ANÁLISIS AL ARDID DE GRIÑÁN (01.07.2013)

Posted on junio 30, 2013

1


ANÁLISIS AL ARDID DE GRIÑÁN.

Ignacio Trillo

Lo atado y bien atado, o la sucesión digital, pocas veces funciona

Lo atado y bien atado, o la sucesión digital, pocas veces funciona

No pretendo ser exhaustivo, pero sí rehuir de la propaganda y panegíricos interesados así como de los libelos que suele ciscar la caverna, de cara a seleccionar unas cuantas columnas publicadas por periodísticas o procedentes de antiguos dirigentes socialistas apartados ya de toda la lucha política o de batallas internas orgánicas, con el objetivo de aproximar a cuantos no siguen al día lo que acontece en Andalucía, las valoraciones que se hacen aquí del anuncio de Griñán sobre su sucesión y la forma de efectuarla.

Con ello, traslado la reacción que ha habido en esta comunidad autónoma sobre lo que tantas incertidumbres está generando en el PSOE-A, que, al igual que su padre federal, se caracteriza desde hace ya algún tiempo en pretender no levantar cabeza, y a lo más que llega es a empeorarse.

Son todos firmas andaluzas porque las claves de cuanto acontece en el PSOE-A no están siendo bien interpretadas ni comentadas, en tertulias u otros medios escritos o en la red, de Despeñaperros para arriba.

La catarsis y regeneración del PSOE para su reinicio, si aspira a ser alternativa

Urgencia de una catarsis con refundación para su reinicio, si aspira a querer volver a ser alternativa

En este sentido, basta ojear el contenido de lo que expresan algunos sesudos columneros, que moran allende nuestros límites, especialistas tanto para un roto como para un descosido, para darse perfectamente cuenta. Confunden un más de lo mismo y con mayor tendencia a la decadencia, con que Griñán ha dado un golpe de mano acertando en la diana de la regeneración socialista, a la vez que explicitan que con esta operación sorpresa se carga a la vieja guardia. Estos hechos, solo existen en las osadas imaginaciones de la ciencia-ficción.

Por el contrario, pareciera que no les importa, a pesar de que sean de izquierdas o progresistas, el método tan particularmente antidemocrático de convocar su sucesión mediante unas primarias dedocráticas exprés, a espaldas de la militancia, donde, incluso, puede ser que el proceso no se celebre por las reglas trileras que le acompañan ¿Suena lo de, le llaman democracia y no lo es?  Tampoco atañe, en las manos de quién pretende dejar Griñán al PSOE-A.

Los andaluces ya salimos muy escarmentados de aquel 28F, convocatoria de un referéndum por el gobierno de la UCD para que no se votase, como para no apreciar el olor a distancia cuando se trata de un pucherazo. Asimismo, de las posibles consecuencias irreversibles que genera la sucesión prefijada, que puede llevar al PSOE-A a su encuentro con el PASOK o a acompañar la tumba de Benito Craxi, en paz descanse en Tunicia, en vez de tomar la senda de las exitosas primarias abiertas de Francia o Italia con clamorosa participación de un censo electoral, no solo de afiliad@s de carnet, proclive a votar izquierda o centro-izquierda.

Os dejo con sus lecturas:

1.-Ignacio Martínez, excorresponsal de Canal Sur en Bruselas, ex delegado en Málaga del diario El País: Griñán “ha querido vestir su dedazo con un triple halo de regeneración democrática”. Sobre la biografía de Susana Díaz: “tardó 15 años en aprobar Derecho”. Digo yo que entonces no llegaría al 5,1 de Rajoy.

EL BALCÓN

Llega el ‘susanismo’

IGNACIO MARTÍNEZ | DIARIO DE SEVILLA 30.06.2013.

La legitimidad de Susana Díaz va siendo transportada por vía dedocrática

La legitimidad de Susana Díaz va siendo transportada por vía dedocrática

LA convocatoria de primarias que ha hecho Griñán en el PSOE andaluz es engañosa. Ha decidido que Susana Díaz sea su sustituta, pero ha querido vestir su dedazo con un triple halo de regeneración democrática, llamada a las bases y relevo generacional, para darle el máximo brillo, fama y prestigio. ¡Y dijo en su discurso del miércoles que no tiene apego al boato! Este procedimiento trucado, lanzado deprisa y corriendo, tiene ahora el inconveniente de encontrar algún sparring para la simulación. Pero no encuentran cliente. Y siete mil firmas para avalar al cándido adversario perdedor no son fáciles; el que se atreva se juega su medio de vida, en un partido tan clientelar. Al final, Chaves fue mucho más honrado: puso a quien quería, sin trampas, sin tanto boato. 

Además del procedimiento, llama la atención la elegida. ¿Después de 31 años ininterrumpidos en el poder, Susana Díaz y Mario Jiménez son lo mejor que ha producido la cantera socialista en Andalucía? ¿La Masía de las Juventudes no ha dado más de sí? ¡Imposible! La heredera tardó década y media en aprobar la carrera de Derecho, no se le conoce trabajo por cuenta propia o ajena, siempre ha sido empleada del partido o colocada en cargos institucionales. Su escuela ha sido el aparato. Ha sido concejal de Sevilla, diputada en el Congreso y diputada en el Parlamento regional. Un servidor no ha encontrado ordenanza municipal o iniciativa parlamentaria de la que fuese autora. Eso sí, quienes la conocen coinciden en atribuirle un destacado virtuosismo en el arte de la intriga, el complot y la eliminación del adversario. Nunca pierde. Prepárense, porque esto es lo que viene. Se cree que después del verano Griñán le cederá el sillón: presidenta sin pasar por las urnas. 

Ahora entramos en la fase publicitaria. El feminismo profesional ya ha desplegado las trompetas de Jericó: todo el que critique a su patrocinada es un misógino y un machista. Así que, ojito con lo que se dice. Es una lástima que este lobby no hubiese hecho lo mismo contra su adulado presidente y su delfina cuando laminaron a Pilar Navarro como diputada por Almería, el mejor expediente académico de España en 2001, con media de matrícula, asesora jurídica de empresas, profesora de universidad, un doctorado en Derecho, ocho libros y un sin número de iniciativas parlamentarias. Un ejemplo de mérito y capacidad, eliminada en navajeos palaciegos. O cuando Griñán y Díaz relegaron a Micaela Navarro, inquietos por su luz propia: una mujer hecha a sí misma, de la escuela rural a la educación de adultos y a la universidad, que trabajó de jornalera o en conserveras desde niña. 

Si el coro oficial de feministas se hubiese enfrentado al poder para defender sus causas, ahora tendría credibilidad. Hacerlo sólo para mayor agrado de los que mandan no resulta heroico. Es muy cómodo apuntarse al núcleo duro del susanismo, el poder que viene. Pero ya hay cola. Es la huella que deja Griñán.

2.- Enrique Linde, exconsejero de Gobernación de la Junta de Andalucía: También cree que hay precipitación en las primarias de Griñán. Asimismo, afirma que Griñán pareciera “un recién llegado” provocador.

SIN MALDAD

Precipitación

ENRIQUE LINDE | DIARIO MÁLAGA HOY 30.06.2013

Griñán en su precipitación ha contado con su sector mayoritario en siete provincias, menos Jaen que no controla

Griñán en su precipitación ha contado con su sector mayoritario en siete provincias, menos Jaén que no controla

NO cabe duda que Griñán es un político al que le gustan las sorpresas. Desde que accedió al primer puesto de la representación política andaluza ha mostrado su inclinación a hacer declaraciones directas, desconcertantes y, a veces, rozando lo politicamente incorrecto. No era infrecuente asistir a sobresaltos por alguna manifestación que posteriormente ha requerido un reguero de aclaraciones, interpretaciones y matizaciones tratando de calmar las aguas que previa e intencionadamente había agitado. A pesar de su dilatada experiencia política, su capacidad dialéctica y su indiscutible nivel intelectual y cultural, a veces, en sus formulaciones, básicamente orgánicas, su comportamiento es el de un recién llegado que hace de la provocación su arma favorita.

Por eso, que una persona anuncie que cuando llegue a los setenta años dará por concluida su vida política no entra dentro del mundo de la sorpresa o el sobresalto. Lo peculiar, en este caso, ha sido el momento elegido para decirlo, a tres años de que el hecho hipotéticamente se vaya a producir y en el foro que lo ha hecho, en el debate del estado de la comunidad y ocultando, por otra parte, un formidable discurso. (Este sí es mi Pepe)

Pero lo más sorprendente de todo, y en este caso lamentable, es la celeridad con que la dirección del PSOE de Andalucía trata de buscar, encontrar y entronizar al sustituto. Da la impresión que se abordan las primarias como un molesto trámite del que hay que salir lo más rápidamente posible. Resulta descorazonador que cuando se está en disposición de hacer un gesto de regeneración orgánica, de mejorar los mecanismos de participación política de militantes y simpatizantes, de ganar algo de la credibilidad perdida, en definitiva, de trasladar a la realidad los bellos discursos que últimamente oímos, la irrefrenable vocación controladora de la dirección puede dar al traste con una oportunidad de demostrar que se cree en lo que se dice.

Unas primarias abiertas a los simpatizantes, con más de una candidatura, con tiempo suficiente, con posibilidad que los candidatos consigan los apoyos, y se puedan celebrar reuniones y debates, supondría una legitimación de la actividad partidaria de la que estamos ahora tan necesitados. Por el contrario, las primarias que se perpetran, con precipitación y estiaje, sin apenas tiempo para organizar candidaturas, se acercan mucho a una pantomima irrelevante que nada le aportan al partido ni a la persona candidata oficial, que dicho sea de paso, tampoco me parece mala candidata.

3.- José Asenjo, exsecretario general del PSOE de Málaga hasta el año 2000. Dimitió tras el atentado de ETA contra él y su familia: “Más que un proceso de primarias parece que se haya abierto la ventanilla para sustanciar un trámite burocrático”.

POSTALES DESDE EL FILO

Un largo adiós

JOSÉ ASENJO | DIARIO MÁLAGA HOY 29.06.201

despedida

¿Despedida de Griñán?

CON tres años de anticipación, el presidente de la Junta anunció que se retirará al final de la legislatura. La noticia ha cogido a todos por sorpresa, especialmente a sus compañeros de la dirección federal. Tradicionalmente en los debates sobre el estado de la comunidad el presidente hace un anuncio llamativo para atraer la atención mediática. Si ése es el caso, me parece que se han pasado tres pueblos. Llama la atención el tono y el escenario elegido. Lo que Griñán comunicó al Parlamente fue su renuncia a optar a la candidatura del PSOE en las próximas elecciones. Algo que, pese a su indudable interés, sólo concierne a su partido. En la escenificación, incluso en las posteriores declaraciones, se ha mezclado confusamente lo partidario y lo institucional.

Si se trata de poner en marcha un proceso de cambio generacional en el PSOE andaluz, no parece que la mejor manera de iniciarlo sea la convocatoria precipitada y cicatera de unas primarias. Más que poner en manos de los militantes la decisión, parece que se les quiera sorprender. Todo ello produce la impresión, probablemente falsa, de que, como antes hicieran otros, Griñán no se quiera ir sin designar su sucesor. Más que un proceso de primarias parece que se haya abierto la ventanilla para sustanciar un trámite burocrático.

Según todas las informaciones, Griñán no consultó con Rubalcaba una decisión tan importante y de inevitables repercusiones en toda la organización: se limitó a comunicársela poco antes de hacerla pública. Es algo muy propio del actual PSOE. Como pronosticó hace años Alfonso Guerra, el partido socialista más que como un partido federal funciona de hecho como una federación de partidos. El problema no es la baja nota de Rubalcaba en las encuestas, sino el nulo respeto a su liderazgo en el propio partido. No hay que olvidar que Griñán preside además la Ejecutiva Federal. En esto el PSOE se parece a la UE.

Los gobiernos eligen para la Comisión a dirigentes que por su bajo perfil no podrán en cuestión el poder que, de forma fáctica, ejercen los Estados miembros sobre las instituciones europeas. El resultado es la renacionalización del proyecto europeo y su deconstrucción. Los lideres territoriales del PSOE, que controlan el poder orgánico, tampoco permiten un fuerte liderazgo nacional. El resultado es la progresiva desaparición de un modelo de partido que, como organización nacional, funcione a partir de un centro de decisión federal. Aunque ése sea el que figura en los estatutos, en la práctica ha desaparecido. Un liderazgo como el de Felipe González hoy sería imposible. 

4.- Así define, José Aguilar, periodista y profesor de derecho administrativo, a la quinta del biberón que sustituirá a Griñán:

LA ESQUINA

Un relevo con doble salto

JOSÉ AGUILAR | DIARIO DE CÁDIZ 30.06.2013

El doble salto de Griñán

El doble salto de Susana Díaz

LA designación de Susana Díaz como sucesora es completamente coherente con el pensamiento y el talante de Griñán. No así el procedimiento para hacerlo, eclipsando el Debate parlamentario sobre el estado de la Comunidad y precipitando los trámites orgánicos con el decidido propósito de cerrar la crisis a uña de caballo y evitar la eventual formación de una candidatura alternativa.

La coherencia de fondo es, en cambio, innegable. Desde que Griñán provocó un congreso extraordinario y tempestuoso para arrebatarle a su amigo Manuel Chaves el control del PSOE andaluz, se rodeó de un reducido círculo de cachorros a modo de guardia de corps de absoluta confianza: el malogrado -políticamente- Rafael Velasco, Susana Díaz y Mario Jiménez. Todos ellos criados y crecidos en las Juventudes Socialistas, ambiciosos como nadie, fieles a su líder hasta la caricatura y curtidos en mil batallas internas coronadas siempre por el éxito.

Es decir, la apuesta de Griñán por Susana para la mayor responsabilidad imaginable en Andalucía es acorde con su creencia en la renovación del Partido Socialista a través del relevo generacional, y la culmina. Cierto que se trata de un relevo con doble salto: para reordenar la cúpula del socialismo al frente de esta comunidad ha prescindido de los dirigentes y cuadros de entre cuarenta y sesenta años. Vamos, de la entera generación intermedia entre la vieja guardia de la autonomía andaluza y los que el 28-F casi estaban tomando el biberón. Ha pasado directamente del Antiguo Testamento a los Novísimos.

¿Esto es bueno o es malo? Ya veremos. Con todo respeto por las personas, yo le veo un defecto a este colectivo del que va a salir la clase reinante: no han trabajado en su vida fuera de la política. La política no es mala, qué va. Pero también es unidimensional, parcialísima, absorbente y mezquina. Quien se dedica sólo a ella desde la adolescencia tiende a saber mucho de lucha por el poder, conjuras, ambición, traiciones y cambio de lealtades (y de esfuerzo, tesón y sacrificios, reconozcámoslo), y poco de los problemas de la gente corriente: estar en paro, tener un empleo precario, no llegar a fin de mes, montar un negocio, pelearse en las ventanillas de la Administración, incluso buscar aparcamiento o hacer cola.

Borbolla lo ha dicho a la tremenda: en las Juventudes Socialistas sólo se aprende a maniobrar y conspirar para estar en el mando.

5.- Antonio Méndez, exdirector de la Cadena SER en Málaga, director del diario Málaga Hoy de la cadena andaluza Joly: “Susana Díaz vence en primarias”. Pienso que o bien tiene información privilegiada o no es tonto y ya sabe el resultado.
 
LUCES Y SOMBRAS

Susana Díaz vence en las primarias

ANTONIO MÉNDEZ | DIARIO MÁLAGA HOY 30.06.2013

Susana Díaz la que el oficialismo quiere verla así el próximo 29 de julio

Susana Díaz la que la que los griñaninis quieren, mejor sin primarias, verla así el próximo 29 de julio

CUANDO el 1 de mayo le pregunté a un dirigente de la cúpula del PSOE andaluz si su formación manejaba algún candidato de esta comunidad con serias opciones de liderar el partido en España, no dudó un instante en ofrecerme dos nombres: Susana Díaz y Mario Jiménez. Admito que tuve que esconder mi estupor, tentado de soltar una exclamación impropia, y logré proseguir la conversación, con un teatralizado rictus serio, en la cafetería del hotel donde se celebró la charla. Así que no me ha causado sorpresa alguna el anuncio de que la actual consejera de Presidencia es la aspirante elegida por el aparato socialista andaluz para suceder al presidente Griñán. El mandatario afirmó este semana, en el desactivado debate sobre el Estado de Andalucía, que su generación, la de la Transición, ha cumplido su etapa. Creo que a la vista de algunas decisiones somos varias generaciones posteriores las que debemos quedar amortizadas a la vista de mi incapacidad intelectual de entender algunas decisiones. Desconozco las razones por las que Griñán ha acelerado el proceso de relevo. Las sabe él y, por tanto, es inútil especular. Los críticos alegan que la urgencia por convocar las primarias para el 29 de julio esconde en realidad la auténtica intención de evitarlas. Cierto, en el teórico casting de posibles sucesores aparecían Micaela Navarro, Mar Moreno o Francisco Vallejo. Por razones personales, orgánicas o judiciales, según cada caso, en el horizonte no se adivina contrincante posible. Incluso ha aparecido el nombre de Luis Planas, el consejero de Agricultura, de un perfil tecnócrata, que personalmente dudo que entre en estos avatares intestinos. “Cuando se gobierna se es conservador”, me decía esta semana otro dirigente socialista, convencido en que este combate lo ganan sin oposición. 

Pero es incierto que el PSOE andaluz no quiera primarias. Ya las ha celebrado pero entre la elite de sus dirigentes. Mario Jiménez, 42 años. Diplomado en Economía. A los 23 años era secretario de las Juventudes Socialistas. Con 26, por lo visto, ya tenía capacidad para asesorar nada menos que al Gabinete de Presidencia de la Junta. Con 29 años diputado, y hasta ahora. Pero los selectos votantes de su partido no le vieron el perfil moderado que entiende aprecia el electorado de un gobernante. Susana Díaz tiene 38 años y ya lleva casi 14 como cargo público. Es licenciada en Derecho. Con ella creen que tendrán más posibilidades de ahormar las aristas de su carácter y aunque saben que presenta rasgos de una mujer “dura”, han llegado a la convicción de que reúne los requisitos de mercadotecnia para encarnar la sucesión. Susana Díaz ha salido vencedora.

6.- Juan M.Marqués Perales, periodista, subdirector del Grupo Joly de ocho diarios andaluces: “Griñán cederá a Susana Díaz el control del Gobierno tras las Primarias”. Si tan claro lo ve cualquier periodista ¿Por qué le llaman primarias a un pucherazo?

Presidenta in péctore

Susana Díaz ¿Presidenta?

Susana Díaz ¿Presidenta?

El Grupo Socialista cree que Griñán cederá la Presidencia a Susana Díaz una vez que resulte elegida en las primarias, aunque él lo niega. Sin embargo, no descarta un adelanto electoral.

SI el presidente andaluz fuese el de Cataluña, José Antonio Griñán contaría con una fórmula apropiada para guiar su sucesión: nombraría a Susana Díaz su conseller en cap, una suerte de primera ministra en un Gobierno presidencialista. Lo hizo Pujol con Mas. Eso, si fuese catalán y si Griñán no gobernase en coalición con IU, lo que le obliga a seguir manteniendo a Diego Valderas como vicepresidente. Pero ésa es la idea; quédense con ella: una vez que Díaz, de 39 años, salga elegida el próximo 29 de julio candidata del PSOE para las elecciones autonómicas, Griñán se dedicará a las labores de mayor altura, todo los focos y el protagonismo serán para su actual consejera de Presidencia, una sevillana de Triana que hace sólo cuatro años ocupaba un puesto en la dirección provincial del PSOE de Sevilla y que ya hoy es una presidenta in péctore. 

Griñán sería como una suerte de Mitterrand -así se lo dijo a su grupo parlamentario, citando al desaparecido presidente de Francia, al que se le comparaba con un emperador socialista, y así lo ha comentado en otras ocasiones en tono de broma-: un presidente muy presidencialista al que la gestión del Gobierno se la llevan otros. 

Presidenta in péctore, sí. Y ello por dos razones: porque, posiblemente, los críticos con Griñán, de 67 años, y los detractores de Susana Díaz, que pueden ser más, no encuentran un candidato alternativo para presentarlo a las primarias, con lo que ella saldrá elegida por aclamación sin necesidad de acudir a las urnas y, segundo, porque el presidente andaluz va de retirada. 

Los críticos, que intentan seducir a Micaela Navarro para que dé el paso, aunque ella se niega, sólo tendrían alguna opción si las primarias, en vez de en julio, se retrasasen a otoño. Luis Planas no se ha descartado -tampoco lo contrario- y una consejera, a la que se lo propusieron, no quiso ni oírlo. 

En declaraciones a este medio, el presidente aseguró que no va a marcharse para dejar el puesto a Susana Díaz antes de las elecciones, aunque no puede descartar un adelanto electoral. Su opinión es que en los tres años que quedarían para la cita autonómica nadie sabe qué puede ocurrir, pero lo cierto es que el pacto con IU se puede malograr. 

La cita de los comicios europeos de mayo podría llevar a los socios de la federación de izquierdas a salir del Gobierno andaluz si logran un buen resultado, y quieren medir después sus fuerzas en Andalucía. Podrían probar una nueva coalición con más poder y más consejeros. Ahora son tres. Pero ésa no es su intención; es más, es como si fuera el PSOE el que estuviera buscando motivos para romper con IU. 

El nuevo líder de IU, Antonio Maíllo, ya ha declarado que él no ve motivos para un adelanto. Primero, porque, ciertamente, no hay causas objetivas y, además, porque él, que se configura como el candidato con mejor cartel, necesita un elemento más además de discurso, apariencia y motivación: tiempo. IU va a resistir, no desea romper una coalición para, un mes después, volver tener que convencer a sus bases de la necesidad de retornar al Gobierno de la Junta con los socialistas. Es la negación del primer principio de la termodinámica, pero en política: escoger el camino más largo para llegar al mismo punto. 

Por ello, la mayoría del Grupo parlamentario Socialista cree algo que Griñán niega. Que pasado unos meses, cuando Díaz ya sea la protagonista del Gobierno, la conseller en cap, ya sea como vicepresidenta segunda o como el presidente estime, éste se retiraría. A su casa. “Lo normal es que Susana Díaz tenga uno o dos años de rodaje como presidenta antes de las elecciones”, explicó a este diario un parlamentario socialista cercano a la hoy consejera de Presidencia. 

Lo sucedido esta semana, con el anuncio de Griñán de no seguir después de las próximas elecciones y el supuesto ejemplo que él le ha querido dar a Alfredo Pérez Rubalcaba -otro de su generación, aunque algo más joven- necesitan de un relato, que está más cerca de la novela psicológica, del comportamiento de los personajes, que del tactismo político. O para ser más exactos: una convicción personal (Griñán) sobre un momento vital ha confluido con la ambición de otra personal (Susana Díaz) en una sucesión pactada, un dedazo o un griñanazo, pero ejecutada con todos sus perejiles democráticos. Chaves, por ejemplo, se fue al año y medio de ganar por mayoría absoluta mediante un acuerdo con su dirección y el grupo parlamentario. 

Al final, y a pesar de las dudas fundamentadas de los críticos sobre la claridad del sistema, las urnas de los socialistas están abiertas, y a ella puede confluir quien le plazca, aunque para ello deba reunir unas 7.000 firmas de avalistas en el PSOE antes del 17 de julio. ¿Precipitado? Sí, pero si Susana Díaz no encuentra su alternativa, no será achacable a ella, sino al PSOE andaluz, la federación más importante del país, que se mostraría incapaz de hallar a una persona distinta a quienes muchos de ellos critican. 

Díaz se sumaría a una nómina de grandes políticos: Plácido Fernández Viagas, Rafael Escuredo, José Rodríguez de la Borbolla, Manuel Chaves y José Antonio Griñán. ¿Que el nivel ha bajado? Sí, pero no será por culpa de Díaz, una mujer que, por otra parte, es una auténtica esponja, escucha y procesa todo, es trabajadora y ha sabido aprender mucho durante estos cuatro años. Admite, o busca, rodearse de gente más inteligente que ella o más preparada, siempre -claro está- que no tengan mayores ambiciones. Si el PSOE andaluz presenta a Susana Díaz de candidata a la Junta es porque ésa es la medida del partido. 

Pepe Griñán, el hombre.

Griñán, la distancia entre lo que predica y lo que practica.

Griñán, la distancia entre lo que predica y lo que practica.

Hace ya varios meses, este diario mantuvo una conversación informal con el presidente de la Junta en su despacho del Parlamento andaluz. Era tarde, y Griñán estaba relajado, pero preocupado. Dio la sensación, o al menos así lo percibió quien esto escribe, que se dolía por perder estos últimos años de su vida. Le apasiona la política, pero la gestión le había consumido el tiempo que necesitaba para dedicarse a su hermana enferma, a su sobrinos, a su esposa, a sus hijos y a sus nietos; a la literatura, al cine y a la música. Con 67 años, Griñán ya no quería ser el “Pepe Griñán” que todos conocemos. 

Eso fue una tarde sombría de invierno; de mañana, era otra persona: Griñán aspiraba a otros puestos en Madrid, o eso parecía, oía a gente que le pedía que sustituyera a Alfredo Pérez Rubalcaba como secretario general del PSOE e, incluso, que fuese candidato a unas primarias. Poco a poco, según cuenta uno de sus más estrechos colaboradores, el Griñán cansado, pero a la vez más vital, le fue ganando la partida al ambicioso, hasta que, al final, alrededor de hace varias semanas, decidió dar el paso: anunciaría que no se presentaría a la reelección, y abriría la sucesión sobre la base de unas elecciones primarias. 

Para él, esto ha supuesto una liberación: ya sabe que antes de las próximas elecciones autonómicas, nadie le presionará para que siga. Sueña con tener libre los fines de semana a partir de octubre, sin actos de partido, porque piensa delegar en el candidato. Casi todo. En la reunión que mantuvo el miércoles con su grupo parlamentario les dijo: “Tenéis que matar al padre”. Es decir, piscológicamente, debéis romper con la generación de la Transición. “Yo me iré, y los pájaros seguirán cantando”, les soltó. Se va. 

Algunos que bien le conocen, no sólo apuntan a estos factores personales, también a otros más políticos, como el caso de los ERE o el de Invercaria. Griñán enferma cuando le llaman “el presidente de los ERE”. Juan Ignacio Zoido, el líder del PP, mantiene que la juez instructora, Mercedes Alaya, terminará por imputar al presidente por su pasado como consejero de Economía. En cualquier caso, de ser así, y Zoido sabe bastante de los designios de Ayala, la juez debería solicitar el suplicatorio al Tribunal Supremo. Es difícil que Griñán sea imputado; otra cosa es que su colaboradora en Economía, Carmen Martínez Aguayo, hoy consejera de Hacienda, sea llamada al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Ese hecho sería un duro golpe para Griñán, porque Martínez Aguayo declaró que ella no informaba a su jefe de entonces de los informes que el interventor de la Junta le envió con serios reparos al sistema de ayudas de los ERE. Ésta es la tesis del PP. Pero sí es posible que a Griñán le pese este asunto con independencia del curso que vaya a llevar la instrucción judicial. 

Sigamos: Griñán no quiso relevar a Manuel Chaves hace cuatro años, se resistió a ser presidente de la Junta, pero aceptó aunque las razones de entonces se han vuelto más fuerte ahora. La cara de alegría de su esposa, María Teresa Caravaca, el miércoles pasado en la cafetería del Parlamento daba buena cuenta de que era una decisión muy bien acogida en su familia. 

Una persona que ha estado muy cerca de ambos hizo esta reflexión: “¿Por qué ahora? Mi opinión es que si es una operación a corto plazo, y deja de presidenta a Susana, esto no es una decisión política para plantarse ante Rubalcaba, es cansancio personal, es el asunto de los ERE, la familia…” 

Rubalcaba, ¿una excusa? 

Cada día que pasa más puentes rotos

Cada día que pasa, más puentes rotos

La lectura que se realizó el miércoles de la salida de Griñán era que, harto de Rubalcaba, le había incitado a marcharse con su propia inmolación. El secretario general del PSOE, instalado en Ferraz, habló con Griñán el día antes, no le gustó su decisión, la comprendió, pero en ningún momento la interpretó como un empujón para que él se marchase ya o convocase, cuanto antes, las elecciones primarias a nivel nacional. 

A esas alturas, las conversaciones entre políticos son muy parecidas a la de la diplomacia vaticana. Nunca se sabe si lo que entra a través de la palabra es la daga o el halago. “Para pegarme un empujón, a mí me bastaba con decírmelo, no necesita irse él”, explican que fue la reacción de Rubalcaba cuando alguien le informó de esta lectura. Desde el entorno del presidente andaluz se negó, con bastante vehemencia, que Griñán hubiese criticado a Alfredo Pérez Rubalcaba por aguantar sus primarias o por no retirarse. “Falso de toda falsedad, quien haya dicho eso en mi nombre miente”, comentó el presidente andaluz a este medio en una conversación informal en los pasillos del Parlamento andaluz. 

No obstante, la decisión del presidente movió los cimientos de la sede socialista de la calle Ferraz. Griñán y Rubalcaba habían suscrito un pacto de estabilidad por la que el PSOE convocaría elecciones primarias en una fecha cercana a las generales, y nunca antes de las europeas de mayo. Ambos se están reuniendo con los secretarios regionales del PSOE para llegar a un consenso en la Conferencia Territorial del próximo fin de semana en Granada, donde los socialistas deben salir con su mapa de España; es decir, con su propuesta de modelo federal ante la deriva secesionista de CiU y el seguidismo del PSC. Griñán se había convertido en el principal apoyo de Rubalcaba, y el anuncio cayó como una bomba. 

Hay que considerar que el argumento empleado por el presidente andaluz es que es necesario una amplia renovación, que llegue “savia nueva” a la cúpula del partido y que, además, esto se debe conseguir con la inmediatez de unas primarias en julio. Ya. Bueno, vale, la decisión de Griñán no es un dedazo en el ojo de Rubalcaba, pero es como si hubiera estado pensando en él en cada momento que lanzaba esos mensajes. 

Griñán y su segundo en el partido, Mario Jiménez, han concluido que el adelanto de las primarias al mes de julio no condiciona a Rubalcaba. “Esto se circunscribe y se agota en Andalucía”, dijo Jiménez el jueves pasado. 

Es más, tanto la gente de Griñán en Andalucía como los antiguos rubalcabistas discuten sobre quiénes son los que están erosionando a Rubalcaba. Es curioso. Mario Jiménez sostiene que son “otros” los que le perjudican, los mismos que desean que Patxi López, el ex lehendakari, sea el candidato a las elecciones a la Presidencia del Gobierno. 

Un sociólogo con cierta ascendencia en el PSOE andaluz mantiene que es posible, al menos como eso, como posibilidad, que los socialistas puedan ganar unas generales a Mariano Rajoy si llegan con un buen candidato: joven, por supuesto. Según esta misma teoría, los socialistas andaluces estarían deseando, aunque Griñán lo niega, que Rubalcaba ejecute también un relevo generacional. 

En cualquier caso, el anuncio de la marcha de Griñán estaría más relacionada, pues, con su convencimiento personal de dejar el cargo que con el factor Rubalcaba. 

Susana, en escena.

Hay afinidades que mejor que primarias

Griñán y Díaz, complicidades que no han pasado desapercibidas

Griñán y su consejera de Presidencia son dos personas con orígenes y formación muy distinta, aunque entre ambos ha ido creciendo una complicidad que no ha pasado desapercibida ni al círculo de San Telmo ni al grupo parlamentario socialista. Del mismo modo que Griñán ha necesitado meses para madurar su salida, también ha empleado mucho tiempo en decantarse por Susana Díaz. A Griñán y a Díaz no les separa sólo la edad. El primero procede de una familia conservadora, de magistrados, es muy culto, inspector de Trabajo y nunca estuvo en la maquinaria interna del PSOE. La segunda se crió en la escuela de cachorros de Juventudes Socialista, donde, según dicen sus mayores, no se aprende nada bueno; vive en El Tardón, más allá de Triana; adora a su familia de fontaneros municipales, y tardó muchos en años en licenciarse en Derecho porque dedicó todo su tiempo a la política. Y no es que sea una mujer de aparato, sino que ha estado en sus entrañas. 

Susana Díaz ha acompañado a Griñán en dos momentos muy difíciles del presidente. En el congreso federal del que salió Rubalcaba, Susana Díaz apoyó a Carme Chacón de modo público, aunque antes nunca fue partidaria de ella. Sí Griñán. Y segundo: el presidente andaluz se sintió muy solo durante la campaña electoral de 2012, y Díaz estuvo siempre a su lado. Cuando ella fue nombrada consejera de Presidencia, actuó como los de la vieja guardia: no se desligó del poder interno del PSOE. Ganó la secretaría general de Sevilla a Antonio Gutiérrez Limones y, después, inventaron un cargo para que se incorporase a la Ejecutiva. 

Griñán se mantendrá, oficialmente, neutral durante las primarias, pero es su candidata y todo el PSOE lo sabe. Ya tiene controlada a todas las provincias, excepto Jaén, y los equipos preparados para comenzar a conseguir un abrumado número de avales. Aunque le basta con 7.000, desea tener tantas firmas como votos porque, si no hay contrincante, no habrá votación, pero cada aval la legitimará. 

Además de Jaén, sólo Cádiz está dividida, aunque sus partidarios creen que pueden obtener un 60% de avales entre la militancia. Si esto no es una sucesión dirigida, alguien debería echar del trabajo a quien esto escribe por contar mentiras. 

Sin bicefalias. 

El desencuentro de Griñán con Chaves

Cuando la excusa de Griñán sobre su bicefalia con Chaves para apartarlo del PSOE-A

Después del relato, llega el desenlace, pero éste es incierto. Griñán y su entorno mantienen que el presidente de la Junta agotará toda la legislatura -eso sí, dure lo que dure, y puede que no se llegue a 2016- porque Susana Díaz no generará problemas de bicefalia. ¿Por qué? Porque ambos tienen intereses distintos: Griñán se está yendo y Díaz quiere llegar. 

Es difícil imaginarse la imagen, pero, en las sesiones de control, Juan Ignacio Zoido, o quien le suceda, se dirigirá a Díaz y no a Griñán. Cuentan que eso no traerá problemas, que no es el caso de Chaves y Griñán. Este futuro es imprevisible. Una persona de la dirección socialista sostiene, sin embargo, que Griñán cederá el puesto, finalmente, a Susana Díaz antes de las elecciones autonómicas, que la dejará correr ante las cámaras para que gane popularidad. Esto es lo que opina la mayoría de parlamentarios con los que este diario ha hablado: que Díaz será presidenta antes de los comicios. Sólo hay una dificultad para ello: necesitaría los votos de los parlamentarios de IU para ser nombrada presidenta en el Parlamento en caso de una dimisión de Griñán. La otra salida es la de las elecciones autonómicas anticipadas: es una opción contemplada, incluso, por el círculo del presidente. Las elecciones europeas de 2014, la aprobación de los Presupuestos, una votación que se pierda en el Parlamento puede ser un motivo para un adelanto electoral. Hay que considerar que el PSOE no cuenta con mayoría absoluta. Si es así, si Griñán, siendo presidente, decidiese convocar elecciones, a Susana Díaz aun le quedaría un último esfuerzo para ser presidenta, ya no in péctore: ganar los comicios.

7.- Teodoro León Gross, periodista y profesor de la UMA. “Desde ahora los focos pasan al sucesor, y apuntan a Susana Díaz, la rasputina de San Telmo, una apparatchik … Es desconocida, lista, maniobrera y más sevillana que Zoido, trianera, bética, cofrade de la Esperanza, taurina y  rociera”

EL MIRADOR

El Pato Cojo

TEODORO LEON GROSS| DIARIO SUR de Málaga 27.06.2013

El pato cojo

El pato cojo

La fecha de autocaducidad de Griñán recuerda que los relojes rotos también dan, en algún momento, la hora correcta. Hay que elogiarle ese adiós antes de los setenta proponiendo además limitar el poder a dos mandatos, como antes solo había hecho Aznar. Eso sí, el gambito de ayer, aunque de momento con fecha 2016, cambia completamente el escenario político. Griñán se convierte a sí mismo en presidente en funciones, eso que en la política de USA llaman ‘lame duck’ o pato cojo, por la pérdida de la aureola del poder que afecta a un presidente ya en vía de salida. Desde ahora los focos pasan al sucesor, y apuntan a Susana Díaz, la rasputina de San Telmo, una apparatchik que parecía prepararse para tener protagonismo en el tablero de la sucesión de Rubalcaba, como pieza clave andaluza, pero ahora sube a las Ligas mayores. Es desconocida, lista, maniobrera y más sevillana que Zoido, trianera, bética, cofrade de la Esperanza, taurina y  rociera. Eso sí, tiene la ventaja de no usar teba.

Griñán podrá presumir –al menos puede hacerlo a día de hoy, cuando le pone fecha a su adiós- de dejar el partido mejor que lo encontró: entonces estaba en caída libre, amenazado por el escandalazo en ciernes de los Eres y el descrédito de la casta chavista, que forzó a Moncloa a sacar a Chaves de aquí con el retiro dorado de una vicepresidencia, mientras el PP protagonizaba ya esa primavera el ‘sorpasso’ igualando al PSOE con el que había perdido por diez puntos apenas un año antes. Ahora el PSOE encabeza de nuevo los sondeos, y Griñán puede jactarse de eso. Fichado a la desesperada, acertó con la jugada estratégica de alejar al máximo las elecciones autonómicas de las generales del 20N para recoger el desgaste de los primeros recortes de Rajoy. Y aun siendo el primer candidato socialista en perder las elecciones, salvó la Junta, que era más de lo que se podía esperar. La jugada tal vez no merezca honores de superestratega como Eisenhower o Kasparov, pero triunfó contra todo pronóstico. A estas alturas incluso el impacto de los Eres parece bastante amortizado, aunque esa sombra perseguirá a su generación, y a él mismo hasta el final.

El adiós de Griñán suscita ahora incógnitas. De momento ha puesto a todos los cabezas de huevo a hacer cálculos sobre un adelanto electoral. Sí, la legislatura se extiende a 2016, pero con Rajoy en mínimos, el PP andaluz sin candidato mientras la nomenclatura le pela la pava a Zoido jugando al escondite, IU en plena sucesión estrenando a Maíllo… un adelanto puede permitir al PSOE rentabilizar un escenario así, como en 1996, cuando el PSOE pasó en dos años de la amenaza de una victoria del PP y un sorpasso de IU a otra gran mayoría que repetiría tres veces más sucesivamente. De momento Griñán ha dejado a los rivales en offside. Para un pato cojo, no está mal.

POST RELACIONADOS CON ESTAS PRIMARIAS QUE SE ENCUENTRAN EN ESTE BLOG:

1ª Fase.- Se convoca Primarias los que no creen en ella: “EL GALIMATÍAS DE GRIÑÁN CON LAS PRIMARÍAS”: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2013/05/08/16869/

2ª Fase.- Son unas raras Primarias para que no haya urnas: “EL TRILES DE GRIÑÁN”: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2013/06/27/17622/

3ª Fase.- La sociedad no es tonta y además así lo vio la prensa: “ANÁLISIS AL ARDID DE GRIÑÁN”: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2013/06/30/17713/

4ª Fase.- Se violaron las reglas de juego para nominar a la sucesora prevista: “GRIÑÁN BURLÓ LAS NORMAS DEL PSOE”:  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2013/07/14/18014/

5ª Fase Se consuma el pucherazo. No hay urnas, pierde el PSOE-A y la legitimidad de Susana Díaz queda por los subsuelos: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2013/07/17/18163/

6ª Fase.- Todos ven la maniobra hasta “NOTABLES NOMBRES SOCIALISTAS QUE CENSURAN `LAS PRIMARIAS´ DE GRIÑÁN”: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2013/07/22/18244/

7ª Fase.- Huye Griñán, el que iba a agotar la legislatura, y deja a la militancia sin urnas, a la vez que al PSOE-A y a la Junta de Andalucía en manos de los Ni-Ni. “LA SUCESIÓN `GRIÑÁN”:´https://ignaciotrillo.wordpress.com/2013/07/24/18345/

8ª Fase.- Ridículo del PSOE-A con unas primarias sin urnas y desligitimazión de la ganadora, Susana Díaz.`EL SUSANAZO´ EN PRENSA: https://ignaciotrillo.wordpress.com/2013/07/25/18416/

9º Fase. – Debe abandonar el Gobierno de Andalucía, Luis Planas, anunciando su dimisión, por osado al sentir en sus carnes cómo funciona una partido para impedir que haya juego limpio con los que se presenten contra lo oficialmente previsto, pensando ingenuamente que se desarrolle unas primarias democráticas. “CARTA ABIERTA A LUIS PLANAS”  https://ignaciotrillo.wordpress.com/2013/07/30/18493/

 

 

 

Anuncios
Posted in: Solo Blog