¿PENALIZAN AHORA LOS MERCADOS LA REFORMA CONSTITUCIONAL? OTRO LUNES ECONÓNÓMICO AÚN MÁS NEGRO (12.09.2011)

Posted on septiembre 12, 2011

1


Mientras Obama en los EEUU ( su nivel de endeudamiento público es un 92% de su PIB) aprueba un ambicioso paquete de medidas de estímulos para aumentar la inversión pública que traiga más creación de empleo para  los estadounidenses, en la Eurozona (su nivel medio de endeudamiento público es del 87,7, y dentro de ella, el de España apenas sobrepasa el 60%, también en relación a sus respectivos PIB)  marchábamos al revés, lo que nos lleva a un callejón económico cuya única salida es el batacazo. Las previsiones de crecimiento de la economía mundial son para este 2011: La del resto del mundo en un 4,2%, EEUU 2,1 y la Eurozona sobre el 1,5%, y España en 1,2% pero que ahora se estima sobre un 0.7%.

Así, el salvaje recorte del déficit público en los países de la Eurozona, donde desaparece la inversión pública y se hunde el gasto de las administraciones, da lugar a una nueva recesión económica que ahoga el lento crecimiento que se venía observando desde inicios de año, y ello es lo que ahora penalizan los insaciables mercados.

Al llegarse a esta nueva recesión, crecen las expectativas negativas sobre la imposibilidad de la devolución de la deuda, comenzando por Grecia, a la que encima se le retrasa el segundo paquete de ayuda, así como la solvencia financiera de la banca de la Eurozona que en mayor cuantía disponen de esa deuda: la alemana y la francesa, que de esta forma se ven atacadas por los mercaderes. Y así se transmite y contagia a todo el sistema. En España, hoy la prima de riesgo vuelve a estar en su nivel histórico, cerca de 360 puntos básicos, y el nuevo crack de la bolsa, caída de un -3,41%, que llueve sobre el mojado de otras recaídas anteriores, nos lleva a sus niveles más bajos: marzo del 2009 ¿Penalizan ahora los mercados la Reforma Constitucional?

Está claro que ser más papistas que Benedicto XVI, encabezando España esa Reforma Constitucional contraria a la economía productiva, al Estado del Bienestar, al consumo, y por tanto a la creación de empleo, no nos ha traído nada bueno, ni tan siquiera calmar a los mercados. Así, hoy observamos todo lo contrario: siguen más histéricos que nunca. Por el contrario, esta Reforma  da luz verde a la privatización de sectores claves para la mayoría de la ciudadanía bajo la excusa de reducir el déficit público. El PSOE ha abierto la puerta y el PP de inmediato se ha lanzado a su aplicación. En las antípodas de la política económica que se sigue, sólo el crecimiento y el aumento del empleo es la mayor garantía de solidez, también para la deuda soberana. Es de destacar que el desempleo en EEUU es del 9,10% de la población activa. En la Eurozona es de un 10%, y en España es del 21,2%. Y encima aquí sigue sin ser una prioridad la creación de empleo sino la reducción del déficit público para aumentar el paro, en tanto que Obama está preocupado con su 9,1 de desempleados  ¡¡¡Manda güevos!!!

En consecuencia, que nadie se invente la milonga de que los mercados estén penalizando la imposibilidad de Grecia de devolver los intereses de su deuda, sino que castigan las propias medidas que el neoliberalismo le ha impuesto al país heleno y que le llevan a la imposibilidad de crecer y crear empleo para poder devolver y amortizar la financiación de su déficit, a la vez que está castigando la llamada recesión en que la economía de la Eurozona acaba de entrar en el tercer trimestre de este año. Y encima, son los mismos mercados los que están generando esa ralentización de la economía al exigir el fin del déficit público a la mayor brevedad posible, y los gobiernos de la Eurozona sus más bastardos cómplices al no responder a ese desafío con una política fiscal y económica única, así como con la emisión del eurobono para situar bajo ese paragua a toda la deuda soberana de los países que tienen el euro como moneda común.

La política neoliberal de impedir la intervención del Estado en la regulación de los mercados, que encabezara Bush, nos llevó a la primera gran crisis: la financiera-inmobiliaria de las hipotecas basuras. La política neoliberal de la no intervención del Estado en la economía en época de crisis reduciendo su papel a eliminar su propio déficit -para más inri originado por tener muchos Estados que socorrer a la banca y a los ingentes gastos sociales que la crisis ha ido originando a la vez que veía disminuir sus ingresos por la caída de la actividad económica con la negativa de abordar profundas reformas fiscales- nos está llevando a la actual segunda gran crisis, no ya de recesión coyuntural sino de estancamiento estructural.

Claro que esa espiral no sólo exigiría ahora la refundación del capitalismo, como gritaban demandándolo los mismos especuladores al inicio de esta primera gran crisis, sino que haría falta tender hacia otro modelo de bienestar económico, no basado exclusivamente en el capitalismo especulativo, sino sobre bases bien distintas; tampoco del simplemente productivista donde para salir de esta dinámica infernal a la que nos han llevado se vuelve a pensar que se hará por igual método con que anteriormente se crecía: esquilmando exponencialmente los recursos naturales de este planeta que ya no dan más de sí, porque sin ellos nos jugamos nuestra propia supervivencia, y ésta sería la tercera gran crisis, pero ya terminal, que no debemos ni podemos permitirnos el lujo de ensayarla. Pero esto último sería harina para otro comentario.

Anuncios
Posted in: Solo Blog