EL ALCALDE CONDENADO QUE AL FIN DIJO QUE SE IBA (10.10.2013)

Posted on octubre 9, 2013

1


EL CONDENADO QUE VUELVE.

EL CULEBRÓN DE ALHAURÍN EL GRANDE SE LLAMA MARTÍN SERÓN

Las Nuevas Generaciones del PP de Alhaurín el Grande apoyando al alcalde condenado

Cartel de las Nuevas Generaciones del PP de Alhaurín el Grande difundida actualmente por la Red en apoyo al alcalde condenado

ÚLTIMA HORA: 05/11/2014. El alcalde del malagueño municipio de Alhaurín el Grande, Juan Martín Serón, que fue condenado hace un año por cohecho, viéndose obligado a abandonar el ayuntamiento y su militancia en el PP. una vez cumplida su condena, y con la que está cayendo, vuelve al cargo de primer edil con la complicidad y el apoyo de los 11 ediles del PP en dicho ayuntamiento que de esta forma se amotinan contra su propio partido para apoyarlo y por tanto pasan a ser objetos de baja partidaria, incluida la actual alcaldesa del municipio, diputada provincial y presidenta local de los populares, Antonia Ledesma, que meses atrás sustituyó por acuerdo de la dirección malagueña y andaluza del PP al regidor condenado.

Para mayor desgracia del PP de Andalucía, que lleva siete años apoyando vergonzosamente al condenado Martín Serón así como a los contenidos de sus disparatadas declaraciones públicas, denigrando a policías,  jueces y fiscales que participaron en el procedimiento judicial que acabó en su condena, resulta que este alocado primer edil es del mismo pueblo natal de su  neófito líder regional, Juan Manuel Moreno Bonilla, actual presidente del PP andaluz que sustituyó a Javier Arenas.

Los últimos escándalos que han estallado y la indignación causada entre la ciudadanía,  y que tan decisivamente está contribuyendo a que el PP caiga electoralmente en picado e irrumpa con fuerza una nueva formación política, `Podemos´, hace imposible hoy por hoy que el PP siga trampeando o jugando sin quemarse con este bochornoso y esperpéntico asunto que tiene planteado en Alhaurín el Grande, de ahí su actual determinación, impensable hace tan solo pocos meses atrás.

LA HISTORIA (escrita 10.10.2013)

Ignacio Trillo

Comunicación por carretera entre los municipios de Alhaurín el Grande y Marbella

Comunicación por carretera entre las poblaciones de Alhaurín el Grande y Marbella

El alcalde del municipio malagueño de Alhaurín el Grande, 25.000 habitantes, que gobierna con la mayoría absoluta del PP, detenido y procesado desde el año 2007 en la operación Troya contra la corrupción urbanística, siempre se negó, con el apoyo de su partido que es el mismo que preside Rajoy, a dejar su cargo municipal desde que fuera apresado. Ahora, más de seis años después, ha sido condenado en firme por el Tribunal Supremo, manifestando este martes, ocho de octubre, que deja la alcaldía y el PP pero que no se va definitivamente de la Corporación puesto que desea retornar a ser regidor en las próximas elecciones una vez cumplida la leve inhabilitación que le ha sido impuesta en la condena.

El PP, que sigue vergonzosamente guardando silencio, será por lo que tiene que temer y el pánico que le produce la furibunda reacción que en cualquier momento puede reportarle el alcalde que se marcha, dice que no tiene más que añadir a esa “decisión personal”.

RAjoy visitando Marbella junto a Javier Arenas. Enero 2007.  Rajoy dijo:  "Hay leyes para luchar contra la corrupción urbanística, aunque "lo importante es aplicarlas". Luego cuando se aplicó con el alcalde de Alhaurín todo el PP puso el grito en el cielo.

Rajoy visitando Marbella junto a Javier Arenas. Enero 2007. Rajoy dijo llí “Hay leyes para luchar contra la corrupción urbanística, aunque `lo importante es aplicarlas´”. Minutos después, cuando se aplicó con el alcalde del PP de Alhaurín el Grande todo el PP, con Rajoy a la cabeza, puso el grito en el cielo.

Curiosa y didáctica la historia política de este culebrón. Se iniciaba prácticamente con el año 2007. Había un almuerzo mitin del PP en Marbella con militantes y simpatizantes que presidiría su máximo líder, Mariano Rajoy, a la par que con la presencia de algunos dirigentes peperos de múltiples procedencias geográficas, en su mayoría andaluces. Era una especie de convención preelectoral de cara al apoyo a su próxima cabeza de lista local, Ángeles Muñoz, para los comicios municipales que tendrían lugar cuatro meses después.

A la vez, había una operación puesta en marcha por la UDYCO contra la corrupción urbanística cercana a la citada localidad costera. Su centro estaba en el malagueño municipio de Alhaurín El Grande. Su alcalde del PP, Martín Serón, -concejal desde 1995 y primer edil desde el año 2000-, y el concejal de urbanismo, Guerra Gil, eran los ejes de la investigación y principales sospechosos. Sus teléfonos estaban pinchados por mandamiento judicial. Los dos quisieron asistir aquel día al mitin del PP y salieron de su lugar de origen, Alhaurín el Grande, situado a 34 kilómetros de Marbella.

La Gestora que ante el saqueo y la corrupción en el ayuntamiento de Marbella hubo de hacese cargo de la gestión municipal y que encabezara el abogado penalista, Diego Martín Reyes.

La Gestora que, ante el saqueo y la corrupción por `el gilismo´ en el ayuntamiento de Marbella, una vez disuelto, hubo de hacerse cargo de la gestión municipal, y que encabezara el abogado penalista y socialista, Diego Martín Reyes.

Al parecer, una llamada telefónica, interceptada por las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, alertaba que los citados ediles habrían cobrado de una “mordida” urbanística. Comenzaron a seguirles pero, ante el acto político al que asistían y su resonancia nacional, esperaron a la finalización del mismo y a que Rajoy con los máximos responsables del PP hubieran abandonado el encuentro partidario celebrado en el Palacio de Congreso marbellellero.

La intervención de Rajoy había versado sobre la ética en la política, sirviendo de denuncia contra de la corrupción urbanística, demandando que la justicia, porque leyes había al respecto pero no se aplicaban, actuara con su vara más diligente y dura, lo que arrancó el aplauso entusiasta de unos comensales entregados.

No era casual que Rajoy llevara a cabo su charla sobre esa cuestión en el municipio de Marbella en apoyo a su candidata próxima a las municipales, habiendo sido el primer ayuntamiento en la historia de España que, por las tropelías cometidas por el “gilismo”, teniendo como base delictiva el urbanismo depredador y el saqueo a las arcas públicas, había sido disuelto nueve meses antes, siendo administrado por una Gestora del que formaban parte PSOE, PP, PA e IU, en proporción al último resultado electoral obtenido en las municipales del 2003, y que presidiera el socialista abogado penalista, Diego Martín Reyes.

Los corruptos de Alhaurín el Grande aparentando ser víctimas

Los corruptos de Alhaurín el Grande aparentando ser las víctimas

En vez de abandonar la instalación congresual del acto, los dos munícipes alhaurinos se dirigieron a la cafetería del pabellón y encontrándose en este espacio, departiendo con otros militantes del PP, fueron detenidos por la policía.

El PP estalló con escándalo. Calificó el arresto de una persecución política-policial. Se acusó al Comisario que dirigía a las fuerzas de seguridad, bajo dependencia judicial, de tener carnet del PSOE. Había quedado en el olvido, de pronto, el contenido del discurso del propio Rajoy minutos antes.

La policía registraría inmediatamente el ayuntamiento de Alhaurín el Grande, los domicilios particulares de los detenidos así como una gestoría particular del alcalde, llevándose expedientes urbanísticos y dinero en billetes de 500 euros.

El PP respaldó en todo momento a los presuntos delincuentes, adelantando, sin mostrar duda alguna, que eran totalmente inocentes, debíéndose todo a un acoso del PSOE. Incluso, la hoy vicepresidenta del Congreso de Diputados, Celia Villalobos, entonces más reciente de haber sido exministra de Aznar, conservaba su acta de diputada, echó todo lo que se puede largar por esa boquita procedente de su empozoñada lengua para acusar a la fiscalía, a la justicia y a la policía de estar en connivencia y al servicio del Gobierno de Zapatero.

El alcalde de Alhaurín el Grande, echando sapos contra ZP, la policía y la justicia.

El alcalde de Alhaurín el Grande, Juan Martín Serán, echando sapos contra ZP, la policía y la justicia. Detrás el edil, que fuera también detenido, Guerra.

Los histriónicos gritos del alcalde Martín Serón, cuando llegó arrestado a su pueblo natal para llevarse a cabo ante su presencia los registros policiales, no pudieron ser más elocuentes sobre el envalentonamiento en que se encontraba semejante bocazas con el arrope de la dirección malagueña y andaluza del PP, donde sobresalió también en su bunkeriana defensa, el hoy conocido por “sobreseado” por Bárcenas, Javier Arenas, poniendo la mano en el fuego sobre la inocencia de los dos apresados.

“No me detienen a mí, es a todo el PP”. “Esto es lo que pasa en la República bananera de Zapatero, los inocentes en la cárcel y los etarras en la calle”, junto otras lindezas caracterizó el tono chillón y esperpéntico del alcalde.

Detención del alcalde de Alhaurín el Grande, Juan Martín Serón, en la operación Troya

Detención del alcalde de Alhaurín el Grande, Juan Martín Serón, en la operación Troya

Posteriormente, el transcurrir de la instrucción del sumario judicial se hizo muy lenta y engorrosa. La inestabilidad del juzgado de Coin, destino de las diligencias judiciales, y la falta de medios, fueron demasiados patentes y sobreexplotados por la defensa de los imputados. Se encontraba su plaza con nombramiento provisional, sin que fuera juez de carrera quien la cubría, motivo por lo que sufriría lo suyo de descalificación y presión por parte de los políticos y abogados del PP. De igual forma, dicho puesto quedaba vacante cada dos por tres, volviéndose a cubrir provisionalmente. Parte de las pruebas policiales y escuchas se anularon a pesar de que hubo empresarios que explícitamente declararon o admitieron chantajes y pagos concretos, hablando, incluso, de ser una práctica habitual en el municipio para la obtención de licencias y permisos, sobre un porcentaje del importe de las actuaciones y obras, así como que por parte de los bolsillos de los privados fuera ese dinero con destino a los políticos locales encausados.

Martín Serón, por entonces, iba a ser nombrado, momentos antes de su detención, Consejero del PP en la entidad financiera, Unicaja. Fue su anulación lo único que revisó el partido de Rajoy sobre la actitud de permanente apoyo que prestó a Martín Serón..

Serón y Guerra, eufóricos tras quedar en libertad provisional y tener que pagar una alta fianza

Serón y Guerra, eufóricos tras quedar en libertad provisional y tener que pagar una alta fianza

El alcalde Martín Serón continuó siendo alcalde tras su puesta en libertad provisional y pago de fianza al juzgado, a la vez que quedaba imputado y procesado con gravísimas acusaciones a la espera de juicio.

Sin embargo, el PP volvió a presentarlo en las elecciones de mayo del 2007, y también en las de cuatro años después, 2011, obteniendo en sendos comicios mayoría absoluta.

Francisco Conejo,, hombre de confianza de Griñán y Susana Díaz, empeñado en ser un Atila para que no creciera la hierba del socialismo en su natal Alhaurín el Grande

Francisco Conejo, dirigente provincial y regional del PSOE, de confianza de Griñán y Susana Díaz, empeñado en ser un Atila para que no crezca la hierba del socialismo en su municipio natal de Alhaurín el Grande

El hombre fuerte del PSOE en Alhaurín el Grande, era y es Francisco Conejo, nacido en dicha localidad, hoy una de las personas de máxima confianza de Griñán y Susana Díaz, que perdiera las elecciones municipales del 2003, y que como buen Ni-Ni solo atesora de profesión la de liberado por la política desde su más tierna adolescencia. Actualmente tiene, por disidencia partidaria, disuelta la Agrupación local del PSOE en ese municipio y expulsados a los seis ediles del grupo que ante esta represión que sufren se han constituido en formación socialista local.

Hasta enero del 2012, cinco años después de las detenciones, no serían juzgado Martín Serón y su edil de urbanismo, Gregorio Guerra. Fueron condenados por la Audiencia Provincial de Málaga, aún no siendo firme. al pago de una multa de 200.000 euros por un delito de cohecho y absolviéndolo de otros doce sobornos que habían sido acusados. La pena que podía recaer a todos los presuntos implicados disminuyó drásticamente a lo largo del juicio.

La sentencia expresa que Martín Serón y Guerra pidieron “con insistencia” 122.000 euros al empresario José B. L. con “ánimo de enriquecerse y sirviéndose de la ventaja que les proporcionaba su cargo oficial. Además se les impuso a los dos munícipes un año de suspensión para empleo o cargo público. 

Martín Serón con su equipo de Gobierno del PP, en el que anuncia que abandona la militancia y la alcaldía, a la vez que lanza ataques  por la sentencia al Tribunal Supremo y a la fiscalía

Martín Serón con su equipo de Gobierno del PP,  anuncia que abandona la militancia y la alcaldía, a la vez que lanza ataques, por la sentencia que le condena, contra el Tribunal Supremo y la fiscalía

El fiscal, por el contrario, había acusado a Martín Serón de 13 delitos de cohecho, denominado por acto justo – consistente en recibir dinero por “realizar un acto que es propio del cargo”-, solicitando una condena de dos millones de euros de multa en lugar de prisión. El Ministerio Público, situó al alcalde en una posición de protagonismo en la presunta trama, porque “es el que dirige y decide”, señaló en su informe final durante el juicio. Así, le consideró “inductor y cooperador necesario” en la comisión del delito y no un mero conocedor y consentidor de los sobornos que ejecutaba su concejal de Urbanismo, como mantuvo en su acusación inicial. Asimismo, el propio fiscal, al final de la vista oral, cambió notablemente su escrito acusatorio final, en el que sustituyó la pena de cuatro años y medio de cárcel, que inicialmente solicitaba, por el pago de una multa de dos millones de euros -frente a los 500.000 euros que pedía inicialmente- y tres años y nueve meses de suspensión para ocupar cargo público por ser culpable de los trece delitos de cohecho. Idéntica pena solicitó para el concejal de Urbanismo, Gregorio Guerra.

Ambos ediles, a pesar de la condena, se negaron a dimitir a la espera del recurso que habían interpuesto ante el Tribunal Supremo, y quedaron en sus puestos consistoriales, mientras el PP continuó, erre que erre, con su mismo discurso sobre la inocencia y que no actuaría hasta que no fuera firme la sentencia.

Martín Serón al fin realiza su mal trago  con la dimisión

Martín Serón al fin consuma su mal trago con la dimisión

La misma condena de la Audiencia Provincial es la que ha ratificado ahora el Tribunal Supremo. Y este martes, ocho de octubre del 2013, sin que la dirección del PP se atreviera a cesarlo, Martín Serón ha comunicado que deja la alcaldía y la militancia en el PP.

Abandona pues el ayuntamiento de Alhaurín el Grande, con los mismos aíres de mártil que siempre se quiso acompañar el corrupto, incluso con una plataforma constituida que descaradamente denomina víctimas del caso Troya, despotricando a diestro y siniestro contra la fiscalía, la justicia y el Tribunal Supremo, esta vez sin citar a ZP, llamando inquisidor al Estado de Derecho, tras haber sido edil durante dieciocho años, de ellos trece como alcalde con siete como procesado, pero amenaza con volver, presentándose a las próximas elecciones, pasado la leve inhabilitación para el ejercicio de cargo público que le ha recaído en la condena. 

En aquellas fechas, escribí una columna en el diario “El País” sobre este acontecimiento sucedido en Alhaurín el Grande, que, no habiendo aún llegado a ser tan conocida la corrupción política como lo representa hoy, fue noticia nacional:

Conflictos urbanísticos

¡Vaya día para el PP!

Martín Serón siempre se vería apoyado por la dirección del PP

Martín Serón siempre se vería apoyado por toda la dirección del PP. En la foto, abrazando al Presidente del PP de Málaga, Elías Bendodo.

“A Martín Serón y Guerra Gil -alcalde y concejal de urbanismo de Alhaurín el Grande- que compartieron mesa y mantel de almuerzo con tan ilustres personajes de su partido, entre otros: Rajoy, Arenas, De la Torre, Esperanza Oña, Celia Villalobos, Ángeles Muñoz… el gozo les debió llegar al pozo cuando escasas horas después, y ya tomando café con el hoy vocal de la gestora del PP y antaño ex subdelegado de Aznar, Carlos Rubio, la policía procedió, no a un “cachondeíto” sino a proporcionarles el gran susto mayúsculo del apresamiento por orden judicial. La detención, aunque fue en Marbella, esta vez la noble ciudad no tuvo culpa alguna. ¡Que tendrá Marbella… ! decía la sesentona canción. Pues que es muy ambicionada, le contestaría cualquiera.

Tanto, que fue villa elegida por Rajoy para dar sustanciales mensajes extraídos de su colección monográfica, dirigidos a tiros y troyanos, es decir contra el Congreso de los Diputados y el Gobierno. A la mayoría de la soberanía popular que el pueblo español se dotó en su aún no asumida derrota electoral del 14 M, la tachó de estalinista. ¿Qué representaría para don Mariano el franquismo al que en reiteradas ocasiones se ha negado a condenar? Asimismo, en esa oposición frontal que mantiene su partido contra el Gobierno, con la atenta mirada de Martín Serón en primera línea del mitin, rechazó la oferta de pacto ofrecido por Zapatero contra los delitos urbanísticos. Rajoy consideró que “hay leyes, pero que no se aplican”, exigiendo su cumplimiento, para lo cual “los jueces deben ser diligentes, la policía eficaz y el fiscal defender el interés general y por tanto ir claramente contra la corrupción”. Como coronario, don Mariano, mayor de edad, registrador de la propiedad y, según el extremeño Rodríguez Ibarra, “no elegido presidente por los españoles, y ni tan siquiera como candidato por los militantes del PP, sino ungido por el dedo del guerrero Aznar”, manifestó que “sólo el PP garantiza honestidad”, pidiendo “que se le dé su oportunidad en Marbella”, a lo que el alcalde del referido Alhaurín, junto a los demás comensales, irrumpió en fuertes aplausos.

Martín Serón en el Palacio de Justicia de Málaga, cuatro meses antes de celebrarse su juicio

Martín Serón en el Palacio de Justicia de Málaga, cuatro meses antes de celebrarse su juicio, confiado en salir absuelto.

De esas solemnes y contundentes palabras de Rajoy se deducía que la justicia tenía que ser diligente si había razones fundadas sobre cohecho y prevaricación urbanística, aunque fuera para dictar la detención del alcalde y concejal de Alhaurín, y por tanto no había que posponerla a que su estancia en Marbella quedara en el olvido, por lo que si algún militante del PP incurría en algún presunto delito no debía entenderse su detención como una persecución política contra el PP, sino derivado de la eficacia policial. De ahí que los vehementes gritos del presunto escoltado por la policía en la noche de los registros –“no van a por mí, van por el PP”-, solo pueden ser interpretados no en clave política, sino en el subjetivo aprieto que en ese instante, con la justicia pisándole los talones, sufre quién la pronuncia. Si lo anterior no merece justificación alguna, menos que un alcalde de un ayuntamiento, saliendo bajo libertad provisional y con una sustanciosa fianza, descalifique los mecanismos judiciales de nuestro Estado de Derecho tachándolos de “república bananera de Zapatero”. Y para colmo, que el presunto se refiera a que este mismo Estado democrático “mantiene a las personas honradas en la cárcel y a los etarras en la calle”, como mínimo debería de haber producido en el PP, por su condición de intolerables en alguien que se proclame demócrata, el sonrojo de haberlo tenido entre sus filas procediendo a la inmediata expulsión. Por ello, ¿qué pintaba pues la dirección provincial del PP rodeándole y respaldándolo en ese momento?

Registro que se efectúa en el ayuntamiento de Alhaurín el Grande por la operación Troya

Momento del Registro que se efectúó en el ayuntamiento de Alhaurín el Grande por la operación `Troya´

Más, cuando todo el mundo debería ser prudente con estos delicados temas, ya que, más temprano que tarde los sumarios secretos acaban haciéndose públicos, y las declaraciones realizadas quedan en las hemerotecas para vergüenza de sus autores.

Por si fuera poco lo anterior, el día antes de esta detención, Javier Arenas -el de la despolitización de las cajas de ahorros- pretendió que los euros de Unicaja estuvieran buenamente salvaguardados por sus nuevos consejeros: el diputado del PP, el nada apolítico señor Atencia, en sustitución no consensuada con el otro Mariano, Vergara, así como por un nada boquerón -qué pensará Celia Villalobos de su malagueñismo- dirigente del PP de Cádiz, relevando al edil malagueño Juan Ramón Casero, y por el primer edil de Alhaurín el Grande que fuera detenido horas después. Menudo escándalo financiero si la operación del PP sobre la malagueña entidad se hubiera consumado.

El descaro de un delincuente apelando a compliocidades

El descaro de un delincuente apelando a complicidades

En la frustrada elevación del señor Martín Serón a la categoría de consejero de la entidad, llevada a cabo gracias a la votación democrática de su asamblea general, el máximo del PP de Málaga, Joaquín Ramírez, arremetía, la misma mañana en que horas más tarde se produjo la citada detención, contra el resultado habido porque la votación se había hecho a “cara de perro” -¿figuraría algún can en el reverso de la papeleta del voto?- a la vez que Antonio Sanz, secretario general del PP-A, descalificaba públicamente al presidente de Unicaja, Braulio Medel. De ahí que esa misma noche de autos alhaurinos, mientras la policía judicial, en su búsqueda de papeles urbanísticos y otros colaterales, se dedicaba a registrar diversos inmuebles de Alhaurín el Grande, cundiera, procedente de las viperinas lenguas de la sátira, el chascarrillo de que la sombra alargada de don Braulio era el autor intelectual de la operación que se estaba desarrollando por la UDYCO (Unidad de Delincuencia y Crimen Organizado).

Juicio por la operación Troya, declarando el alcalde Martín Serón

Instante del juicio por la operación Troya, con la declaración del alcalde Martín Serón

¡Vaya día para el PP! Pero lamentablemente no sólo para el PP, de ahí que su tragicómica incongruencia simultáneamente se convierta políticamente en desastre para todos, cuando de cara a la ciudadanía el ejemplo que en este fatídico día han dado los citados dirigentes del PP, cae como destructiva bomba de neutrones sobre el noble quehacer de la política y el generoso trabajo que la mayoría de los alcaldes y concejales -incluidos lógicamente los del PP- hacen por el interés general.

Ignacio Trillo Huertas”

OTROS POST CONTENIDOS EN ESTE BLOG SOBRE ESTA CUESTIÓN.

20.01.2012.- EL PP Y SU ALCALDE CONDENADO, SE CISCAN EN LA ÉTICA POLÍTICA: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2012/01/20/3877/

21.09.2011.- MÁS DEL 90% DE LOS SOCIALISTAS DE ALHAURÍN EL GRANDE PIDEN LA DIMISIÓN DE SU ATILA NATAL, FRANCISCO CONEJO: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2011/09/21/mas-del-90-de-los-socialistas-de-alhaurin-el-grande-piden-la-dimision-de-su-atila-natal-francisco-conejo-21-09-2011/

Anuncios
Posted in: Solo Blog