A VECES ES NECESARIO QUE ALGO CAMBIE, PARA QUE TODO SIGA IGUAL (15.08.2011)

Posted on agosto 15, 2011

0


A VECES ES NECESARIO QUE ALGO CAMBIE, PARA QUE TODO SIGA IGUAL.

Se va uno de fin de semana largo para desconectar y cuando retornas sigues sin llevarte sorpresas algunas porque otros que no lo se lo han tomado, o a lo mejor sí, se han dedicado a transmitir, en corto o desde su distancia ociosa, que la vida sigue igual, lo que denotan que no llegan a enterarse de por dónde va la realidad.

A falta de las iniciativas del presidenciable Rajoy, que a estas horas, más con el calor que hace, seguirá tumbado a la bartola en la hamaca  y dale que te fuma al puro, a la espera de que la breva madura le caiga, seguiremos comentando las que, con no mucha fortuna, emanan de Rubalcaba y su equipo.

Ya días atrás lo hice con ese pacto que propugnaba como políticas de rentas –más antiguo que Matusalén y donde siempre pierden los mismos- por el que Rubalcaba intentaba conciliar prácticamente la congelación de los sueldos para ser más competitivos con el exterior, a cambio de la reinversión de los beneficios empresariales en la creación de empleo. Auguré el poco éxito de la propuesta. A esta altura del tiempo, ambos actores afectados a los que iban dirigidos –empresarios y sindicatos- ya han dicho: que no y que no.

Desde la parte sindical, porque bastante sacrificadas estaban ya las rentas de los que afortunadamente han conservado sus empleos desde que comenzó la crisis sin que por el contrario parara de subir la inflación, como para que hicieran otro paripé, más después del desgaste que sufrieron sus líderes al aceptar la ley sobre pensiones y retrasos en la jubilación; a su vez, desconfiaban que la patronal, cuya contabilidad no controlan, guardaría antes los nuevos excedentes monetarios obtenidos en sus bolsillos, más que en crear nuevos puestos de trabajo, bajo la disquisición de las incertidumbres en que sigue estancada nuestra economía y la necesidad de nuevas reformas que flexibilicen los despidos y el mercado de trabajo.

Y por la parte de la patronal tradicional, no me refiero por tanto a los emprendedores o a la empresa que aplica la responsabilidad corporativa, la excusa que han aventurado para no entrar es que estaban dispuestos a negociar pero a cambio de un aumento de la productividad, es decir, retocarían los salarios a cambio de la sobreexplotación de los mismos trabajadores, y ya veríamos después qué hacían con esos incrementos de beneficios. Es la lógica capitalista de siempre: La maximización de beneficios, a través de la minimización de costes y a veces también conseguida por el aumento de las subvenciones públicas. Y si les sale mal esa operación, por errónea estrategia del negocio, está el recambio: la socialización de las perdidas y de la destrucción del empleo a costa del erario público. Además, está claro que lo que esa patronal pretende es ganar tiempo para que lleguen cuanto antes los de Rajoy e impongan lo que realmente desean, o sea que no exista la negociación colectiva, y sí, en cambio, la individual, empresa por empresa, y en esa debilidad atomizadora la parte laboral tiene las de perder: Te impongo lo que me viene en gana y tiro porque me toca.

En el día de hoy, lunes 15 de agosto, otra nueva iniciativa del presidenciable Rubalcaba ha salido a la palestra: La creación del “Escaño 351” en el Congreso de Diputados a favor de la iniciativa legislativa popular. Huele a agradar a los del 15-M, pero manteniendo lógicamente el tinglado del bipartidismo, más cuando días atrás se ha vuelto a hacer público que la reforma en la ley orgánica electoral que introdujeron –PSOE y PP- a finales del pasado mes de enero: los dos grandes partidos se reparten los espacios publicitarios de la campaña electoral en los medios de comunicación públicos y privados a la vez que exigen a los nuevos partidos políticos que para poderse presentar a las urnas tengan que ser avalados por muchas miles de firmas ciudadanas –341.435, a censo cerrado a 01.01.2011- ante notario y necesiten por tal motivo disponer al menos de 300.000 euros para afrontar estos gastos previos a su campaña.

Se trataría con esta iniciativa Rubalcaba, que aquellas propuestas políticas de la ciudadanía al Congreso de Diputados, para lo que se necesitarían 500.000 firmas previas, también con sus DNI cotejados, fueran defendidas por un representante de esos signatarios. En el fondo, diría yo, que esa propuesta que necesitaría modificaciones en la normativa vigente, denotaría, ya el nombrecito se las trae –el escaño del ciudadano-, el fracaso de la representación política a través de los partidos. Si este escaño es para la representación de estas iniciativas ciudadanas, ¿qué representan el resto de los 350 diputados? ¿las iniciativas bipartidistas, o extraterrestres?

Si realmente se quiere ir al fondo del asunto para acabar con ese abismo entre clase política y ciudadanía: Modifíquese la ley electoral, con listas abiertas y donde cada voto valga igual, y el elegido tenga una limitación de dos legislaturas. Créase una nueva normativa de participación política de la ciudadanía, en la que entre otras cuestiones se potencie el referéndum vinculante y las formas flexibles para su convocatoria, sin esos cientos de miles de firmas regladas que lo avalen. Elabórese una ley de responsabilidades políticas que impida que vayan delincuentes políticos en las listas electorales, o exija que lo que se promete en programas electorales se cumpla, o que no se puedan marchar “de rosistas”, a sus casas o a otros cargos, los políticos que quede demostrado que han despilfarrado el dinero público de las administraciones, que se han dedicado a montar redes clentelares cautivas, entre otras cuestiones “arreglando” las paguitas de sus electores, o hayan dejado un déficit en la administración que han regido que imposibilite gobernar a los siguientes, debiendo cubrir con sus patrimonios personales y familiares esas responsabilidades pecuniarias o el desfase presupuestario dejado entre ingresos y gastos públicos. Genérese una ley de partidos políticos donde sea exigible su funcionamiento democrático, las primarias obligatorias con censos abiertos y exista un estatuto de derechos reales del militante. Desarróllese de una vez la ley de libertad religiosa que establezca una real separación entre poder democrático civil y el de las instituciones que nos gobiernan del de la jerarquía de la religión que se trate que habrá de autofinanciarse de sus acólitos y no del dinero público …

Pero, por favor, réhuyase de la pantomima -comedia que se hace para simular algo- de crear un nuevo escaño, más cuando pareciera la fría soledad frente a los otros 350, que estéticamente hasta devalúa, aunque no se pretenda, el sistema democrático actual, bien sea motivado de cara a que, siguiendo el guión de la viscontiana película “El Gatopardo”: A veces es necesario que algo cambie, para que todo siga igual.
 http://politica.elpais.com/politica/2011/08/14/actualidad/1313343760_653017.html

Anuncios
Posted in: Solo Blog