AHORA, ELENA SALGADO (06.03.2012)

Posted on marzo 6, 2012

0


AHORA, ELENA SALGADO.

UNOS QUE VIENEN, OTROS QUE SE VAN, ENTREMEZCLANDO ALTOS INTERESES PRIVADOS Y PÚBLICOS, Y SIEMPRE TOMÁNDOLE EL PELO A UNA CIUDADANÍA EN PROFUNDA CRISIS ECONÓMICA PROVOCADA TAMBIÉN POR ELLOS.

Deleznable, vomitivo ese trasvase travestido de altos cargos, servidores que se deberían a lo público, entre el interés privado y el interés público y viceversa.

Tenemos un ministro de Defensa en el Gobierno Rajoy, de nombre Pedro Morenés Eulate, que fue consejero, y hasta hace un mes antes de ser nombrado ministro, representante de la empresa Instalaza S.A., fabricante de bombas de racimo que fueron utilizadas por las fuerzas leales al exlíder libio, Muamar Gadafi, contra la población civil. También, hasta fecha cercana a su nombramiento ministerial, director ejecutivo en España de la empresa MBDA, especialista en diseñar, fabricar y vender misiles.
 
Tenemos un ministro de Economía, Luis De Guindos, que fue Consejero asesor para Europa de Lehman Brothers y director de la filial del banco en España y Portugal, donde estuvo hasta la quiebra y bancarrota de éste en 2008. Posteriormente, desde el año 2008, fue responsable de la división financiera de Price Waterhouse Coopers y trabajaba para el consejo de administración de Banco Mare Nostrum hasta su incorporación como ministro.

Tenemos, expresidentes, como José María Aznar y Felipe González, trabajando para el sector privado aun conservando su salario vitalicio público por haber sido ex. Tenemos exministros, como Eduardo Zaplana, Ángel Acebes, Josep Piqué, o José María Michavilla que no tuvieron que esperar dos años desde su abandono de la política para trabajar con altas remuneraciones en empresas multinacionales.

Ahora, la ex vicepresidenta económica Elena Salgado con el Gobierno Zapatero, de tendencia neoliberal en un Gobierno teóricamente socialista y cuya política económica ha sido tan criticada en este blog, acaba de fichar por Chilectra, la distribuidora en Chile del grupo Enersis que controla Endesa.

A pesar de que la ley establece que los altos cargos no podrán incorporarse a empresas privadas que estén “relacionadas directamente con las competencias y materias del cargo desempeñado” hasta que pasen dos años desde su cese. Elena Salgado, hace poco más de dos meses, no dos años, que cesó de su cargo ministerial como ministra de Economía y Vicepresidenta del Gobierno Zapatero, seguro que obtendrá el plácet de su grupo socialista y del popular para saltarse esa reserva que hace la ley, tendente, entre otras cuestiones, a no utilizar el caudal de información que de lo público posee al servicio del propio interés personal u de otro privado.

Tendría que ser exigible, en estos casos, el cumplimiento estricto de la ley, sin excepciones, así como que pasado dos años, sea exministro, exdiputado o expresidente, quien no vaya a seguir dedicado al servicio público, con la imposibilidad de acumular salarios, y decida dar el paso con destino a un trabajo privado no podría cobrar ni un solo euro del erario público.

Anuncios
Posted in: Solo Blog