¿HACIA EL FINAL DE LA MONARQUÍA? (12.01.2014)

Posted on enero 11, 2014

0


LA CONTAMINADA CORONA SENIL

Ignacio Trillo

Un Rey , torpe y con la lengua trabada, mostró que ni la edad ni las peraciones pasan en balde

Por mucho que intente fingir, el Rey , torpe y con la lengua trabada, mostró que ni la edad ni las operaciones pasan en balde.

El curso político del nuevo año 2014 se inició en las vísperas de los Reyes Magos mostrando el monarca Juan Carlos Iº un preocupante deterioro físico y psíquico con motivo de la solemne festividad de la Pascua militar, justificado, por sus pelotaris correligionarios de palacete bajo nóminas oficiales o subvencionadas, en la escasa luminosidad que ofrecía el flexo que alumbraba su torpe lectura.

El guirigay en la familia Real no es de ahora sino que viene ya de lejos.

El guirigay en la familia Real no es de ahora sino que viene ya de lejos.

Fue precedido de una alucinante sesión de fotogenia -cualidad que permite a un actor o actriz resultar favorecido- en la dinástica revista “Hola”.

Un Rey recuperado y rejuvenecido mostró la revista Hola, que no solo no coló sino que tuvo de inmediato su remedo en la red

Un Rey recuperado y rejuvenecido mostró la revista Hola, que no solo no coló sino que tuvo de inmediato su remedo en la red.

Con maquillado aspecto se mostraba a un Rey recuperado y rejuvenecido, después de haberse sometido últimamente, en la medicina privada y a costa del erario público, a tres operaciones de cadera a lo largo del 2013 tras su caida africana como cazador de elefantes, con idénticos partes hospitalarios de éxitos sobre su milagroso restablecimiento, ahorrando pormenorizar aquí los antecedentes sobre los diversos episodios contenidos en un historial médico plagado de percances.

Pues bien, al día siguiente de la cabalgata de los otros Reyes pero Magos de Oriente,- no se ha vuelto a hablar más de sus orígenes andaluces, tesis defendida el pasado año por el anterior Papa, y sin embargo aún con vida, Benedicto XVI-, el juez José Castro del juzgado de instrucción número 3 de Palma de Mallorca, volvió a tomar nuevamente la iniciativa.

La imputación de la Infanta Cristino, no por esperada, causo el revuelo

La imputación de la Infanta Cristino, no por esperada, causó revuelo.

El magistrado Castro citaba en calidad de imputada, en un auto argumentado a lo largo de 227 páginas, -(el propio magistrado se ha quejado de que se haya visto precisado a escribir tanto, caso inédito ya que para los demás casos que ha llevado en su carrera judicial ha necesitado solamente una simple providencia, ahora poco menos que un tratado de derecho procesal, entrando en tantos detalles, para que, con el fiscal y la abogacía del Estado en su contra, no se lo echasen otra vez para atrás como la Audiencia Provincial de Palma hizo anteriormente, cuestionando que la justicia sea igual para todos)-, a la hija menor, la Infanta Cristina de Borbón, del matrimonio Real, aunque irrealmente se mantenga, para el próximo 8 de marzo, día de la mujer trabajadora, por presuntos delitos de fraude fiscal y blanqueo de capitales, actividades corruptas con tráfico de influencias realizadas desde el Instituto Nóos, que presidió su marido exbalonmanista, Iñaki Urdangarin, y consumadas a través de la empresa Aizoon copropietaria del matrimonio al 50% cada uno.

Mazazo en la prensa internacional a la credibilidad del rey. Viñeta que lo simboliza.

Mazazo en la prensa internacional a la credibilidad del rey. Viñeta que lo simboliza.

Es la segunda vez que el juez Castro señala como imputada a la infanta Cristina.

Las alarmas se encedieron de inmediato y el eco informativo, aparte del nacional, cubría los primeros espacios de los platós informativos internacionales y de los diarios más influyentes desde los conservadores británicos, como The Guardian, el frances Le Figaro, el argentino Clarín… hasta la influyente BBC londinense o el canal árabe por excelencia, Al Jazeera.

La credibilidad de la Casa Real española, ya por los suelos, recibía otro enorme mazazo.

Clarividente y concisa.

Clarividente y concisa.

Anteriormente, abril de 2013, el juez Castro hubo de anular la imputación a la Infanta poco después la citación ante la respuesta a la presentación por la Fiscalía Anticorrupción, -que contravino una vez más sus funciones por las que cobra el sueldo como servidor público para velar por la observancia de la legalidad y hacer cumplir la justicia, pero que por el contrario realiza el papel de abogado defensor de la Infanta-, de un recurso dada por la Audiencia Provincial de Palma.

La Agencia Tributaria es de todos, no de la familia Real

La Agencia Tributaria es de todos, ni de Montoro ni de la familia Real.

La resolución de esta instancia judicial de Palma, mantenía la la tesis de que la Infanta no se enteró de nada ni de lo que firmaba, determinando la insuficiencia de pruebas contra la Alteza como cooperadora necesaria de los delitos presuntamente cometidos por su marido, Iñaki Urdangarín, y, levantando la imputación, se exhortaba al juez de instrucción, bien a archivar la causa o a practicar nuevas diligencias indagatorias, pero acotándole la materia punible para proseguir su investigación, centrada en la situación de la hija del Rey en su relación con la Hacienda pública.

El libelo La Razón, con su característica manipulación, a la vez que presenta al juez, jugando con su apellido, como un doctrinario castrista.

El libelo La Razón, con su característica manipulación, a la vez que presentando el auto del juez, jugando con su apellido, como doctrina castrista.

Fue esto último lo que con obediencia ciega ejecutó el juez Castro a lo largo de los últimos ocho meses con enormes hostigamientos y cortapisas.

Así, hasta culminar en que desde la Casa Real, el jefe del monarca, Rafael Spottorno, con una determinante y descarada injerencia en la independencia de la justicia, totalmente impropio de su condición, le enviaba un mensaje navideño sobre “el martirio” que estaba sufriendo la familia de La Zarzuela por mor de su obstinación en continuar la causa y no archivarla. Y pocos días después, una vez hecho público la nueva imputación de la Infanta, no hablemos del respeto hacia la justicia por parte de “la exquisita y educada” prensa de la derecha, fundamentalmente de la subvencionada por La Moncloa, que se abalanzó para el degüello del togado Castro, deseoso de convertirlo en un nuevo juez Garzón defenestrado de la carrera judicial.

Montoro en su desmantelamiento de la Agencia Tributaria.

Montoro en su desmantelamiento de la Agencia Tributaria.

Por si fuera poco lo anterior, el nuevo equipo de inspectores de Hacienda al que el juez tenía que encargar los informes sobre la fiscalidad de la infanta Cristina ante la Hacienda pública, era el que había relevado al anterior que fue depurado políticamente por el ministro Cristóbal Montoro. Asimismo, previamente quedó también disuelta la unidad fiscal y policial que con sede en Mallorca se encargaba diligentemente y con eficacia del affaire Noós, que a la vez había revelado sus derivaciones y conexiones delictivas con la Generalitat Valenciana, periodo presidido por Francisco Camps, con el ayuntamiento de la capital levantina regido por Rita Barberá, así como con la Corpotación de Madrid y que afectaría a la etapa de primer edil ejercida por el hoy ministro nada centrado, del no al aborto y de la injusticia, Alberto Ruiz-Gallardón.

Rajoy en su deseo de hacer con España,lo que el delincuente Jaume Matas hizo en Baleares

Rajoy en su deseo de hacer con España, lo que el delincuente Jaume Matas hizo en Baleares.

No fue el Instituto Noós el único caso que investigó esta extinta unidad fiscal y policial hecha desaparecer por el Gobierno Rajoy, sino que al igual había puesto al descubierto otros casos de corrupción política, como “Maquillaje” y otros que marcaron directamente a la dirigente de Unión Mallorquina, María Antonia Munar, el camino a la cárcel; o al ya juzgado por los tribunales, Jaume Matas, expresidente de la Comunidad Autónoma de Baleares y antiguo ministro del Gobierno Aznar, por el caso “Palma Arena”, sobre el que la fiscalía también está, con violación de las funciones que tiene encomendadas por ley, al servicio de su defensa judicial, siendo determinante en estos momentos para que no cumpla la condena carcelaria que le ha sido impuesta hasta saber si el Gobierno de Rajoy le va a conceder el indulto. De la misma manera, las indagaciones a otros dirigentes isleños del PP, ya culpados, y que obligaron a Rajoy a disolver para refundar su propio partido en esta ínsula, inmerso en una trama generalizada de casos de corrupción unidos al urbanismo prevaricador, hasta nombrar a una nueva dirección que comanda José Ramón Bauzá.

Esta persecución y depuración de los servidores públicos fiscales y policiales, investigadores de estas redes políticas mafiosas, por razón del cumplimiento de sus obligaciones, fue realizado por el citado miembro en la competencia de Hacienda del Gobierno Rajoy, Cristóbal Montoro, así como por su homónimo de Interior, Jorge Fernández Díaz.

La contaminada Agencia Tributaria que ha montado Montoro tras depurar su pprofesionalidad

La contaminada y pestilente Agencia Tributaria que Montoro ha creado tras depurar su profesionalidad.

En este sentido, en el segundo auto del juez Castro que imputa a la infanta Cristina, hay un fuerte alegato contra la autoría de los últimos informes fiscales sobre la personaje descendiente de la Realeza, en cuanto lindan al borde de la prevaricación o en la colaboración necesaria para la inducción de delitos contra la Hacienda pública, al relatar, más allá de la gravedad de hechos que se contienen, banales exculpaciones, apreciaciones o justificaciones subjetivas carentes de sentido a la par que tendentes a descargar a Cristina de Borbón de responsabilidades.

Fiscalía corrupciónIgualmente, es de destacar el hecho escandaloso de que antes de recibirse por el juez Castro los útimos informes periciales de Hacienda y por tanto tener conocimiento de sus contenidos que han determinado la última imputación de la Infanta Cristina, el fiscal del caso, cuyo titular se llama Pedro Horrach, que no Horror, se adelantara días antes para solicitar el archivo del procedimiento que se seguía, en base, a su entender, a la inexistencia de delitos, conteniendo “tan solo conjeturas y sospechas no válidas para encausarla”.

Las dos varas de medir de la Fiscalía, con las preferentes y con la Infanta Cristina.

Las dos varas de medir de la Fiscalía, con las preferentes y con la Infanta Cristina.

Este hecho pareciera tan solo comparable con el esperpéntico episodio vivido recientemente en Euskadi, donde el ministerio del Interior que dirige el “faisanesco” personaje, Jorge Ferández Díaz, anunciara una serie de detenciones de la defensa jurídica de etarras, así como de los registros que se habían efectuados en los despachos de esos abogados batasuneros cuando aún no había salido la Guardía Civil que iba a practicar esas diligencias, de sus domicilios particulares.

Cristina de Borbón, no ve ni sabe nada de nada.

Cristina de Borbón, no vió ni supo ni oyó nada de nada.

La Infanta Cristina al parecer, según el criterio de los de la impunidad, estaba en la inopia de que poseía una sociedad, Aizoon, de la que era titular en un 50% y que servía de pantalla de los cientos de miles de euros de beneficios ilícitos que obtenía  el Instituto Noós de cara a blanquearlos, ya que al ser una Fundación, sin ánímo de lucro, no podía lograr ganancias. También a Aizoon se le desviaban parte de los fondos que recibía Noós, bien procedentes de promociones de actos públicos, deportivos o benéficos.

Con estos ingresos, el matrimonio Urdangarín pagaba en negro desde las empleadas del hogar, clases de salsa y merengue,  como la reforma de su mansión de Pedralbes en Barcelona, desgravándose además fiscalmente.

Dinero altruista que iba para Nóss de cara a asistr a discapacitados eran desviados a Aizoon.

Dinero altruista que iba para Noós de cara a asistr a discapacitados, era también desviado a la empresa “Aizoon”.

De igual forma, la Infanta Cristina recibió un préstamo del Rey, por 1,2 millones de euros, que lo tomó como una donación sin dar cuenta de ello a Hacienda. Nada, al parecer, dice la defensa de la Infanta, de que lo sapiera, viera u oyera, sino que lo confiaba todo en base al amor ciego a Urdangarín y en la fe en su matrimonio.

Hasta la Copa ha dejado de llamarse del Rey en las pizarras de los bares, tras el caso Nóos

Hasta la Copa ha dejado de llamarse del Rey en las pizarras de los bares, tras el caso Nóos

¿La enejenación amorosa es un eximente penal? ¿Todo el amor a Urdangarín sin pensar en el amor a la Corona o dejar también una parte también para sus padres? ¿Intentan echar todo el marrón a Urdangarín?…

Lejos está la dinastía borbónica, con déficit de credibilidad galopante, de jugar ya un papel de estabilidad y moderación en nuestro país. Son más los problemas que causa su existencia que soluciones aporta, menos para jugar el papel de motor de cambio en una hipotética regeneración de nuestro sistema democrático, anhelada segunda transición, que cada vez se hace más urgente ante la corrupción y contaminación generalizada de las instituciones que nos presiden. Esta profunda crisis está demoliendo lo que se creía inamovible o irreversible hasta ahora, la monarquía también podría ser una no excepción.

Desde el percance de Botsuana, con rotura de la cadera, y todo cuanto trascendió, elefante y Corinna incluidos, el crédito del Rey cayó en picado.

Desde el percance de Botsuana, con rotura de la cadera, y todo cuanto trascendió, elefante y Corinna incluidos, el crédito del Rey cayó en picado.

Junto a la Casa Real, cuya magistratura sufre un desgaste descomunal, y que desde la Botsuana africana a la influyente Corinna alemana lo único que ha hecho ha sido agrandarse elefantemente, tenemos a un Gobierno, -con un Presidente Rajoy que no sabe no contesta, y sobre la segunda tal,  con sus miembros sobreseados “en negro”-, que pivota sobre un partido, el PP, que ganó durante más de veinte años elecciones en distintos ámbitos territoriales en base a una financiación ilegal.

La corrupción para los españoles se ha convertido en su segunda preocupación, tras el paro

La corrupción se ha convertido para los españoles en su segunda preocupación, tras el paro.

A añadir, un Tribunal Constitucional y CGPJ indignos, una Agencia Tributaria al son que le diga un ministro, una Fiscalía que ampara la corrupción y la delincuencia de cuello blanco, una Justicia que perdido su carácter universal por las Tasas que es sableada y aprisionada por poderes ilegítimos para imposibilitar o condicionarle a que imparta justicia, unas organizaciones empresariales mandatadas por delincuentes, unos en la cárcel y otros, con más caras que espaldas, sin pagar a trabajadores ni a la Seguridad Social, cuando no sumidos en fraudulentas bajas temerarias, sobradados de cuentas en Suiza, organizaciones sindicales desmovilizadas y “más que tocadas” en su financiación, partidos políticos endogámicos y corruptos, carentes del funcionamiento democrático que discursean para los demás, conflictos territoriales abiertos que amenazan segregaciones…. y en medio, la ciudadanía que sufre y encima tiene a diario que lidiar para sobrevivir a un toro miura que le llaman crisis pero que es un atraco permanente a sus bolsillos y a sus derechos y libertades fundamentales.

Precisamente por ser tiempos de crisis lo mejor es no hacer mudanza, pensarán algunos. Entonces, ¿para eso está la Política con P mayúscula, o se prefiere proseguir con la p minúscula pero como sinónimo de putrefacción? Hay quiénes continúan instalados en la nostalgia, porque siguen sin entender que lo que pudo ser últil para un tiempo, ya no lo es.

Los agujeros que ofrece hoy la monarquía, solo comparable con las operaciones sufridas por el Rey.

Los agujeros que ofrece hoy la monarquía, son comparables con las operaciones sufridas por el Rey.

No es ya la monarquía actual la que supo conducir con tacto y determinación la transición de la Dictadura contra los involucionistas del franquismo, de donde procedia. Es una dinastía con agujeros por todas partes, más que las operaciones llevadas a cabo al Rey, y que apuesta por la impunidad procesal cuando le tocan, justicia que no es igual para todos, para no afectarle los truenos que ella misma se ha ido creando y contraviniendo el Estado de Derecho que contribuyó a crear.

La monarquía toca a su fin.

La monarquía toca a su fin.

Que siguiera la monarquía en un país de no monárquicos, encontraba justificación en base a tener utilidad, ahora que ya no cumple ese objetivo. Sin un ejército golpista que sujetar, sin contraproducentes comisiones que tener que cobrar en el exterior, y carente de legitimidad democrática, un mal presidente de la República puede echarse a través de las urnas, un Rey no es elegido sino que lo es por nacimiento y puede perdurar en el poder toda su vida, a la vez que es gravoso su mantenimiento así como la parafernalia que le acompaña frente a una austera presidencia republicana sujeta a control parlamentario y rindiendo cuenta. Por ello, pareciera que sus días están contados, como próximo al inicio de su fin.

¿Hasta cuándo va a continuar este revival de la Marca, España is different?

NOTA ADICIONAL. El humor del día: “La marca de detergente ELENA cambia de nombre por el de CRISTINA, bajo el nuevo eslogan: «NOÓS equivocamos de hermana, CRISTINA blanquea más»”

Ahora, sí declarará.

Ahora, sí declarará.

PD: Finalizado este post, a continuación toda una serie de vertiginosos acontecimientos se han venido sucediendo en la línea apuntada, o sea, tendentes a poner fin cuanto antes a este dolor de cabeza que sufre la Casa Real, de cara a que todo quede en la más escandalosa impunidad con el archivo del caso.

Y para ello, ni las formas del Estado de Derecho se guardan.

¿TEoría de la conspiración?

¿Teoría de la conspiración?

Estrategia de la defensa para pasar del ridículo eximente penal por la ceguera de la Infanta hacia el amor y la fe en su matrimonio con Urdangarín, a negociar con el juez del caso la no presentación de recurso a cambio de acortar en un mes la citación judicial, en tanto el fiscal Horrach, en clara omisión de su deber de perseguir los delitos, arremete frontalmente contra el magistrado Castro, acusándolo de estar instalado en “la teoría de la conspiración”.

6 Millones de parados, 3 Millones de niños malnutridos, se doblan los deshaucios, fin de la clase media... y la preocupación de Gallardón es cómo va a hacer la Infanta el acceso al juzgado.

6 Millones de parados, 3 Millones de niños malnutridos, se doblan los deshaucios, fin de la clase media… y la preocupación de Gallardón es cómo va a hacer la Infanta el acceso al juzgado.

A la vez, el ministro de Justicia apela a impedir que la imputada acudiese al juzgado por sus propios medios como cualquier ciudadana en estas mismas circunstancias. Y a esa igualdad de ir andando haciendo el paseillo por la rampa del acceso al juzgado, le llama: una tortura.

Encima dijo el Rey Juan Carlos en su farisaico mensaje navideño 2012: “La justicia es igual para todos”.

¡Qué tropa más desvergonzada! ¡Más madera para la llegada de la IIIª República!

Dijo la voz dl Fiscal ¿quién me presta una escalera pa subir al madero y quitarle los clavos a Cristina la borbonera?

¡¡¡Alberto, una saeta!!!  Dijo la voz del Fiscal Horrach: ¿Quién me presta una escalera para subir al madero y quitarle los clavos a Cristina la borbonera?

OTRO POST DE ESTE BLOG RELACIONADO CON EL CASO.

10.12.2012.- “EL PILLÍN” DE URDANGARÍN: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2011/12/11/se-va-liando-el-lio-de-urdangarin-10-12-2012/

Anuncios
Posted in: Solo Blog