HASTA SIEMPRE, `GABO´(18.04.2014)

Posted on abril 18, 2014

0


HASTA SIEMPRE, `GABO´

Ignacio Trillo

Gabriel García Márquez, premio Nobel de literatura 1982

Gabriel García Márquez (1927-2014), premio Nobel de literatura 1982

Nos dejas en mala hora, siempre es desdicha para funerales, no en otoño de patriarca sino en tiránica primavera neoliberal, en jueves santo cuando dice la tradición judía que también lo hizo el Cristo de los pobres, antes de que cumplieras cien años en compañía de la comunidad hispanoparlante que tanto te debe por renovar en soledad nuestro acervo común a través de la mágica narrativa colmada de realismo que supiste de buena tinta vivir para contarnosla. 

La muerte, esa trampa que no avisa ni se le puede torear cuando llega. La misma que te amenazaba en vida sí no escribías y te ha corneado fatalmente mientras seguías novelando.

Nos abandonas en tiempos de desamor a la política, como si fuera demasiado tarde para emprender la creación de la utopía, ante este colérico mundo que nos esclaviza, timoneados por los poderosos de la miseria humana instalados en las antípodas al principio ético del compromiso con la igualdad y en pro de las estirpes condenadas a no tener una segunda oportunidad que siempre fueron tu guía.

Su obra maestra: Cien Años de Soledad

Su obra maestra: Cien Años de Soledad. 1967

“Si saber no es un derecho, seguro será un izquierdo”, nos legaste en tu deseo de un futuro de izquierda donde los seres humanos plenamente formados, una vez extinguidos como parias de la Tierra, accedieran por igual a realizarse a través de la cultura.

Gracias por haber estado para contarnos a los demás la vida a través de tu infancia; de tu padre Gabriel, hijo de madre soltera a la vez que conservador, y de su suegro el liberal Coronel Márquez, del que sí escribiste, de la Guerra de los Mil Días y sobre la denuncia de la Masacre de las Bananeras; de tu madre Luisa, de tu abuela Mina… de la familia Buendía… de Isabel… la señora Forbes… de Miguel Littin… sobre el incesto… la controvertida puta triste con el nonagenario…

Su obra preferida. El amor de sus padres. 1985.

Su obra preferida. El amor de sus padres. 1985.

Nos enseñaste a interpretar el laberinto del mapa mundi a través del periodismo militante como género literario, en columnas y artículos, conforme transcurría la fantástica huella de tu peregrinaje existencial: desde la Colombia del narco que te vio nacer, los EEUU con gringos perturbadores, la Cuba que amaste, la Barcelona que te ilustró sobre el sátrapa de Franco, París, Buenos Aires, la Chile del golpe que lloró a Allende … hasta México, tu refugio ante la calumnia, invariablemente hospitalaria, desde donde nos has dicho hasta luego.

Crónica de una Muerte Anunciada. 1981

Crónica de una Muerte Anunciada. 1981

De Igual forma nos mostraste dónde está realmente Aracataca, y no estando estuvo de manera imperturbable como estado de ánimo la onírica Macondo, viendo llover o escampando, no sin antes tener que haber leído las macabras veces que como crónica de una muerte anunciada te dieron anticipadamente por extinto, una veces del cáncer linfático que venciste y otras por mor de inventos sobre una irreversible desmemoria senil.

Gabo es Gabo, "O no vengo a hacer un discurso;despidiéndose, hasta que  atítulo "En agosto nos vemos"

Gabo, en 2010, presentando su último libro, recopiliatorio: “Yo no vengo a decir un discurso”,  hasta que aparezca su obra post morten: “En agosto nos vemos”

Al final ha sido más simple, de neumonía, o cansado como náufrago de no querer soportar más la gravedad de este mundo en coma, encarcelado en el laberinto del capital en que sobrevivimos y tan contrario a la dirección con estación término que anhelaste.

El querido Pablo Neruda, poeta chileno, hermano latinoamericano también universal, expresó un día que eras lo mejor desde Cervantes; hoy con extremo cariño te diría: `Gabo´, desde aquella Barranquilla que te vio literariamente nacer, confiesa que has vivido.

Su sueño, el de Simón Bolívar: Latinoamérica unida

Su sueño, el de Simón Bolívar: Latinoamérica unida.

Infinito agradecimiento al inventor y creador de fábulas más fáciles de creer que la realidad por enriquecer nuestro intelecto con cantidades de universos personales provenientes de hermosos relatos novelados tan linda y rigurosamente escritos, lo único  que siempre le reprocharía su inseparable amor Mercedes que debía y sabía hacer bien, ¡y de qué forma tan grandiosa!

¡¡HASTA SIEMPRE, GABO, LOS `MONSTRUOS´ NUNCA MUEREN!!

Anuncios
Posted in: Solo Blog