RAJOY, DE LA MANO DE MERKEL, NOS SIGUE HUNDIENDO (04.04.2012)

Posted on abril 4, 2012

0


RAJOY, DE LA MANO DE MERKEL, NOS SIGUE HUNDIENDO.

 TODO SE HUNDE, MENOS EL PRECIO DE LA GASOLINA QUE NOS HUNDE AÚN MÁS.

 Tancredo, Mariano Rajoy, en un caso de acelerada esquizofrenia digna de introducirse en los manuales sobre graves afecciones patológicas sin solución,  ha pasado, en pocas semanas, de la euforia del “programa que Dios manda”, “el sentido común”,  y “la razón”, a la depresión más profunda porque la “la situación es muy difícil,.. muy difícil…”.

Así, se ha constatado, otro día, que eso de que cuando don Mariano llegara al Gobierno obtendría la confianza de los mercados y comenzaría la senda del crecimiento y la creación de empleo, era una de las mayores mentiras estelares de su vacía campaña electoral, al igual que bajar los impuestos, no efectuar recortes o no abaratar el despido, no tener la ocurrencia de una amnistía fiscal porque era amoral… lo que le debería de llevar, al menos, a ser pastos de las llamas en el fuego eterno de Lucifer o a ser condenado a la cadena perpetua no revisable del ínclito Federico Trillo del Yak-42 -una vez sea puesta en marcha por el carca de Ruíz Gallardón, más derechista que su su difunto padre- enviado ahora a Londres como embajador para ver si nos distrae de la crisis económica con el peñón de Gibraltar, en su condición de especialista en conquistar emblemáticos peñascos, modelo Perejil,  de vital  importancia geoestratégica mediteráneo-atlántico e internacional.

Ayer conocimos que marzo, mes para la creación de empleo, estreno idoneo para los maravillosos resultados que nos promete la reforma laboral del siglo XIX, llamada no obstante de modernidad, no se sabe si por su inspiración china, los nuevos parados registrados que se incorporaron a la suma y sigue en dirección a los cinco millones han sido los mayores habidos,  con la única excepción del 2009, desde la actual serie histórica sobre esta estadística que se inició en 1997. Por igual, ocurre con los cotizantes a la Seguridad Social, creció algo pero el que menos de todos esos años citados.

Hoy, en esa cadena de desastres, la prima de riesgo de la deuda pública española ha dado otro subidón, ya cercano otra vez a los 400 puntos, hecho que no se daba desde el momento crítico del pasado noviembre cuando don Mariano, vendiendo ruinas, pedía a los españoles su voto para que España no fuera Grecia. La Bolsa de Madrid, de igual forma, ha reaccionado negativamente ante el presupuesto de la recesión para este 2012 que Cristóbal Montoro desglosó ayer, con una fuerte bajada que la retrotrae a los valores que el IBEX obtuvo el pasado mes de septiembre.

También, la subasta de la deuda pública española sólo ha podido ser colocada hoy en su franja más baja, 2.800 millones de euros, no en la alta apetecida por la Hacienda de Rajoy, 3.800 millones, y a un precio donde las obligaciones de los bonos a ocho años ha estado en el 5,36 % de interés anual, en tanto hace poco días el Banco Central Europeo regalaba el dinero a la banca privada de la eurozona al 1% de interés. 

En la misma línea de cataclismos, el litro de la gasolina y gasoil en los surtidores, coincidente con la salida vacacional semanasantera, adquiere una nueva subida de precios, su récord histórico: euro y medio.

El CIS de Marzo, hecho público hace horas, manifiesta una mayor, todavía más,  preocupación de los españoles por el futuro del empleo, la imposible percepción de que el Gobierno Rajoy nos vaya a sacar de la crisis, su inquietud por la educación y la sanidad pública, con un pesimismo en todo lo que se le ha preguntado que también bate cifras inéditas, tremendamente demoledoras. Como para que se dispare la demanda a través del consumo, clave para salir de este atolladero.

Ante ello, lo justifica hoy Rajoy en la malagueña Antequera, manifestando que reconoce que las medidas que está tomando no dan resultados a corto plazo, pero sí promete que lo representen a medio y largo plazo. Lo que no se atreve a decir, es sí con la política económica merkezy que está aplicando, lo del medio plazo se refiere, al menos, a partir del siglo que viene. Parafraseando la legendaria frase: Salga el sol por Antequera y dígase lo que se quiera que ni cuesta dinero ni se contrae responsabilidad política penada.

Mientras tanto, el nada antisistema diario británico, Financial Times, en el día de ayer criticaba frontalmente los presupuestos presentados por Rajoy por augurar que generarán más recesión y el hundimiento aún mayor de la economía española, a la vez que censuraba, por innecesaria e irracional, la ortodoxia que estaba empleando la UE contra diversas economías europeas periféricas, no situando la amortización de la deuda pública a más a largo plazo para que se pueda precisamente enjugar pero con el crecimiento.

Por otro lado, diversos economistas, como el célebre analista, Nouriel Roubini, levantan su teclado de indignación contra la barbarie neoliberal que se está cebando contra diversas economías europeas, apostando, en contra a lo que se está haciendo, por la reactivación del crecimiento y la creación de empleo, bien devaluando el euro, acercándolo en su paridad al dólar –hecho que ya planteé en un artículo publicado en febrero del 2010 cuando estalló la primera crisis financiera griega-  que mejorarían las exportaciones y la competitividad para propiciar el crecimiento, o por la salida de esas economías de la zona euro, regresando a sus divisas anteriores, para que puedan empezar a levantar cabeza.

Anuncios
Posted in: Solo Blog