HACE 75 AÑOS (de “Mis Apuntes” en Facebook 18.07.2011)

Posted on julio 26, 2011

0


Aquel 18 de julio, hace ahora 75 años, la felonía de un grupo de sátrapas golpistas, al mando de un acomplejado y psicópata general Franco, se sublevaba en la África colonial contra el orden constitucional republicano, cinco meses después de unas elecciones generales que significaron la derrota en las urnas de la derecha terrateniente y clerical procediente del medievo que se resistía a desaparecer por mor de los tiempos. No eran buenos tiempos para la lírica democrática por los vientos del fascio que recorrían Europa, tras la profunda crisis económica que significó el crack bursátil del Wall Street de los especuladores de aquella hornada que ya los había.

Tres años de aquel horrendo episodio de nuestra historia les costó a las huestes golpistas, ayudadas por el nazi-fascismo europeo y con la vergonzosa inhibición de las potencias democráticas, su triunfo para dar paso a la sanguinaria y vengativa dictadura de cuarenta años que le sucedió a la asesina contienda militar.

Se nos fue con esta tragedia la esperanza de adelantar en el tiempo una España moderna y culta, y con ella lo más preciado que teníamos: desde Lorca a Machado. Pero no pudieron parar la historia.

Los que se sublevaron al grito de ¡Abajo la inteligencia, viva la muerte!, como los dos perlas que reflejo en la foto de este post, no llegaron a vivir para comprobar su patética hazaña: ser un paréntesis vergonzoso de nuestra historia a la que le sucedió nuevamente la democracia, eso que dijeron enterrar en nombre de Dios, para siglos y siglos, bajo las patéticas coartadas de acabar con rojos y judeo-masones.

Si su saña fue fundamentalmente contra la cultura de aquella época, (fieles seguidores de la máxima goebelsiana: ¡¡Cada vez que oigo la palabra cultura, echo mano a mi pistola!!) poniendo fin a esa joven y comprometida generación del 27, truncando sus vidas con sus cobardes fusilamientos o castrándolas con el duro exilio, no por ello pudieron acabar con su obra.

Por ello, no es de extrañar que recordemos hoy y hagamos obligado reconocimiento, a tantos y tantos cientos de miles de españoles que fueron víctimas de esta barbarie, les tocara en el frente que fuera, y donde tantos derrotados aún yacen bajo las cunetas pendientes de que se cierre esa página ignominiosa de nuestro pasado, incapaz nuestra democracia de haberle dado su merecido descanse en paz con sus familias.

Sirva la memoria histórica para no olvidar, junto al grito de nunca más, con dos poetas que sobrevivieron al 18 de julio para hacernos llegar lo que escribieron entonces en sus crónicas poéticas. El poeta zamorano: León Felipe, que conociera también el exilio, y el poeta chileno universal: Pablo Neruda, que pocos días antes de su muerte ¿envenenado? conocería en sus carnes otra vergüenza sanguinaria: el golpe de de Estado de Pinochet.

LEÓN FELIPE A FRANCO
Tuya es la hacienda…

Tuya es la hacienda…
la casa, el caballo y la pistola…
Mía es la voz antigua de la tierra.
Tú te quedas con todo
y me dejas desnudo y errante por el mundo…
mas yo te dejo mudo… ¡mudo!…
¿Y cómo vas a recoger el trigo
y a alimentar el fuego
si yo me llevo la canción?

El GENERAL FRANCO EN LOS INFIERNOS (Pablo Neruda)
Desventurado, ni el fuego ni el vinagre caliente
en un nido de brujas volcánicas, ni el hielo devorante,
ni la tortuga pútrida que ladrando y llorando con voz de mujer muerta te escarbe la barriga.
buscando una sortija nupcial y un juguete de niño degollado,
serán para ti una puerta oscura,
arrasada.

En efecto.
De infierno a infierno, ¿qué hay?
En el aullido de tus legiones, en la santa leche
de las madres de España, en la leche y los senos pisoteados
por los caminos, hay una aldea más, un silencio más
una puerta rota.

Aquí estás. Triste párpado, estiércol
de siniestras gallinas de sepulcro, pesado esputo, cifra
de traición que la sangre no borra. Quién, quién eres,
oh miserable hoja de sal, oh perro de la tierra,
oh mal nacida palidez de sombra.

Retrocede la llama sin ceniza,
la sed salina del infierno, los círculos
del dolor palidecen.

Maldito, que solo lo humano
te persiga, que dentro del absoluto fuego de las cosas,
no te consumas, que no te pierdas
en la escala del tiempo, y que no te taladre el vidrio ardiendo ni la feroz espuma.

Solo, solo, para las lágrimas
todas reunidas, para una eternidad de manos muertas
y ojos podridos, solo una cueva
de tu infierno, comiendo silenciosa pus y sangre
por una eternidad maldita y sola.

No mereces dormir
aunque sea clavados de alfileres los ojos: debes estar
despierto, general, despierto eternamente
entre la podredumbre de las recién paridas,
ametralladas en Otoño. Todas, todos los tristes niños
descuartizados,
tiesos, están colgados, esperando en tu infierno
ese día de fiesta fría: tu llegada.

Niños negros por la explosión,
trozos rojos de seso, corredores
de dulces intestinos, te esperan todos, todos, en la
misma actitud
de atravesar la calle, de patear la pelota,
de tragar una fruta, de sonreír o nacer.

Sonreír. Hay sonrisas
ya demolidas por la sangre
que esperan con dispersos dientes exterminados
y máscaras de confusa materia, rostros huecos
de pólvora perpetua, y los fantasmas
sin nombre, los oscuros
escondidos, los que nunca salieron
de su cama de escombros. Todos te esperan
para pasar la noche.

Llenan los corredores como algas corrompidas.
Son nuestros, fueron nuestra
carne, nuestra salud, nuestra
paz de herrerías, nuestro océano
de aire y pulmones. A través de ellos
las secas tierras florecían. Ahora, más allá de la tierra,
hechos substancia
destruida, materia asesinada, harina muerta,
te esperan en tu infierno.

Como el agudo espanto o el dolor se consumen,
ni espanto ni dolor te aguardan. Solo y maldito seas,
solo y despierto seas entre todos los muertos,
y que la sangre caiga en ti como la lluvia,
y que un agonizante río de ojos cortados
te resbale y recorra mirándote sin término.

Pablo Neruda
España en el corazón.
1936-1937.

Anuncios
Posted in: Solo Blog