EL PCE YA ES LEGAL, HACE 37 AÑOS (09.04.2014)

Posted on abril 9, 2014

0


EN EL 37 ANIVERSARIO DE LA LEGALIZACIÓN DEL PCE

Ignacio Trillo

La Operación Palace de Jordi Évole

La Operación Palace de Jordi Évole

A diferencia de la enorme literatura que ha generado este treinta y tres aniversario del golpe de Tejero del 23F, alentado por la desatinada frivolidad que representó el tratamiento dado por el programa de ficción, “Operación Palace”, de Jordi Évole, emitido en la edición de “Salvados” en Sexta TV.

El libelo de Pilar Urbano sobre el 23F

El libelo de Pilar Urbano sobre el 23F

En la misma línea, ha proseguido el libelo, libro oportunista y rastrero, escrito por Pilar Urbano, al utilizar tramposamiento “confidencias” de personas ya fallecidas, bajo el título: “La gran desmemoria: Lo que Suárez olvidó y el Rey prefiere no recordar“, basado en la teoría de la conspiración, muy en la línea del 11M fue ETA; episodio que a su vez ha tenido este pasado mes de marzo, en el décimo aniversario de su recuerdo tan trágicamente luctuoso, la continuidad de la tendenciosa polémica sobre su autoría intelectual y material, 

Entierro de Adolfo Suárez

Entierro de Adolfo Suárez

Además, lo anterior ha estado enmarcado y culminado con una sobredosis documental e informativa, en tono acrítico glorificador, sobre La Transición a colación del ingrato acontecimiento que ha significado el fallecimiento de Adolfo Suárez, primer Presidente de Gobierno de la actual era democrática.

En cambio, el gran hito más noticiable que se significó en ese complejo parto del paso del Régimen dictatorial a la democracia, la legalización del PCE, en su actual conmemoración, ocurrida este martes ocho de abril, hace treinta y siete años, ha pasado totalmente desapercibido en la prensa escrita, agendas tertulianas o reseñas recordatorias, incluida la Red.

Adolfo Suárez

Adolfo Suárez

Para la juventud actual y quienes no conozcan bien aquella página de nuestra siempre difícil historia, el acto que realizó, con arrojo y valentía, Adolfo Suárez, aprovechando las vacaciones de Semana Santa en que los políticos y sobre todo los sables y tanques del franquismo se encontraban de descanso, significó la firme voluntad política y la máxima credibilidad mostrada de que el proceso iniciado hacia la democracia era irreversible, aunque no estuviera aun exento de sustos, espantos, esperpentos e intentonas involucionistas que posteriormente sobrevendrían, como ocurrió las horas después que trascurrieron a este notición donde se escucharon, en cuarteles o en instituciones franquistas todavía no desmanteladas, voces de que había que volver a otro 18 de julio de 1936.

Acto del PCE en un descampado de Torrelodones

Acto del PCE en un descampado de Torrelodones

Asimismo, para los desconocedores de la que fue la clandestinidad en la sacrificada lucha contra el franquismo y durante los albores del tardofranquismo, hay que explicarles que el PCE de entonces apenas tenía algo que ver con el actual, aunque sea la misma sigla.

Aparcaré sus diferencias políticas para otro instante, de cara a centrarme en destacar su plural y rica composición así como la hegemonía que ejercía no solo en la izquierda sino en todo el campo de la oposición democrática a la Dictadura.

Acto de masas del PCE

Acto de masas del PCE

El PCE fue con diferencia bajo el franquismo el partido político más organizado y estructurado, no solo en el exilio político o en la emigración laboral que el propio régimen franquista había auspiciado, sino sobre todo en el interior de España, donde gozaba, por el sacrificado compromiso que jugaba para la conquista de las libertades y de la democracia, de un prestigio y una incidencia política y social enorme y con diferencia respecto a las demás; bien nos refiramos a las organizaciones pertenecientes a la emergente derecha democrática o a las demás fuerzas de la izquierda.

Y sobre todo, en su diferenciación con el PCE actual, es que militaban en su seno, no solo los que asumían la ideología ortodoxa comunista, sino, en su inmensa mayoría, los que se consideraban antifranquistas consecuentes.

Los dirigentes de CCOO detenidos y encarcelados en 1972 todos ellos militantes del PCE

Los dirigentes de CCOO detenidos y encarcelados en 1971 todos ellos militantes del PCE

En este sentido, al PCE de aquel tiempo con vocación de mayoría, pertenecían o sentían simpatía, la flor y nata en el espacio de los trabajadores del único movimiento de masas reivindicativo de carácter socio laboral existente, CC.OO, aún no estructurado como sindicato, las élites intelectuales y de las profesiones liberales, científicos, los PNN del profesorado de las universidades españolas, el pujante movimiento estudiantil, mundo del arte y de la cultura, del cine, de la música, de la investigación, de personalidades de prestigio, de pequeños empresarios, de colegios corporativos, de arrojados periodistas, del movimiento vecinal, campesino… Y todo ello cuando decir que eras del PCE o afín podía reportar años de cárcel, previo paso por comisarías o cuarteles de la Guardia Civil para conocer en las propias carnes lo que es la tortura.

Así lo reflejó la prensa

Así lo reflejó la prensa

Por eso la noche en que se conoció, no sin cierta sorpresa, la legalización del PCE, aunque esperada y anhelada desde hacía años, no fue cualquier día, ni tampoco el siguiente cuando ruidosamente se celebró en las calle.

A quienes lo vivimos, es imposible su olvido.

Sobre este hito histórico, la legalización del PCE, cuando ahora se cumple el 37 aniversario; hace siete años, abril del 2007, me obligué a redactar una Tribuna que fue publicada en distintos medios escritos, luego extendido por la red.

El "demócrata", Manuel Fraga, cómo no, calificó esa legalización de Golpe de Estado.

En aquel tiempo, el “demócrata”, Manuel Fraga, cómo no, calificó esa legalización de Golpe de Estado.

Recoge, cómo vivimos en Málaga aquel eufórico momento además visto en primera persona desde dentro del PCE, en mi caso formando parte del núcleo cardinal de su dirección provincial, tras llevar varios años militando en su organización estudiantil bajo condiciones de clandestinidad; y además, a pesar de contar con tan temprana edad, ya con sobrados antecedentes para estar fichado como subversivo  por el Régimen dictatorial, al haber sido detenido en varias ocasiones en la Universidad por la represiva Brigada Político Social (BPS) y procesado ente el arbitrario Tribunal de Orden Público (TOP)

Así pues, sirva esta reproducción actual del artículo, también como merecido recuerdo y homenaje a aquellos que por su lucha hicieron posible que se alcanzara aquel,

Sábado rojo de gloria en Málaga

Ignacio Trillo

Alejo García, el locutor de RNE que dio la noticia de la legalización del PCE

Señoras y señores, hace unos momentos fuentes autorizadas del Ministerio de Gobernación han confirmado que el Partido Comunista… (puff, perdón) que el Partido Comunista de España ha quedado legalizado e inscrito en el … (puff, puff) Repetimos la noticia, ¿eh?” (Palabras de Alejo García en el parte de las diez de la noche de RNE del 9 de abril de 1977)

Después de esperar durante décadas la noticia, por más que deseada, no podía dejar de sorprendernos y ser recibida con euforia. Atrás dejábamos el largo túnel de la clandestinidad.

Lástima que el sacrificio de entrega y generosidad de tantos luchadores que fueron cayendo en el exilio o en el interior, unos biológicamente y otros bajo las garras criminales del franquismo, no hubieran podido llegar hasta nuestros días para saborear y compartir en estos momentos las mieles de lo que esto significaba para toda la izquierda política y sindical española.

Siempre en la Memoria Histórica, los últimos asesinados en lo que se llamó La Matanza de Atocha.

Siempre en la Memoria Histórica, los últimos asesinados, abogados laboralistas, en lo que se llamó “La Matanza de Atocha”.

La historia al final se hacía tozuda reponiendo a cada cual en su justo lugar. El “todo atado y más que atado” con lo que el dictador nos auguró que después de muerte vendría más Movimiento Nacional, acababa de saltar en su último eslabón por los aires…

Esas y otras fueron las primeras reflexiones que más de uno nos hicimos cuando comenzamos a dar crédito que aquello por lo que tanto se había luchado, en una de las etapas más trascendentes para la llegada de la democracia, se hacía realidad. Salir del todo a la luz, a la calle –que ya era hora– y que las gentes visualizaran lo que éramos fue nuestra primera reacción.

Inmediatamente de conocerse la noticia, lo primero que hicimos fue agarrarnos al teléfono que más cerca teníamos, cabina o domicilio particular -nada de móviles a los que les faltaban varios quinquenios por llegar- con el propósito de llamar a los afiliados al partido y anunciarles la primicia. Aunque pareciera imposible, a pesar del oportuno día elegido por Adolfo Suárez –cuarteles cerrados y ministros de vacaciones– sólo  habían llegado con anterioridad a enterarse: el ministro del Ejército, Manuel Gutiérrez Mellado, el de Justicia, Landelino Lavilla y el de Gobernación, Adolfo Martín Villa.

Cuadro de Genovés en reivindicación de la amnistía política

Cuando llegabas a contactar con alguien que no le pillaras comunicando ya lo sabía. La novedad se había corrido por segundos como la pólvora. Los militantes nos fuimos al encuentro en bares y tascas para brindar por la buena nueva. Fueron innumerables las espontáneas concentraciones que tuvieron lugar en muchos barrios y rincones de nuestra geografía provincial, con celebraciones que duraron hasta altas horas de la madrugada.

Cartel que de inmediato se difundió

Cartel que de inmediato se difundió

Quizás, la más numerosa fue la que ocurrió en el bar “El Zagal” de las playas de El Palo, donde llegamos a coincidir más de 300 personas. Pareciera como si hubiera estado organizada previamente. Todo eran abrazos, lágrimas y más de alguna “tajá”. Con aires solidarios, se personaron también algunos dirigentes de otros partidos; que recuerde: Rafael Balleteros por el PSOE, Miguel Ángel Arredonda por el PSA y Rafael Esparza por el PSP. Allí acordamos, para los militantes del PCE, realizar la mañana siguiente una caravana de coches que partiendo de una concentración a las puertas de nuestra sede provincial, que dejaría de ser clandestina, recorrería todos los barrios de Málaga.

Celebrándolo dirigentes del PCE en Madrid estrechando las manos. De izda a dcha: Ignacio Gallego, Enrique Curiel, Ramón Tamames, Nicolás Sartorius y Gerardo Iglesias.

En este sentido, a primera hora de la mañana de ese domingo de Resurrección, en el balcón de la calle Salitre 21, primera planta derecha, fue izada la bandera roja con la hoz y el martillo ante el júbilo de los numerosos militantes que ya se encontraban en la calzada. Comenzaron a llegar vehículos procedentes de la capital y de la provincia, entre ellos bastantes de Casabermeja y de la Costa del Sol. Se nos comunicó que en otros pueblos de Antequera, Guadalhoce y Ronda, distintos convoyes estaban prestos para hacer, de igual forma, itinerarios comarcales. Conforme pasaban los minutos, la citada calle malagueña quedó bloqueada de automóviles con banderas rojas desplegadas desde las ventanillas. Mientras, en la sede ya no se cabía.

Sin ninguna petición de autorización gubernativa, a ninguno se nos ocurrió ni tan siquiera solicitarla, además, carecíamos de interlocución alguna en el Gobierno Civil que no fueran los policías de la represiva brigada político y social, comenzamos el recorrido motorizado sin itinerario específicamente previsto.

En muchos pueblos de Andalucía, sin ninguna instrucción recibida, organizaron caravanas

La salida se efectuó a las doce en punto y lo encabezaba un Sima 1200 con los acordes de “La Internacional”, que salían de un improvisado altavoz colocado sobre su baca e instalado por un radio aficionado paleño. Los barrios de El Perchel, Carretera de Cádiz, Trinidad, Miraflores de los Ángeles, Palma-Palmilla, Ciudad Jardín, El Palo… serían atravesados, acompasados del sonido de las bocinas y los exultantes gritos de: “Libertad, amnistía,…” y el: “Sí, sí, sí, Dolores a Madrid”, reivindicando la presencia de Dolores Ibarruri “La Pasionaria” en la capital de España, para que, como hecho de normalidad democrática, con el fin de su exilio pisara nuevamente las aceras y el asfalto de sus calles y avenidas.

Por la enorme longitud de esa hilera de coches, ante la presencia de semáforos que constantemente interrumpían su improvisado trayecto, así como por expreso deseo de algunos militantes para que cuanto antes se pasase por el barrio en el que vivían y así vieran que él también era comunista y que ningún otro era el demonio o tenía rabo -parodiando lo que la torpe propaganda franquista se había encargado, durante décadas, de divulgar- conforme fue avanzando el tiempo, la unidad de la caravana quedaría rota en varios trozos que autónomamente hicieron otros trayectos. Por ello, no existió ni un sólo sector de la capital malagueña que no recibiera tan roja y pacífica visita.

Concentración de júbilo, con chaquetas al aire al conocer la noticia de la legalización.

La ausencia de incidentes fue la tónica general que acompañó a ese intenso día. Tampoco se dejó ver la presencia de guardias civiles o policías nacionales, los llamados grises. Como mucho, la policía local regulando, en algunos puntos, el caos de tráfico que se originaba a su paso. Sí, en cambio, pudimos observar personas mayores que en complicidad a nuestro transcurrir, saludaban o levantaban emocionados el puño en señal de alegría.

Así, hasta las seis de la tarde. Después de recorrer los barrios de Gamarra y Nueva Málaga, nos encontrábamos, el grueso principal de coches que no habíamos sufrido cortes ni despistes, a la altura de la calle de Eugenio Gross. Allí recibimos rumores de que los antidisturbios de la Policía Nacional habían salido de La Aduana, sede del Gobierno Civil, con el objetivo de disolver la caravana, así como que núcleos de Fuerza Nueva, la ultra derecha de Blas Piñar, se estaban movilizando para atacar a  tan inofensiva manifestación de júbilo, tras cuarenta años siendo “silenciados”.

Las calles se fueron llenando de militantes que, ansiosos por salir a la calle ya sin problemas con la policía, ese domingo de resurrección difundían la noticia.

Fue en ese lugar donde por primera vez, sentimos que nos encontrábamos en un terreno hostil, con muchas viviendas ocupadas por familias de militares desde donde comenzaron aisladamente a lanzarnos insultos. En consecuencia, decidimos disolvernos para evitar provocaciones.

Valorado como muy positivo el transcurrir de la jornada por las calles malagueñas, ante la grata y solidaria acogida que habíamos ido recibiendo, la dirección provincial del PCE, allí presente, acordamos volver a calle Salitre, lugar de la sede provincial, para tener una breve reunión de cara a hacer la programación y agenda de trabajo político para la semana. Acabamos bien de noche, no podíamos perder ni un solo minuto de tiempo, preveíamos que

Carrillo, rueda de prensa clandestina en Madrid, antes de ser detenido. Dic 1976

las elecciones generales a convocarse las tendríamos a la vista dentro de mes y medio.

No nos sirvió para nada. Toda la planificación se nos fue al carajo. Los siete días siguientes transcurrieron de forma imprevista y tuvimos que suspender, por orden superior, toda actividad hacia el exterior; ruidos de sables en los cuarteles, dimisión del ministro de la Marina, Pita Da Veiga, presiones ultras de involución contra el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, rumores de golpe de Estado… y en lo que a nivel partidario más directamente nos podía afectar, convocatoria de reunión urgente en Madrid del Comité Central, ampliado, del PCE.

Reunión urgente del Comité Central del PCE. Asume los símbolos del Estado heredado del franquismo, como la monarquía y la bandera bicolor. Abril 1977

Ante ello, a la finalización de esta decisoria cumbre, Tomás García, el que luego sería diputado comunista por Málaga, 1977-1982, se desplazó de inmediato a Málaga para convocarnos a una reunión provincial con el objeto de hacernos llegar la información que se poseía sobre el peligro de involución que amenazaba el momento que se vivía, con serios riesgos golpistas. Asimismo, de las importantes decisiones tomadas en dicho cónclave nacional, entre otras, las relacionadas con la monarquía y los símbolos del Estado.

El duro pronunciamiento del aún ejército franquista

El duro pronunciamiento del aún ejército franquista

Durante horas estuvimos debatiendo –tensionadas las intervenciones en dos polos opuestos, de compresión y apoyo a la oportunidad de las medidas, o de calificarlas de una bajada en toda regla de pantalones, no exento, por tanto, de grandes tensiones de desacuerdos entre nosotros– la situación existente así como la oportunidad, o no, de las resoluciones tomadas y el órgano competencial estatutario, Comité Central o Congreso Extraordinario, para haberlas decidido.

Pero eso forma parte ya de otro episodio de la historia que se inició ese preciso día, sábado rojo, de Semana Santa, fecha en la que además le habría pillado al Todopoderoso muy atareado, preparando la resurrección de su no menos divino, milagroso y privilegiado hijo.

08.04.2007. 

OTROS POST DE ESTE BLOG RELACIONADOS CON LA TRANSICIÓN:  

19.12.2015.- ELECCIONES GENERALES, DE 1977 AL 2015:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2015/12/19/27176/

31.03.2014.- AL CÉSAR LO QUE ES DE ADOLFO SUÁREZ  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2014/03/30/22147/

02.04.2014.- SUÁREZ, AFRENTADO `POST MORTEM´ https://ignaciotrillo.wordpress.com/2014/04/02/22243/ 

24.09.2012.- REFLEXIONES SOBRE LA BIOGRAFÍA DE SANTIAGO CARRILLO A SU MUERTE:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2012/09/25/11417/  

25.02.2014:.- EL 23-F SIN FRIVOLIDAD:   https://ignaciotrillo.wordpress.com/2014/02/19/21321/ 

07.03.2014.- TRANSICIÓN Y AUTONOMÍA, ¿POR QUÉ NO HA GOBERNADO EL PP EN ANDALUCÍA?:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2014/03/04/21702/

17/01/2012.- LA MEMORIA HISTÓRICA NUNCA DEBE OLVIDARSE, NI CON FRAGA: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2012/01/17/3710/

 


Anuncios
Posted in: Solo Blog