“LA CAM”, LA CUEVA DE ALÍ BABÁ. ¿ES CAM, O CAMPS, TODO LO QUE RELUCE EN VALENCIA? (27.07.2011)

Posted on julio 27, 2011

1


Que la CAM, Caja del Mediterráneo, era un nido de perversas prácticas financieras, había llegado hasta a mis oídos, y eso que no tengo la agudeza sensitiva para las escuchas de Dolores de Cospedal, ni tampoco soy “amiguito del alma” ni me “quiere más que un huevo”, Francisco Camps, para que me lo haya soplado.

Ahora ya todo es más fácil deducir, tras los informes que están sacando los inspectores que intervienen al dictado del Banco de España y la administran en nombre del FROB. Así, dos días antes de esa intervención, temiéndose lo que les venía encima, concedieron una prórroga a la Generalitat Valenciana de 200 millones de euros que tenía concedidos y no devolvían. Y no quiero seguir con lo que ha significado sus ruinosos negocios en “Terra Mítica”, sí un apunte, que le costó al erario público y a esas cajas de ahorros levantinas, 400 millones de euros, consiguiendo además la revalorización de todos los terrenos que le colindan, en una superficie superior al millón de m2, y que casualmente figuraban a nombre de la suegra de 97 años de Eduardo Zaplana, por entonces presidente de la Generalitat, (el que entró en la política para forrarse, como consta en los autos judiciales sobre el “caso Naseiro” de financiación ilegal del PP, y así hizo con destino a Telefónica cuando ya no le cabía más money)

También los directivos de la CAM, situándonos en la semana pasada, se han estado dando créditos para cinco y seis años al 0% de interés con el visto bueno del Gobierno de Francisco Camps. Los mismos regentes que se incrementaron en un 39% en el último año sus cobros por asistencias a Consejos de Administración. Idéntico sucedió por sus asistencias en la comisión de inversiones (con un aumento del 22%) y en la de retribuciones (un 50% de incremento), a los que cabe sumar 1,4 millones recibidos por estos mismos directivos de la CAM por asistir a los consejos de administración de sus sociedades participadas. Y todo ello a pesar de que dicha entidad financiera estaba sujeta a un plan de saneamiento. En cambio, para que cobrasen en su día las mismas y millonarias pensiones, estos directivos se redujeron sus aportaciones en más de un 31%. Como suelen hacer estos elementos delictivos, llamados directivos, la reducción de costes, para atender el plan de saneamiento, vino a través de la reducción de su plantilla de personal a través de las prejubilaciones con un ERE que puso fuera de la Entidad a 937 de sus trabajadores, y coste de 200 millones, así como el cierre de 106 de sus oficinas; así hasta su intervención por el Banco de España el pasado viernes.

Los nuevos administradores de Caja Mediterráneo (CAM), nombrados por la comisión rectora del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), a través de este Fondo, que es dinero de todos, ya que al final vienen de nuestros ahorros, han tenido que inyectar urgentemente 2.800 millones de euros a la CAM y otorgar una línea de crédito por 3.000 millones de euros de disponibilidad inmediata para asegurar su liquidez. Me da igual que hoy sea la CAM del PP, ayer la Caja de Ahorros de Castilla-La Mancha del PSOE o Caja Sur de los obispos de la católica iglesia y a los que también tanto les gusta el dinero de los demás. La cuestión es que, con lo que ya se sabe de estas entidades, no estén todos estos presuntos delincuentes con sus patrimonios embargados y bajo fuertes fianzas en libertad provisional o encarcelados incondicionalmente por temor a sus fugas. También me da pena que esa CAM no se quede definitivamente en manos públicas para crear una red de entidades financieras al servicio del interés general y así, cuando el Gobierno aprueba línea de financiación ICO para las necesitadas pymes, autónomos, o la debería con las hipotecas antes de los embargos, llegue correctamente a su destino, y no se sanee ahora con dinero de todos para volverlo a sacar a subasta a otra banca privada. Por cierto, Botín del Santander, que de tonto no tiene ni su botín, ya se ha interesado en su privatización. No olvidemos que hasta en la Alemania de Merkel funciona una amplia red de entidades financieras públicas, o en régimen cooperativos de sus ahorradores y otras dependientes de sus Estados Federales.

Y también me preocupa que el que dirige el Banco de España bajo un Gobierno llamado socialista, de nombre Miguel Ángel Fernández Ordóñez,–zapatero a tus zapatos- en vez de vigilar y controlar -como es su misión y por lo que cobra del erario público tan millonario sueldo- a estas entidades bancarias que más parecieran tiendas de embutidos, haya tenido sus cinco sentidos “centrados” pero para ser un portavoz de los mercaderes especulativos, exigiendo rebajas de salarios, de pensiones, favorecer los despidos laborales y “adelgazamiento” del Estado del Bienestar; materias que no son de su competencia.

¿Para cuándo la responsabilidad política y penal? La respuesta no está en el viento, como decía Bob Dylan, sino en el 15-M: No hay pan para tanto chorizo. Imitemos a Islandia.

Anuncios
Posted in: Solo Blog