EL PP Y SU ALCALDE CONDENADO, SE CISCAN EN LA ÉTICA POLÍTICA (20.01.2112)

Posted on enero 20, 2012

0


OTRA COMPLICIDAD CON LA CORRUPCIÓN POLÍTICA

EL ALCALDE DEL PP DEL MALAGUEÑO MUNICIPIO DE  ALHAURÍN EL GRANDE NO DIMITIRÁ A PESAR DE SER CONDENADO POR LA AUDIENCIA DE MÁLAGA

En los primeros momentos, enero del 2007, en que se produjo la detención de este histriónico alcalde del PP, Juan Martín Serón:-“estamos bajo la república bananera de Zapatero”, ” no me persiguen a mi sino al PP”, “mientras los terroristas de ETA están en la calle somos detenidas personas honradas”…. dijo entre otras lindezas- junto a su concejal de urbanismo, Gregorio Guerra Gil, por un presunto delito de corrupción urbanística, dijo el PP que no podía exigirles que dimitieran hasta que no se supiera el grado de imputación de los susodichos.

Luego, una vez que fueron imputados, declaró el PP que, como aún no se sabía si iban a ser procesados, primaba la presunción de inocencia.

Una vez procesados ambos, manifestó el PP que al no existir aún sentencia no se podía cometer una injusticia con los presuntos, más cuando creía que eran inocentes.

Ahora, una vez juzgados y condenados, el PP considera que como la sentencia no es firme y la van a recurrir los condenados ante el Supremo, no se pronunciará hasta que se dicte la definitiva, ya que sigue existiendo la misma presunción de inocencia.

Por esta regla de tres, una pena que hayan tenido que dimitir personas tan presuntamente inocentes y valiosas como Jaume Matas, Francisco Camps y Ricardo Costa. Una injusticia por parte del PP al hacerles dimitir sin sentencia firme.

Ironías aparte, ¿qué oculta y qué teme Javier Arenas del condenado Martín Serón, que desde que fue detenido en vez de guardar un prudente silencio no ha parado de alabar su labor municipal, su ejemplo de gestión, sin aludir lógicamente, como dice la sentencia, a que el cohecho municipal en Alhaurin se cobraba a 50 euros por cada m2 recalificado, o a 6000 euros por legalizar situaciones irregulares por vivienda? ¿A qué pueda largar si lo dejan tirado?

Mientras tanto, el primer regidor, Martín Serón, que ha manifestado continuar como si tal cosa en su puesto de alcalde, ha dejado de pronunciar la palabra de que es inocente para pasar a rebatir la resolución judicial declarando que “es una sentencia injusta”, advirtiendo, en rueda de prensa, que sus vecinos tengan cuidado “con la policía injusta, con la fiscalía injusta y con las resoluciones judiciales injustas”. Se nota demasiado el pasado político de Martín Serón en su pertenencia al grupo fascista de Fuerza Nueva y su no adaptación actual al Estado de Derecho.

Javier Arenas, que siempre plantea sobre sus adversarios políticos que dimitan frente a cualquier rumor que circule aunque no llegue ni a iniciarse un procedimiento judicial; en el día de hoy, en cambio, con este caso de Alhaurín, ha estado huyendo de esa pregunta, como buen discípulo de Rajoy, y sí, cuando le ha sido imposible esquivarla, ha elucubrado con vaguedades, sobre tal vez…, la necesidad…, sería lógico un pacto entre todos partidos políticos para que a nadie se le eche de las instituciones hasta que no sean firmes las sentencias, negándose en tres ocasiones a contestar sí iban a expulsar o no a los condenados de Alhaurín el Grande.

En este sentido, ¿para qué cogno sirven los códigos éticos de los partidos? ¿Para papel higiénico?

Es indignante la actitud de los partidos políticos contra la corrupción política, empezando por esta descarada sinvergonzonería del PP, pasando por la doble vara de medir que emplea el PSOE respecto a otros militantes socialistas con el caso José Blanco, o el asunto de la alcaldesa de  Manilva (Málaga) por parte de IU dejándolo todo en lo que diga la justicia.

Algunos lectores, a lo mejor, según el color de la lupa partidaria con el que me lean, me podrán reprochar que hay diferencias, porque mientras el alcalde y concejal del PP están condenados, aunque no sea en la última instancia judicial,  en los otros dos casos, a pesar de proceder de fuerzas de izquierda a los que debe suponérsele a priori que prima la ética ante todo, no han sido juzgados.

Y yo les contesto: al que se dedica a la actividad política hay que exigirle más que a cualquier otro ciudadano porque, entre otras cuestiones, es depositario del interés general y del dinero de los demás.

Por tanto, en política, no sólo no debe serlo sino tampoco parecerlo, y a quien le caiga la china de una acusación argumentada, aunque sea falsa, se tiene que fastidiar, hasta tanto se aclare apartándose del puesto, por más injusto que pueda resultar.

Así, debe de separarse de la actividad institucional u orgánica toda persona que esté bajo sospecha mientras el tema no se clarifique. Y  cuando haya indicios más que suficientes no hay que esperar a las lentas, por garantistas, resoluciones de la justicia, sino, en todo caso, que los partidos políticos tomen la iniciativa, siendo ellos los que provisionalmente los aparten de la cosa pública, investiguen a nivel interno lo que haya ocurrido y con total transparencia ante la ciudadanía expongan sus resultados a la sociedad y a la justicia, y tomen la decisión más correcta que consideren, donde cabe perfectamente ir judicialmente contra los que hubieran levantados falsos testimonios.

¿Ha creado el PSOE acaso alguna investigación interna para aclarar todas esas cuestiones que afectan a Blanco? ¿Lo ha hecho IU con su caso de la alcaldesa que tiene en Manilva?

Lamentable, intolerable y condenable, que con este tema, el de la corrupción política, crucial para la salud de nuestro sistema económico, los partidos políticos sigan siendo cómplices de sus propios casos que le salpican, y del “tú más” apenas que aparece en un partido adversario.

TEXTO DE LA NOTICIA: http://www.malagahoy.es/article/malaga/1163035/martin/seron/condenado/por/pedir/soborno/euros.html

TEXTO DE LA SENTENCIA: http://media.grupojoly.com//0001008500/0001008899.pdf

Anuncios
Posted in: Solo Blog