a las alcaldías de municipios de la zona oeste, hoy en Torrelodones. EFE/Juan Carlos Hidalgo. Risas para la galería y la procesión por dentro.

Las noches electorales suelen ser de bohemias, incluso mutando la letra y música, que sobre la falsedad de ciertos besos tiene como autoría a `Navajita Plateá´, por las de los discursos políticos trileros que efectúan los derrotados. Aunque resulte humano que busquen y no encuentren explicación a la pérdida de votos que han sufrido, solo la desilusión, que para sus adentros erróneamente se lo achacan a lo injusto que fueron sus electores, al menos externamente deberían guardar las formas, transmitiendo un poco de pedagogía política, más tratándose de personajes públicos que convendrían que fuesen veraces, humildes y ejemplares, y no por el contrario montadores de espectáculos chirriantes para demostrar que continúan siendo pardos.

LA inexistente autocrítica en Rajoy. Un don Tancredo, siempre pasivo e inmovilista.
La inexistente autocrítica en Rajoy. Un don Tancredo, siempre pasivo e inmovilista que desespera hasta a los suyos.

En esta postrera madrugada electorera, tan perezosa para el sueño, y en ulteriores horas encadenadas, ha vuelto a suceder lo que para líderes diezmados en las urnas no es lo fuerte: emplear el rigor a la hora de analizar las causas de sus debacles. La ausencia de autocrítica suele tener culminación acudiendo a consabidos símiles, bien a que no han sabido comunicar, poniendo tela de lerdos a los electores, o yendo a la manida frase: `hemos entendido el mensaje de las urnas´, para a continuación hacer lo inverso, una sesgada lectura sobre el dictamen que proporciona el recuento de papeletas de cara a prolongar la campaña electoral endemoniando al adversario. Al final, todos dan a entender que son ganadores, o al menos en parte, malabareando la estadística a modo de ciencia inexacta y hasta delirante como si anidara recargadamente contaminada por el cannabis.

Aguirre, Dolores de Cospedal (2i); Mariano Rajoy (c); Javier Arenas (2d) y González Pons (d) EFE Archivo.
Caras de poema de Esperanza Aguirre, Dolores de Cospedal (2i); Mariano Rajoy (c); Javier Arenas (2d) y González Pons (d) EFE Archivo.

En el PP todo lo que sea `revival´ por el pasado bate récord mundial en su consumo interno; por tanto, oídos Carlos Floriano y Esperanza Aguirre, se puede asegurar que dicho partido sigue anclado en la vieja escuela de que ha triunfado en las elecciones y cualquier otra mayoría que democráticamente se constituya para desbancarlo del poder llega a tildarlo de antisistema o amante de los soviets, como con posterioridad ha aseverado la esperpéntica condesa madrileña, a falta de argumentos a su pérdida de votos y desempolvando el trasnochado lenguaje de `la guerra fría´. Así, el PP ha pasado de puntillas sobre los más de tres mil setecientos ediles perdidos, como de los dos millones y medio de votos que se le han esfumado, dilapidando la mayoría absoluta en numerosos ayuntamientos, grandes, medios y pequeños, como otro tanto parecido o más grave le ha acontecido en los parlamentos autonómicos.

También Rajoy, el líder del partido leninista, aparte de estructuralmente corrupto según la adjudicatura, porque está basado en un férreo centralismo, en este caso además dedocrático, al día siguiente de las urnas corroboró su triunfo a la vez que manifestó que no tenía pensado cambiar a su Gobierno, autoafirmándose en ser el mejor candidato del PP y padre de todas las batallas electorales por venir. O sea, tal como estamos comprobando por la desbandada y el amotinamiento que han originado semejantes declaraciones entre su baronía más tocada, que no comprende tan pasiva e inmovilista actitud, le vendrá más plasmas y así de fracaso en fracaso hasta la derrota final pero a lo don Tancredo.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (d), junto a la presidenta andaluza en funciones, Susana Díaz, durante un mitin del partido 
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (d), junto a la presidenta andaluza en funciones, Susana Díaz, durante un mitin en Andalucía. En boquita cerrada no entran moscas ni primarias sin el consentimiento de la lideresa. que ve cómo va perdiendo la batalla en el lío con que está autoatrapada en Andalucía.

Susana Díaz y Pedro Sánchez por el PSOE no han sido para menos, aunque lógicamente más sofisticados y menos burdos. A pesar de la distancia no geográfica que les separa y la no presencia de tecnología punta en el Planeta que haga enhebrar el hilo para pespuntar la comunicación perdida entre ambos, han basado sus predicamentos en el rotundo batacazo del PP, tanto a nivel federal como andaluz.

Pedro Sánchez, exultante por los peores resultados que el PSOE ha obtenido desde las primeras elecciones municipales de abril de 1979
Pedro Sánchez, exultante, celebrando los peores resultados que el PSOE ha obtenido desde las primeras elecciones municipales que se celebraron en abril de 1979. Ahora, preparando unas primarias con candidato único, o sea sin urnas. Golpe definitivo a la democracia interna y desprecio a la militancia socialista.

No obstante, Pedro Sánchez, para su haber, ha comparado estas elecciones municipales con las anteriormente celebradas pero de dispar naturaleza, las europeas que además contó con veinte puntos menos de participación, de cara a inventarse que los socialistas desde que él es secretario general han recuperado más de dos millones de votos. Suena a chiste, o a infundir la moral del Alcoyano. Huye, por el contrario, del contraste con las municipales del 2011 para que no se ponga al descubierto el nuevo quebranto sufrido por los socialistas en casi 700.000 votos y 950 ediles evaporados, a pesar de que aquella cita local con las urnas les fue horrenda, por mor de coincidir con la merkeliana huella austericida de sus políticas económicas gubernamentales ya en el ocaso y con caída libre de Zapatero.

En el caso de la vehemente lideresa andaluza, Susana Díaz, el PSOE-A ha triunfado porque después de no lograrlo solamente en las municipales del 2011, vuelve a estar por encima del PP, aunque con más de seis puntos electorales menos que en las del 2007. Silencia también que no ha sido tanto por méritos propios, aumenta tan solo en 700 votos, sino por el derrumbe de las malogradas `gaviotas´ que comanda ante los micrófonos, Juanma Moreno Bonilla, y en la fáctica trastienda, el sempiterno, Javier Arenas, que se han dejado en el camino, y no solo del Rocío, nada menos que 450.000 papeletas de andaluces.

Felicitando a la candidata de
Felicitando en la noche electoral a la candidata de `Ahora Málaga´, Ysabel Torralbo, que constituida en vísperas de la campaña electoral ha sido la que más ediles nuevos ha obtenido, cuatro y a punto de un quinto, partiendo de la nada. `Ciudadanos´, ha logrado tres

Aterrizando en Málaga, por las imágenes que se han visualizado en las sedes provinciales del PP y del PSOE, la euforia que se respiraba esa noche era total. El PP, quizás porque aún dilapidando seis ediles en la capital de los diecinueve que partía, con malgaste de la mayoría absoluta que ha disfrutado durante las últimas cuatro legislaturas, aspira a seguir gobernando con la abstención de `Cs´, a no ser que su ciudadano, Juan Cassá, cabeza de la delegación de Albert Rivera en la tierra `picassiana´, y de todas formas gran amigo de Mario Conde, se le crucen los cables y con tres concejales, de un total de treinta y uno, no solo quiera sillones sino directamente también la vara de la alcaldía.

María Gámez y Francisco Conejo, los dos primeros de la lista municipal a Málaga capital, en éxtasis
María Gámez y Francisco Conejo, los dos primeros de la lista municipal a Málaga capital, en éxtasis por sacar el PSOE los mismos resultados que hace cuatro años en que perdieron tres concejales.

De otra, destacaba la felicidad que tras el recuento de papeletas prodigaba la candidata malaguista del PSOE a la alcaldía municipal, María Gámez. Debió estar cimentada tanta embriaguez en la solidez de que todo será diferente a partir de ahora gracias a los mismos nueve concejales que logró hace cuatro años, donde a diferencia de esta última noche electoral compareció ante la prensa con cara de entierro de tercera al haber perdido tres ediles. No tenía la señora Gámez que buscar ni encontrar ninguna explicación de cómo era posible que de los seis concejales que había perdido el PP su grupo municipal socialista no pescara ninguno, y es que la responsabilidad política tampoco existe en estos lares. Como tampoco, porque tuvieran que ser los emergidos, `Málaga Ahora´, instrumental de Podemos y Equo, y `Cs´, quienes con cuatro y tres ediles, respectivamente, hubieran finiquitados la longeva mayoría absoluta de que ha hecho gala el PP a lo largo de dieciséis años.

Los cinco primeros de la lista de IU al ayuntamiento de Málaga, vestidos con bañadores de época para denunciar el retroceso histórico que se está viviendo. Foto de La Opinión de Málaga..

En la imagen, los cinco primeros de la lista de IU al ayuntamiento de Málaga, al final salieron elegidos dos ediles de los tres que contaba, vestidos con bañadores de época para denunciar el retroceso histórico que se está viviendo. Foto del diario `La Opinión de Málaga´.

Hablando de IU de Málaga capital, que perdía un concejal, de los tres que tenía, en su rumbo hacia la nada, curioso ha significado igualmente que se haya lamentado de la división del voto a la izquierda del PSOE, por cuanto ha contribuido decisivamente a que esto ocurriera. Fue por separado a las urnas cuando en origen había participado en la creación de una plataforma unitaria, `Ganemos´, que bien pronto abandonó. Asimismo, porque el día de estos comicios, muchos votantes de Podemos no pudieron depositar la papeleta de su partido instrumental, `Málaga Ahora´, al serles prohibido por la Junta Electoral, a instancias del PSOE, PP y el propio IU, para este caso sí hicieron frente común, vulnerándose el derecho a una información correcta para el ejercicio, voluntario, libre y acorde con sus deseos, del sufragio universal.

La cara desencajada de aquella noche electoral del 22 de mayo del 2011, tras el recuento en el que el PSOE perdía tres ediles en Málaga capital. Hoy, todo es euforia a pesar de haber obtenido los mismos ediles.

La cara desencajada de Miguel Ángel Heredia y María Gámez, aquella noche electoral del 22 de mayo del 2011, tras el recuento de votos en el que el PSOE en Málaga capital retrocedía a nueve ediles perdiendo tres. Hoy, todo es euforia a pesar de haber obtenido los mismos nueve concejales.

Y como todo se pega menos la hermosura, el pope socialista de Málaga, Miguel Ángel Heredia, secretario provincial del PSOE y tercero de Pedro Sánchez en el Congreso de Diputados, que ya sintió hace once meses embelesada su testa por el `exitoso´ resultado que alcanzó el socialismo malacitano en las europeas, quedando el último de la fila en el porcentaje de apoyos recibido de los electores entre sus hermanos de partido de las demás siete provincias andaluzas, olvidándose asimismo que el PSOE malacitano en los primeros comicios democráticos de 1977 figuró como la primera fuerza política a nivel nacional, ha vuelto a sentir esa misma sensación orgásmica de extremo clímax por algo parecido a lo que también ha ocurrido ahora en las urnas, esta vez refrendando el fiasco por haber quedado postrimero pegado a la provincia de Cádiz, o con quince puntos electorales menos que le separan de Jaén o a doce de Huelva o a nueve de Sevilla, habiéndose cubierto otra vez, como excepcionalidad, el provincial cielo protector malagueño, con potencial izquierdoso, de azul `pepero´ junto a Almería.

En resumidas cuentas, ha significado este recuento electoral una noche más de bohemia y de ilusión aunque hubiera que darle la razón a que falsas han sido determinadas alegrías entre los hasta ahora tradicionales partidos políticos.

La corrupción que preside el presente, a erradicar.

La corrupción que corroe el presente, a erradicar.

Y para redundar, lo sobrevenido en los igualmente municipios malagueños de Alhaurín el Grande, Benamocarra, Ronda o Manilva, que resulta de lo más desalentador para la ética y la decencia política. Se trata aquí, a diferencia de lo sucedido en Valencia, Baleares o Madrid, de sublimes resultados alcanzados por procesados o condenados por la justicia. No obstante, ello, nos llevaría a una extensa diatriba entre sí la culpabilidad es solo de los electores o también es participada por la corresponsabilidad de las principales fuerzas políticas de esos destinos, PP, PSOE e IU, que en los orígenes de estos deleznables casos miraron en otra dirección, y hasta en los momentos decisivos dieron calor a los impresentables. Como para que aquende no se añada: qué farsa ha representando también la incomprensible `amnistía´ de corruptos por las urnas allí donde se ha producido.

Noche pues de bohemia y de parranda electorera donde las verdades tienen complejos y las mentiras siguen más que nunca pareciendo mentira. Y es que está resaltando de lo más penosa y lenta la desaparición de la vieja política de lo que sería deseable, así como el parto de una nueva era, aunque haya empezado ya a avisar a través de contracciones cuasi sísmicas. Sí las elecciones europeas dejaron tocada a la monarquía, dieron el aviso al bipartidismo, hicieron volar a Rubalcaba, IU recibió la coz de la irrupción de Podemos, en tanto el PP se autocongeló de su crisis latente, y el nacionalismo quedaba frenado en seco; ahora con las municipales: queda dinamitada la UPyD, ya sin sitio político para poner un huevo, sigue en caída libre el bipartidismo, aunque el que peor lo esté pasando sea el PP, a IU cada vez se le espera menos, y a Artur Mas se le caen las cabañuelas o las témporas que consultó para su predicción soberanista de septiembre.

La esperpento postelectoral de Esperanza Aguirre, mal perdedora y doctora honoris ignorancia supina sobre los soviets de Manuela Carmena.

La esperpento postelectoral, Esperanza Aguirre, mal perdedora y doctora honoris ignorancia supina sobre los soviets de Manuela Carmena.

Ahora bien, si había dos cuestiones pendientes por la particular Transición que atravesamos y la persistencia tardía de una Dictadura que no hace tanto tiempo separaban políticamente a España de los países de la Unión Europa, como significaban la supervivencia de un grupo armado político, ETA, y la de un partido de derecha que aglutinaba también en su seno a la extrema derecha; en el 2011, se finiquitó la presión terrorista etarra sobre `la cosa pública´, y ahora en el 2015 parece que también se está solventando el problema de la recomposición del mapa del centro derecha hispano con la entrada de Ciudadanos, la nueva derecha civilizada. Además, por lo que se está oyendo estos días procedentes de los labios de Esperanza Aguirre, la amante de la mamandurria, el arrinconamiento gratuito del PP se está viendo favorecido por su torpe posicionamiento ultramontano, aspirando a quedarse tan solo con representar a la casposa reacción de toda la vida.

Los que dijeron que si ganaba Ada Colau o Manuela Carmena se autoexiliarían, no sé si serán consecuentes.

Los que dijeron que si ganaba Ada Colau en Barcelona o Manuela Carmena en Madrid, se autoexiliarían, no sé si serán consecuentes.

Bienvenida sea pues, por ahora, la salida política y democrática a ambos asuntos. Por lo demás, acabamos de entrar en otra dimensión, igualmente europea, la de la cultura de los pactos. Quién no lo entienda así tiene la oportunidad de bajarse del tren antes de que lo apee el próximo convoy electoral. No obstante, el termómetro que indica los desaciertos en materia de política autonómica de IU en Extremadura y en Andalucía, uno por ácida inhibición y otro por inocente comparsa, duramente castigados por el electorado, marca también los grados de lo que nadie debería experimentar. El que avisa no es traidor.

* Esta Tribuna ha sido publicada en el diario digital “Publicoscopia”:   http://www.publicoscopia.com/opinion-politica/item/4226-noche-de-bohemia-y-de-mamandurria-electoral.html

Anuncios
Posted in: Solo Blog