RAJOY-AGUIRRE, 0-1 (25.12.2014)

Posted on diciembre 25, 2014

0


RAJOY-AGUIRRE, 0-1*

Ignacio Trillo

Mariano Rajoy y Esperanza Aguirre, dos físicas y químicas que no casan.

Mariano Rajoy y Esperanza Aguirre, dos físicas y químicas que no casan.

La Esperanza Aguirre que tantos dieron en el PP por política difunta, parece que goza de sobresaliente salud. Ha resucitado esta Natividad, sin esperar a que llegue la primavera y finalice con el domingo de Pascua la próxima Semana Santa. Ha vuelto a bajar a la arena política que nunca abandonó, para anunciar, como salvadora frente a `las mareas´, la buena nueva de hallarse encinta, a disposición de su mal allegado, Mariano Rajoy, de cara a dar a luz para los `impopulares´ la alcaldía de Madrid.

Con esta aspiración, Aguirre dice que pretende acabar su ciclo político, aunque en Génova nadie se fíe, que precisamente iniciara como concejala en la misma capital del Reino, año 1983, tiempo en que el bueno y honesto de don Enrique Tierno seguía barriendo en las urnas.

Esperanza Aguirre que con la entrada de Segurado la Unión Liberal pasó a denominarse, Partido Liberal.

Esperanza Aguirre, con la entrada de Segurado, la Unión Liberal, fundada por Schwartz, pasó a denominarse, Partido Liberal en el que también pasó a militar.

Poco se recuerda ahora, que Aguirre entonces militaba, dentro de la alianza que aglutinaba Manuel Fraga, denominada Coalición Popular, en la Unión Liberal que fundara el decimonónico del `laissez faire´, catedrático y siempre sobrado como pontificador, Pedro Schwartz, a pesar de ello auto calificado de avanzado postmoderno, eso sí: del paraíso utópico capitalista. Ni apenas se conocía, igualmente, la influencia que en esta dicharachera y espabilada señora, que ya apuntaba, ejercía, José Antonio Segurado, otro liberal pero proveniente de la CEOE, donde Aguirre ha tenido su mejor nicho de amistades peligrosas, como los hoy encañonados por la justicia, Gerardo Díaz Ferrán y Arturo Fernández.

Esperanza Aguirre, a principios de la década de los 80 con Jorge Verstrynge, ates que entrara en AP.

Esperanza Aguirre, a principios de la década de los 80, con Jorge Verstrynge, antes que entrara en AP.

Luego, Aguirre, en 1987, se pasaría con armas y bagajes a la AP pura y dura de un Fraga nada liberal, que ya se hallaba en franco declive y cojeando, permitiéndole acceder al gobierno municipal madrileño gracias a la traición al PSOE proveniente de Agustín Rodríguez Sahagún, inseparable en el recorrido político al todavía dolido en aquellas fechas por la voladura de la UCD, y que nunca llegaría a superar, Adolfo Suárez, ambos montados como conductores en el CDS.

Esperanza Aguirre, de edil a ministra (1996)

Esperanza Aguirre, de edil a ministra (1996)

Años después de ser refundado el PP, Esperanza Aguirre pasó de edil a ministra de Educación y Cultura en el primer Gobierno de Aznar, allá por el año 1996.

En esa etapa, también fueron incesantes las múltiples meteduras de pata de Aguirre, como identificar al premio Nobel de Literatura, el luso José Saramago, con un músico. En aquel tiempo, se asoció a doña Esperanza a la ignorancia supina que poseía sobre la materia ministerial que gestionaba, rayando en el analfabetismo cultural; muchos desconociendo, quizás por lo poco que se le pegó, que era sobrina del brillante poeta, Jaime Gil de Biedma, intelectual, marxistoide y, para más inri de la estrecha derecha `pepera´, gay, dato íntimo que nunca ocultó a pesar de los duros años del franquismo, siendo un destacado de la generación de la década de los cincuenta.

Aznar bromeando de su inseparable Esperanza Aguirre

Aznar bromeando con su inseparable e incondicional Esperanza Aguirre

Otras ocurrencias de Aguirre, de características populacheras y de forzada chulería continuamente envalentonada, con que también se explayó en abundancia estilística y estadística, fue desplegada igualmente en la siguiente legislatura ya como presidenta del Senado –tras las elecciones que ganó Aznar por mayoría absoluta, año 2000, donde su superego le bastó para gobernar en solitario, dejando de inmediato de hablar catalán en la intimidad y sin la necesidad de CIU, tampoco del PNV, sus aliados, a la que dejó tirada en la cuneta- ubicaron a la dirigente madrileña en un espacio político-populista, quizás en parecida cuerda aunque con distinto acento y collar de perlas majórica que la merdellona por malagueñas, Celia Villalobos.

Esperanza Aguirre, Grande de España

Esperanza Aguirre, Grande de España

A la sazón, por esa puesta chabacana en escena de tan escasa profundidad por parte de Aguirre, otros tantos no se percataban, asimismo, ni se lo podían imaginar, la nobleza extracción de la alta burguesía que familiarmente goza la personaje. Ni se olían que se trata de: Esperanza Fuencisla Aguirre y Gil de Biedma, Condesa de Bornos y Grande de España, hija de Piedad Gil de Biedma y Vega de Seoane, que a su vez era hija de los condes de Sepúlveda,

Botella, la del cafe con leche in Plaza Mayor rodeada de basura

Ana, Botella, la del cafe con leche in Plaza Mayor , a la que aspira suceder

En el mismo sentido de desconocimientos, tampoco llegaban a saber que Esperanza Aguirre es abogada, previamente estudiante en el Instituto Británico de Madrid, no una cualquiera Ana Botella del `spanglish vulgari´, y, posteriormente, una vez licenciada, perteneciente al Cuerpo de Técnicos de Información y Turismo por oposición.

Allegados que le marcaban la distancia, la tenían por una ambiciosa sin escrúpulos y sin límites, capaz de vender o comprar a cualquiera con tal de seguir ascendiendo, su ansioso anhelo, en la vida política. Prepotente, orgullosa, caprichosa y súper creída, de fuertes e inesperados arrebatos.

Vanagloriándose de reírse de los demás empezando por Rajoy. Al fondo Vito.

Vanagloriándose de reírse de los demás empezando por Rajoy. Al fondo Vito.

Lenguaraz viperina, oportunista, cínica y muy pragmática siempre que fuera viento a favor para sus intereses particulares. Sin escrúpulo y con descaro, como para estar en la cosa pública y a la vez forzar o permitir operaciones especulativas con terrenos propios como lo acontecido con el `aznariano´ AVE de Madrid a Valladolid -emulación de facto al primer alta velocidad de Sevilla a Madrid, ¡cómo iba a ser el `busheriano´ presidente, Aznar, menos que Felipe González!- de menor número de pasajeros y por tanto de rentabilidad dudosa- que pasa por su propia finca, con parada incluida, jodiendo a la población alcarreña la centralidad de esa provincia en su capital Guadalajara.

El profesor, bueno y honesto, don Enrique Tierno Galván

El profesor, bueno y honesto, don Enrique Tierno Galván, referencia que marca la distancia con la mediocridad y la corrupción hoy existente

Confirmaba el anterior cliché, el abandono de Aguirre del grupo de liberales para abrazar al autoritario Fraga, o como participante activa en la conspiración para cargarse como alcalde de Madrid al socialista, Juan Barranco, sin mayoría absoluta a partir de las municipales de 1987, y que sustituyó al llorado profesor Tierno, fallecido año y medio antes.

La corrupción del "Tamayazo"

La corrupción del “Tamayazo”

Pero sobre todo, Aguirre quedó definitivamente marcada y retratada, por lo que hizo y dejó hacer en el caso `Tamayazo¨, una vez que dejó bastante quemada la presidencia del Senado sin acabar esa legislatura para presentarse como diputada a la Asamblea de Madrid, donde quedarían confirmadas las descalificaciones que le atribuían a la noble de tan alta cuna como de bajas pasiones políticas.

¡Qué escándalo!

¡Qué escándalo, lode Aguirre con el Tamayazo!

Así, a través del “Tamayazo”, Esperanza Aguirre accedió a ser Presidenta de la Comunidad de Madrid, cuando las urnas habían dado previamente la mayoría absoluta a la suma de diputados autonómicos del PSOE e IU, que además habían acordado un pacto de gobierno, teniendo como presidente al socialista, Rafael Simancas, que no llegó a estrenarse.

El Roto

Nunca Esperanza Aguirre supo nada de la corrupción que envolvía a cuanto le rodeaba

Una trama mafiosa de empresarios relacionados con operaciones urbanísticas de recalificaciones y aumentos de edificabilidad en el madrileño municipio de Villaviciosa de Odón, estuvo detrás de la indigna y corrupta operación de compra de dos diputados traidores del PSOE para aupar al PP, el partido de la mayoría minoritaria, a la presidencia, y tras unas inmediatas elecciones, ya que nadie contaba con mayoría absoluta, Esperanza Aguirre accedió al fin y al cabo sin hacerle ascos a la presidencia de Madrid hasta que voluntariamente dimitió en septiembre del 2012, según manifestó, para dedicarse a su familia y a sus nietos, ojo, pero sin dejar sus cargos orgánicos en el PP, como ser su presidenta en esa Comunidad.

Un falso PP preocupado por la evasión de capitales, vía Gibraltar, cuando condenó la amnistía fiscal estando en la oposición para aplicarla cuando llegó al Gobierno. Así es de fiar, ahora también con Gibraltar

Un falso PP preocupado por la corrupción, como cuando condenó la amnistía fiscal estando en la oposición para aplicarla cuando llegó al Gobierno. Así es de fiar en todo

Ni se pudo judicialmente desmantelar la red mafiosa empresarial que hizo perder la mayoría absoluta a la izquierda madrileña, tras haberla ganado en las urnas, ni tampoco implicar a los miembros del PP que estaban detrás de esta inmunda trama, puesto que a instancia del faccioso Fiscal General del Estado, Jesús Cardenal, se archivó el caso, al igual había ocurrido años antes en `el affaire´ del primer tesorero del PP, Ángel Naseiro. El PSOE, además, una vez que el talante Zapatero llegó al Gobierno de España en la primavera del 2004, no mostro interés alguno en reanudar la investigación del “Tamayazo”.

Aguirre dispuesta siempre a complicarle a Rajoy su travesía en sus momentos más difíciles

Aguirre siempre ha estado dispuesta a complicarle a Rajoy la travesía

Luego, en el transcurrir de Aguirre, todo fueron cizañas y rabietas, bien contra el que apelaba por “Albertito”, referido a Ruiz-Gallardón, que siempre consideró un peligroso competidor de partido y de carrera política en la madrileña plaza, como no ha dejado de conspirar también contra Mariano Rajoy, sobre todo tras la segunda derrota del gallego en las generales del 2008, ayudado por otro confabulador nato, el mediático Pedro J. Ramírez.

LA Sanidad Pública, continúa en la misma dirección de privatización que ya iniciara Esperanza Aguirre en la Comunidad de Madrid

Esperanza Aguirre, inició la privatización de la Sanidad Pública madrileña

A lo largo del mandato gubernamental de Aguirre, la corrupción, el despilfarro, el desmantelamiento de la sanidad y la enseñanza pública, fueron sus principales ejes de desgobierno. Sus Consejeros de mayor confianza han tenido que vérselos con la justicia, siendo Madrid, junto a Valencia, el origen y espacio donde la red corrupta del `Gürtel´ o la reciente operación `Púnicas´ encontraron más campo abonado entre alcaldes del PP, diputados de ese mismo partido en la Asamblea, miembros de sus Gobiernos, y hasta el último, su vicepresidente, Francisco Granados, también con cuenta bancaria en Suiza.

Ésper celebrando con el que fuera vicepresidente, Granados, el cuentacorrentista en Suiza, su hazaña con la policía de movilidad

¿Aguirre celebrando con el que fuera vicepresidente, Francisco Granados, pero sin enterarse, la cuenta bancaria que éste tenía en Suiza?

Todos ellos, para llevar a cabo pingües beneficios con destino a sus anchos bolsillos y a costa del erario público. En tanto, su sustituto, Ignacio González, aunque quedara archivado el caso de su ático de Marbella, está más que tocado, y más quemado políticamente que la pipa de un indio, tanto por los casos de corrupción que, al igual que la presidenta del PP de Madrid, le ha venido rodeando por parte de los suyos, como por el uso indecente que ha estado haciendo de la red pública y de la privatizada para beneficio familiar.

Familia enchufada, jamás será derrotada

Ignacio González “el sucesor”: Familia enchufada, jamás será derrotada

El caso es que Esperanza Aguirre se fue en vísperas del otoño del 2012, pero ahora se sabe que portaba billete de vuelta. Se habrá hartado de familia y de nietos gritones como ella, si es que le ha dedicado algún tiempo, o porque eso de volver a la función pública le aburrió, calculo que nada tendría que hacer ni estaría dispuesta a su realización. No me la imagino montando o haciendo el seguimiento a un expediente administrativo o respondiendo a una alegación o recurso.

Carromero: El tonto espía que estuvo a punto de cargarse a toda la disidencia cubana, subvencionado y promocionado por la lideresa Aguirre

Carromero: El tonto espía que se cargó la disidencia cubana, protegido por la lideresa Aguirre

O, también, que del ulterior contrato privado para dedicarse a la captura y fichaje de cazatalentos -¿del nivel del delincuente Carromero?- si ha llegado a dedicarle alguna vez un minuto, le ha tenido que significar un coñazo. Que ya no cabe duda, que lo suyo es ser animal política.

Increíble, que con esta noticia pareciera olvidado el reciente rifirrafe esperpéntico protagonizado con la policía de movilidad de Madrid, que significó el sumo de los escándalos por el derecho que se arrogó a la impunidad más absoluta, de la que presumió en todo momento, situándose por encima de lo humano y de lo divino a la hora de saltarse las leyes.

Quien a hierro mata, a hierro muere

Quien a hierro mata, a hierro muere

Sinónimo al cinismo que le caracteriza en su acción política, es lo bien que lo ha puesto en vigencia días atrás en esa pantomima de exámenes que hizo público para las sustituciones de alcaldes y concejales forzados por dimisiones ante corruptos casos que les afectaban, cargos públicos correligionarios del mismo PP que preside Aguirre.

En fin, que menuda regeneración y plan de lucha contra la corrupción sigue desarrollando el PP, asimismo, con este nuevo salto a la arena política procedente de una miembro de tan vieja y depravada guardia, dispuesta a poner en práctica para la ciudadanía madrileña no se sabe qué, cuando debería estar abochornada por su impresentable biografía y al menos enclaustrada en el salón residencial que posee viendo `Sálvame¨.

Dios los cría... y las amistades peligrosas, se juntan

Dios los cría… y las amistades peligrosas, como con Gerardo Díaz Ferrán, se juntan

Eso sí, sin la escolta de guardias de civiles que la custodian, pero no para que no se escape con destino de nuevo a la política, sino, con el dinero de todos, para que velen porque a la señora no le molesten, tenga paz celestial permanente, sosiego y salvaguarden su casa y sus privativas cajas de caudales.

De otra, esta decisión de Aguirre, de aspirar a presentarse a la alcaldía de Madrid, hace que haya acertado, futbolísticamente hablando, en la diana del más alto nivel del PP, metiendo la pelota en el fondo de la red de la portería que defiende Rajoy, al que tanto le cuesta dar respuesta con decisión. No es un hombre de determinaciones, pero es su obligación tomarla y tiene en este caso como límite el mes de febrero, aunque ahora haga dejación, como lo sucedido con el clamoroso caso de Cataluña.

La dedocracia en Rajoy es tan alargada como su pinocha napia

La dedocracia en Rajoy es tan alargada como su pinocha napia

Además, las palabras de Esperanza Aguirre, dejándolo todo en el dedo de Rajoy, hablan por sí solas del descaro con que el PP, tras treinta y seis aniversarios de la Constitución, que tanto se la mete últimamente en la boca, aunque en el día de su aprobación diera libertad de voto a su dirección y militancia, afronta las nominaciones de candidatos, echando por tierra precisamente el artículo de la Carta Magna que insta a que el funcionamiento de los partidos políticos debe de ser democrático.

¿Se ha metido, Esperanza Aguirre, ella solita, en la boca del lobo?

Esperanza Aguirre, si al final la presenta Rajoy y no sale elegida por encima de Fernando Alonso, ¡no faltaría más!

Esperanza Aguirre, si al final la presenta Rajoy y no sale elegida tendrá que salir corriendo a velocidad por encima de la de Fernando Alonso

Bien sabe que si no obtiene mayoría absoluta, más con las ganas que le tienen en Génova, se tendrá que marchar definitivamente de la política. Ahora bien, si Rajoy, que juega en su campo, eligiera a otra cabeza de lista e igualmente perdiera el PP la alcaldía de Madrid, Esperanza Aguirre aparecería como la víctima, y Rajoy, con lo que le espera sufrir en las futuras citas con las urnas, como el fracasado, condenado a asumir responsabilidades propias. Y si Esperanza es la candidata y sale triunfadora, los dos se podrán apuntar la victoria, uno porque la propuso y Aguirre porque la logró. Así pues, no creo que la elección dedocrática de Rajoy, ante el hecho consumado y el fondo desafiante de Aguirre, será tan difícil de adivinar, salvo una cosa: la imprevisibilidad de Mariano Rajoy.

*   Este artículo apareció este 25.12.2014 como tribuna en el periódico digital “Publicocscopia”: http://www.publicoscopia.com/opinion-politica/item/2852-rajoy-aguirre-0-1.html

OTRAS ENTRADAS RELACIONADAS CON ESPERANZA AGUIRRE

05.04.2014.- LA ESPERANZA DEL PP SE DA LA FUGA: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2014/04/05/22307/

Anuncios
Posted in: Solo Blog