EL REY, LA BOTELLA Y LAS MALAS NOTICIAS (27.12.2011)

Posted on diciembre 28, 2011

0


¿POR QUÉ NO TE CALLAS?

Menos mal que lo del Rey Juan Carlos es reinar y no gobernar o ser responsable de la diplomacia española. Ya estuvo a punto de liarla cuando cortó, con el famosa reproche con que titulo este post, la intervención de Hugo Chavez de Venezuela en una cumbre iberoamericana. No porque se dirigiera a Hugo Chavez, sino porque se trataba de interrumpir, con regañina incluida que pudiera interpretarse hasta de neocolonial dirigida por un emperador a su súbdito, la intervención del presidente de un Estado soberano.

Cuando su última operación quirúrgica en su rodilla, también salió echando humos del hospital, por los rumores publicados sobre su delicado estado de salud, para reprochar, a los periodistas que le esperaban, que tuviera tantos deseos de matarlo.

En la mañana de hoy, se ha quejado de que su frase del discurso de Navidad, de que todos somos iguales ante la justicia, se haya entendido que iba sobre su yerno Urdangarín. O sea, que lo ha cagado. Resulta que fue la frase que más sobresaltaron positivamente sus generosos apologistas, y ahora ponía al descubierto el autor de su lectura que no iba en la dirección que fue interpretada, pareciendo, otra vez, como cuando la reina viajó a Washington y salió en foto familiar en la portada del semanario Hola, que le echaba un capote al pillín de Urdangarín.

No seré yo quien haya olvidado su notable papel en la noche del 23F o su papel en la venta del AVE a su “hermano real” de la Arabia Saudita, pero está claro que el Rey Juan Carlos, en su papel de monarca, está mejor calladito que en plan dicharachero.

También de esta mañana, en la apertura del X Legislatura, destaco ese entusiasta aplauso con que el Congreso de Diputados lo recibió en pie, donde se unía derecha e izquierda, con algunas excepciones, motivado por el destape de los hechos nada edificantes de un sector de su familia y sobre los cuales La Zarzuela tuvo conocimiento en el año 2007 por los servicios de inteligencia, con la medida, no de ponerla en conocimiento de la justicia sino de fijarle al matrimonio Urdangarín su residencia en la capital estadounidense. Más o menos siguiendo los mismos designios de la santa madre iglesia católica: el clérigo que sale rana, o lo cambian de diócesis o lo mandan para el Vaticano.

Este hecho hace que el divorcio, entre lo que piensa cada vez con mayor importancia un sector de la ciudadanía y la actitud de la representación política, se agrande.

LA BOTELLA SE REPITE.

Despues de 203 años, una nueva Botella, Ana Botella, va a tomar posesión en Madrid. Se trata de suceder en la alcaldía a Alberto Ruíz Gallardón.

Hace algo más de dos siglos, lo hizo en la capital del oso y el madroño otro Botella, “Pepe I Botella”, hermano mayor del emperador Napoleón Bonaparte, en este caso auto proclamándose pero rey de España.

Madrid ya cuenta con dos lideresas triunfadoras del PP, Esper y Ana, y una eterna derrotada, en Madrid y ahora también en Málaga: Trinidad Jiménez.

No lo digo yo, es el nuevo ciclo político existente por deméritos de los que han estado en el poder.

Si “el viejo profesor”, don Enrique Tierno Galván, levantara la cabeza…

LAS MALAS NOTICIAS

No tiene desperdicio la columna semanal de este martes de JM Atencia, en el País, edición andaluza. Entresaco estos dos párrafos, e invito a su lectura.

(…) “El sistema se sustenta en una premisa: el miedo. La crisis lleva implícito el miedo a la pérdida del puesto de trabajo; el convencimiento de que hay que renunciar a parte de los derechos alcanzados por miedo a perderlos todos; la obligación de medir el bienestar con parámetros estadísticos, por miedo a no tener bienestar alguno. Y todo ello, desde la necesidad de ofrecer todos los días un número suficiente de malas noticias que tengan la capacidad de mantener al personal amedrentado y sin posibilidad de reacción. Con el miedo metido en el cuerpo.

Todos los cambios que está experimentado el mundo económico, para empeorar nuestras vidas, tienen como precedente una mala noticia. La subida de la prima de riesgo, el peligro a una recesión, el desplome de las bolsas, la ralentización de la economía… El año ha sido un anuncio constante de que venía el lobo. El lobo aparecía en los mercados, en los parqués, en los centros de trabajo, entre los empleados públicos… Y, curiosamente, ahuyentar al lobo ha sido una responsabilidad exclusiva de los ciudadanos, como usuarios de algunos de los logros alcanzados por el Estado de bienestar: sanidad, educación, ley de dependencia, prestaciones por desempleo. Nunca ha venido el lobo para comerse a los responsables de los desmanes especulativos, ni a los que rompieron el saco con su avaricia. El lobo, únicamente, ha tenido ojos para los mismos” (…).

http://www.elpais.com/articulo/andalucia/malas/noticias/elpepuespand/20111227elpand_4/Tes

Anuncios
Posted in: Solo Blog