HEREDIA, VETE YA (17.12.2012)

Posted on diciembre 17, 2011

0


Tras las dos últimas elecciones,, municipales y generales, con resultados desastrosos para el PSOE de Málaga, más del doble porcentual que la media andaluza, que culmina toda una era de más de una década de despropósitos, ninguno de sus dirigentes se ha sentido responsable ni han dimitido. Ello ha conllevado un abandono masivo de militancia y una falta de credibilidad de su imagen ante la sociedad malagueña, lo que le augura nuevos fracasos hasta acabar en la irrelevancia. En este contexto, y sin esperar ni tan siquiera el transcurso de las próximas elecciones autonómicas a celebrarse en la inmediata primavera, para mañana domingo, día 18, está previsto, a las 11,30 de la mañana, un encuentro abierto de militantes y simpatizantes en el Centro Cívico de la Diputación de Málaga para comenzar a dar respuestas a esta gravísima situación de este partido que, desde el inicio de la transición democrática, ha sido abrumadoramente hegemónico en Málaga y que hoy está instalado en una profundísima crisis con una dirección caracterizada por la incapacidad y la mediocridad.

Para más inri, estos dirigentes provinciales, con cinismo extremo, han sacado a la luz un documento que ha causado la estupefacción entre la militancia, y donde plantean todo un catálogo de nuevas prácticas para regenerar y renovar el PSOE, medidas que son precisamente todo lo contrario a lo que han venido aplicando, y ello para seguir manteniéndose en el poder.

A esta indignación, responde LA CARTA ABIERTA que le dirijo a su secretario general, MIGUEL ÁNGEL HEREDIA, solicitándole simplemente que se vaya. ¡¡¡ya!!!,

Carta abierta al Secretario general del PSOE de Málaga, Miguel Ángel Heredia Díaz.

Con paciente estupor he leído tus palabras pronunciadas hace una semana ante el monumento del fundador del PSOE, Pablo Iglesias, en el 86 aniversario de su muerte, reivindicando sus valores y principios. Pocos días después, también he conocido el listado de medidas de renovación y regeneración que vas a proponer para el Congreso Federal ordinario a celebrarse en febrero, pero que no pasan, ninguna de ellas, por tu renovación en la dirección del PSOE de Málaga.

Que a estas alturas del proceso de descomposición, destrucción y desarme ideológico del socialismo malagueño, con tus prácticas sin escrúpulos para sobrevivir en la secretaria del PSOE malagueño, con tu carencia de capacidad para liderar este proyecto político, tu falta de los más elementales principios éticos y por ende socialistas, que al final han llevado al socialismo en Málaga a su mayor ruina electoral, no puedo dejar de pensar en qué manos sigue este partido.

Desde que en julio del 2008 accediste a la secretaría general, el PSOE de Málaga ha venido atravesando la etapa más siniestra y decadente de la historia del socialismo malagueño en democracia. No creo que sea para sentirte orgulloso, ni tampoco para mantenerte ni un día más en la secretaría general socialista de esta provincia, y menos cuando intentas, ahora, perdurar hablando de regeneración y renovación.

No supiste corregir el rumbo del PSOE que heredaste de los que te pusieron. Ni tan siquiera mantuviste las alianzas familiares que interesadamente te alzaron, para caer en el contexto más aislado en el que te encuentras por mor al manejo más nauseabundo que hiciste de los hilos orgánicos.

Hoy, tienes a todo el entramado del partido en contra. Sólo te permanecen fieles, que no leales: los especialistas en medrar, los estómagos agradecidos, vulgares palmeros que se refugian bajo tu vaina de colocación en el empleo público, más en tiempos de crisis y de paro; pero esos dejaron de ser socialistas si lo fueron algún día, tal como lo observa el cuerpo electoral que nada tiene de tonto.

Fuiste dando tumbos sin estrategia y sin proyecto, inventando inútiles comisiones de expertos o inservibles laboratorios de ideas, cuando lo que te ocupaba era captar tránsfugas o conservar –impedido judicialmente- el heredado partido que recibiste, impregnado de malolientes polvos y lodos provenientes del ladrillo recalificador.

No ampliaste horizontes más allá de ocupar las instituciones para sentirte el pequeño Bonaparte, que, aunque no ganase batalla política alguna, repartía cargos institucionales a gogó, siempre a los más grisáceos y más aduladores a tu ridícula condición de estadista, confundiendo hasta límites insoportables el partido con las instituciones. Pero hasta en esto vas teniendo los días contados, al achicarse los espacios políticos para puestos remunerados por el erario público a repartir, por mor a los desastres electorales que has cosechados.

Despilfarraste la capitalización política de los miles de millones de euros invertidos en Málaga por el Gobierno central y la Junta, por tu insolvencia para comunicarlo a la sociedad. Las últimas perlas: la segunda ronda de circunvalación Oeste, el tercer carril de la ronda Este y la autovía de Las Pedrizas, abiertas sin inauguración y con nocturnidad, debido a una pésima gestión de la planificación política. A la vez, obtenías portadas por tu desinformación ante el futuro corredor ferroviario de alta velocidad que no transcurre por la Costa del Sol.

Finalizas el desastre de tu dirección política, sin proporcionar nuevos horizontes ilusionantes para el inmediato a esta Málaga que agoniza entre el paro masivo y la desinversión pública futura, escenario que ya es realidad.

Tras los descalabros de las últimas elecciones europeas y sobre todo de las más recientes municipales; además, has dilapidado, en las que en este 20-N te has presentado, decenas de miles de votos de personas que hasta ahora confiaban en Málaga en el proyecto socialista. Así, has logrado situar al PSOE de Málaga a dieciocho puntos del PP, más del doble que la media andaluza. Y ni estos desastrosos datos te han hecho pensar en dimitir.

Por el contrario, tras esta postrera debacle electoral, has seguido insistiendo que toda la culpa era de la crisis, esa que no puede dimitir, llamando a los tuyos al prietas las filas, que no había pasado nada que fuera irreversible, que quedaban unos cuantos meses aun conservando los puestos en la Junta y además había que repartir la lista de las autonómicas. Esto era lo que volvían a ser tus únicas preocupaciones puesto que la nueva oleada de pérdida de militancia ni te inmutaba.

En este sentido, hasta que se anuncia la celebración de un nuevo Congreso que adquiere el carácter de Ordinario, o sea que incluye el relevo o la ratificación de todas las direcciones del PSOE.

Entonces, pensando en ti y en los tuyos, te aparece el lobo de tenerte que enfrentar a un congreso provincial con tan infausto balance. Es ahora cuando, donde dijiste digo, dices diego, se te enciende la luz de apropiarte de un discurso -el de la regeneración, la renovación y la elección de los cargos por la militancia- que es todo lo contrario a lo que has realizado. A buenas horas, mangas verdes.

Y encima pretendes que se te siga creyendo.

Heredia, por favor, vete ya; antes que me venga a la mente la cita marxista, pero de Groucho: “estos son mis principios; si no te gustan, tengo otros”.

Solícitamente,

Ignacio Trillo, aspirante socialista a la alcaldía de Málaga en unas primarias que fueron prohibidas.

Anuncios
Posted in: Solo Blog