SOBRE EL MANIFIESTO DE LOS EX-MINISTROS DE ZP: “MUCHO PSOE QUE HACER” (20.12.2012)

Posted on diciembre 21, 2011

2


EL MANIFIESTO: “MUCHO PSOE QUE HACER”, FIRMADO POR MINISTROS Y DIRIGENTES QUE HAN ESTADO APOYANDO LO QUE DIJERA ZAPATERO, OTRA MEADA A LA CREDIBILIDAD DEL PSOE PARA SU RECUPERACIÓN.

CUANDO AVISABAS A QUÉ RUINA IBAN CONDUCIENDO AL PSOE, NADIE TE DABA LA RAZÓN NI QUERÍAN TAN SIQUIERA OÍRTE. AHORA, DE LA NOCHE A LA MAÑANA, PARECEN PONERSE, LOS TAMBIÉN RESPONSABLES DE LA HECATOMBE ELECTORAL, COMO LAS FARISAICAS PLAÑILLERAS COREANAS, EN ESTE DEMAGÓGICO HECHO, APOYANDO MANIFIESTOS QUE DICEN TODO LO CONTRARIO A LO QUE HAN ESTADO PRACTICANDO O VOTANDO DURANTE AÑOS. Y PARA COLMO, COMO SI QUISIERAN ALECCIONARNOS CON QUE PREVEÍAN LO QUE VENÍA.

Cuando te has tirado durante años, en concreto de forma pública, desde finales de los años noventa -fecha en que comienza a consolidarse con virulenta el último ciclo del boom de la construcción, y del indecente pelotazo urbanístico, que llevaba a una gran parte de la nueva generación de jóvenes a abandonar sus estudios para ganar dinero fácil, y a toda la ciudadanía en general a endeudarse para toda una vida de cara a adquirir una vivienda- denunciando que se estaba implantando un modelo sin sostenibilidad ambiental, económica y social, nadie te hacía puñetero caso.

Cuando alertabas las graves consecuencias que ello podía representar para cuando el ciclo económico cambiara, a la vez que exponías que las políticas en relación con la ordenación del territorio, el medio ambiente y la adoración al becerro de oro del ladrillo, practicadas por los ayuntamientos, con apoyos de las Diputaciones, en nada hacía diferenciar a la izquierda de la derecha, tampoco te hacían puñetero caso.

Por el contrario, te dieron toques de atención porque, decían, estabas generando alarma social y desacreditando la loable labor que estaban llevando alcaldes y concejales socialistas para crear riquezas en sus municipios; cuando no, te contraponían la perversidad, nada socialista, de que esa política desarrollista era vital para financiar las arcas municipales y las políticas sociales de los municipios, sin añadir los sueldazos, a la vez que los gastos de dicrecional disposición, de determinados alcaldes y ediles en esos dos lasgos y negros lustros, pan de entonces y hambre de hoy.

Cuando alguien se ha tirado durante años en Málaga, en concreto de forma pública desde las elecciones municipales del 2007, sin que te hicieran puñetero caso, denunciando los errores organizativos que llevaban a que las agrupaciones socialistas locales o de distritos fueran mangoneadas por clanes para medrar, generar clientelismo político de cara a mantenerse eternamente en el poder, o sus generosos padrinos, repartiendo cargos o empleos públicos, procurando la profesionalización de la política ocupadas por los mediocres que no tenían otra opción de vida laboral, potenciando la ausencia de democracia interna en la consideración del militante sólo como un número a la hora, sin debate alguno, de obligadas y coactivas votaciones a manos alzadas, silenciando o justificando las actitudes de determinados dirigentes provinciales nada ejemplarizantes en su acumulación de cargos y sueldos, que causaban estupor e indignación entre la ciudadanía…; errores tras errores que iba cometiendo el PSOE de Málaga, pero nadie hacía caso cuando lo destapabas, incluso te amenazaban con expulsión o por atentar a la imagen de tan loables dirigentes, en tanto la gente en la calle preguntaba si todos éramos cómplices con los desaguisados que impunemente iban cometiendo “los de arriba”.

Cuando pusiste a prueba los límites de la democracia interna, presentándote a unas primarias, que volvieron locas en el pasado verano a las direcciones provincial y andaluza socialista en sus deseos de su suspensión, y comprobaste que el cierre de las puertas a la participación de la militancia en el PSOE por parte de los dirigentes se lleva a cabo por unanimidad, poniendo veinte candados y acordando su prohibición en Andalucía con el respaldo de toda la dirección federal, donde solo se colo Tomás Gómez y pocos más, para a continuación seguir constatando cómo ponían en marcha las mazmorras de la represión para echar o forzar la salida a los militantes que en Málaga, Valencia o Aragón, se negaron a retirarse en su petición de que se pusiera en marcha el ejercicio democrático -además contemplado, como derecho, en los propios Estatutos vigentes del PSOE- de la celebración de primarias, la amargura e indignación que te recorre el cuerpo no es para menos.

Cuando adviertes a dónde nos lleva la alegría festiva, nada socialdemócrata, de bajar o hacer desaparecer impuestos, o regalar 400 euros en desgravación fiscal hasta a la duquesa de Alba, o el cheque bebé independientemente del poder adquisitivo familiar de los beneficiarios, entiéndase como ejemplo, el de Anita Aznar con Alejandro Agag, sin que los órganos de dirección del PSOE, ni ningún ministr@, dijeran esta boca es mía.

Cuando contemplabas estupefacto cómo un presidente de un Gobierno socialista, que hasta entonces negaba la crisis, aparece un día de mayo del 2010 en el Congreso de Diputados, acojonado por el financierismo, procedente de Bruselas con una chuleta transcrita por Merkel siguiendo las instrucciones de los insaciables mercaderes, para dar un bandazo político histórico, tomando una serie de medidas antisociales, sin debate y comunicación alguna al PSOE ni a la ciudadanía, que vulneran lo aprobado por el 37 Congreso socialista que lo ha llevado al poder, contraviniendo el programa de gobierno con el que ha ganado unas elecciones, haciendo trizas al sector social de progreso que lo ha votado, a la vez que rompiendo el discurso y el programa socialista. Por si hubiese sido poco, culmina toda esa traición, reformando la Constitución, y eso que el electorado había más que avisado en las recientes municipales, para que las políticas contrarias a la socialdemocracia se consagren como fundamentales y prioritarias en su ejecución, mientras te vuelves a indignar con que no haya nadie ni ningún órgano del PSOE, ni en el propio Gobierno, ningún ministro o ministra que la cuestione, ni en el Congreso o Senado hallas ningún escaño socialista disonante, y tiene que ser el electorado quien finalmente se vea obligado a condenarlas en las urnas, al no haberse tomado nota; no sin que antes, nadie haberte hecho puñetero caso de lo que interpretabas en tus críticas que iba a significar para el hundimiento durante años del partido, discurso y de la credibilidad socialista.

Y cuando ha llegado la hecatombe electoral, con la desnuda naturaleza con que se ha presentado, con la masiva llegada de la derecha a todos los niveles de poder, no por sus méritos sino por deméritos del PSOE;  los mismos ministros, dirigentes, cargos públicos que no han parado de levantar sus manos, parecieran con vocación de que les salieran nidos sobre sus sobacos, aprobando entusiastamente lo que el jefe dijera, fuera o no una barbaridad, manifestando que no era momento de debate, que todo estaba claro, apelando a la unidad para situar a cualquier disidencia camino de sus casas; se dedican ahora, a firmar manifiestos o hacer declaraciones de loas a la democracia interna, a las primarias o a lamentar la política socialdemócrata abandoada, a pesar de lo cuanto que contribuyeron los ahoras firmantes a enterrarla.

Y ello, cuando además el electorado les dio el preaviso al PSOE en las municipales de que su Gobierno y dirección política serían derrotados en las generales si continuaban con todo igual, y al que respondieron con más de lo mismo: Rubalcaba es la alternativa vencedora y sin primarias, no había tiempo de debate, ni de nada más. Pero sólo después de un mes para finalizar la legislatura, en cambio, sí había tiempo para una reforma constitucional por el método exprés y sin referendum, y la firma de un convenio internacional, sin dar cuenta a unas Cortes ya disueltas, que posibilitaba que el escudo antimisiles europeo estuviera en la gaditana base naval de Rota contraviniendo las condiciones de la entrada de España en La OTAN.

¿Es o no para indignarse?

Es lo anterior lo que me ha ido pasando por la mente mientras leía el manifiesto “Mucho PSOE por hacer”, y contemplar firmas de travestidos ex-ministros o ex-cargos públicos que callaron hasta ayer, cuando no debieron, o de otros dirigentes, que hoy, cuando ya es irremediable que la derecha ha arrasado, tan claro lo ven todo, incluido los gruesos errores que ha cometido el PSOE como si fueran ajenos a ellos.

http://www.elpais.com/elpaismedia/ultimahora/media/201112/20/espana/20111220elpepunac_1_Pes_PDF.pdf

Así, el único de los primeros firmantes de Málaga de este Manifiesto, es Javier Carnero de Benalmádena, del núcleo duro de la ejecutiva del tándem Heredia-Conejo, que dirige el PSOE malagueño con destino al abismo de la irrelevancia. Ni un ápice, se le conoce a Carnero, de crítica sobre sus compañeros inhabilitados o procesados por el urbanismo insostenible, ni una palabra y su voto a favor cuando los dos dirigentes del PSOE malagueño, como si ganara nuevas elecciones sin necesidad de urnas, iba recorriendo de tourné la provincia captando a alcaldes de otras formaciones políticas, no eufemísticamente denominados tránsfugas, algunos de ellos corriendo de los talones de una justicia que les perseguía. Tampoco Carnero, decía nada, sino que incluso participaba formando parte de algunas de las comisiones gestoras, ajenas a los municipios, que iban sustituyendo a las direcciones de las agrupaciones locales para mejor control por una ejecutiva consciente de su debilidad y aislamiento orgánico y social: casos de Ojén, San Pedro de Alcántara, Monda, Alcaucín, Ronda, Alhaurín el Grande, Estepona…

Y si todo lo anterior puede ser indignante, no digamos, sobre lo dicho por el limitadito payaso, responsable de organización del PSOE de Málaga, Francisco Conejo, declarando hoy en la prensa local de ser el garante para el fomento del debate socialista, con sus propuestas de apoyo a la democracia interna, la regeneración y renovación del PSOE; y ello, ante el movimiento de rebelión que está ocurriendo entre la militancia por los el susodicho portavoz, la necesidad de canalizar las nuevas propuestas dentro de los cauces orgánicos, que expresado por él mismo suena a tétrico sarcasmo, ya que se dedica a disolver agrupaciones enteras cuando un tema para el debate, o una elección democrática interna, no ha sido de su agrado. http://www.elmundo.es/elmundo/2011/12/19/andalucia_malaga/1324299006.html

¡¡¡Qué cara…!!!

Pareciera que no se dan cuenta, aparte de que tienen que irse porque el voto los botó mandándolos a sus casas, que naufragan agónicamente para agudizar aún más el hundimiento del PSOE, como que prosiga postelectoralmente para derrota muy superior si cabe a la de las urnas.

El problema que tiene el socialismo español -como el catalán o gallego-, es que dirigentes socialistas y exministros de la última legislatura de ZP, como son Chacón y Caamaño, carecen de credibilidad. No es que el electorado haya dejado de querer al PSOE, es que ha dejado de creerle. Y en esa crisis, están empeñando en agrandarla exponencialmente para que dure toda una era, los que, salvo honrosas excepciones -como Josep Borrell, que no sé que hace en este galimatías- en vez de situarse en estos momentos en un segundo plano y dejar que pase el tiempo, en una secuencia continua desde su reciente fracaso electoral y para no perder protagonismo, firman este Manifiesto.

Anuncios
Posted in: Solo Blog