LO QUE FUE LA MANI DEL 15-S (16.09.2012)

Posted on septiembre 18, 2012

0


LO QUE FUE LA MANI DEL 15-S EN MADRID.

15S. 10h 30m. Inicio Marea Verde que cubría desde Sol hasta Cibeles y aledaños.

Se palpaba en el ambiente de Madrid la noche del viernes 14 que el Gobierno Rajoy andaba de lo más intranquilo y nervioso ante lo que pudiera ocurrir pocos horas después tras el inmediato amanecer.

A la marcha nocturna juvenil de los fines de semana y a los diversos botellones que esquivaban los altos precios de los cubatas en pub y garitos, les acompañaban, desde una prudente distancia, una abrumadora presencia policial. Las calles de Madrid aparecían patrulladas por lecheras, coches y motos policiales, como, tiempos ha, dejaron de ser vistos.

15S. 11h. entrando marea roja a Cibeles procedente de Neptuno. Al fondo calle Alcalá hasta la Puerta del Sol aparecía abarrotada.

Unos pobres “manteros”, desconocedores del evento de la manifestación, o no habiendo sido advertidos por las mafias que les suministran el plagiado material de marcas para su venta, no tuvieron otra ocasión más inoportuna que desplegar su amplio repertorio musical, cinéfilo o textil, pirateados, a pie y sobre el suelo del mismo corazón del Reino, en la Puerta del Sol, en los alrededores de la salida de la boca de Metro, calle Mayor. Estos afros lo realizaron, con la práctica rutinaria y furtiva que les caracteriza, en un instante. Habían dado las doce de la noche, tal vez pensando que era el horario más propicio

15S. 11h 15m Entrando, con macha y música, Marea naranja (dependencia y asuntos sociales) en el Paseo de Recoletos.

para la relajación de la vigilancia policial. Sin embargo, en pocos segundos de su inseguro y provisional acomodo, se vieran policialmente acorralados, cercados, apresados, e incautadas sus tenencias.El operativo montado precisamente en Sol para impedir acampadas o concentraciones que se adelantaran a la macromanifestación, se había activado en un instante, aunque para otro motivo: que no hubiera concentración humana, aunque solo fuera para bichear y trapichear con los artículos expuestos sobre sábanas y mantas.  

Quizás habrán sido los únicos detenidos del fin de semana que se había iniciado, pero como efecto colateral del mismo dispositivo montado, pero no para desmontar a unos manteros o mercadillo que se instalara sino, para una demostración reivindicativa, político y sindical, que se llevaría a cabo horas después, desde las primeras luces del día, y que transcurriría de una

11h 30m Marea naranja ya mezclada con roja al inicio del Paseo de Recoletas, al no poder avanzar hacia el Paseo de la Castellana ya cubierto hasta Colón

forma ejemplarmente pacífica.

También a quienes nos encontrábamos ya en Madrid nos llegaría la onda de que el ministerio del Interior había prohibido que todo autobús procedente de cualquier punto geográfico peninsular, que no correspondiera al transporte intermodal de la CCAA de Madrid,  pudiera pisar el asfalto de la capital.  

En este sentido, de cara a asegurar la llegada de los viajeros para la manifestación, en cambio, rápidamente se organizaron, desde los propios sindicatos y organizaciones convocantes, grupos de voluntarios que durante la madrugada y primeras horas de la mañana los guiarían hacia los distintos puntos de transportes colectivos, metros y autobuses municipales o intermunicipales, que conectaban con la capital, y así garantizarles la llegada a sus respectivos puntos de cita, ya en la urbe, a toda esa ingente ciudadanía española que deseaba con ansiedad manifestarse contra las políticas que están empobreciendo al país y a las personas que lo habitamos.

15-S. 11h 55m. Intentando llegar a la plaza de Colón a través del Paseo de la Castellana

Lamentable, para cualquier demócrata, le resultaba el hecho de que al pasar por la Carrera de San Jerónimo, contemplara, a esas horas de la noche, camiones de policías descargando materiales con el objetivo de reforzar el cercado que ya de por sí impermeabilizaba el acceso, con vehículos o peatonal, a esa calle en la que se residencia la soberanía popular: el Congreso de Diputados. La sede de la democracia, siendo aislada por temor a los demócratas… paradójico y también, sobre todo, preocupante.

Desde primera hora de la mañana, Madrid era ya un trajín de calles mucho más pobladas que de costumbre, con personas de colorines camisetas que marchaba en dirección a los puntos de partidas de sus respectivas mareas.

Ya desde la Glorieta de Bilbao, atravesando Fuencarral para adentrarme en la Gran Vía, los transeuntes que a primera hora del sábado, sobre las diez de la mañana, se iban

15-S. Panorámica que ofrecía el Paseo de la Castellana a las 12h 10m.

encontrando, en sus cómplices caras y camisetas les delataban que tenían el mismo destino. También, que conforme avanzaba, se iban masificando las aceras y calles; igualmente las adyacentes peatonales.

Así, hasta bajar por Gran Vía y desembocar en la calle Alcalá, desde donde pude apreciar cómo, teniendo la Puerta del Sol de cola, la citada calle y hasta llegar a Cibeles, miles de manifestantes cubrían calzadas y aceras de un extremo a otro de su ancho; marchaba una densa marea verde. Eran los enseñantes y universitarios madrileños, acompañados por familias enteras con sus descendientes escolares y hasta parvularios. Junto al aire reivindicativo, el festivo no podía faltar, así como la originalidad de las propias pancartas elaboradas por la originalidad del propio alumnado.

Malagueños en la manifestación y que acompañan Lola Sánchez y Nacho López

Al irrumpir lentamente a Cibeles, ya la plaza ofrecía un lleno total porque la marea procedente de Neptuno, con muchos andaluces, había hecho acto de presencia, unida a otros colectivos cuya cola quedaba muy por detrás, a la altura de la Estación de Atocha.

Asimismo, la cabeza de la manifestación no se veía ya que todo el Paseo de Recoletos y según me decían, también el de la Castellana, en sus tres anchas avenidas,  aparecía ocupada hasta la propia plaza de Colón, lugar donde una hora después, según lo previsto por la organización, debería concluir el acto y comenzar los oradores sus mítines.

15-S. Asociaciones de la Memoria Histórica contra la impunidad del franquismo

Las distintas mareas humanas estaban clasificadas y visualizadas, según materia grupal y por colores. Marea negra (funcionarios), blanca (sanitarios), verde (enseñantes), naranja (dependencia, asuntos sociales y migraciones), morada (derechos de la mujer), rojo (de otros sectores),…

A la altura del Paseo de Recoletos en su perpendicular a calle Prim, la manifestación ya no podía avanzar más, ante la ocupación que hacían los ya concentrados en la plaza de Colón, calles, avenidas y paseos colindantes.

15-S. Sorpresa al disolverse la manifestación y encontrarme con tan “noble” asistente a la misma.

Allí, tras minutos de pie sin podernos mover, sobre las doce y treinta, el agotamiento de muchos de los presentes comenzó a hacer sus estragos. Se habían tirado toda la noche viajando. De parecida forma, llevaban más de tres horas, y hasta cuatro, de marcha en manifestación. Estaban rendidos, comenzando a ocupar las zonas verdes de las medianías de los Paseos para caer tendidos sobre su césped.

Una hora después, ya volvían en dirección contraria y en formación de columna, con cánticos incluidos, los de la cabecera de la manifestación que además habían tenido el privilegio de haber oído las proclaman de los máximos líderes sindicales desde el escenario montado al efecto en la plaza de Colón.

15S. Con Antonio Herrera, secretario general de CCOO de Málaga, y “Rajoy ” en ataud

A las dos de la tarde, me propuse abandonar el Paseo de la Castellana, ya que aprovechando los espacios que iban dejando los que se disolvían, fui avanzando, dejando a mis espaldas el Paseo de Recoletos. Aún, a esa hora, llegaban bloques de manifestantes. El último, que antes de abandonar el lugar pude visualizar, correspondía a las Juventudes Comunistas, dotados de grandes altavoces y dos vehículos que lo encabezaban, mientras por el otro lado del Paseo lo volvían a cubrir centenares de banderas muy vistosas, sin que pudiera identificar, por la disntancia en la que ya me encontraba, a qué organización vecinal u ONG pertenecía.

15-S. Grupos de bandas de músicas protestando por los recortes y la brutal subida del IVA

Un helicóptero policial a mediana altura seguía posando sobre el aire, hecho que nos venía acompañando desde el inicio de las distintas marchas. Inexplicable por tanto que en los tiempos tecnológicos en los que nos encontramos y disponiendo la delegación del Gobierno en Madrid de medios más que suficiente, como ese helicóptero, y alturas fantásticamente edificadas como lo pueden significar la terraza del antiguo edificio de Correos, hoy sede del Gobierno autonómico de Madrid, o las propias Torres de Colón, diera al final la cifra de 65.000 asistentes al evento, y que, de igual forma, fuera chupada por los perezosos medios escritos que con tantos ERE y recortes no habrían podido disponer ni tan siquiera de un grupo de becarios que gratuitamente contaran a los manifestantes.

La realidad es que por la dispersión de las numerosas mareas, por sectores, organizaciones sindicales, partidos políticos, asociaciones, ongs, delegaciones territoriales autonómicas, provinciales, locales, … con distintos puntos de inicio y recorridos dispares, ha podido resultar compleja la suma, pero no tanto para que las señora Cifuentes, delegada del Gobierno Rajoy en Madrid, y demás discapacitados visuales, hayan visto tan solo 65.000 asistentes, si es que no es por el motivo de que muy pronto se aburrieron de contabilizar.

Madrid, a las 14 horas, donde el agua y la cerveza se hacían tan imprescindibles, mejor con tapa incluida, bares y restaurantes estaban copados por los asistentes por los cuatro costados a los recorridos de la manifestación. Desde Colón, María de Molina, Serrano, Goya… Alcalá, Atocha, Sol, Tirso de Molina… hasta La Latina, Gran Vía, Fuencarral, Chueca…

Avisado al respecto, y habiéndome perdido del resto de amigos y compañeros con los que inicié la manifestación, nos fuimos localizando para almorzar juntos. Por distintos puntos atravesamos y calles y calles hasta poder dar con un lugar que dispusiera de una mesa para ocho y donde nos pudieran servir pronto.

Lo hallamos tras pasar por el Mercado San Antón, Chueca, Alonso Martínez y adentrarnos al fondo de calle Palafox, ya en Chamberi, junto a la plaza Olavides.

Por donde pasábamos la huella de los que eran manifestantes estaba bien presente, así por los carteles y pegatinas que iban dejando como rastros.

¡¡¡Menos mal que sólo habíamos sido 65.000!!! Si llegamos a ser los dos millones que entre los propios manifestantes se barajaba tras su disolución, a lo mejor hubiera que, bajo esa cuenta de la vieja que hizo el PP, haber ido a tomar la cerveza, a Alcobendas por el norte; o Leganés por el sur; Pozuelo por el oeste o Coslada por el este. Pero habíamos sido tan pocos…

El caso es que, por once euros pudimos saciar la sed, más el hambre que acumulábamos, incrementado con la última caminata postmani, otra vez a palo seco, a la vez que brindar por el éxito de la movilización habida pero también por las que aún han de sucederse para parar esta irracionalidad de política económica que nos lleva a más ruina. Asimismo, por la buena vista de la delegada de Rajoy, señora Cifuentes, que Dios se la conserve y guarde durante mucho tiempo para seguir contando…

Al mismo tiempo, veíamos de fondo, a una Dolores Cospedal y a un Carlos Floriano, a un De Guindos y a la plana mayor del PP, con Montoro en camisa, repitiéndose en los informativos de 24horas, que era el canal fijo del comedor en el que nos encontrábamos, y que por la mímica y las caras tan poco convincentes que mostraban -diciéndonos “la verdad de sus reformas”, sobre las medidas que se ha visto obligado a tomar el Gobierno y los sacrificios de los demás que deben continuar ya que son imprescindibles e irremediables para crecer y crear empleo- no se les veía muy contentos… enfin, las mismas mentiras de Rajoy en su campaña electoral con el programa que Dios manda bajo el sobaco.

No obstante era muy contradictoria esa ocupación mediática, con tantos ministros y responsables del PP, sí sólo habíamos sido 65.000 los asistentes…

Anuncios
Posted in: Solo Blog