AÑO NUEVO: HACHAZO SALARIAL, MÁS RECORTES, SUBIDA DE IMPUESTOS Y LAS MISMAS MENTIRAS DEL PP (01.01.2012)

Posted on enero 2, 2012

0


Para que bajara un nivel más la desfachatez de una clase política que no se merece un cuerpo electoral que con una media por encima del setenta por ciento viene participando en las últimas elecciones generales, lo prometido, una vez más, se transforma en fraude electoral.

Los que prometían que bastaba el cambio político para que se generara la confianza de los mercados y por ende el crecimiento económico, la generación de empleo y la bajada de impuestos, siendo innecesarios recortes o congelaciones salariales,  y menos a los pobres funcionarios que ya habían sufrido el recorte de ZP, han hecho todo lo contrario.

Subidas del IRPF, en el IBI de las viviendas, y a la entrada de año en el impuestos sobre carburantes, gas natural, peajes de carreteras y sellos de correos. Y en cuanto a recortes: en la Ley de Dependencia, en el alquiler de viviendas por jóvenes o en el gasóleo profesional. Y en congelaciones, la de funcionarios y la del salario mínimo interprofesional que se realiza por primera vez desde que fuera creado por la democracia en 1980. Y auguran que solo es el aperitivo.

La subida de pensiones, otro timo para más desigualdad. Se realiza linealmente en un 1% independientemente de la cuantía a percibir, y esa cifra dice que se atiende a la inflación que aseguran que va a existir en el 2012, otra mentira, mientras pasan olímpicamente de lo que tenían que haber hecho, y era actualizarla conforme al IPC del 2011, 2,4%,  para su no pérdida de poder adquisitivo.

Nada de impuestos a las grandes fortunas, ni a los directivos de la banca que van a cerrar el año con una media de subida salarial del 10%, en cambio en el mismo Consejo de ministros se acuerda avalar operaciones a la banca por 100.000 millones de euros y encima no se hace público aunque figure ya en el BOE publicado. ¡¡¡Atracadores!!!

Está claro que estas medidas, bien distintas al estado de felicidad que nos auguraba Rajoy con su llegada al Gobierno, junto a los recortes ministeriales donde destacan, aparte de los 500 millones de euros detraídos a la enseñanza y otros 500 a la sanidad y 600 en ciencia y tecnología, la inmensa reducción que sufren las obras públicas del ministerio de Fomento, van a representar mayor caída de la demanda, del consumo y por ende de la actividad productiva con mayor destrucción de empleo. O sea, acentuar la recesión, más ruina.

Sobre que estas medidas se han debido a una desviación del déficit público en dos puntos sobre lo previsto, es la misma mentira que reproducen al igual que cuando llegaron a La Moncloa en 1996, y dijeron por entonces que faltaban en las arcas del Estado 100.000 millones de euros, para, meses después, corregir con la declaración de que era debido a una interpretación contable. Ni la contabilidad pública del Estado ni de las CCAA estaban cerradas a 30 de diciembre, por tanto su cifra exacta del déficit aún no se sabe, y la del penúltimo trimestre en absoluto mostraban esa desviación.

Los que tuvieron que dejar el poder en el 2004 porque la mentira que les corroía se hacía insoportable para el electorado: el atentado del 11M es de ETA, Iraq  guarda armas de destrucción masiva, lo del Prestige es un hilillo de plastilina… no aprendieron,  vuelven con sus mismas armas manipuladoras.

Al menos, con este fraude de medidas, muy en la línea de un nuevo atraco neoliberal contra los más desfavorecidos y las clases medias, han conseguido que no tenga ninguna reserva de manifestarme en la calle en la primera convocatoria que se lleve a cabo, sin que a alguien se le ocurra llamarme antidemócrata por no haber aceptado el resultado de las últimas elecciones y las políticas que fueron refrendadas en esas urnas. Yo no los voté, pero una vez que tomaron posesión es el Gobierno de todos, y ya formado ese Gobierno es cuando se ha engañado a todo un país, no solo a su electorado, traicionando con las primeras medidas el programa electoral con el que vencieron. Por eso representan ya un Gobierno de defraudadores, de timadores, además con un presidente cobarde que se niega a dar la cara compareciendo ante la ciudadanía.

Por la dignidad democrática, por una ley de responsabilidad política y contra las nuevas mentiras del PP, al menos, habrá que volver a salir masivamente a la calle. No somos tontos.

Anuncios
Posted in: Solo Blog