YO TAMBIÉN SOY “EL ENEMIGO” (21.02.2012)

Posted on febrero 21, 2012

0


YO TAMBIÉN SOY “EL ENEMIGO”.

CONTRA LA BARBARIE EN VALENCIA, EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA, INCLUIDOS MANDOS POLICIALES Y DIRIGENTES DEL PP.

DE LA BRUTALIDAD ECONÓMICA Y DE SAQUEO DEL PP A VALENCIA, A LA BRUTALIDAD REPRESIVA.

“VALENCIA, TOMA CARGA POLICIAL CON PACIENCIA Y VERÁS QUE BUENA ESTÁ, PAPARÁ PARÁ PARÁ…” (Macabra estrofa introducida por el PP en el himno de esa capital)

La estrategia de la tensión puesta en marcha por el PP en su particular laboratorio de la comunidad valenciana -la del despilfarro más absoluto, la corrupción y saqueo generalizado, a los recortes sociales y barbarie represiva más desmedida- le ha resultado fallido para sus propios intereses políticos.

Lo que pretendió que como experiencia piloto lo desarrollara el anterior Gobierno con el 15M en la Puerta del Sol madrileño con resultado infructuoso, lo ha ensayado el nuevo Gobierno del PP en el IES Lluis Vives valenciano.

Era muy peligroso la extensión de las masivas manifestaciones convocadas por los sindicatos y pacíficamente desarrolladas este domingo contra la reforma laboral del despido, la bajada de salarios y la precarización aún mayor del empleo, sin dar un escarmiento que frenase esta contestación en la calle que pone a la luz del día el desgaste acelerado que sufre el nuevo Gobierno del donde dije en campaña electoral digo, viene realizando una vez en el poder, todo lo contario.

Sin embargo, “el enemigo” elegido para una represión que sirviera como aviso para desanimar a otros futuribles manifestantes: estudiantes adolescentes y transeuntes, no ha constituído la diana más acertada, y sí por el contrario una peligrosa mecha impregnada de gasolina, más teniendo en cuenta la indignación ciudadana existente con las erróneas políticas económicas que hacen recaer en las clases medias y trabajadoras el peso de una crisis atroz que provocaron los mismos insaciables adinerados que siguen forrándose.

El invento del monocorde discurso manipulador de la bananaera caverna sobre que lo acontecido en Valencia ha sido consecuencia de la existencia de unos violentos jóvenes antisistema a la vez que de infiltrados izquierdistas en las manifestaciones, y no de la indiscriminada y feroz carga policial, cae automáticamente de su peso cuando basta la ausencia de los amenazantes mandos policiales dirigiendo sus recalentados efectivos para que todo transcurra pacíficamente.

 Así, a las 19 horas de este martes, miles de estudiantes, padres y profesores de la enseñanza de Valencia, con libro en mano, están manifestándose pacíficamente y sin incidencias conflictivas frente a la Delegación del Gobierno del PP en la capital de esa Comunidad Autónoma, exigiendo la libertad de los detenidos, en contra de los recortes en el sistema educativo y por el respeto al derecho constitucional de manifestación. El dispositivo de represión policial ha sido retirado y helicópteros vigilan desde el aire a los miles de concentrados.

Han puesto en libertad a los doce últimos detenidos, pero con cargos. Sin embargo, continúa en libertad sin cargos “el enemigo” de los derechos fundamentales, y que sigue sin ser destituido como jefe superior de Policía de Valencia, Antonio Moreno.

Las reacciones por la vergonzosa y brutal carga policial de este lunes contra todo lo que se movía por las calles, no se han hecho esperar.

El presidente del Congreso de Diputados ha conminado a los diputados que protestaban en el  hemiciclo a desistir de su petición de dimisiones.

El presidente del Gobierno, Tancredo Rajoy, con la claridad que le caracteriza, desde la capital londinense, en su nueva alianza anglo-hispano-gibraltareña sobre la UE del Euro pero con los que conservan la Libra, ha hecho, como si no fuera responsable político y estuviera al margen de la situación sufrida por la ciudadanía valenciana, sólo preocupado por la imagen que se está dando en el exterior, sin decir que los responsables son sus nombramientos en el ministerio del Interior, un llamamiento con su mismo disco rayado de vinilo de la campaña electoral a que “todo el mundo actúe con el sentido común”, metiendo en el mismo saco a todo ser superviviente: represores y aporreados. No obstante, en aras a la verdad no ha definido la carga policial con el calificativo “como Dios manda”, como podía suponerse por la prensa cavernícola.

Fabra -no el presunto delincuente al que le “toca” siempre la lotería en Castellón y se hace un monumento en su aeropuerto sin aviones, sino al que ha heredado el cargo de presidente de la Generalitat valenciana del ínclito trajeado de balde, Francisco Camps, por el director de moda que le tomó las hechuras, José Tomás- habla de cruzada mediática y llama violentos a los manifestantes, ve a “quienes han estado ocho años en silencio” tras las protestas.

La alcaldesa Rita Barberá, con la carcajá que ha vuelto a mostrar, en ese impresentable anuncio dentífrico que pareciera que se empeña gratuitamente en publicitar, ha achacado a infiltrados, más o menos a especialistas en guerrilla urbana, ajenos a los estudiantes de “IES Lluis Vives”, los graves incidentes de ayer. En absoluto ha identificado como infiltrados a los inocentes transeúntes que caminaban tranquila y casualmente por el entorno de las cargas policiales recibiendo porrazos por doquier. Tampoco como infiltrado ha identificado al jefe superior de la Policía, Antonio Moreno.

El ministro del Interior, Jorge Fernández, ha manifestado, ante la pregunta de cuándo iba a comparecer en el Congreso de Diputados para dar las explicaciones debidas, que necesitaba aún los informes que habría de evacuar, nos imaginamos que de la parte prepotente del conflicto, el procedente de la policía comandada por ese guerrillero urbano del Estado denominado Juan Moreno. Al parecer, no son suficientes las horas que hay grabadas donde se muestran imágenes en color de una España que pareciera retrotraernos a la “grisácea” en blanco y negro del pasado.

De otra, Alberto Ruíz Gallardón, empeñado en su contrarreforma judicial, ha vuelto a hacer una disertación entre el escaso tiempo que puede distar entre el joven que tiene dieciocho años y el que está a punto de cumplirlo, para responsabilizar a delincuentes menores de edad, pero a pocos meses de ser mayores, lo que este lunes vergonzosamente aconteció sobre el asfalto valenciano. Menos mal que es el “liberal” del Gobierno. Miedo da también el justiciero exalcalde de la capital del Reino.

De la Delegada del Gobierno en Valencia, Paula Sánchez de León, mejor ni hablar, aunque hable de abrir un expediente informativo de desinformación intoxicadora a ver si gana tiempo. Estará orgullosa del balance que presenta recién nombrada, por tanto indispuesta hasta en sus tripas para no dimitir.

Dios los cría, para que desarrollen el programa que Dios manda, y ellos se juntan para hacer lo que saben: reprimir las libertades aunque sean hasta con adolescentes.

A estas autoridades del PP, recordarles, porque parece que lo han olvidado en pocas horas, que su poder emana del pueblo; por ello, les hago llegar este video enlace, junto a los gráficos que incluyo en este post, y así eviten el gasto público, más en época de recortes, para elaboraciones de informes que excusen o justifiquen la actuación policial bajo su desorden y desmesurado mando: http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2012/02/21/videos-impactantes-empuja-ninas-coche/883034.html

UPyD, CON ROSA DÍEZ A SU CABEZA AUNQUE SIN CABEZA, HACE EL RIDÍCULO EN EL CONGRESO DE DIPUTADOS.

Consigue un milagro el día después de los palos en Valencia:  Unir a toda la Cámara contra su propuesta de ilegalización de “Amaiur” y “Bildu”.

Con cinco votos a favor y 326 en contra todos los partidos tumban la moción, presentada en un afán de pifiado protagonismo, de UPyD.

¿Contra “Amaiur” y “Bildu” se vive mejor? ¡¡¡ Qué torpeza transmitir que pareciera que contra una ETA cometiendo atentados se hacía mejor discurso !!!

Anuncios
Posted in: Solo Blog