ANTE LA REUNIÓN DE DISIDENTES SOCIALISTAS DE MÁLAGA (18.12.2012)

Posted on diciembre 17, 2011

0


ANTE LA REUNIÓN DE “SOCIALISTAS DE HOY”, DISIDENTES DE LA ACTUAL DIRECCIÓN PROVINCIAL.

EL PSOE DE MÁLAGA ESTÁ EN LA ALMONEDA Y LO QUE NECESITA ES SU REFUNDACIÓN.

AUNQUE CONSIDERE POSITIVO EL ENCUENTRO ABIERTO DE SOCIALISTAS MALAGUEÑOS CABREADOS A CELEBRARSE ESTE DOMINGO EN LA CAPITAL, POR COHERENCIA NO ASISTIRÉ.

Tras los escandalosos descalabros electorales cosechados por el PSOE de Málaga, más del doble porcentual de pérdidas de votos al malogrado por el PSOE-Andalucía en su comparación con el PP, al que habría que añadir la nula presencia entre la ciudadanía con práctica desaparición en el tejido asociativo de la sociedad civil malacitana, así como la tremenda debilidad organizativa alcanzada (comprimida hoy a la mínima expresión de los escasos cargos públicos que conserva tras las debacles en las urnas), con masiva sangría de la mayoría de militantes huidos con destino a sus domicilios particulares ante el bochornoso espectáculo que le produce el equipo que lo dirige y la carencia de proyecto por el que apostar;  toda reacción contra este estado de cosas que se produzca en su interior y que denote que aún existe vida política, es positiva.

Porque el PSOE de Málaga no está para paños calientes, menos aún para que pretenda ser renovado por los mismos que lo han llevado a la ruina –esperpénticas y de descarada desfachatez las propuestas “regeneracionistas” que ha sacado a la luz esta semana su dirección como agónico intento de permanecer en el poder-, o por recientes dirigentes veteranos que han estado dirigiéndolo hasta hace muy poco tiempo, corresponsables de la decadencia en la que está instalado. Más, cuando fueron quienes lo entregaron a los lodos cachorriles que hoy se han apropiados de este partido centenario y que actuan sin escrúpulo alguno, a pesar de que carezcan de capacidad, liderazgo, principios, valores, ética, y además faltos de un proyecto ilusionante que ofrecer a nuestra ciudadanía.

En este escenario, no basta solo con que, como medida mínima de salubridad e higiene política, el tándem que actualmente dirige el PSOE  de Málaga, que tiene como cabezas visibles a Miguel Ángel Heredia y Francisco Conejo, abandonen a la mayor brevedad posible ese Titánic que fue antaño su organización en nuestra provincia, hoy reducida a mera chatarra naufragada con destino a las profundidades de nuestro mar de Alborán, sino que necesita de su refundación, bajo nuevas bases políticas, formas organizativas y equipos humanos responsables que lo dirijan y que sean capaces a la vez que solventes para que le hagan ganar la credibilidad perdida ante el cuerpo electoral malagueño.

Y esto no se consigue bajo la paupérrima imagen de aparentar, otra vez, lo que ha sido un círculo vicioso y viciado en el PSOE de Málaga desde su gran crisis de mediados de los años noventa -fecha en la que comienza su declive hasta la práctica irrelevancia actual- con un quítate tú para ponerme de nuevo yo;  sino en una renovada puesta en escena con profunda regeneración en el fondo, con un nuevo proyecto y formas organizativas, asumiendo loables planteamientos del 15-M, basados en la conexión con la ciudadana, democracia interna con decisivo papel de la militancia de base y contando con la opinión de la parte de los sectores sociales que le pueden ser afines, donde la excelencia de progreso de la sociedad malagueña de este siglo XXI debería sustituir al equipo de politiquillos profesionales, mediocres, desarraigados del mercado laboral y de la sociedad civil, muchos de ellos procedentes del fracaso escolar, que lo mal dirigen actualmente.

En este sentido, todo ensayo tendente a remover los frágiles cimientos de las ruinas en que está sumido el PSOE de Málaga, pudiera ser plausible y merecedora de darle la bienvenida. Más, si está promovido por un respetable socialista -dimisionario de su cargo ante Marisa Bustinduy por el despropósito que comenzó a percibir y su impotencia para su corrección- como lo representa la trayectoria de Josele Aguilar. Pero creo que se equivocaría si se presentase con los mismos mimbres de quienes fueron corresponsables del estado actual.

Ello no quiere decir que les niegue la oportunidad a que estos escarmentados veteranos socialistas contribuyan a remendar sus propios errores y desaguisados llevados a cabo en el reciente pasado, dándoles su apoyo a Josele, pero desde un segundo plano y siendo lo suficientemente generosos para dejarle manos libres y no ser motivo, además, de protagonismo para la descalificación del acto, y de la corriente política que surja, por sus inútiles herederos. De igual forma, nunca pensando en volver a ser lo que fueron en el PSOE de Málaga, porque flaco servicio le harían a la urgencia de iniciarse una nueva etapa y a la necesaria recuperación de la credibilidad que debe transmitirse a la sociedad malagueña para que el PSOE sumerja de las profundidades de su actual crisis.

Por ello, seguiré los acontecimientos desde una distancia prudente, con el deseo de que el PSOE recupere en Málaga sus principios políticos y éticos, tal como manifesté cuando al inicio de este año, ante la persecución política y laboral a la que estaba sometido por la dirección psoista malagueña por haber cometido “el grave delito” de haberme propugnado para las primarias en Málaga capital, me di de baja en la militancia. No considero que, por coherencia, deba contribuir en estos momentos a generar más galimatías a esa mezcolanza, con la que se intenta partir para vertebrar una oposición al actual desastre que sin rumbo ocupa hoy al PSOE  de Málaga. No obstante, mi no asistencia y participación al encuentro de militantes socialistas razonablemente cabreados con la actual ejecutiva provincial que ha sido convocado este domingo en el Centro Cívico de la Diputación -con mi agradeciendo a quienes han alentado a estar presente- no me impide desearle suerte y acierto a Josele y decirle que si quiere contar con mi opinión bien sabe que las premisas con las que debe partir son las de la claridad, trasparencia y ambición de objetivos, con una refundación del PSOE de Málaga mirando hacia el futuro y contando previamente con un profundo y participativo proceso de abierto debate que implique no solo a la militancia sino que abarque inclusive a la sociedad cultural, asociativa y productiva malagueña.

Ignacio Trillo, que fuera delegado de medio ambiente de la Junta de Andalucía y aspirante socialista a la alcaldía de Málaga por unas primarias que fueron prohibidas. Málaga, 17 de diciembre 2011.

PD: Parte de estas declaraciones han sido recogidas en la tarde de hoy por la Agencia “Europa Press”, y que entre otros medios han sido publicadas por “La Opinión de Málaga”: http://www.google.es/#hl=es&sugexp=pfwe&cp=19&gs_id=24&xhr=t&q=europa+press+trillo&pf=p&sclient=psy-ab&source=hp&pbx=1&oq=europa+press-trillo&aq=0vC&aqi=g-vC1&aql=f&gs_sm=&gs_upl=&bav=on.2,or.r_gc.r_pw.,cf.osb&fp=1fd892d136890eac&biw=1680&bih=933

Anuncios
Posted in: Solo Blog