ISLANDIA `VERSUS´ LA UNIÓN EUROPEA (25.02.2012)

Posted on febrero 27, 2012

0


LA CENSURA INTERESADA SOBRE ISLANDIA

Ignacio Trillo

Poco le interesa a la salvaje política neoliberal de fracasada marca Mercazy, hablar de lo que sigue ocurriendo en Islandia, país que afrontó su crisis financiera de forma bien distinta a los terroríficos “chicagos boys” de los recortes sociales, dinamiteros de las conquistas sociales y destructores de empresas y empleos que continúan llevándonos a más ruina.

El colapso financiero golpeó Islandia en octubre de 2008, al quebrar los tres principales bancos del país –Landsbanki, Kaupthing y Glitnir- consecuencia de la caída de Lehman Brothers en Estados Unidos. Estas entidades, que habían sido privatizadas entre 1998 y 2003, fueron nacionalizadas según una ley de emergencia emitida por el gobierno conservador de G.H. Haarde, por la cual el Estado islandés asumía la deuda generada por estos bancos como pública, salvo un pequeño detalle. Para poder afrontarla, distinguieron entre activos nacionales y activos situados en el extranjero, asumiendo simplemente el pago de los primeros. Por tanto, en lugar de inyectar millones de euros en bancos cuyos activos se habían disparado 11 veces por encima del PIB nacional, decidieron suspender pagos.

Islandia, respondió con una política económica bien distinta a las directrices de los organismos internacionales en manos de los lobbies financieros y especuladores. Dejó quebrar a los bancos en crisis, salvaguardando el ahorro de sus ciudadanos y llevando a sus directivos ante los tribunales de justicia. No atendió la devolución del dinero de los especuladores que arriesgaron sus inversiones en papeles tóxicos, como aquí ha podido significar “Nueva Rumasa”, pero allí esos volúmenes adquirieron cifras desorbitantes, hiciendo caer al Gobierno y procesándose a su primer ministro como máximo responsable de que se desarrollara ese descontrol especulativo. Asimismo, se tomaron grandes decisiones en consultas mediante referendums de la población, y ahora preparan una nueva Constitución, por una comisión elegida sus miembros por sufragio universal para su no dependencia de poderes fácticos o partidarios, donde el seguimiento o control por el cuerpo electoral de las decisiones importantes que les afectan se va a convertir en su eje transversal.

Así el Gobierno nacido tras el descalabro financiero que hace cuatro años aconteció en ese país, meta de las fraudulentas hipotecas basuras al 10% de interés, gracias a encontrarse fuera del euro hizo los deberes atendiendo al interés general de los finlandeses y no al de los mercaderes, y ha colocado la economía en la senda del crecimiento (un +3% del PIB en el 2011 frente al -7,5% del PIB en el que cayó el interanual en el último cuatrimestre del 2008), compatible con unos recortes en el gasto público, para nada excesivamente dolorosos en un país con abundantes servicios sociales. Incluso las agencias de calificación invitan ahora -¡¡¡manda güevos!!!- a los inversores a que vuelvan a invertir en este país. “Las cosas van mejor”. “Al menos no estamos en riesgo”, es el sentir optimista de la población.

Las grandes cifras se sujetan: la previsión de crecimiento en 2012 ronda el 2,5% del PIB; el desempleo está ahora en el 7%; la deuda pública y privada reconocida sigue cayendo y se sitúa en torno al 100% del PIB; la inflación, un mal endémico islandés, da un respiro algo por encima del 6%.

Siempre será mejor ese cuadro macroeconómico que el que ofrece España, cuya previsión para el 2012 es: Inflación del 2%, decrecimiento del -1,7% del PIB (FMI), desempleo del 25% de la población activa, deuda pública entorno al 80% del PIB y deuda privada sobre el 300% del PIB

DE NUEVO, MEDIO BILLÓN DE EUROS DEL BANCO CENTRAL EUROPEO CON DESTINO A LA BANCA PRIVADA.

Sin embargo, a diferencia de Islandia, en la UE no paran de socorrer a bancos privados en crisis sin que el dinero fluya a las empresas ni a las familias.

Así, los Estados, como el español, dan avales a las entidades bancarias privadas y, sin pasar por el mercado, estos bancos los utilizan como garantía para que el Banco Central Europeo (BCE) les preste dinero, a tres años de plazo y al módico precio del 1% de interés.

Con ese dinero, estos bancos privados adquieren nuevo papel de deuda pública del Estado que les ha avalado y que les pagará a esas entidades financieras el 3% de interés, con el que obtienen esos bancos importantes plusvalías sin riesgo alguno.

Por tanto, el crédito de la banca hacia lo privado, empresas y familias, no fluye; siguen en su caída libre, generándose más desempleo y la economía lejos del crecimiento acaba instalándose en la recesión.

Y es que con esta política monetaria de la UE, las entidades bancarias privadas prefieren lógicamente destinar el dinero a la compra de la deuda pública de las Administraciones que no tiene riesgos antes que proporcionar financiación a la economía productiva.

Las Administraciones, por el contrario, en vez de financiarse al 1% de interés directamente del BCE, encima de avalar a la banca privada, les paga además por ese mismo dinero, que obtiene gracias a ella, tres veces más que el precio que le cuesta, con lo que la banca privada sigue aumentando sus pingües beneficios y los Estados continúan endeudándose aún más por esos gastos financieros que tiene que atender.

Asimismo, los Estados se ven obligados -ante el desplome de sus ingresos, fundamentalmente vía impuestos, por la inactividad de la economía- también a prestar más atención al gasto en desempleo y tener menos ingresos recibidos por el desplome de las cotizaciones a la seguridad social. Así, en esta infernal espiral neoliberal, apuestan por introducir cada vez más recortes sociales, como los que en educación o en sanidad se vienen produciendo, para que el déficit que presenten sus Administraciones en relación con su PIB no solo no se incremente sino que, como obliga la UE, se proceda a su drástica reducción, con lo que está servido el hundimiento de las economías europeas, la depauperación del empleo y el consecuente aumento de la pobreza.

Mientras, los ricos cada vez son y serán más ricos -las indemnizaciones, pensiones y remuneraciones de los directivos de bancos son indecentemente escandalosas, cuando su papel, tal como comprobamos en esta crisis, se limita a dar órdenes a su operador con el BCE y al de las subastas de las deudas públicas, teniendo cerrado el grifo a los demás; antes fueron los causantes de la actual crisis que nos llegó por mor a la perversa e irresponsable praxis bancaria realizada con las hipotecas basuras, ¿a qué viene pues a que sigan cobrando diez o quince veces más que cualquier otro presidente de Gobierno del Planeta, incluído el de USA?- por elcontrario, las clases medias y trabajadoras cada vez tienen mayor dificultar para encontrar empleo, mantenerlo o conservar su poder adquisitivo, cuando es el consumo, en la lógica de este sistema, quien da el tirón fundamental para el crecimiento.

¡¡¡Esto por tanto no es una crisis, sino que es un atraco!!!

¡¡¡PEPE, VETE A LAPONIA!!!

“Spanjol søker jobb to Laponia” = español busca trabajo en Laponia.

Receta de la CEOE para el fomento del despido en España en base a la nueva reforma laboral inspirada en el siglo XIX.

Anuncios
Posted in: Solo Blog