LA MÁLAGA SIFONÁPTERA DE, DE LA TORRE (03.06.2013)

Posted on junio 4, 2013

0


La Málaga sifonáptera de, De la Torre. 

Ignacio Trillo.

1.- INTRODUCCIÓN

Ayuntamiento de Málaga,

Ayuntamiento de Málaga, “La Casona del Parque”

Habiéndose llegado en esta postrera primavera de tan irregular meteorología al ecuador de la desatinada legislatura municipal que se desarrolla en el ayuntamiento de Málaga, el 11 de junio cumple bienio, es obligado para cualquier analista, también de la realidad que localmente nos circunda, hacer una parada en este micro espacio que se habita, inmerso en un Planeta cada vez más globalizado, para reflexionar sobre el balance que ofrece el gobierno que lo rige.

Me estoy refiriendo a la valoración que merece lo realizado por el equipo municipal en el Consistorio malagueño, que continuó siendo presidido por Francisco de la Torre en base a la holgada mayoría absoluta que otorgaron las urnas al Partido Popular en mayo del 2011. Recordando: PP, 19 (+2 respecto al 2007) concejales; PSOE, 9 (-3) e IU, 3 (+1)

Francisco de la Torre, alcalde de Málaga desde el año 2000. en el interior del ayuntamiento
Francisco de la Torre, alcalde de Málaga desde el año 2000. En el interior del ayuntamiento

Esta nítida victoria electoral que aconteció de nuevo a favor de los populares, significa que, cuando llegue mayo del año 2015, habrán sido cinco las legislaturas en que el PP representa y administra esta bokerona tierra, y casi cuatro donde está presente el mismo regidor en la gestión municipal.

Ahora bien, abordar la gestión que el PP ha llevado a cabo en el ayuntamiento de Málaga resultaría incompleta si no se explica también las zigzagueantes biografías de las dos personalidades, Villalobos y De la Torre, con características freudianas bien distintas, que han presidido la gestión local.

 1.1.- PINCELADA BIOGRÁFICA SOBRE FRANCISCO DE LA TORRE

Celia Villalobos y Francisco de la Torre
Celia Villalobos y Francisco de la Torre

Fue en el año 2000, cuando, a un año escaso de las elecciones municipales que le precedieron, fue traspasada a Francisco de la Torre la vara de primer edil por la anterior alcaldesa, Celia Villalobos, asimismo del Partido Popular, que quería tanto a su Málaga bendita, como así reiteró en varias ocasiones a lo largo de su última campaña electoral local de 1999, que tan a tiempo temprano, diez meses escasos después de su elección, se largó voluntariamente, deprisa, deprisa, con destino a la capital del Reino.

Allí, el glorioso José María Aznar, que había obtenido una aplastante mayoría absoluta en las elecciones generales, llamaba a doña Celia para su encuentro ministerial con el departamento sanitario, sin percatarse que sería, poco tiempo después, gestionando la crisis alimenticia conocida como de las vacas locas, desde donde la señora malaguita se haría famosa con sus cocidos de pucheros varios conteniendo espinazos, dejándonos alucinados, no precisamente los estómagos.

De ahí a su cese ministerial tan mal recibido, hasta  que cinco años después, 2007, volvió a mostrar su “talante” en el affaire, a la puerta de salida del garage del Congreso de Diputados, con su paciente conductor, Manolo: http://www.youtube.com/watch?v=q7-0JBcG_cY

Cuando el incombustible Francisco de la Torre tomó posesión de la alcaldía de Málaga en el año 2000 ya había realizado varias veces, a nado multipartidario, una agotadora travesía política e ideológica de ida y vuelta a lo largo y ancho del Atlántico hasta amerizar en el PP, ideológicmente no tan distinto del Movimiento Nacional y luego reformista de donde partió, lo que al menos ofrecía garantía de experiencia, o de un retorno a su casa política natural tras lo tortuosamente experimentado.

Francisco de la Torre, presidente de la Diputación de Málaga
Francisco de la Torre, presidente de la Diputación de Málaga

Y es que Francisco de la Torre empezó políticamente a muy temprana edad en el Movimiento Nacional, donde lo convirtieron, en 1971 y con 28 años, en el presidente de la Diputación más joven de España, hasta que posteriormente, tras la muerte del Dictador, en los últimos coletazos del franquismo, enero de 1976, los bunkerianos guardianes de las esencias más puras de la patria, encabezados por un ultra antequerano, Pancho Cabeza, se lo llevaron por delante.

Eran momentos de eclosión del asociacionismo político, emanado del espíritu del 12 de febrero de 1976 por el Gobierno postfranquista de Arias Navarro, que, entre las distintas familias políticas que habían apuntalados el Régimen dictatorial, ya con el rey Juan Carlos en la jefatura del Estado, conscientes del advenimiento de cambios –lo de atado y bien atado con que el General caudillista definía que dejaría el Sistema a su muerte no había quien se lo creyera-, se disputaban el reparto de la herencia del franquismo, y De la Torre no podía estar ausente.

Francisco de la Torre, Presidente de la Diputación, pintiura de Ravello de Toro
Francisco de la Torre, Presidente de la Diputación, pintura de Revello de Toro

De hecho, antes de su conspiratorio cese en la Diputación, ya se había percatado de las posibilidades de éxito político que podría significar para su futuro aliarse con don Manuel Fraga Iribarne, que había regresado, tras la muerte del Dictador, de embajador de España en Londres con aires autoeuropeistas, equipado de bombín como figurado lord.

La queimada que representó para Fraga su papel de represor como ministro de Interior –la calle es mía– en el agonizante Gobierno post mortem de Franco, le hizo a De la Torre comprometerse de forma contraproducente para un futuro esperanzador con la Asociación Reforma Democrática del impetuoso y furibundo gallego.

Así, en ese vértigo que transcurrió para la historia de nuestro país en ese corto periodo de tiempo hasta que tuvieron lugar las primeras elecciones democráticas celebradas en junio de 1977, De la Torre coqueteó levemente también con el populismo aperturista de Reforma Social Española.

Este amago de organización fue creada por el malagueño Manuel Cantarero del Castillo, -que asimismo procedía del falangismo de “prieta las filas” y que a punto estuvo hasta de pedir su ingreso en el PSOE- en vísperas de los primeros comicios generales. Cantarero fichó para presentarla de candidata a diputada en su lista por Málaga a la joven locutora radiofónica, por aquel entonces de Radio Juventud, sita en la malagueña Alameda de Colón, actualmente televisiva de la cadena Telecinco, Mari Tere Campos, que se saldó con estrepitoso fallido de votos una vez fueron abiertas las urnas.

Cantarero del Castillo, como la cabra que siempre tira al monte, acabaría tras su fiasco electoral ingresando en la AP de Fraga.

Fresentación del Partido Andaluz Socialdemócrata, Frco de la Torre, el cordobés Arturo Moya y el almeriense Soler. Foto de Rafael Díaz.
Presentación del Partido Andaluz Socialdemócrata, Francisco de la Torre, el cordobés Arturo Moya y el almeriense Soler. Foto de Rafael Díaz.

Sin embargo, el fulminante cese de De la Torre en la institución provincial, enero de 1976, le había afectado mentalmente en lo político, lo que le hizo rebotar dando un bandazo político más.

Cofundó ni más ni menos que una nueva formación política de carácter andaluz con aire federal, denominada Partido Andaluz Socialdemócrata, integrado en una federación que lideraba a nivel estatal, Francisco Fernández Ordóñez, con fama de tecnócrata y demócrata convencido procedente del Instituto Nacional de Industria.

De ahí, pasarían ambos a integrarse en la UCD de Adolfo Suárez, más templada, ideológicamente hablando, que Fraga que por entonces abrazó a sus Siete Magníficos ministros y colegas de la Dictadura creando Alianza Popular (AP)

Desde esta formación de la UCD, el hoy alcalde de Málaga, saldría elegido diputado para el Congreso en dos legislaturas -la constituyente (1977-78) y la que le siguió (1979-1982)- hasta la agonía y muerte definitiva, en 1983, de esa organización centrista que creara Adolfo Suárez, el hombre del Rey para llevar a cabo la Transición, que ya dos años antes, enero de 1981, había huido de la presidencia de su propia criatura partidaria ante el guirigay existente por el estallido de las distintas tribus políticas que la conformaron.

Por cierto, en el acta de defunción de la UCD, quitado de en medio todo Dios y Cristo, incluido el multimillonario y varias veces ministro, Íñigo Cavero, De la Torre se quedó como avalista de esa ruina por las incontables deudas electorales dejadas por los centristas; así hubo de recuperarse, tras el susto que le produjo, del infarto que le dio, aunque al final, los bancos, marcando ya precedentes, condonaron íntegramente la millonaria morosidad. Otra cosa bien distinta es que tuviera también pendientes préstamos personales para sus específicas campañas malagueñas que hubo de hacerles frente con su  abono, según manifiestó.

De la Torre, diputado de la UCD. Congreso 1979.
De la Torre, diputado de la UCD. Congreso 1979.

En medio, 1979, De la Torre fue nombrado Consejero de Economía y Finanzas en el gobierno preautonómico de concentración (PSOE-UCD-PCE) creado entre las fuerzas políticas andaluzas que contaban con representación en el Congreso de Diputados, que presidiera el socialista y eminente magistrado, Plácido Fernández Viagas.

En febrero de 1980, De la Torre seguiría al pie de la letra, al igual que Javier Arenas, los dictados kafkianos de su partido y Gobierno de UCD en Moncloa y para los que significó el inicio de su tumba y descomposición.

En este sentido, contrario a lo que hizo, De la Torre, el entonces ministro de las Regiones, Manuel Clavero Arévalo, en coherencia y compromiso con su tierra, dignamente dimitió del Gobierno y abandonó el partido centrista al mostrarse en desacuerdo con que Andalucía tuviera rebajas competenciales en su acceso a la autonomía con respecto a Cataluña, Euskadi y Galicia,

Y es que se convocó por el Gobierno de la UCD para aquel 28 de febrero un referéndum de cara a que los andaluces se pronunciasen sobre su techo autonómico. Les ponían una pregunta a responder en las urnas que no había quien la entendiera, a la vez que se invitaba a ese mismo cuerpo electoral a que se abstuviera y no votase.

De la Torre junto al micro en rueda de prensa explicando la incomprensible postura de la UCD sobre la autonomía andaluza
De la Torre junto al micro en rueda de prensa explicando la incomprensible postura abstencionista de la UCD sobre la autonomía andaluza

Ese mismo discurso antiautonomísta, de nula convicción sobre el modelo de  Estado constitucional, infumable en su contenido, de tanto repetirlo De la Torre durante la agria tourné que hubo de realizar por distintos lugares malagueños, le marcaría definitivamente hasta nuestros días.

Y es que las pasó canuta ante la reacción adversa que recibía allí adonde fuera, bien con destino a los pueblos de la provincia o a las barriadas de la capital. Quienes le oíamos, no entendíamos nada de lo que discurseaba, por lo contraproducente que resultaba la nota musical que emitía en cuanto se estaba dirimiendo la defensa de los intereses andaluces en una coyuntura histórica donde se iba a conformar el Estado de las autonomías.

Acabose esa etapa política de De la Torre, pero no escarmentado de su fiasco con la UCD más sus antecedentes diversos, a partir de 1985 experimentaría de nuevo otro vaivén partidista hasta volver a estrellarse veloz y estrepitosamente en una nueva operación política que duró el tiempo de una campaña electoral.

Miquel Roca y Antonio Garrigues, que se llamaron tercera vía entre PSOE y AP y ficharon a De la Torre para su descalabro electoral
Miquel Roca y Antonio Garrigues, que a su partido reformista le llamaron tercera vía entre PSOE y AP y ficharon a De la Torre para unirse por Málaga a su descalabro electoral

Desde la Convergencia y Unió pujolista, Miquel Roca Junyent acompañado de la mano por el afamado y adinerado abogado madrileño y notable financierista, Antonio Garrigues Walker, emprendió una nueva andadura centrista con la creación del PRD (Partido Reformista Democrático), tendente a mantener a la derecha sociológica española, -tras la desaparición de la UCD y la permanencia de la Alianza Popular ultramontana de Manuel Fraga que empezaba, ante el vacío existente en su  espectro sociológico, a engordar electoralmente pero con un horizonte limitado-, en posiciones moderadas y de modernidad acorde con la burguesía europea.

Se pretendió hacer posible que el nuevo partido PRD, junto a CIU, llegara un día a gobernar España y así Cataluña jugaría un papel crucial en ese lance sin perder un ápice de autonomía, que también la veían en peligro si Fraga gobernaba un día.

Esa catalana modernidad le hizo olvidar a De la Torre su antaña conceptualización de España, como unidad de destino en lo universal y portador de valores eternos.

No entendiéndolo nadie, si me apuran ni su propia familia, tan paupérrimo fue el resultado electoral que De la Torre cosechó como cabeza de lista por Málaga en las elecciones generales del 2006, al igual aconteció a nivel nacional donde el PRD no consiguió escaño alguno, que suya es la frase de que no le salían las cuentas cuando coincidiendo por las malacitanas calles sus conocidos se le acercaban para darle el duelo político, a continuación le decían: “don Francisco, pero que sepa que yo le he votado”. Había obtenido 4.468 votos, el 0,89% del cuerpo electoral provincial malacitano.

En esa mantenella y no enmendalla, De la Torre, tras esa pifia, aparcó de inmediato en otra instancia partidista; ahora fue en el CDS, previo al ocaso suarista donde también conocería su disolución en 1991.

Así  pues, la  fama de mal agüero que se ganó, y sigue destilando De la Torre, no es un invento.

Francisco de la Torre, tras su travesía oceánica por el multipartidismo
Francisco de la Torre, tras su agotadora travesía transoceánica por el multipartidismo

Por fin, habiéndose refundado el PP, más cerca ideológicamente de la orilla desde donde partió en sus orígenes, puso fin más tarde a su agotadora y promiscua travesía oceánica partidaria acercándose al partido de Aznar para acabar ingresando en sus filas. Significaba que otra cabra tiraba a su monte.

De esta forma, tras tan farragosa senda, De la Torre llegó a ser número dos de la lista que presentó el PP a las elecciones municipales de 1995 por Málaga capital, que encabezó Celia Villalobos, no sin antes aceptar encantado ser el último de la fila en la lista del PP a las autonómicas andaluzas de 1994.

Francisco de la Torre y josé María Aznar

Francisco de la Torre y josé María Aznar

Al fin se reencontraban políticamente ambos, Villalobos y De la Torre, en el partido que fundara el ínclito Manuel Fraga, que continuaba como Presidente de honor de la formación, ya teniendo  como líder a José María Aznar, procedente de otra familia del franquismo, en la enésima refundación que había efectuado la derecha de toda la vida de España.

El PP con esta candidatura municipal ganaría los comicios locales de 1995 por mayoría simple, la primera vez que lo hacía un partido que no fuera el PSOE desde los primeros sufragios democráticos a las corporaciones locales que se celebraran en abril de 1979, y gracias a que no cuajó un acuerdo PSOE-IU, cuya suma representaba a la mayoría absoluta del  cuerpo electoral.

Constituido el nuevo gobierno local, sito en la Casona del Parque, sede oficial del ente institucional malacitano, De la Torre ejerció la primera tenencia de alcaldía, la portavocía del grupo municipal popular a la vez que la  gerencia del área de urbanismo.

En esa etapa de la primera legislatura municipal en que la alcaldía quedó  en manos del PP, año 1998, una resolución definitiva de la Junta de Andalucía fue favorable a una templada revisión municipal del PGOU, llevada con buen temple por Villalobos consciente de la correlación de ediles existente en la Corporación.

Este hecho se resalta, por cuanto apenas De la Torre como alcalde contó por mérito propio con mayoría absoluta, fue a partir del año 2003, emprendió, en pleno boom de la  burbuja inmobiliaria, el camino desarrollista para la ciudad de Málaga, lo que le enfrentó al ente autonómico que le hizo pasar mal trago hasta que su iniciativa urbanística de volver a  modificar el PGOU no encontraría hasta seis años después la autorización del ente autonómico ya con numerosos recortes y cambios profundos a su pretensión.

 2.- LA LEGISLATURA MUNICIPAL EN SU ECUADOR (2011-2015)

Los tres alcalde de la democracia. Pedro Aparicio (1979-1995) Celia Villalobos (1995-2000) (Fco de la Torre (2000-    )
Los tres alcalde de la democracia. Pedro Aparicio (1979-1995) Celia Villalobos (1995-2000) (Fco de la Torre (2000-     )

Quiénes han presidido la ciudad en el tiempo de gobernanza que lleva el PP desde el año 1995 de una forma ininterrumpida en el ayuntamiento de Málaga, el primer quinquenio correspondió a Celia Villalobos, y los últimos trece años el que acarrea las riendas de la alcaldía ha sido Francisco De la Torre, por cierto: Persona infatigable, constante, tozuda, correosa, espesa, locuazmente verborréica -en una misma frase puede contener, sin variar su tono docente pretenciosamente magistral, una cosa y la contraria- honesta, su extracción social le ha hecho no necesitar de nada en la vida, pero lo anterior no empece que cometiera torpezas en forma de garabatos, asustaviejas, piadosas vacaciones gratis con señora en Roma, o protegiendo a los suyos por más impresentables que se comportasen contractualmente adjudicando.

A la vez, De la Torre carece de una superdotación especial, desprovisto de virginidad política ante la prolifera movilidad partidaria recorrida y la edad biológica sucedida, con permanente y auténtica actitud dubitativa, que convierte en más desatinos las soluciones que al final tardíamente decide, con aura de estar instalado o quedarse en el detalle memorístico y enciclopédico como carecer de visión global o de proyección de futuro sobre un modelo de ciudad.

Tampoco es buen gestor, ahí está la enorme deuda que ha contraído, la tercera mayor de los municipios españoles, y con fama de infortunio sobre cuanto toca, que otros, con características malévolamente supersticiosas, lo traducen y califican por, el del mal fario.

El alcalde de Málaga, Fco de la Torre, observando a lo lejos su nueva mayoría absoluta, también para el 2015
El alcalde de Málaga, Fco de la Torre, observando a lo lejos su nueva mayoría absoluta, también para  intentar lograrla en el año 2015

Tras dieciocho años gobernando el PP el ayuntamiento de Málaga, queda sobradamente desechado la posibilidad de que su equipo municipal eche balones fuera a su gestión con la excusa de la herencia recibida, aunque ello no evite que todo el discurso del regidor De la Torre rezume victimismos y agravios comparativos, no consigo mismo sino contra otras instituciones como la autonómica gobernadas por otros colores políticos, antes PSOE y ahora en coalición con IU, tenga o no razón.

En este sentido, parece oportuno subrayar la frase publicada estos días: “El alcalde es un actor que sólo brilla si consigue al final quitarse las esposas que él mismo se pone”, con que el pasado día doce de mayo, desde una Tribuna (“El eclipse del mago Houdini”) en el diario Málaga Hoy, (http://www.malagahoy.es/article/opinion/1525104/eclipse/mago/houdini.html#.UZXGJfBiL0E.twitterel huérfano edil opositor socialista, Carlos Hernández Pezzi, despachaba su calificación sobre De la Torre.

María Gámez con Carlos Hernández Pezzi, el dia en que lo presentó como la estrella para el ayuntamiento de Málaga. Eran otros tiempos.
María Gámez con Carlos Hernández Pezzi, el dia en que lo presentó como la estrella para el ayuntamiento de Málaga. Eran otros tiempos.

Pensándolo bien, no le falta razón al edil Pezzi, pero además, añado, esa misma cantinela no solo significa la constante que viene empleando De la Torre desde mucho tiempo atrás, y que agotará la presente legislatura y veremos las próximas, sino que, confirmado por él y resignado el PP que dirige Elías Bendodo a lo que diga Paco, si su forzada candidatura a las elecciones europeas no lo impide, volverá a ser santo y seña municipal para más largo período, tras volverse a presentar en el 2015, y tal vez en el 2019.

Y es que, a la vista de lo que muestra lucir la oposición para el 2015, ya confirmado, además con la baja que se ha producido en IU durante esta legislatura, la seriedad y el rigor de Pedro Moreno Brenes en el control y supervisión del equipo de gobierno local, hallarán prolongación esas esposas de De la Torre en el siguiente cuatrienio (2015-20019), porque a pesar de sus 77 años, aún será diez años menor que el renovado Giorgio Napolitano en la presidencia de la República Italiana, y quién sabe si se reenganchará para la siguiente legislatura.

Pedro Moreno Brenes ha dado paso en IU a Eduardo Zorrilla
Pedro Moreno Brenes ha dado paso en IU a Eduardo Zorrilla

En este sentido, el asunto que califica así a De la Torre no solo lo observa de esa manera Pezzi, doblemente edil opositor, al PP y a contra corriente en su propio partido, el PSOE malagueño, que lo querría políticamente defenestrado en el silencio de los cementerios, al igual que ya destinó a dos concejalas que salieron electas en mayo del 2011, Anabel Cerezo y Cristina Guerrero, en ese fagocitar que caracteriza al socialismo malagueño: ciego bucle en que se muestra empeñado y encerrado para no salir de la teoría de Murphy, que con tanta fortuna le atribuye el profesor de periodismo y columnista, Teodoro León Gross: «cuando parece que ya no puede empeorar, empeora».

Así, de la misma forma que el edil Pezzi visualiza al alcalde De la Torre, asimismo lo observa la mayoría del cuerpo electoral que, a pesar de todo y en ausencia de cercanía, brillantez, excelencia y liderazgo en la oposición, volverá a votarlo para alcalde en los comicios del 2015.

La Málaga del Paraíso, según la definiera el Nobel, Vicente Aleixandre, pareciera que ha dado paso, con el mismo alcalde De la Torre, a La Ciudad de los perros, parafraseando el título de la primera novela del peruano, Mario Vargas Llosa, también prodigado por la Academia sueca con análogo galardón, por aquello de que a perro flaco, por mor de la crisis, toda la gestión municipal se le vuelven pulgas (en argot científico: sifonápteros)

Una ciudad musculosamente sin energía, flaca, que por su peso económico y demográfico lidera una provincia que ofrece unos índices alarmantes en su hundida economía, con un nivel de desempleo cercano al 37% y destrucción de más de 11.000 empresas desde que se iniciara la actual crisis; lodos que se amontonan de aquellos polvos constructivos tan monográficamente insostenibles que tanto fueron del agrado de don Francisco, y si era de forma empinadamente vertical lo más cercano al cielo (torres de Repsol, Martiricos….), y en lo más congestionado de la capital, mejor, haciendo redundante su propio apellido.

Deuda
Deuda del ayuntamiento de Málaga desde que Francisco de la Torre es alcalde. Año 2000: 198 millones. Año 2012: 748. Incremento 377,78%

La llegada de la crisis le ha pillado a la administración local malagueña en braga, pésimamente administrada en lo económico, con un nivel de endeudamiento cifrado a final del 2012 en más de 748 millones de euros, frente al año 2000 en que llegó como alcalde Francisco de la Torre que eran 198 millones de euros.

Ello indica que lo ha incrementado en un 377,78%.  que traducido en adeudo per cápita (cada malagueño debería en impuesto diferido por la deuda, 1.317 euros) solo le supera Madrid (2276 € per cápita) y le continúa Valencia (1224 € per cápita), bien lejos por ejemplo de Sevilla (688 € per cápita) o Barcelona (729 € per cápita)

Deuda Ayuntamientos 500000hab

Casualmente, las tres ciudades que aparecen más endeudadas (Madrid, Málaga y Valencia) desde tiempos ha, están en manos del mismo PP que discursea la austeridad y la minimización del déficit público como únicas políticas que muestran al buen gobierno, en estos casos serán exigencias para los demás, y donde parejo a los sabuesos canes canijos, todo lo demás de su gestión se ve envuelto, asimismo, de sifonópteros, haciendo ajustado y certero el rico refranero castellano.

Deuda Ayuntamientos per capita 500000hab x hab

Por tanto, desde la entrada del siglo XXI, coincidente con el acceso a la alcaldía de Francisco de la Torre, la deuda del ayuntamiento de Málaga no ha parado de incrementarse, coincidente en todas sus fases con el periodo del ciclo en sus vertientes creciente, estallido y depresión de la burbuja inmobiliaria, desde que se obtenían cómodos y sustanciales ingresos por licencias a donde no se mueve ni una sola obra ni papel administrativo alguno.  Excepcionalmente en 2012, se nos  vende a bombo y platillos, que esta deuda ha disminuido tan solo en 7 millones de euros. 

Manzana de los cines Astoria y Victoria
Manzana de los cines Astoria y Victoria

Así, De la Torre, municipalizó la edificación que albergó los antiguos cinemas de Astoria y Victoria, que lleva ya ocho años cerrado y en extrema degradación, socializando su titularidad privada a precio prohibitivo, 22 millones más los 7,2 millones en sentencia que ha perdido  la Corporación aun pendiente de pagar cuando sea firme. Ha significado todo un pingüe negocio no para el interés general sino para la propiedad particular, -(previamente, De la Torre había recurrido contra la Junta de Andalucía porque le impedía mayor altura a la promotora y receptora de todos los beneficios de esta operación, Baensa, a la vez que le estaba tramitando la licencia para la construcción de 47 viviendas de lujo)- que no conseguiría, mucho menos en estos momentos, nadie en el mercado inmobiliario.

Interior del cine Astoria de titularidad municipal
Lamentable interior que ofrece el antiguo cine Astoria de titularidad municipal

Ahora, llegada la crisis, es imposible su enajenación, más con la oferta inflacionaria de edificios existentes y caída de precios acontecida con los suelos y los inmuebles, so pena de caer en malversación de caudales públicos, por lo que De la Torre pretende privatizar la gestión.

No sabe o no se acuerda para qué lo adquirió; incluso intentó asociar la operación como cosa hecha a Unicaja para su Fundación cultural, acto que inmediatamente desmintió e irritó a su presidente, Braulio Medel. Ahora, se caen las fachadas, los aleros lo primero, así como los interiores pero el equipo de gobierno local carece de cash para abordar su ruinosa rehabilitación, mientra urbaniza y pavimenta su entorno, la Plaza de la Merced, careciendo aún de proyecto para esa arruinada manzana situada en uno de los emplazamientos más nobles y estratégicos de la ciudad histórica, quedando como islote truncado tras una contienda bélica, y dice que pendiente de otro concurso de ideas, el anterior quedó desierto, o para uso comercial como mercado “gourmet” o de chuches o del próximo invento. Toda una referencia emblemática para el turismo cultural que dice potenciar, o más bien para el que estudia la gestión de los disparates.

Edificio de Tabacalera del timo del Museo de las Gemas, Ciencia y Natiraleza
Edificio de Tabacalera del timo del Museo de las Gemas, Ciencia y Naturaleza

En la misma línea, De la Torre adjudico el Museo Art Natura de las gemas y ciencias de la naturaleza a Royal Collections, en otra famosa polémica compra pública municipal a Altadis del noble edificio de Tabacalera, y albergó, aparte de construcciones de apartamentos en sus espaciosos patios interiores rompiendo imperdonablemente su peculiar fisonomía, en este caso dijo que sin saberlo, al ocupa responsable de la negociación y dirección del presunto y fraudulento proyecto con contenido museístico, para lo que ex profeso el Consistorio invirtió en rehabilitación y acondicionamiento 25 millones de euros y pagó 5,6 millones en concepto de canon a la citada sociedad promotora del museo que como la bolita del trilero se esfumó dejando al Consistorio en ridículo y a dos velas.

Terrenos de Campamento Benítez
Terrenos de Campamento Benítez

En la misma línea, ansioso el señor De la Torre por el advenimiento del PP a la Moncloa para así, entre otras cuestiones, despejar el futuro de los terrenos del Campamento Benítez, unas 29 Has, y de esta forma liberarse de la impresentable carga económica que le exigía el ministro José Blanco, 76 millones de euros.

Antes, el gallego socialista de Fomento tuvo la alucinación de poner fin al proyecto de museo del Transporte con etiqueta negra que planteara Magdalena Álvarez donde se iba a invertir 70 millones de euros, tras resolverse un concurso internacional que costó 2,2 millones de euros del erario público que se tiraron a la basura,  ganado por la arquitecta Carme Pinós, porque, llegada la crisis económica, tomando como excusa que a María Gámez se le había aparecido una lucecita, aún sin contar con asesor vidente, que convincentemente le pedía a grito un modesto Parque de 8 millones de euros.

Pero resultó que luego llegó Ana Pastor, esta vez la de Fomento de Rajoy, prometiendo que se lo entregaría gratis de inmediato al Consistorio malagueño, con lo que De la Torre retiró la demanda municipal que tenía interpuesta ante los tribunales, de nuevo aparecieron desde Madrid negros nubarrones en formas de evasivas para birlárselo o posponer la decisión. y siempre teniendo en mente la señora ministra que no sería gratis sino a cambio de asumir costes que ahora soporta la administración central, como carreteras o iluminaciones de las mismas.

Terrenos del Arraijanal, puestos a disposición de un Jeque fantasma.
Terrenos del Arraijanal, puestos a disposición de un Jeque fantasma.

Más pulgas. El moribundo ayuntamiento malacitano, por su tiesura económica, se entrega en cuerpo y alma, asimismo, a un conjetural Jeque de Catar, presidente del Málaga CF, -¿existe más allá del twitter y del facebook?- para regalarle, lo que no hizo previamente con la Junta, unos privilegiados pero conflictivos terrenos en la única zona extensa de nuestro litoral sin urbanizar, El Arraijanal, de 52 Has, para una hipotética ciudad deportiva, compensando para ello generosamente a la mayor propietaria de los terrenos (32 Has), la inmobiliaria Sacyr-Vallehermosos, con el resultado (a cambio de aprovechamientos urbanísticos para por encima del millar de viviendas, la mitad de protección oficial en las zonas de Bizcochero capital, Térmica y Hacienda Cabello) haber obtenido ya la titularidad municipal de esos terrenos pero con el objetivo frustrado de haberlo puesto a disposición de un imposible, el desaparecido fantasma catarí que ni se presenta en Málaga ni tiene comprometido con la Corporación local por tal operación avales o hipotecas, algunas.

 ¿Cuánto, pues, ha representado para el ayuntamiento de Málaga esa adquisición de suelo a la citada inmobiliaria y a los pequeños propietarios que le circundan? Como ni la oposición se lo ha preguntado, lo hago desde este blog.

Esquina de oro del Puerto para ubicar en el cubilete que aquí aparece diseñado en sentido figurado un Carrefour.
Esquina de oro del Puerto para ubicar en el cubilete edificado que aquí aparece diseñado en sentido figurado un Carrefour.

De la misma atonía, como De la Torre no sale escarmentado de ir de charco en en charco, ahora está en la labor, conseguido el cambio de opinión del Consejo de Administración del Puerto de Málaga, donde dije digo, digo Diego, -herencia dejada por el breve Presidente que ha tutelado la Autoridad Portuaria-, con un solo voto en contra, el de UGT, de introducir un Guggenheim a lo Bilbo, perdón, un Carrefour de la excelencia con carritos y chandas especiales a lo Macarra, en la esquina de oro, entre los muelles uno y dos, como prolongación del “Palmeral de las Sorpresas”.  Pretende que sirva, aparte de nuevos flujos de vehículos para atascar más el centro, como hipotético motor de revulsivo a los negocios establecidos en el dominio público portuario, e, involuntariamente, de cara a desertizar aún más el comercio del cercano Centro Histórico, cuyos últimos establecimientos autóctonos que escasamente permanecen en lo que durante tanto tiempo fue; sería urgente que estuvieran ya declarados de protección especial por su peligro de extinción ante las invasoras y despersonalizadas franquicias que con licencias munícipes están clonando el paisaje urbano de la oferta en el centro malagueño.

Lineas 1 y 2 ya casi terminadas, y la incógina de la 3 si se llevará a cabo
Lineas 1 y 2 ya casi terminadas, y la incógina de la 3 si se llevará a cabo

¿Suficiente? No. Hay más, como la polémica con la Junta de Andalucía en relación al Metro Málaga, que cada día que pasa se está haciendo más inviable económicamente hasta para la puesta en funcionamiento de lo ya ejecutado en las dos primeras líneas.

De la Torre, en sus últimos y torpes movimientos como si no fuera consciente de incrementar el endeudamiento que hoy soporta el proyecto, quiere, yendo a contracorriente de las crisis presupuestaria y de financiación que soportan las administraciones, continuar su transcurrir subterráneo por la Alameda Principal hasta la Plaza de la Marina.

El Metro en simulación por una Alameda Principal peatonal, proyecto que no desea el alcalde De la Torre
El Metro en simulación por una Alameda Principal peatonal, proyecto que no desea el alcalde De la Torre

De lo contrario, dice el Alcalde, que encima no paga su parte de las obras comprometidas, debiendo más de 35 millones de euros, las obras se tienen que parar y no proseguir hasta que se supere la crisis económica, a este paso allá por el siglo XXII ¿Y por qué al revés, que se siga ejecutando el proyecto con lo que ahora sea viable y cuando se supere la crisis se modifica?

De la Torre, con este nuevo empecinamiento, cuando pocos años antes del proyecto Metro Málaga había apostado por el tranvía, consigue, que las adjudicatarias del Metro se hagan más fuertes, y pidan más años de explotación por lo realizado, bajo la amenaza latente de que pidan fuertes indemnizaciones, como están haciendo en Sevilla, por el atraso acumulado.

No hace tanto, 1998, De la Torre prefería el tranvía.
No hace tanto, 1998, De la Torre prefería el tranvía.

Aparte del hecho preocupante anterior, se deja a la ciudadanía malagueña que mora en más de la mitad del territorio de la capital, como toda la zona Este y Norte, así como a los que habitan en los populosos municipios colindantes, por las posibles y viables ampliaciones que articulen en movilidad a la megametrópolis que nos continúa y con la que cada día se está más interrelacionada. Si te hiciste la idea del Metro e ilusionaste tu bolsillo ante el precio de los combustibles, jódete, parecería que es extraoficialmente el lema imperante en el Gobierno municipal sobre este crucial e inaplazable proyecto para Málaga y su ciudadanía.

Uno de los siete mamotretos construidos sobre la arena de la playa que el gobierno municipal llama chiringuito
Uno de los siete mamotretos construidos sobre la arena de la playa que el gobierno municipal llama chiringuito

¿La siguiente pulga? Como huida municipal hacia delante, y tras la experiencia piloto modélica desarrollada con la construcción de siete mamotretos -¿Por qué le llaman chiringuitos a lo que son restaurantes edificados sobre la arena del dominio público de la playa?- a lo largo del Paseo Marítimo del centro de Málaga, Pablo Ruíz Picasso, y tras negociar durante años un proyecto consensuado con asociaciones de vecinos y partidos de la oposición para realizar un proyecto, unido el Ayuntamiento a la Demarcación de Costas, por importe de 13 millones de euros, sobre una superficie algo superior a los 98.000  mts, consistente en la rehabilitación y remodelación de los Baños del Carmen, tan imperdonablemente abandonado, el alcalde ha tomado, ¿solo, o con Costas? la decisión de, al no contar con ningún euro, privatizar ese espaci0 litoral, y de acuerdo con los actuales concesionarios encargar a un prestigioso profesional un proyecto nuevo que le saque las castañas del fuego a cambio de una generosa compensación para los nuevos inversores. 

BAños del Carmen, de la dejadez a la construcción de un complejo de ocio y hotelero
Baños del Carmen, de la dejadez a la construcción de un complejo privado de ocio y hotelero

De esta su manera, sin encomendarse previamente a Costas ni a Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, ambos competentes de las autorizaciones en el dominio público y en la zona de servidumbre del litoral, dio luz verde, con opacidad total de cara a la ciudadanía y a su tejido asociativo del entorno, para que los actuales concesionarios -¿en suspensión de pagos pero con nuevos y generosos inversores detrás?- de dicho espacio costero hasta el año 2018, corresponsables junto a las administraciones de la dejadez del lugar viscontiano por excelencia pero de actual estado lamentablemente ruinoso, en el caso empresarial hasta incumplidor de la inversión obligada de mantenimiento, proyectaran un hotel de lujo y aparcamientos a cambio de obtener una prórroga de la concesión, al menos de cincuenta años más, para que les compense la inversión para la rehabilitación privada de la zona, de la playa y la construcción de espigones.

Y sin que las administraciones que legalmente tienen la competencia, Costas y la Junta, hayan manifestado esta boca es mía, el alcalde promete que las obras comenzarán a principios de septiembre. Expresa asimismo el primer edil que este nuevo proyecto “Es fundamental para ese entorno idiomático, aunque los que vienen a aprender idiomas no se van a hospedar en ese hotel de lujo”, dice y se desdice contradictoriamente el regidor de la ciudad, que tan entusiasta presentó el anterior proyecto público, para justificar lo que sea ¡marchando el siguiente!  tal como nos tiene frívolamente acostumbrados.

Hotel Baños del Carmen
Un hotel en los Baños del Carmen, como moneda de cambio por las políticas de despilfarros y de recortes

Con este proyecto, otra vez la vida misma del señor De la Torre, “se quita las esposas que él mismo se pone”, reiteraría el concejal Pezzi. Así se conducen los designios, perdón los desaguisados, de esta ciudad en la presente legislatura, con proyectos de estas características que enunciarían idénticos escarmientos: venta de humos, ciencia ficción, privatización, y marchando otra frustración.

Un ayuntamiento, el de Málaga, convertido en un saco sin fondo, pero hoy ya esposado de pies y manos por las deudas que le acorralan, al que no se le ocurre otra cosa porque la situación se le hace financieramente insostenible, cada día que pasa paga de intereses 300.000 euros, que para reponer los grosores del dinero tirado, -pareciera en competición con su homónimo de partido en la Diputación de Castellón, el ínclito Carlos Fabra del millonario aeropuerto para peatones y conejos-, que en época de brutal crisis económica, plantea  subir exponencialmente los impuestos a la ciudadanía, autónomos y pequeños empresarios de la restauración, con el eufemismo de actualizar el callejero fiscal

Impuestos
Impuestos

O sea, pasando tramos urbanos de categoría cinco a uno, quien pagaba por ejemplo, 7.600 euros por el IBI, pasa a tener que abonar más de 23.000. O de dos a uno, en cuyo caso tendrán que doblar lo pagado respecto al pasado ejercicio.  Subidón impositivo que se produce en época colérica de crisis sin que el ayuntamiento de Málaga haya abordado actuación urbana alguna que justifique que esto no es un fiasco más de lo que nos tiene acostumbrados por su mala gestión sino que es un atraco.

Francisco de la Torre abraza a Francisco de la Torre
Francisco de la Torre abraza a su líder, por ahora, Mariano Rajoy, al que políticamente le sobrevivirá 

En resumidas cuentas, sifonaptera ciudad donde la flacura lo envuelve todo menos la insaciable voracidad de sus arcas, también en la precariedad. Una ciudad que según el alcalde, explicitado en campaña electoral, para regirla se necesitan las veinticuatro horas del día y los trescientos sesenta y cinco del año, pero que compatibiliza con su puesto de senador.

Como Dios manda, quitándose las esposas que él solo se pone.

 

Anuncios
Posted in: Solo Blog