CONTINÚA EL LINCHAMIENTO CONTRA EL JUEZ GARZÓN (13.02.2012)

Posted on febrero 14, 2012

2


CONTINÚA EL LINCHAMIENTO CONTRA EL JUEZ GARZÓN.

Lo sigo y lo proseguiré considerando en tanto me refiera al ciudadano Baltasar Garzón como el juez Garzón. Será mi forma particular de no acatar la vergonzosa sentencia que lo condenó separándolo de la carrera judicial por escuchas ilegales, realmente por investigar y abrir el melón del caso Gürtel, siendo paradójico que además haya sido el primero en ser condenado por el caso de esta trama corrupta y encima a escasos días de la absolución de Francisco Camps.

Este lunes, hemos conocido otra resolución judicial que significa un nuevo linchamiento contra el juez Garzón, imposibilitando además su defensa con el archivo por prescripción del presunto caso de los cobros de los cursos de New York.

Nuevamente el juez Manuel Marchena -recusado por el juez Garzón por su animadversión contra él por su corporativa inquina vengativa-  de la Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Supremo, que también participó en la condena del caso Gürtel, en la resolución del archivo del presunto caso de los cursos de New York, vuelve a machacar al juez Garzón.

No se limita, por tanto, a un mero apunte de prescripción, sino que arremete difamatoriamente contra el juez Garzón catalogándolo ni más ni menos como un delincuente, reiterando, con saña, cantidad de juicios de valor totalmente subjetivos y descalificatorios con gravísimas acusaciones de cohecho impropio, a pesar de que ya fueron calificados como falsos por la fiscalía.

A su vez, con este expediente de los cursos que podía haberse archivado hace tiempo se han vuelto a controlar los tiempos para que en un corto espacio de días, al juez Garzón le haya llegado este turbulento vendaval, con tres juicios seguidos, procedente de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo.

Por cierto, llegado hasta aquí, mantener injustamente la imputación, a sabiendas que ha prescrito el hecho y con el informe de la fiscalía que desmonta la acusación, para hacerla coincidir en el tiempo con la semana horribilis del juez Garzón para ciscarse en él, ¿no huele demasiado a ácido úrico prevaricador?

Si al juez Garzón le están haciendo pasar este calvario, ¿qué sería de cualquier ciudadano de a pié? Da miedo pensarlo. Increíble que esto se dé en un Estado de Derecho.

De otra, que el presidente del Consejo del Poder Judicial, que a la vez es Presidente del Tribunal Supremo, órgano que designa a los magistrados de las distintas Salas del Supremo, el magistrado Carlos Divar, haya despotricado en el día de hoy en sede parlamentaria contra la prensa y manifestantes por la sentencia de los once años de separación del servicio, con indemnización económica incluída a favor de los delincuentes del Gürtel, recaído contra el juez Garzón, denota cuanto menos su mentalidad corporativa y ajena a las formas democráticas.

Las resoluciones judiciales no son el misterio divino de la Santísima Trinidad que pertenece al campo metafísico de otras galaxias. Son textos escritos por seres humanos de carne, hueso e incluso con ideología, -como el propio señor Divar, que aparte de malagueño es una persona conservadora y de mentalidad profundamente católica- con sus virtudes o perversiones, en atención a interpretaciones o literalidades de las normas jurídicas que emanan del legistativo, que además son cambiantes, y que en un sistema democrático están sujeto a críticas o a descalificaciones, como las acciones que puedan ser apreciadas como incorrectas procedentes del poder legislativo o ejecutivo, incluso de la Familia Real.

Además, que sepa el magistrado Divar que al ser el poder judicial el único de los poderes del Estado que lamentablemente no emana de una elección directa procedente de la soberanía popular, y que como ente corporativo parece que va a ser reforzado por la contrarreforma que Gallardón está preparando para que escape incluso de la participación del legislativo en su elección para determinados estamentos, sólo asisten a la ciudadanía el derecho al pataleo en lo que considere subjetivamente que no es justicia democrática, como la que se supone que está recayendo contra el juez Garzón.

Anuncios
Posted in: Solo Blog