MI ENCUENTRO CASUAL CON MANDELA (10.12.2013)

Posted on diciembre 10, 2013

0


MI ENCUENTRO CASUAL CON NELSON MANDELA

Ignacio Trillo

MAndela, África sentimental. Así lo recoge el diario "El País".

Mandela, África sentimental. Así lo recoge el diario “El País”.

La muerte, que no desaparición, de Mandela, hace más grande aún la historia de sacrificios de los seres humanos a favor de las causas más nobles.

Nelson Mandela, Madiba para su pueblo, ya también para la humanidad, se ha hecho eterno.

Su secreto para el liderazgo, según subraya su biógrafo, John Carlin, estuvo basado en su papel de seductor e irresistible, encanto infinito, inmensa seguridad en sí mismo, principios inflexibles, tener estrategia y ejercer el pragmatismo.

Gracias, Madiba, tú pudiste y lo conseguiste contra la esclavitud y la segregación racial de tu pueblo. Como bien señala, el premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa: “Transformó la historia de Sudáfrica de una manera que parecía inconcebible y demostró, con su inteligencia, honestidad y valentía, que en el campo de la política a veces los milagros son posibles”.

MAndela, sin renunciar a sus principios, consiguió lo que parecía imposible

Mandela, sin renunciar nunca a sus principios, consiguió lo que parecía imposible

Hoy más que nunca se hace necesario recurrir al célebre poema de Beltolt Brecht, sólo citado para muy excepcionales y excelentes personajes:

“Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles”.

Muchos de los que hoy con grandielocuente verborrea y vergonzoso fariseismo arrojan lágrimas de cocodrilos, -deberían ser prudentes y estar mejor callados-, son los mismos que hasta el año 2008 tuvieron, injustamente y sin sentido, a Mandela en la lista de terroristas.

MI ENCUENTRO CASUAL CON NELSON MANDELA EN 1998.

Mi fortuito encuentro con Mandela

Mi fortuito encuentro con Mandela

Visitando por motivo turístico la gran ciudad de New York, 18 de septiembre de 1998, coincidente con la celebración de la Asamblea anual de Naciones Unidas, justo cuando me encontraba enfrente del Edificio Rockefeller Center, pude comprobar casualmente que salía del mismo el presidente Sudafricano, Nelson Mandela, al que le grité efusivamente como saludo cordial desde la acera de enfrente, con la mirada fija de un guardaespaldas, correspondiéndome alzando su mano; tal y como se observa en la secuencia de instantáneas que expongo.

Inmediatamente, una vez entró en el vehículo, al que le acompañaba otro de su seguridad que estaba aparcado delante, y antes de partir, le dejé la cámara a un viandante que le dio tiempo de fotografiarme en ese momento histórico y enormemente emotivo para mi.

Dos generaciones, dos colores, -¡qué importan!- unidos por el dolor ante la pérdida de Mandela

Dos generaciones, dos colores, -¡qué importan!- unidos por el dolor ante la pérdida de Mandela.

Sirva este gratísimo recuerdo, a escasas horas en que se ha celebrado su funeral y coincidiendo con el día mundial de los Derechos Humanos, para rendirle mi más fraternal: ¡Hasta siempre Madiba!, a este infatigable luchador de la libertad y la igualdad de los seres humanos, -independientemente de la superficialidad que significa el color-, que habitamos en este Planeta común.

El gran Madiba, irrepetiblemente perdurará entre nosostros y las próximas generaciones.

Su vida de privaciones y abnegación sirvió para liberar al pueblo sudafricano del apartheid y ser el mejor ejemplo y referencia para el género humano que hoy, desde todos los rincones y credos de la Tierra, le cantan y le lloran.

No me representa

No me representa

Principios y valores de un dirigente político que con empatía colectiva pasa portando letras de oro a la historia, y que como estadista internacional durará todo el tiempo de nuestra memoria, contrastados de forma desgraciada en los funerales celebrados en Johannesburgo con la ridiculez proyectada de la marca España, con exclusivo tinte chauvinista futbolero, por el memo e inútil Presidente que hoy nos mal gobierna.

Anuncios
Posted in: Solo Blog