ELPSOE-A, PARA CHISTERA (12.07.2012)

Posted on julio 15, 2012

0


ELPSOE-A, PARA CHISTERA.

No es fácil, hacer coincidir las opiniones de articulistas y columneros de los medios escritos. En cambio, con el hazmerreir que ha representado el Congreso del PSOE-A, la unanimidad es más que palpable.
 
No sé si será a Griñán, creo que sí, al que hay que darle esa ¿enhorabuena? El político que tantas expectativas representó en el preciso momento en que se conoció la sorpresa, después de 20 años con Manuel Chaves como Presidente de la Junta de Andalucía, de su nombramiento para la sucesión y que tan velozmente esfumó esas esperanzas, desde el primer momento en que se conoció que se rodeaba de lo más mediocre que poseía en cuadros el PSOE-A, los niñatos NI-NI del fracaso escolar y laboral transportados por Griñán a lo más alto de la cumbre psoista a través de la única ideología que les movía y unía: medrar para llevarse toda una vida viviendo a costa de la política.
 
Después, vendría la prohibición de Griñán para que hubiera primarias en Andalucía, a diferencia de Madrid y otros lugares, pasando por la esterilidad del debate y confrontación con Chaves a cuenta del cuento de la bicefalia, hasta convertirse en el showman del Congreso Federal de febrero que alzara el continuismo sin rumbo del socialismo español bajo el liderazgo de un Rubalcaba, abrumadoramente derrotado en las urnas frente al PP, y el de este fin de semana del PSOE-A que acabó un Griñán sobrado enfrentado a casi medio partido.
 
He aquí dos muestras de cuanto expreso, una del eminente profesor de Periodismo de la Universidad de Málaga, Teodoro León Gross, y la otra del director de la Cadena SER en Málaga, periodista igualmente, José Manuel Atencia.
 
A raís de ambas lecturas, sólo caben interrogantes muy concluyentes: ¿Por qué no se enteran de lo que pasa y hacen tanto el ridículo? ¿Por qué tanta coincidencia en la calle con lo que le pasa al PSOE-A y sus dirigentes no se inmutan o no quieren que llegue a sus oidos?
 
EL MIRADOR

Premio para mi Conejo

Un currículum así no es fácil. Hace falta hacer las cosas desastrosamente con mucha personalidad

Diario SUR 10.07.12

TEODORO LEÓN GROSS
 
El socialismo andaluz está de enhorabuena: ya tiene nueva Ejecutiva para encarar los retos del futuro, que no son pocos, sobre todo en una comunidad con millón y medio de desempleados y a la cola de todos los indicadores de desarrollo aun después de tres décadas. Dadas las circunstancias, se trataba de elegir a los mejores para cada cargo. La situación ya no admite frivolidades ni sectarismos, menos que nunca bajo el fuego de la crisis. Y es patente ese estado de conciencia en el socialismo andaluz al aprobar el retablo de nombres a los que encomendar el destino de todos. Cualquiera de ellos es suficientemente emblemático, pero si hay uno que representa esto es el malagueño Paco Conejo, nuevo faro de la política municipal.
 
El secretario de Organización del Partido Socialista en Málaga tiene un currículum asombroso que le acredita para el cargo. En las últimas elecciones municipales aquí se alcanzó nada menos que el peor resultado histórico desde la Transición. Eso no es fácil. Hace falta hacer las cosas desastrosamente con mucha personalidad. Conejo puede presumir ante sus colegas en Sevilla de un retroceso formidable del PSOE respecto al PP de tres hasta dieciocho puntos. De hecho, el PP ganó más de un centenar de concejales haciéndose con la Diputación. En la capital, el diferencial llegó a treinta. El PSOE además perdió todos los municipios con más de veinticinco mil habitantes; y su mayor plaza fue Villanueva del Trabuco, de apenas cinco mil. Bastan unos pocos datos para constatar el balance realmente excepcional. Parece lógico, así pues, el premio.
 
Pero además Conejo ha acreditado virtudes como ojeador. Es como esos directores técnicos a los que les basta ver a un chico diez minutos para olfatear una estrella de futuro, un diamante en bruto. Su mayor hazaña, por supuesto no la única, es el fichaje del alcalde de Ronda, que entonces dominaba la localidad como andalucista. Una vez integrado en el PSOE, el propio PSOE lo denunció por tránsfuga y perdió las elecciones como candidato del PSOE. Son detalles que brillan en cualquier expediente. Y todavía ingresó en prisión por un oscuro escándalo. Por añadidura el PP les devolvió el envite en la Axarquía ganando un par de alcaldías; y además les arrebataron Benalmádena, Gaucín y hasta Mollina, el pueblo de su jefe. Ahí es nada.
 
Con estos antecedentes cualquiera saldría corriendo de ese cargo. El grito, formulado por John Updike, es de hecho todo un clásico de la literatura: ¡Corre, Conejo! Pero él no se rinde. Se ve que tiene un carácter rocoso. Y Conejo -al que seguramente Griñán, que habla de ‘Mi partido’ o ‘Mi Ejecutiva’, ya llamará ‘Mi Conejo’- está dispuesto a llevar sus éxitos en Málaga a toda Andalucía. Puede ser glorioso.
 
OPINIÓN

La última modernización

El PSOE ha realizado una profunda transformación de su cúpula para que sigan en los puestos clave los mismos dirigentes

 
JOSÉ MANUEL ATENCIA 9 JUL 2012 DIARIO EL PAÍS DE ANDALUCÍA

El PSOE ha realizado en Andalucía una profunda transformación de su cúpula de dirigentes regionales para que puedan seguir en los puestos claves los mismos dirigentes regionales. El cambio más sustancial es la presencia de un nuevo número dos en la ejecutiva, que ya era número uno en el grupo parlamentario: Mario Jiménez. Este dirigente, que ya era dirigente, sustituye en la cúpula del PSOE-A a Susana Díaz, la actual número dos en el Gobierno y que ahora aspira a ser también la número uno en Sevilla. Visto con cierta distancia, podríamos concluir que estas dos personas se han repartido el peso de la renovación del socialismo andaluz en el congreso de este fin de semana.

Concluido el cónclave, se abre un nuevo periodo de renovación interna para que puedan continuar también en sus respectivas agrupaciones provinciales los mismos responsables que están ya al frente de esas agrupaciones provinciales. La mayoría de los secretarios generales que se presentan a este cargo ya están en el cargo y todos aspiran a sucederse a ellos mismos bajo idéntica premisa, da igual que sea oficialista o crítico: la necesidad de modernizar la estructura y el discurso del socialismo andaluz. No ha habido un congreso de los socialistas en las últimas dos décadas en el que no hubiera necesidad de modernizarse. La modernidad es el elixir de la eterna juventud de un partido político, algo que se busca desde los tiempos inmemoriales pero cuyos ingredientes concretos no termina nadie de encontrarlos. No olvidemos que Andalucía ha vivido, según el PSOE, una primera y una segunda modernización. Incluso una tercera, creo. Ya es hora de que le toque al partido.

La que era presidenta del PSOE en Andalucía, Rosa Torres, lo predijo los días antes del cónclave: “Queremos y debemos renovarnos”. Renovar no es lo mismo que cambiar. Se renueva uno, mientras te cambian los demás. En la renovación va implícito el quedarse; el cambio lleva aparejado algo nuevo. Los socialistas inician un nuevo momento histórico, ya que tras el congreso reclaman “un antes y un después en el socialismo andaluz”. Una frase que nunca había dicho nadie antes y que resume la esencia de la modernidad en el pensamiento político contemporáneo.

El otro argumento esencial de todo dirigente socialista en Andalucía que aspire a sucederse a él mismo es la necesidad de recuperar el voto urbano. Explicado en plan simple, el voto urbano es un sufragio que los socialistas perdieron en el año 1995 en Andalucía y del que nada más se supo. Si no fuera por las hemerotecas, casi nadie se acordaría ya de que hubo un día en que los socialistas arrasaban en las capitales y en las grandes ciudades. Eran tiempos en los que se reunía la Federación Andaluza de Municipios y Provincias y los alcaldes del PP, IU y el PA, iban para darle color a los encuentros.

La mayoría de los dirigentes del PSOE andaluz, tanto en la nueva ejecutiva regional como en las previsibles nuevas agrupaciones provinciales, arrastran en sus espaldas un mínimo de tres derrotas electorales seguidas. A todos les salvó la campana en las últimas andaluzas, cuando el PP se quedó a las puertas de lograr la mayoría absoluta. Ese día, como Lázaro, resucitaron. Y se inició un nuevo pasaje bíblico, el milagro del mantenimiento de los cargos y la desaparición de los ceses. Todo ello, merced al pacto con el hijo progre y pródigo, el acuerdo político con Izquierda Unida.

Olvidarse de ese antes para iniciar este después en el socialismo andaluz salido del congreso, como diría Rosa Torres, es un mal comienzo. El PSOE perdió las autonómicas por primera vez en treinta años, y ése debería ser el punto de partida de su nueva cúpula dirigente. Si no han cambiado las principales personas que participaron de la derrota, deberían reflexionar sobre las causas que la motivaron. Quizás eso les ayude al objetivo de modernizarse, renovarse y a algunos incluso, sencillamente a marcharse.

Anuncios
Posted in: Solo Blog