LA VERGÜENZA INTERNACIONAL DE ESPAÑA SE LLAMA: EL JUCIO FACCIOSO A BALTASAR GARZÓN (06.02.2012)

Posted on febrero 7, 2012

0


LA VERGÜENZA INTERNACIONAL DE ESPAÑA SE LLAMA: EL JUCIO FACCIOSO A BALTASAR GARZÓN.

Frente a la caverna y a los conservadores del tardofranquismo, descubridores postreros del Estado de Derecho para lo que les interesa, que se vanaglorian de que la extrema derecha de “Manos sucias”, con el falso argumento de que todos los españoles somos iguales ante la ley, haya sentado al juez Garzón en el banquillo por atreverse a investigar los crímenes lesa humanidad cometidos por la sublevación fascista y durante la larga noche represiva que duró la dictadura de Franco, quizás temeroso que entre los asesinos se encuentren muchos de sus progenitores; se alzan cada vez más voces mundiales tachando de inaudito que en una democracia se juzgue lo contrario a lo que lleva a cabo el derecho internacional, más, procesando a un juez de reconocida solvencia e implacable defensor de los derechos humanos universales.

Este sábado, cuatro de febrero le ha tocado a la editorial, `Truth on Trial in Spain´, del prestigiado “New York Times” bajo el traducido título: “La verdad a juicio en España”.

Entresaco sus principales párrafos: “España es ahora una democracia viva, pero el juicio contra Baltasar Garzón iniciado la pasada semana  es un preocupante eco del pensamiento totalitario de la era de Franco”(…)  Recuerda de aquel holocausto que: “Miles de fosas siguen cerradas”.

“Encausarle por investigar los crímenes de la era de Franco es una ofensa contra la justicia y la historia” (…) “El Tribunal Supremo español nunca debería haber admitido a trámite este caso y ahora debe absolverle” (…)  tras la denuncia de “dos grupos de extrema derecha”.

Recuerda el editorial que, “ningún tribunal ha investigado o juzgado” los crímenes cometidos por el franquismo durante y tras la Guerra Civil. Califica este procesamiento contra el juez Garzón como: “eco perturbador del pensamiento totalitario de la era de Franco”.

Continuando, manifiesta que: “no puede existir amnistía para los crímenes contra la Humanidad y que las desapariciones no resueltas (…) suponen un delito vigente”. Asimismo señala: “el procesamiento penal de magistrados (…) podría afectar a la independencia judicial”.

Relata que el juez Garzón se hizo famoso por su actuación contra terroristas vascos, torturadores argentinos, el dictador chileno Augusto Pinochet y contra políticos españoles, para denunciar: “Ahora sus poderosos enemigos tienen la oportunidad de poner fin a su carrera”.

Ante lo anterior, reflexiono, debe de sentirse muy orgullosa la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo con este repaso que le dedican desde los EEUU a lo que indignamente está llevando a cabo, en vez de haber abierto procedimiento judicial amparando las actuaciones para que no haya una sola fosa en España que no se abra para descubrir, identificar, enterrar a las víctimas y depurar las responsabilidades a que hubiera lugar, dando honor y reconocimiento a los que dieron su vida por el orden constitucional frente a la barbarie nazi-fascista de aquellos siniestros años, así como para que sirva de reparación a estos familiares que llevan ya varias generaciones buscando a sus antecesores, y en cambio se dedican, por vomitiva venganza corporativa, al escarnio, acusando al juez Garzón de prevaricación.

Jueces como Varela -tildado de pasado izquierdista, que osó hasta en asesorar a “Manos guarras” de cómo tenían que corregir la acusación que presentaron para que lo admitiera a trámite- seguro que habrán dormido a sus anchas la noche del sábado tras leer el contenido que le dedicaba el “New York Times” a su felonía, pensando de lo famoso que se está haciendo para superar a Garzón a nivel internacional, pero por motivos diametralmente opuestos.

¿Quién repara esta mancha escandalosa para la justicia española? ¿Quién juzga a los responsables de esta injusticia?

http://www.nytimes.com/2012/02/05/opinion/sunday/truth-on-trial-in-spain.html?_r=2&ref=opinion

Anuncios
Posted in: Solo Blog