¿SE ROMPE EL PSOE DE SEVILLA Y DE ANDALUCÍA? (12.02.2012)

Posted on febrero 12, 2012

6


¿SE ROMPE EL PSOE DE SEVILLA Y DE ANDALUCÍA?

DIMITE EL SECRETARIO GENERAL DE SEVILLA ANTE LAS PRESIONES DEL GRIÑANISMO. EN CÁDIZ REPLICAN HACIENDO UNA LISTA A LAS AUTONÓMICAS DONDE NO HAY GRIÑANISTAS.

Ignacio Trillo

En esa batalla, no de ideas sino de ambiente derrotista -sálvese quien pueda que el paro con la reforma laboral que ha puesto en marcha el PP se va a poner aún peor- dimitió el secretario general del PSOE de Sevilla, José Antonio Viera, al que el griñanismo, perdedor el pasado fin de semana en el Congreso Extraordinario del PSOE, le impone, con el apoyo tan solo del 37% de los miembros del Comité Provincial, el resto lo abandonó al grito de ¡¡¡fuera!!!, ¡¡¡fuera!!!…, su lista electoral, al igual que ha hecho en Málaga, Almería, Córdoba y Granada.

Queda claro que con los Estatutos del PSOE en la mano, una vez dimitido el secretario general debe procederse al nombramiento de una gestora por parte del Federal, no siendo legal los acuerdos que se tomen posteriormente como la aprobación de esa lista electoral que tuvo lugar. Increible que no lo supiesen los licenciados en Derecho, Griñán ni Susana Díaz, que forzaron la continuidad de ese Comité Provincial ya descabezado, y a pesar de que se quedara con algo más de un tercio de sus integrantes. Quizás a Griñán se le haya olvidado el Derecho porque lleve 29 años ininterrumpidos en distintos cargos oficiales. Y en cuanto a Susana Díaz, porque pese a que ha cumplido los 38 años de edad aún no se ha estrenado en la tarea de abogada. Es el inconveniente que tiene eso de la dedicación a la política como una profesión para toda la vida y no como un servicio público con carácter meramente temporal, con un máximo de dos legislaturas para su ejercicio.

No es baladí que José Antonio Viera, en su despedida dimisionaria acusara al griñanismo de estar más atento al 26 de marzo que al domingo 25, día de las elecciones. En cristiano significa, pasar de las elecciones autonómicas dándolas por perdida para centrarse en controlar al día siguiente a un PSOE-A derrotado electoralmente y con la moral por los suelos, quizás con el pensamiento y la ambición meramente puesta de que bastarán las mentiras de la política de Tancredo Rajoy para que la crisis también se lo lleve y se añore un retorno psoista. Algo de ciencia ficción.

Esta vez, José Antonio Griñán ha ido de la mano de sus NI-Ni demasiado lejos. En su afán de matar a su padre político, Manuel Chaves, se ha pasado tres barrios. Griñán sigue anclado en su particular y freudiano complejo de Electra, en versión sui generis. No perdona haber sido eterno secundón como heredero de las carteras usadas por su progenitor Chaves, a pesar del año de edad que tan solo les separa: la cartera de ministro de Trabajo con Felipe González, la de Presidente de la Junta de Andalucía, la de secretario general del PSOE-A y por último la de presidente del PSOE federal. Griñán es el que más sabe de música, de cine, de psicología de la mujer… y por tanto no podía ser menos en política orgánica, por encima de Chaves. Es la patología que le persigue.

De nada sirvió que el hombre fuerte de Rubalcaba en Andalucía, Gaspar Zarrías, marcara en la provincia de Jaen, la primera provincia andaluza en aprobar su lista electoral, el camino de integración que debía reinar en el PSOE-A, incorporando en puestos de salida a Mar Moreno, rabiosa chaconista, y al consejero Antonio Ávila, crecido en los brazos de Griñán, a la vez que haciendo visualizar en la cabecera de la lista a Micaela Navarro, consejera de Igualdad en el Gobierno Griñán así como destacada rubalcanista, ganadora por tanto en el Congreso Federal. Pero la torpeza y la miopía demostrada por Griñán, le impidió ver la luz de ese faro, o no le interesó hasta meterse en los actuales lodos que rematan su próxima derrota electoral.

Porque está claro que con este escándalo, la dirección del PSOE-A da por perdida definitivamente las elecciones autonómicas y sólo se preocupa, no de abrirse a la ciudadanía sino de enrocarse así misma para servirse y mantenerse los mismos el día después de la hecatombe, importándole un carajo que deje a su cuerpo electoral en manos de la futura gobernanza del PP para varias legislaturas.

El PSOE de Cádiz, ha replicado a Griñán, montando también la mañana de este domingo una lista al revés que Sevilla y otras provincias, donde el griñanismo está totalmente ausente y la encabeza el ex número dos del PSOE-A cuando el secretario general era Manuel Chaves, Luis Pizarro.

De otra, la lista exclusivamente griñanista del PSOE de Córdoba fractura por la mitad al partido, y en Granada, al igual que en Málaga y Almería, los rubalcanistas, con la única excepción de la actual presidenta del Parlamento, se quedan fuera.

Se espera una intervención, in extremis, en el PSOE-A por parte del nuevo Federal del PSOE, con lo que en vísperas del cierre legal de las candidaturas, la batalla va a seguir abierta, con un Griñán, que de lo orgánico sigue en el limbo, especialista en abrir crisis y no cerrar ninguna, que empieza a verle las orejas al lobo señorito de Javier Arenas.

En el extremo político opuesto, el PP aprueba sus listas dedocráticas sin necesidad de votación, por aclamación, como Dios manda.

En otra medida de conflictividad, Izquierda Unida, mantiene una bronca en Sevilla con la presencia de Sánchez Gordillo en la cabecera de la lista, que se niega a dimitir de la alcaldía de Marinaleda, aunque la ley electoral andaluza, a la que IU prestó su apoyo, plantea su incompatibilidad. Posponen la pugna hasta el momento postelectoral de la recogida del acta de diputado.

Asimismo, el consejo andaluz de IU LV-CA, a propuesta de Diego Valderas, aprobó la inclusión, como número uno de la candidatura por Córdoba, de la exconcejala Alba Doblas del PCE, después de que las asambleas locales y la dirección provincial cordobesa de IU hubieran propuesto a Dulcenombre Rodríguez para encabezarla. Este hecho ha llevado a dimitir de su cargo al coordinador provincial cordobés, Francisco Martínez. Todo un ejemplo de respeto a la democracia interna y al voto de la militancia de base.

IU, negó días atrás su voluntad política, en encuentro habido en el salón de grado de la Facultad de Filosofía de la Universidad de Sevilla, para llegar a un generoso acuerdo de cara a la creación de una candidatura única que integrara a todo un amplio espectro de centro-izquieda y de progreso andaluz, desde cualificados miembros del 15M, a socialistas, ecologistas, andalucistas y republicanos, que generara una dinámica que ayudara a forzar, asimismo, la integración del PA, Equo y de otros muchos partidos políticos andaluces minoritarios y candidaturas municipales independientes, en la misma.

Nadie en estos partidos tampoco fueron conscientes de la situación de emergencia política y social que se encuentra la izquierda social ante la brutal ofensiva de la derecha y el desmoronamiento del PSOE. Su única preocupación parece ser la de mantener los chiringuitos de los aparatos de los partidos, y aspirar a tener, uno o dos diputados más, o volverse a quedar fuera del Parlamento, en vez de multiplicarse exponencialmente dando un fuerte salto en la consecución de un número importante de diputados cualificados que impidiese el triunfo de la derecha, o la hiciera frente en el poder con la solvencia debida para frenar sus esperadas medidas antisociales, por el riesgo de que presuntamente no los controlasen. Es lo que subyace en el fondo de la cuestión, con toda la izquierda andaluza desunida y hundida, aunque la otra cara de la moneda vaya a consistir en que el PP obtendrá una sobrada mayoría absoluta.

La inexistencia de un fuerte polo electoral, atractivo y útil, ante la debacle y hundimiento electoral previsto en el PSOE de Andalucía, continuando la atomización electoral en la izquierda, que penalizará nuevamente la ley electoral existente, así como el previsto, ante el desolador panorama, aumento de la abstención, voto en blanco o nulo por parte de un sector de la izquierda, se puede afirmar que la orfandad del electorado progresista andaluz ante el PP está más que servida.

Estos próximos días, veremos a la izquierda sindical y sociológica andaluza masivamente manifestándose en las calles ante las agresiones involucionistas del Gobierno del PP, como el 25 de marzo tendrá lugar una más que mayoría absoluta del PP, accediendo, por primera vez en democracia, al Gobierno de la Junta, y encima con tinte monocolor.

Sombrío panorama le espera al mayoritario espectro de centro-izquierda que existe en Andalucía y que no confía que el PP sea solución alguna, pero, al parecer, irremediablemente condenado ante tantas torpezas de “sus políticos”.

¿Es que acaso necesita Andalucía una pasada por la derecha? Creo que los dirigentes del PSOE y de IU, independientemente de lo que digan de boca hacia fuera en la campaña electoral que se inicia, están objetivamente empeñados que así sea. La historia no los absolverá.

¡¡¡Irresponsables…!!!

Anuncios
Posted in: Solo Blog