SER O NO SER DEL PSOE DE MÁLAGA Y DE ANDALUCÍA (16.05.2012)

Posted on mayo 16, 2012

2


EL SER O NO SER DEL PSOE DE MÁLAGA Y DE ANDALUCÍA SE LO JUEGAN EN SUS INMINENTES CONGRESOS.

ANTE EL CONGRESO DEL PSOE DE MÁLAGA.

El pasado domingo, en el diario SUR de Málaga, aparecía una extensa e interesante entrevista con Carlos Sanjuán, todopoderoso dirigente del PSOE de Andalucía entre los años que transcurrieron desde 1988 hasta 1994. Con anterioridad  -a partir de Congreso de Suresnes (1974) que alzó a Felipe González a la secretaría general a nivel federal- también lo fue todo en el PSOE de Málaga, aún bajo la clandestinidad en el tardío franquismo. Asimismo: en la transición, como diputado constituyente por la circunscripción de Málaga, la preautonomía andaluza, donde fue consejero, y en el primer Gobierno de González de 1982 en el ministerio del Interior.

Con 74 años, instalado ya en su jubilación, estudia, reflexiona y recorre con reconfortante frescura el nada radiante panorama político, tanto europeo, estatal, andaluz como malagueño, siempre tomando, como eje transversal, su preocupación por el presente y futuro del PSOE de sus desvelos, al que no ve bien ubicado desde hace tiempo en el camino correcto.

En esta entrevista, coherente con lo que viene trasladando a los que se interesan por sus posicionamientos ante hechos concretos, Carlos Sanjuán se pronuncia abiertamente y sin tapujos para que el actual secretario general del PSOE de Málaga, Miguel Ángel Heredia, -biólogo de titulación pero al que por cierto no se le conoce extenso e intenso ejercicio profesional alguno por estar desde su más tierna juventud instalado en la política, asimismo de nula inserción ni crédito en la vertebrada sociedad civil y cultural malacitana- dé más de un paso atrás y no se vuelva a presentar para su reelección.

A la vez, Sanjuán apoya al candidato alternativo de la corriente “Socialistas de Hoy”, el abogado, Josele Aguilar, brillante jurista, por el contrario, de larga trayectoria profesional a la vez que goza de gran predicamento y de experiencia Política, con P mayúscula; hijo y nieto de familia socialista, hecho circunstancialmente avenido.

Heredia, no ha conseguido ganar para un PSOE malagueño, desideologizado y carente de proyecto y objetivos, ninguna de las elecciones a las que ha concurrido siendo ya secretario general, responsabilidad que alcanzó en julio del 2008 como brazo continuista pero que bien supo empeorar, que ya tiene deméritos, la ya de por sí decadente era bustinduysta que venía padeciendo el socialismo boquerón desde el año 2000.

En la provincia de Málaga, ni en los comicios municipales de mayo del 2011 (con pérdida socialista de -7,96 puntos del porcentaje del voto alcanzado cuatro años antes), ni en las generales del 20-N (esa reducción se elevó a -11,37 puntos, dilapidando dos de los cinco diputados que poseía y dos de los tres senadores que obraba en su poder) ni en las andaluzas del reciente 25 de marzo (merma de 7,7 puntos), el puño y la rosa levantó vuelo. Por el contrario, la gaviota de los populares campea hegemónicamente por el litoral, interior, grandes y pequeños municipios malacitanos, como nunca ocurrió en la historia de nuestra democracia.

En las municipales, el PSOE sufrió tal varapalo por parte del PP, que dio lugar a que el partido de Rajoy gobierne ya en ayuntamientos malagueños que representan el 94% del total de su población, al igual que lo hace por mayoría absoluta por primera vez en la Diputación de Málaga, paradójicamente en la que fue la provincia de mayor voto socialista de España.

En las elecciones europeas, junio 2009, llegó con el PP a un empate técnico, después de que el PSOE perdiera -8,34 puntos porcentuales que obtuviera cinco años antes, consiguiendo el PP reducir 14 puntos la distancia que lo separaba del PSOE.

Heredia, de mediocre traza, con práctica política carente de principios y de la más elemental ética socialista, se ha dedicado durante su mandato -con la ayuda de su clon, en sus acepciones payasesca y celular, Francisco Conejo, el mejor prototio para definir a la parte de la generación NI-NI que pasó del fracaso escolar al coche oficial-, aparte de perder elecciones, a fichar o gobernar con tránsfugas procedentes de otros partidos, representando un alto coste electoral ulterior para el PSOE.

También, a perseguir hasta laboralmente a todo lo que consideraba disidencia política de la militancia socialista hacia su frágil liderazgo, haciendo uso obsceno de sus dedocráticos nombramientos tomados como comisarios a su servicio en administraciones o empresas públicas. De igual forma,  disolviendo Agrupaciones que no le eran afines, o no “olerse” los numerosos casos de corrupción urbanísticas que tenía en sus propias filas, donde “casualmente” siempre se le adelantó a sus tardías medidas la Guardia Civil o la Udyco.

Heredia, eso sí, ha utilizado, con desfachatez e indecencia extrema, a las instituciones para colocar, y de la forma más sectaria, a “los suyos”, al margen de cualquier consideración basada en principios de capacidad, conocimiento o especialización. Se ha convertido en jefe de sindicato para el empleo público, deteriorando hasta niveles insufribles la dirección y la gestión de las administraciones públicas gobernadas por el PSOE, que, al final, en su ineficacia e incompetencia constatada, pagamos todos los malagueños, así como de las pérdidas de oportunidades para traer nuevos proyectos y actuaciones a nuestra provincia.

Un cuatrienio negro, pues, que ahora concluye, que solo se ha visto plagado de forma inflacionaria por constituciones y presentaciones de comisiones de expertos y de laboratorios de ideas varias, con desconocimiento de sus conclusiones, como forma de hacer pasar el tiempo ante la carencia de objetivos y planes que ofrecer. Al igual que esa rimbombante Agrupación Municipal de Málaga capital que fugazmente presidiera la diplomacia de tan altos vuelos que se evaporó al nacer. Todo un fiasco.

Así, el PSOE de Málaga se ha ido convertiendo en un hazmerreir dirigido por el patético tándem tragicómico Heredia-Conejo, sin credibilidad alguna, sólo malos actores escenificando teatralmente “Crónica de la muerte anunciada”, afrenta a la fortaleza que ayer le caraterizó.

Reducida en el socialismo malagueño su base de militancia, cuantitativa y cualitativamente, a la nimiedad, encima no se le oye, cuando no se le manipula en vísperas de aprobación de listas electorales, nada de hacerles partícipes en unas primarias para que sean quienes designen a sus representantes en las instituciones o cargos orgánicos, tan solo alimentada en la subcultura acrítica, seguidismo de lo dictado desde la dirección, y en el no ejercicio de la libertad de expresión, por espreso deseo de hacerla desaparecer mental o físicamente para que en un día no se planteen renovarlos. En caso contrario, son “invitados” a coger la puerta.

En el mismo sentido, se han empobrecidos a sus Agrupaciones, reduciéndolas a luchas de clanes para medrar de cara a conseguir prebendas. Los casos de bomberos, cuya chamusquina recientemente ha penetrado en nuestros olfatos, afiliados sin su conocimiento para inflar el censo que da mayor representación, o vecinos de la barriada Palma-Palmilla en Agrupaciones que están fuera de ese distrito minicipal y a los que se le ha pagado para ir a votar al candidato oficialista, son solo un par de muestras de la perversidad entroncada con una organización provincial más cercana a prácticas mafiosas que al abandonado ideario socialista. Y estos no ha ocurrido en el pasado siglo XX sino en lo que llevamos del XXI, más en concreto em la segunda parte de la década pasada que finalizó hace año y medio.

En este perverso y “corrupto” escenario orgánico partidario, se lleva a cabo este Congreso Provincial del PSOE malacitano, que se celebrará a finales de julio. La propia supervivenca de la organización, de cara a liderar un proyecto con credibilidad para la ciudadanía malagueña, se la juega. El toque, ya se lo ha expresado el electorado en las urnas: que no hay más prórrogas, que se ha acabado su paciencia.

Encima, este Congreso, acontece en unos críticos momentos, donde desde el Gobierno PP viene cayendo tal cascada de medidas antisociales que harían más necesario que nunca un instrumento político de contrapoder para la defensa de una sociedad civil malagueña, que impotentemente asiste al desmantelamiento del Estado del Bienestar, que sufre como la que más esta profunda e injusta crisis, soportando estar a la cabecera nacional y europea por sus niveles de desempleo.

La solución para el PSOE, ¿catarsis, regeneración o suicidio continuista? ¿Se habrán enterado de las primarias socialistas francesas abiertas y del programa de François Hollande? ¿Se le pegará algo del 15-M?…¿Ó preferirán seguir el sendero griego del PASOK camino a la marginalidad, que nadie olvide tiene su precedente histórico más inmediato en lo que fue el fenecido PS Italiano de Benito Craxi? Ser o no ser, y ahora, esa es la cuestión.

ENTREVISTA A CARLOS SANJUÁN, EXSECRETARIO GENERAL DEL PSOE ANDALUZ

«El PSOE se ha convertido en un partido dependiente del poder. Era parte de la sociedad y ahora no está presente»

El veterano socialista repasa la actualidad política marcada por la agenda del PP y el resultado de las elecciones andaluzas

JOSÉ MIGUEL AGUILAR jmaguilar@diariosur.es | MÁLAGA.

Es de ideas consolidadas, nunca mejor dicho de una persona que presume de axiomática ideología. Mantiene la tradición de recibir el año con un chapuzón en el Mediterráneo. Ese mar que observa a diario desde su atalaya espiritual en Rincón de la Victoria, donde profesa la incólume costumbre de seguir la actualidad, que despacha en reflexiones que anota, curiosamente, en un bloc azul, y que vierte en esta conversación que transcurre entre buganvillas y rosales en el jardín casero que mima cada mañana. Carlos Sanjuán, virtuoso de la palabra, es como el buen cantaor que se distingue por la pureza de los palos que toca y la hondura a la hora de transmitir sentimientos.

El otrora todopoderoso secretario general del PSOE andaluz repasa la agenda política marcada por el poder del que goza el PP a nivel nacional, las recientes elecciones autonómicas y los próximos congresos regional y provincial. De voz pausada y profunda, una vocalización acompasada y una entonación seductora no ceja en su empeño de remarcar sus opiniones. Contundentes afirmaciones que se atenúan por el canto de los pájaros en un entorno que produce máximo sosiego.

-Por primera vez en treinta años PSOE e IU acuerdan gobernar juntos en Andalucía. ¿Qué siente?

 -Las elecciones se presentaban muy mal, así que fue un gran alivio ver que la izquierda había parado a esta derecha tan ideologizada. Ahora hay una tremenda responsabilidad por parte de los dos partidos de izquierdas de que esa coalición no fracase, pues puede servir de ejemplo para toda España de que otra manera de salir de la crisis es posible, que no es necesario el modelo de austeridad a ultranza que ha puesto en marcha este PP cargado de ideología.

-¿Qué conclusión extrajo de la derrota electoral del PSOE el 29-M?

 -Conseguimos parar a la derecha junto a IU, pero por primera vez el PSOE ha perdido unas elecciones en Andalucía, y esto no lo puede olvidar el partido. Si antes de las elecciones una inmensa mayoría de los militantes socialistas y de los hombres y mujeres que nos votaban pensaban que el PSOE tenía que cambiar, el hecho de que podamos seguir gobernando no evita que sigamos pensando que es necesario cambiarlo. El PSOE tiene que recuperar credibilidad, que es lo que ha perdido en los últimos años de gobierno.

-¿Cuáles son las causas de esa pérdida de credibilidad?

 -El PSOE se ha convertido en un partido dependiente del poder de las instituciones, lo que he denominado un partido institucional. Esa dependencia ha hecho que el partido haya ido desapareciendo de hecho, al confundirse partido e institución. Aquí no hay más voz que la que ostenta el poder institucional, llámese alcalde, presidente de la Diputación, concejal, consejero o delegado de la Junta. Son los que deciden y mandan en el partido. Lo malo no es que personas individuales sin poder institucional pero con cargos orgánicos tengan casi nula representatividad, lo malo es que eso lleva a que el partido como tal no tenga ninguna. Eso ha conducido a una pérdida de lo que deben de ser las señas de identidad de un partido político y su funcionamiento.

-¿Eso en qué se traduce?

-El PSOE ha dejado de estar presente en la sociedad cuando era una parte de la sociedad. Antes los militantes del PSOE militaban en todas las organizaciones sociales, nos creíamos en la responsabilidad de profundizar en la democracia con nuestra participación activa, singularmente en los sindicatos de clase. Un socialista tiene que estar trabajando con los trabajadores. En las autonómicas los que frenaron a la derecha fueron los sindicatos, que al sentirse absolutamente agredidos por la reforma laboral movilizaron a su militancia y de paso nos removieron a los demás. El partido tiene que tener su identidad, debe ser complemento de la voz del Gobierno, con voz propia que discuta en sus órganos -privadamente, no es necesario que se haga de forma pública-, pero sí que visualice desde su contacto con la sociedad qué acciones de Gobierno desarrollan su compromiso electoral y las que no.

-¿Como las que tomó Zapatero?

-Las medidas de mayo de 2010 no las discute con el partido, no reúne al comité federal. Zapatero viene de Bruselas donde le han dicho de todo por el déficit y toma las medidas que considera más oportunas, pero las toma por él. Es el secretario general del partido y no consulta con el partido, que le habría dicho que habría que tomar algunas de esas medidas, pero las habría matizado en otros muchos aspectos.

-Ahora se habla de austeridad.

-La Tribuna publicada por Francisco de la Torre en SUR es increíble, máxime viniendo de una persona que manda en un ayuntamiento que es el tercero o el cuarto más endeudado de España, que tiene ejemplos de despilfarro como el de Art Natura. Que una persona a la que tenía por seria haga un recetario lleno de invocaciones a la austeridad que no son reales… La austeridad es prescindir de la superfluo para quedarse con lo importante. ¿Cómo se puede decir que se es austero cuando se quiere recortar en sanidad o en educación? Eso es lo contrario de ser austero. Cuando se está recortando en educación y se le da a la Iglesia 3.900 millones para aquellos colegios de ideario religioso lo que se está haciendo es ideología. Cuando se recorta en sanidad en los extremos que se está haciendo respecto a los más débiles como son los inmigrantes, algunos de los cuales llevan aquí diez o más años, que han trabajado y han cotizado, pero ahora no tienen trabajo, y no tienen seguro y no tienen sanidad… eso no es ser austero, eso es hacer ideología, aquella que significa que no todos los seres humanos son iguales ni nacemos iguales.

-¿Y en educación?

-A nuestros jóvenes se les sube la matrícula hasta unos extremos que aquellos que no tengan unos padres pudientes no van a poder pagar sus matrículas y por consiguiente no van a poder estudiar. ¿Han pensado que nuestros jóvenes van a tener menor preparación que los del resto de Europa al deteriorar la educación con estos recortes? Lo último que se le puede ocurrir a un país es recortar en Educación, en innovación… Así no se puede salir de la crisis.

-¿Por qué la política se ha dejado avasallar por la economía?

-La explicación es que el liberalismo se ha impuesto como ideología y el dios del mercado se ha convertido en un tótem para todos. Tenemos que recuperar el valor de la política, y el triunfo de Hollande en Francia es una esperanza, incluida para España, y un beneficio para el propio Rajoy. Es duro lo que voy a decir: Rajoy no tiene legitimidad aun cuando tenga mayoría absoluta para imponer desde el Parlamento las medidas que está tomando, la legitimidad la dan los votos, pero los votos han sido dados para un programa y un proyecto, y en ese programa que se votó ocultaron las medidas que están tomando. Y se escuda en la herencia. ¿Es que usted desconocía el déficit? ¿Es que su partido no gobernaba en todas las autonomías? ¿No gobernaba en Valencia, con diferencia la autonomía más corrupta y con mayor déficit? ¿No conocía el estado de las cajas de ahorro de sus comunidades, con diferencia las peores, y ahí está el ejemplo de Bankia? ¿O es que ahora Rato es del PSOE?

-¿Y la reforma laboral?

-Un buen resumen es que posibilita a los empresarios ser amos. El derecho del trabajo nace con un sentido de defensa del trabajador y han hecho desaparecer de hecho el derecho del trabajo con esta reforma de ideología política, contra los sindicatos como representantes de los trabajadores.

-¿Qué siente por el ‘caso de los ERE’?

-Siempre que veo a un socialista mezclado con la corrupción siento indignación y vergüenza. Lo que no creo es que se puedan hacer causas generales, y tampoco creo en los jueces estrella. Me parece que la jueza Alaya va de estrella, de Pantoja, haciendo una causa general. No puede decir que el procedimiento de los ERE es ilegal y que va a ir contra el Consejo de Gobierno que lo aprobó y contra el anterior y el anterior. ¿Cómo se puede decir eso si las causas generales están prohibidas por nuestra Constitución, en nuestro derecho? Vuelvo a decir que siento indignación y vergüenza. Pero se puede pensar una cosa: que a la cárcel van los corruptos, desde luego, pero los corruptos de izquierdas, porque los de la derecha parece que no. Veo a Matas libre por ahí, el señor Fabra lleva doce años inculpado, el señor Del Nido, un hombre muy de derechas, condenado a siete años, está libre. ¿Y mete en la cárcel a un exconsejero que llevaba un año imputado porque hay riesgo de fuga? No me parece justo, sin perjuicio de que si lo ha hecho mal lo pague.

-¿El PSOE ha sabido responder ante la sociedad en este asunto?

-El PSOE no responde ante este asunto ni ante ningún otro porque sencillamente el PSOE no tiene voz como ya he dicho. Cuán necesario sería ahora que hubiera un PSOE que hubiera levantado la voz para criticar lo que se había hecho mal de los ERE, para exigir responsabilidades.

-En pocas fechas hay congreso.

-Es el momento de recuperar el papel del partido, con presencia propia. Pero existe la desconfianza siempre desde el poder institucional de que pueda haber divergencias entre el partido y el Gobierno, que desde el partido se cuestione la labor del Gobierno, pero eso no es concebible desde un socialista. Si un socialista cuestiona a su Gobierno sin justificación ese secretario general no es un buen socialista. En estos momentos no hay nadie que no piense que el presidente de la Junta tiene que dedicar las 24 horas del día al Gobierno, y creo que tampoco haya un socialista que no piense que el secretario general del PSOE en Andalucía tiene que dedicar las 24 horas a sacar el partido hacia adelante, a recuperar el espacio político que ha tenido y que ha perdido hace años. Es bueno que haya contrapoderes, que el poder del partido y el poder de la institución, que es el más importante que hay en Andalucía, esté en diferentes manos, manos que se complementan, en simbiosis, apoyando a ese Gobierno, colaborando con ese Gobierno, y explicando las políticas que hace ese Gobierno, y por qué a veces no se puede cumplir el programa electoral.

-El PP se queja de la herencia recibida.

-Hablemos de toda la herencia. Uno cuando hereda, hereda lo bueno y lo malo. Rajoy ha recibido un buen sistema de pensiones, una de las mejores sanidades del mundo, una buena educación pública, unas muy buenas empresas producto de la innovación, y se lo está cargando todo. Ha quitado el dinero para la investigación y la innovación. Va por un camino que conduce a la privatización de la sanidad. Y también ha recibido la crisis económica, es verdad. Pero la crisis es financiera, creada por los poderes económicos y financieros, que nos vino desde fuera y que nos está afectando de manera tremenda.

«Josele Aguilar es una apuesta segura, se merece una oportunidad»

-¿Le gustaría volver a la primera línea política?

-He estado muchos años preocupándome por la política, y ahora me preocupa, pero no me ocupa. Tengo una edad que inclina a pensar que debo estar ya en un segundo plano.

-¿Si le ofrecen un cargo lo aceptaría?

-Un cargo, no. Si mi partido me pidiera por un periodo corto de tiempo trabajar para intentar ayudar a cambiar el partido sí lo haría. De hecho, estoy trabajando para que el PSOE de Málaga cambie, que está mal. Era con diferencia el partido más fuerte. Era un partido con mucha presencia en la ciudad, estaba en la calle, estaba en todos los lados.

-¿De eso tiene la culpa Miguel Ángel Heredia?

-No sólo él. Miguel Ángel Heredia lo que ha demostrado es que no ha tenido la capacidad suficiente para impulsar, dinamizar y cambiar el partido.

-¿Y en el próximo congreso provincial que ocurrirá?

-Habrá que intentar que haya una alternativa que sea capaz de cambiar al PSOE de Málaga.

 «Heredia no es el candidato para una nueva andadura…debería dar muchos pasos hacia atrás»

-Van tres derrotas seguidas.

-Miguel Ángel a lo mejor no se tenía que haber ido cuando perdió las primeras elecciones, ni cuando perdió las segundas, pero sí tiene que pensar que no es el candidato para una nueva andadura. Si ve los resultados de su mandato creo que debería dar muchos pasos hacia atrás. El partido tiene que recuperar su prestigio, su presencia, y no es nombrando los delegados de la Junta como se consigue. Eso es un disparate, los delegados los tiene que nombrar el Consejo de Gobierno con el informe del partido.

-¿Existe esa voz que debe cambiar el partido en Málaga?

-Sí, la de Josele Aguilar, una persona que tiene representatividad, una vida hecha, una conducta intachable desde todos los puntos de vista, ideología… Los militantes deberían pensar que es una apuesta segura y merece que se le dé una oportunidad.

-¿Iría con Josele en la candidatura?

-No voy a decir ni pío, para que no pueda parecer de ninguna de las maneras lo que no es. Estoy muy a gusto donde estoy, en esta casa, con mi jardín.

Nota Final: Ni qué decir que sólo el titular del blog es responsable de la animación de fotos e imágenes que aparecen en este extenso post.

Anuncios
Posted in: Solo Blog