LA REMONTADA DE LOS CAMPEONES. LA BELLA CHILENA DE LA BESTIA BAPTISTA (01.10.2011)

Posted on octubre 2, 2011

0


Es lo que ha hecho esta noche de sábado triunfal el Málaga CF. Nadie podía creerse que con un 1-2 a tres minutos del final pudiera darse la vuelta al marcador. Más, con la telaraña a la italiana que tenía tejido el Getafe, que trababa, neutralizaba y destruía una y otra vez el juego de un Málaga incapaz de agrandar el campo y romper por las bandas, sin lances largos al primer toque, chupando en demasía el balón, y constantemente colocándolo por donde más jugadores del rival había, con imprecisos pasesitos lentos y cortos a la vez que buscando el área por el centro. En resumidas cuentas, parecía que el túnel del tiempo nos hubiera hecho retroceder un año.

Pero siendo un tópico que hasta que no pita el árbitro el final de un encuentro nada está decidido, realmente fue lo que ocurrió. Y se lo perdieron los impacientes espectadores que segundos antes habían abandonado el campo. Nunca lo entendí. Suelen llegar una hora antes del inicio del partido y se van a cinco minutos de que se cumplan los noventa minutos de juego. A ver si con lo de hoy aprenden.

Pues con más moral que el Alcoyano, el Málaga, cuando mirábamos nerviosos el reloj, se echó para adelante en tromba. Maresca contrastó el fondo de la meta en un barullo, Le siguió el golazo de Baptista, con una soberbia y antológica chilena para la historia. Ellos marcaron el cambio de rumbo del resultado. El estadio se venía abajo. Todos los corazones malaguistas latían y saltaban eufóricamente como nunca. Todos no. Faltaba el de Manolo Becerra. Pero seguro que desde donde esté ha echado esta noche un cable para que por unos minutos no haya ni crisis económica, sólo el espectacular y milagrosos gol de Baptista que daba una victoria increíble y requete sudada al Málaga.

Por lo demás, un árbitro es bueno cuando pasa desapercibido. En este caso fue protagonista consumado. Nacido en Cataluña, Álvarez Izquierdo se portó a lo Artur Más. Exasperó con sus desaciertos al público de la Rosaleda. Y no fue porque no entendiéramos sus palabras, sino por sus incomprensibles pitadas y putadas al Málaga. Un penalti no señalado por un culazo de espaldas, conscientemente desestabilizador, de Cata Díaz a Baptista, cuando se encaraba balón a pie hacia el portero, Codina, que se quedaba ante “La Bestia” más solo ante el peligro que Gary Cooper, y un gol de manotazo por el getafeño Miku que ni se la olió el que de negro se suele vestir. El mejor del Málaga sin lugar a duda no fue Duda sino Toutalan. Lo peor, la desorganización del centro del campo una vez resueltos los problemas con la defensa. En cuanto al Getafe, el golazo de Pedro León, el provocador al público que la pudo liar. Y lo pésimo, venir a empatar el partido costase lo que fuera. Pellegrini nuevamente equivocándose de tiempos, sacando en la segunda parte el equipo que debió figurar desde el inicio, sobre todo por el buen tándem que hicieron Isco y Maresca.

Y partido de récord: porque esté el Málaga, aunque sea provisionalmente a expensas de mañana domingo, clasificado el primero. Porque el cancerbero, Willy Caballero, ha aguantado sin goles más minutos que la de sus antecesores. Y porque Van Nistelrooy, el futbolista del olfato de gol, haya marcado su primera diana al séptimo partido y descansó. Esperemos que sea el inicio de una gran amistad con la redes interiores de las porterías. Siempre nos quedará el Levante en la próxima jornada para comprobarlo.

Anuncios
Posted in: Solo Blog