RAJOY CREA UN GOBIERNO CLON A RAJOY (21.12.2011)

Posted on diciembre 21, 2011

0


Ya no habrá excusas. Son ministros clones, a imagen, semejanza, generación, y con edad media de la de Rajoy, 56 años, aunque el nuevo ministro, canario, de Industria, Comercio y Turismo, José Manuel Soria, tenga toda la cara de Aznar, y el presidente haya dispuesto de varios ministros o secretarios de Estado que desempeñaron tareas en la etapa de Mister Ansar que ni mucho menos le era ajena.

La perdedora: la lideresa, Esperanza Aguirre, con un Ruíz Gallardón triunfador que prometiera a los electores madrileños que no abandonaría en los cuatro años la alcaldía madrileña, y a los seis meses se va al ministerio de Justicia. Lo mismo que hizo Celia Villalobos en Málaga en el año 2000, y los dos, a pesar de haber timado al electorado, continuan en libertad y con sus nuevos cargos ministerial-parlamentario, respectivamente.

Ruíz Gallardón, tolerante con los matrimonios homosexuales y el aborto, será sustituido en la alcaldía de Madrid por una Ana Botella que considera la homosexualidad una enfermedad, y el aborto un crimen de las mujeres ¿quién devuelve los votos de gays, lesbianas, mujeres no integristas y personas centradas que fueron a parar a Ruíz Gallardón?

Atentos al tándem que van a significar el justiciero Gallardón y el nuevo ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz; seguro levantarán algunas iras y ampollas de esa extrema derecha mediática que preferiría seguir engordando con nuevos afiliados a las asociaciones de víctimas del terrorismo abertzale, y que tan huérfana se encuentra de hacer columnas políticas escritas, o radofónicas-televisivas, sin una ETA amenazante y atentando.

Todos los ministros de las áreas económicas son buenos amigos de la CEOE, de la banca e identificados con las políticas de Merkezy, como no podía ser de otra forma. Además, este Gobierno contiene una perlita colateralmente gürteliana, Ana Mato, que tanto ha denostado a los andaluces. Y todo un ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos -encargado de comunicar a Montoro, sempiterno cajero de Hacienda por no saber idiomas, la ejecución del tijeretazo que supondrá unos duros recortes, con un mínimo inicial de 16.500 millones de euros- de pasado nada halagüeño.

De Guindos llevaba la irresponsabilidad de la presidencia ejecutiva en España y Portugal de la banca estadounidense Lehman Brothers, cuando en 2008 quebró por el escándalo de las hipotecas subprime, de cuyas consecuencias, que acabó incendiando a toda Europa, aún no nos hemos recuperado. Parecido antecedente bancario al de los tecnócratas italianos y griegos que impusieron los mercados en sus respectivos Gobiernos.

En la misma línea de filosofía económica híperneoliberal, destaca el nuevo ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García Margallo, bien conocedor de los intríngulis que se cocen en Bruselas con la misión de convertir las embajadas en el exterior en centros de negocios, y quizás también hasta los Institutos Cervantes.

Los demás, también son los que ya habían salido públicamente en el rumoreo previsible, incluida como mujer fuerte de este Gobierno sin paridad, además contraviniendo las recomendaciones de la Ley de Igualdad: Soraya Sáenz de Santamaría. Y el que empieza con mal agüero, aspirante frustrado a ministro de Asuntos Exteriores, el mismo gafe de Miguel Arias Cañete, el que tanto echaba de menos a aquellos camareros tan locuaces como serviles, que sigue una continuidad de mal fario iniciada con sus infortunios en la etapa de ministro de Aznar, donde tuvo que afrontar: las crisis de las vacas locas y el Prestige, para hacerse cargo ahora y de inmediato, de la crisis creada en la agricultura española por la Reforma de la PAC, o la abierta con Marruecos en la ruptura del acuerdo de pesca. Quizás por la filosofía del primo sevillano de Rajoy, lo de Medio Ambiente, y el cambio climático que caen entre sus competencias, será una asignatura no ya sólo maría sino practicamente inexistente, quizás de ahí que el ministro, de origen jerezano y estirpe señoritil andaluz, se permita el lujo de poseer ocho coches para contaminar o ser accionista de varias petroleras.

Por si alguien dudara del carácter germanófilo merkeliano del Gobierno, he ahí que está incluido en su composición el apellido Wert, que significa en alemán, valioso, correspondiente al nuevo ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert -hombre liberal, también de orígenes ucdeos y cocinero sociológico de encuestas con el CIS & Arriola- que no creo que levante pasiones en el clerical vaticanismo. 

Lo que no puede achacarse a este Gobierno es que se haya colado algún NI-NI, ni tampoco que vaya a gozar de la eufórica complacencia de la extrema derecha, tan pragmática a la hora de votar al PP como tan cerrada en su mollera ideológica y praxis sectarea. El origen ucdeo de algunos ministros y la madurez biológica alcanzada, quizás estén en el quid de la cuestión.

Cuando he visto a Rajoy en la Moncloa, acabar con el relato de sus ministros y coger la carrerilla sin dar posibilidad a que ningún periodista le hiciera preguntas, aparte de ser una perfecta escenificación de lo que puede representar esta legislatura, a efectos de la incomunicación perfecta, he pensado si Rajoy no twittea, y así se hubiera ahorrado tanta molestia de tener que comparecer simplemente para leer un par de folios, a no ser que su hamaca y puro lo haya instalado ya en La Moncloa, al lado de la sala de prensa, y a eso respondían sus prisas tras desglosar la retahila de ministros de su flamante Gobierno.

Y es que imagino en horas posteriores al gallego, soplando el humo, del habano liado, comentándose asimismo: “qué bien lo he hesho, Mariano, que bien… shon mis shombres y Shoraya…¡jódete Joshé María!… y enchima no se ha filtrado nada… Esh que shoy cojonudo”.

Anuncios
Posted in: Solo Blog