MÁLAGA, EN EL ACTUAL CICLO POLÍTICO, ENTRE LA NIMIEDAD Y EL RIDÍCULO (05.01.2012)

Posted on enero 4, 2012

0


MÁLAGA, SIGUE PERDIENDO PESO POLÍTICO

Así también lo percibe, el teclado y el coco del columnista Teodoro León Gross. Abatimiento ante la nula presencia de Málaga en el actual organigrama del Gobierno Rajoy, y la nula brillantez de una clase política instalada en el PP, o en el PSOE donde “los socialistas malagueños de momento parecen sólo calcular cómo salvar sus posaderas atornilladas a los cargos, ya sin voz propia, impúdicamente sometidos a la protección del Padrino de turno”.

EL MIRADOR: TEODORO LEÓN GROSS. Diario SUR 04.01.2012 –  

“Málaga, peso ligero”

“La nomenclatura de Málaga adquiere un relieve nimio; el reparto de cargos retrata la realidad”

Málaga tenía, tiene y previsiblemente va a tener un problema de liderazgo político. La marca Málaga pesa poco, pero además apenas hay líderes que le proporcionen protagonismo. La insoportable levedad política se manifiesta de nuevo en el organigrama de Rajoy. La nomenclatura de Málaga adquiere un relieve nimio. El reparto de cargos retrata la realidad. La número uno del cartel queda aparcada en un sillón secundario del Congreso sin protagonismo y fuera de la escala de mando; y el máximo premio para esta generación triunfadora, que ha convertido al PP en el partido hegemónico en Málaga y la locomotora de votos para ganar al fin Andalucía, es un secretario de Estado en un ministerio de bajo presupuesto destinado al desgaste político. Más allá de la ficción del senador De la Torre, fantaseando con librar la batalla del municipalismo en un ciclo restrictivo desde el cementerio de elefantes del Senado, la capacidad de interlocución de Málaga pierde fuelle. Otra media vuelta de tuerca. Hace ocho años, Málaga contaba con una ministra y además en Fomento y una Secretaría de Estado de Exteriores. Esto va a menos.

Por supuesto la unidad de medida de peso político no es sólo el número de cargos en el Gobierno. Eso sí, un ministerio es una plataforma determinante. Celia Villalobos aceleró el AVE tras su órdago ganador; y Magdalena Álvarez desde Fomento pilotó un ciclo histórico de inversiones, elevando a Málaga del puesto treinta y tantos -donde se mantenía desde hacía dos décadas- hasta el cuarto lugar con el final del AVE, el aeropuerto y la segunda pista, la hiperronda y un largo etcétera hasta la ronda de tres carriles o el mercado de Atarazanas. En todo caso, el peso político se manifiesta con más intensidad en la estructura orgánica; en la escala de poder dentro de los partidos. Y ahí la debilidad es casi de estado crítico. Los líderes políticos de Málaga no son siquiera actores secundarios en sus organizaciones. Carecen de relieve incluso en Andalucía; y en Madrid apenas alguno pasa del cero a la izquierda. Son más que nada corifeos. Los socialistas de momento parecen sólo calcular cómo salvar sus posaderas atornilladas a los cargos, ya sin voz propia, impúdicamente sometidos a la protección del Padrino de turno; y los treintañeros de Bendodo arrasan en las urnas pero en el partido sólo se les agradecen los servicios prestados. Málaga es sede habitual de grandes actos, aprovechando el buen clima y las comunicaciones; pero esa parafernalia no es convertible en poder real. De momento los líderes locales parecen conformarse con las palmaditas en el lomo, en plan pagafantas. Del viejo Frente Bokerón a esto. Tocan tiempos duros, y se va a notar la falta de liderazgo para hacer valer a Málaga.

EN ESTA LÁNGUIDA SITUACIÓN POLÍTICA EN QUE SE ENCUENTRA MÁLAGA, TAMBIÉN HAY ESPACIO PARA MAYOR RIDÍCULO, ESTA VEZ POR PARTE DEL PP.

Eso ha ocurrido con la nada austera romería que el PP de Málaga organizó con destino a Madrid, no para cabrearse viendo al Málaga CF perder, con la contribución del exasperante Pellegrini con sus relevos inoportunos, en nueve minutos frente al Madrid de Mourihno después de ir ganando 0-2 sino, para asistir a la toma de posesión de la única pedrea que le ha tocado en el Gobierno Rajoy, la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, a manos de Juan Manuel Moreno Bonilla, que por cierto fue antaño diputado del PP en el Congreso por Cantabria. Pareciera, como dice el subdirector del dirio Málaga Hoy, Javier Gómez, que se trataba de “la coronación del emperador Carlomagno en la Basílica de San Pedro”.

EL PRISMA: JAVIER GÓMEZ: DIARIO DE MÁLAGA. 04.01.2012

Las fotos y las formas

Se llama Juan Manuel Moreno Bonilla, Juanma para sus muchos y ahora multiplicados amigos. No Carlomagno. Y sin embargo la toma de posesión del político malagueño como secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad debió de parecerse bastante a la coronación del emperador en la Basílica de San Pedro. El poder y sus inseparables besamanos. Como ciudadano, pese a mi casi agotada capacidad para la sorpresa ante los actos de los políticos, me da cierto rubor contemplar la romería de cargos del PP que viajó a Madrid al acto, en plan beatificación anticipada, y sus comentarios en las redes sociales. No hay duda de que Moreno Bonilla cuenta con el cariño y amistad de muchos de sus compañeros de partido. Mucha gente variopinta, ajena a este mundillo cínico e hipócrita, me asegura que es un buen tipo -triste política en la que eso se ha convertido en el mérito supremo-. Pero los ujieres del Ministerio de Sanidad no debían de dar crédito ante la llegada de asistentes a su toma de posesión.

La lista parece la de una boda. Acudieron la vicepresidenta del Congreso y exalcaldesa, Celia Villalobos; los alcaldes de Málaga, Antequera, Alhaurín de la Torre y Sevilla, Francisco de la Torre, Manuel Barón, Joaquín Villanova y Juan Ignacio Zoido; el presidente de la Diputación y del PP de Málaga, Elías Bendodo; sus vicepresidentes Francisco Oblaré y Ana Carmen Mata; la presidenta de la Mancomunidad de la Costa del Sol y diputada Margarita del Cid; su compañeros de escaño Carolina España y Ángel González; los senadores Joaquín Ramírez y Patricia Navarro; la parlamentaria autonómica Ana Corredera, los diputados provinciales Jesús Fortes, J. J. Bernal, Francisca Caracuel, Carlos Conde y Emilia Ana Jiménez, la concejal malagueña Mariví Romero, el exedil José Luis Ramos y hasta el gerente del Consorcio de Bomberos, Manuel Marmolejo. Sólo faltaron el Cautivo y la Esperanza.

Como periodista, pregunto y me aseguran que todos esos cargos públicos pagaron el viaje, la mayoría en AVE, de su bolsillo. Me lo crea o no, algo chirría estrepitosamente en esa foto de familia, y son las apariencias. En estos tiempos duros que le ha tocado gestionar, el PP, con apenas dos semanas en el Gobierno, haría bien en cuidar las formas, en empezar a ser coherente con sus escasos mensajes lanzados en campaña y ponerse a la tarea. Eso incluye dar la cara -de momento Merkel ha hablado más que Rajoy, que ha desaparecido-, olvidarse de fiestas y recordar que este triunfo electoral es de prestado, más por el demérito de un rival dedicado a pegarse tiros en el pie que porque los españoles hayan tenido de repente una revelación azul.”

Y COMO GUINDA:

CUÁNDO NO SABEN QUÉ HACER Y TIENEN QUE SOBREVIVIR DE LA POLÍTICA, SE INVENTAN LA NECESIDAD DE ELABORAR UN PLAN. AL MENOS, TRAS LA PRÓXIMA DEBACLE ELECTORAL, VOLVERÁN A ELUDIR LA RESPONSABILIDAD POLÍTICA, Y COMO YA NO PODRÁN SEGUIR ECHÁNDOLE LAS CULPAS A LA CRISIS ECONÓNMICA POR NO GOBERNAR EN MADRID, SE LA ACHACARÁN AL PLAN  QUE ESTABA MAL HECHO.

Esa es “la genialidad”, más gastada que la pipa de un indio, que ha surgido de la mente del secretario general del PSOE de Málaga, Miguel Ángel Heredia -que ahora dice que está concentrado en las ideas tras asegurarse cuatro años la nómina de diputado a pesar de que al PSOE de Málaga le ha costado la pérdida de dos escaños- me imagino que con el soplo de su ínclito de organización, Francisco Conejo.

Así lo refiere el diario Málaga Hoy:

“El PSOE se pone las pilas para enfrentarse a las encuestas”

“Los socialistas elaboran un plan para intentar introducirse en el tejido social”

http://www.malagahoy.es/article/malaga/1151538/psoe/se/pone/las/pilas/para/enfrentarse/las/encuestas.html

Y así lo comento:

¿Otro plan del PSOE para Málaga? ¿Cuántos comités de expertos van ya? ¿Cuántos observatorios de ideas?… ¿Ahora otro? ¿Para la reinserción en el tejido asociativo? ¿A estas alturas? Pues marchando, basta citar a los mismos fracasados.

¿No se plantea el PSOE de Málaga, por el contrario, que el único plan que causaría efectividad en el cuerpo electoral sería un plan de reinserción laboral con destino al ámbito privado laboral de la actual dirección provincial que lo arruina todo, de cara a que puedan abandonar la política, tomada como profesión, para propiciar la refundación y regeneración del PSOE?

Anuncios
Posted in: Solo Blog