EL SUICIDIO DEL JUBILADO GRIEGO, UNA DENUNCIA DE ASESINATO CONTRA LA U.E. (05.04.2012)

Posted on abril 5, 2012

1


LA DESESPERACIÓN EN LA UNIÓN EUROPEA AUMENTA.

EL SUICIDIO DE UN JUBILADO GRIEGO PUEDE ENCENDER LA MECHA.

LA UE, CON ESTA AUTO INMOLACIÓN, AUTÉNTICO ASESINATO, NOS RECUERDA AL PREDEMOCRÁTICO TÚNEZ.

Ignacio Trillo

Nada de exageración. Puede ocurrir. La desesperación se extiende en la UE como una mancha de aceite. Una vergüenza para las conciencias democráticas, que en pleno siglo XXI de avances en la tecnología y en la ciencia, la avaricia del insaciable e indecente capital especulativo, con la abstención cuando no con la colaboración activa de los gobiernos europeos, no sea detenida, llevando a que la mayoría de la población esté retornando a niveles socio-económicos que originó el capitalismo en sus brutales inicios industriales.

La política económica debe estar al servicio de la ciudadanía y no a que los millonarios sean cada vez más millonarios -ahí está el escandaloso caso del “patriota” Amancio Ortega de Zara, 6.000 millones de euros más a su voraz patrimonio en el 2011 y pagando sus impuestos en la desgravada Irlanda- a costa del resto de la población.

Gracias a la red -facebook y twitter- no ha podido ser silenciado el último suicidio habido de un jubilado desesperado frente al Parlamento griego en Atenas en protesta por la miseria a que las políticas de recortes y saqueo al país por parte de la Unión Europea está conduciendo a la mayoría de la población helena. 

El fallecido, Dimitris Christoulas, de 77 años de edad, se pegó un tiro en la plaza ateniense de Sintagma y dejó una nota en la que alegaba que la pensión no le llegaba para vivir tras los muchos recortes sufridos, y acusaba al Gobierno golpista del tecnócrata del lobby financiero, Lukás Papadimos, de traidor. Este nuevo caso, tiene el antecedente en Apóstolos Polyzonis que, después de un año en paro, se prendió fuego, tal como recoge la imagen que acompaño, delante de una oficina bancaria en Tesalonika a mediados del pasado mes de septiembre, tras la negativa del banco a renegociar su deuda,  con la explicación de que se sentía deprimido ya que no podía seguir pagando los estudios universitarios de su hija.

Ello ha dado lugar a que fuera organizada una espontánea manifestación en Atenas y Salónica como protesta con participación de miles de asistentes que ha propiciado que la noticia llegara a todos los rincones de la información planearia, a pesar, también, del silencio con que los medios de comunicación de ese país, férreamente controlado por el capital que está sacando tajada de la crisis, acogieron su convocatoria.

Los manifestantes, acusan al Gobierno y a la troika que tiene intervenido al país del “asesinato”

La tasa de suicidios en Grecia ha aumentado en tres años a 22, 5 %, cifra que ha pasado, de ser la más baja a la más alta de Europa como consecuencia de la gravísima crisis económica que sufre el país. El informe facilitado y presentado el miércoles al Parlamento griego por el ministro de Protección Ciudadana, Christos Papoutsis, muestra un total de 1.727 muertes por suicidio registrado en todo el país desde que la recesión griega aumentó en 2009.

¿No son esos 1.727 suicidios, auténticos asesinatos, crímenes lesa humanidad? Los culpables tienen nombre, apellidos y domicilios conocidos. Que la justicia internacional actue. El suicidio del jubilado griego es una gravísima imputación de asesinato contra los dirigentes políticos europeos, responsables de la aplicación de estas feroces políticas neoliberales que se llevan a cabo desde la Unión, su Banco Central, el Fondo Monetario Interncional y los lobbies financieros que han usurpado la voluntad democrática del cuerpo electoral europeo.

Este capitalismo salvaje está siendo ya humanamente insostenible. 

En mi nombre, no. Nada de resignación: indignación y movilización. Esta inmundicia de políticas hay que cambiarla.

Anuncios
Posted in: Solo Blog