EL PP PRESENTA EN LA TIERRA DEL APÓSTOL SANTIAGO EL PROGRAMA ELECTORAL QUE DIOS MANDA (31.10.2011)

Posted on noviembre 1, 2011

4


A Rajoy le han elegido, como no podía ser de otra forma, la capital espiritual de Santiago de Compostela para presentar el programa electoral que Dios manda. De camino, encontrándose bien cerquita del santo apóstol de España, recibir su bendición. Sobre el discurso expuesto, los estrategas de su campaña le han preparado unos cuantos folios para su lectura, no fuera a improvisar y la liara.

Con idéntico objetivo, han mandado a la prensa a una sala colateral al acto central. Siguen sin querer tenerla cerca para que así toquen los teclados desde la distancia, visualizando en circuito cerrado de televisión lo que le interesa al PP que comuniquen por aquello de obviar algo que pudiera deslizarse como no previsto y que representara un titular de sobresalto no deseado por el equipo de Rajoy en su calculada programación de la campaña electoral a pocos días de su inicio oficial.

Es más, no ha estado previsto posteriormente que hubiera un encuentro del candidato con los medios, no fueran a trasladarle preguntas inoportunas que destapasen las ambigüedades calculadas que interesaba trasladar al cuerpo electoral, haciendo además saltar los tics tan poco fotogénicos de las pupilas de don Mariano, jodiendo con ello el asunto. Los profesionales de la comunicación con obediencia debida no se han salido del guión, ni inmutado ante semejante feo, tampoco han hecho huelga de información. Está claro que espabilan o les esperan cuatro años de quererlos convertir en el cubano Gramma oficial del PP.

Igualmente, ha quedado demostrado con este monólogo del PP en Santiago, que por primera vez en nuestra historia democrática, una mayoría absoluta, tan abrumadoramente diagnosticada por todas las encuestas, donde publicitariamente vende un cambio, no levanta pasiones algunas a la castigada sociedad española, ni incluso entre las propias huestes del PP alejadas de figurar en las listas de ministrables. O sea, que este 20-N va a ser también de entierro, esta vez de tercera.

En cuanto al contenido de lo expuesto, la verdad es que parece que Dios ha sido el único que ha hecho huelga ante el PP. Ningún milagro ni originalidad, tan sólo una bateria de banalidades y generalidades aplicables para cualquier país del hemisferio occidental terráqueo, algunas de ellas de lo más contradictorias donde es imposible cuadrar los ingresos con los gastos y a la vez hacer juramento de no generar nuevo déficit público. Papel mojado.

¿Pero quién se va a hacer ilusión con algo distinto a lo que el PP viene practicando en los ayuntamientos o comunidades autónomas donde gobierna? Dice Rajoy que bajará los impuestos, eso sí, según vaya el déficit (aquí se previene de las campañas electorales mentirosas de Merkel y Cameron, como también lo hará más adelante una vez llegado a la Moncloa, o sea que no los bajará) Pues bien, sin irme tan lejos, basta leer los acuerdos, por ejemplo, de los últimos plenos de los ayuntamientos de Málaga o Fuengirola donde gobierna el PP por mayoría absoluta, y se observará que han aprobado una subida impositiva entre el 3,2% y el 10%. En el mismo sentido habla Rajoy de austeridad, y el ayuntamiento del PP de Fuengirola aumentó hace tres meses las remuneraciones de sus cargos públicos en un 60%, y encima con el voto favorable del grupo de ediles del PSOE. Hablan de mantener el gasto social, y sabemos lo que están haciendo en Madrid, Castilla-La Mancha, Valencia, o su homónima UPN en Navarra, o su aliado CIU en Cataluña. Eso es lo concreto y lo demás es literatura barata.

Y mientras esa ausencia milagrera ocurría en Santiago y cierra España para cuatro años, un Zapatero, con un PSOE desfondado sin creible discurso socialdemócrata alternativo a sí mismo, se acercaba a las gaviotas, también geográficamente hablando por su personación en Lugo, para echarle una mano al gasolinero Pepiño Blanco, el mismo del Corredor Ferroviario Mediterráneo de Alta Velocidad que apenas entra en Andalucía se desvía para no transcurrir por la Costa del Sol por el Guadalquivir, para autoinculparse de la escandalosa cifra de paro que según la EPA conocimos el viernes pasado. Nada ha dicho ZP sobre la política económica y laboral que le encomendó que llevase a cabo el tándem neoliberal Merkel-Sarkozy, también padres que serán por igual de Rajoy, como corresponsables de la crisis que padecemos.

A la vez, Rubalcaba este lunes, sin puente electoral, se levantaba de la cama con otra jodienda: el anuncio por el Banco de España del ínclito Fernández Ordoñez -que por no enterarse de bonus, jubilaciones y demás indecentes productividades de consejeros y directivos de bancas y cajas, se dedicaba a pregonar las excelencias de alargar la edad de jubilación, flexibilizar los despidos y la contratación laboral- de que la economía española durante el último trimestre se ha estancado a cero patatero con Zapatero.

No sé cómo Rajoy, en vez de discursear en Galicia con los folios que le pusieron delante sobre lo contrario a lo que va a poner en práctica a partir del 20-N, se dedicó a repartir otra vez un resumen de la encuesta de paro de la EPA y el calentito informe del Banco de España que congelaba la economía española. Eso es lo que le lleva a su súper mayoría absoluta anunciada. Para nada su programa electoral, su ausencia de carisma o incapacidad de resolución. Y es que ni a Felipe II se lo pusieron tan fácil. Que el santo apóstol nos pille confesados.

Anuncios
Posted in: Solo Blog